Comentarios insultantes serán borrados y los usuarios bloqueados


La Declaración Universal de Derechos Humanos es un acuerdo de mínimos, establecido libremente entre prácticamente todas las naciones de la tierra. Esta declaración prohibe explícitamente en su artículo 4¡²³¤€ las torturas y las penas o tratos crueles. Muchos consideramos que la única interpretación razonable de esta prohibición, es que la pena de muerte corresponde a ambas cosas y es por lo tanto contraria a los ideales de la Declaración.

De acuerdo a Amnistía Internacional, en el año 2008 los cinco países en que más personas fueron ejecutadas son: China, Irán, Arabia Saudita, Estados Unidos y Pakistán.

Afortunadamente, en Europa y Asia Central el tema está resuelto: sólo en Bielorusia aún se realizan ejecuciones. En América, Estados Unidos es el definitivo "campeón" en materia de castigo criminal, con un increíble 2.3 millones de personas en cárceles, y más ejecuciones que ninguna democracia. En Asia, es Singapur tiene la tasa más alta de ejecuciones por habitante, al tener una población de 4 millones y haber condenado a la horca a 400 personas en los últimos 13 años.

Examinar los muertos de un día cualquiera en el mundo es muy revelador. Por ejemplo, el 12-02-2005, el día en que se escribió este artículo, hubo ejecuciones en EEUU y en Singapur:

Argumentos contra la pena de muerte

Kenneth Lee Boyd, el prisionero número 1,000 en ser ejecutado en USA desde 1976 cuando volvieron a tener pena de muerte, por haber asesinado a balazos a su esposa y a su padrastro.
Tenía 57 años de edad, el crimen lo cometió en 1988.

actualidad

Nguyen Tuong Van, australiano ahorcado en Singapur por haber intentado llevar a Australia 400 gramos de heroína. Tenía 25 años de edad, el crimen lo cometió en 2002, de acuerdo a las leyes de Singapur la horca es obligatoria para cualquiera que importe más de 15 gramos de heroína.


En el futuro, la gente considerará la guerra contra las drogas una de las mayores estupideces de los siglos XX y XXI.

Estoy en contra de la pena de muerte. Algunos dicen: "pero estos son terribles asesinos, violadores, gente que no merece vivir". El debate sobre la pena de muerte no se trata de quiénes son ellos. El debate se trata de quiénes somos nosotros.

¿Necesitamos la pena de muerte para ciertos delitos? ¿Por qué?