EL ESTÓMAGO DEL SEÑOR BARRIGA

Chavo: ¡Fue sin querer queriendo!
Sr. Barriga: ¡Sí, sí, ya lo sé! ¡Siempre ha de ser lo mismo! Cada vez que llego a la vecindad me recibes con un golpe. ¡Y de cada 10 golpes, 9 son en el estómago!
Chavo: Porque Ud. de cada 10 kilos, 9 son estómago.
Sr. Barriga: Gracias.
Chavo: No hay por donde. Es que Ud. tiene muchisisisisisisisisísimo estómago...osea casi todo es estómago.
Sr. Barriga: Adelante.
Chavo: Ni modo que por atrás... atrás...
Sr. Barriga: ¡¡Yaaa!! ¿Está Don Ramón en su casa?
Chavo: ¡Sí!...¡No! (PUMM)
Sr. Barriga: ¡¡¿Pero qué te has propuesto, acabar con mi estómago a golpes?!!
Chavo: ¡No pues cuando acabo!
Sr. Barriga: Mira, un día te voy a dar 2 cachetadas que vas a durar una semana con los cachetes hinchados.
Quico: ¿Me hablaban?
Chavo: No.
Quico: ¿No? ¿No? Cómo no, si yo oí que hablaban de unos cachetes inflados.
Chavo: Es que el Señor Barriga dice que los cachetes se hinchan con las cachetadas.
Quico: Ah si... Sr Barriga. ¿a Ud. le dieron muchas cachetadas en el estómago?
Sr. Barriga: ¡Otro!


Don Ramón: Mira Chavo, conste que te dije que no te iba a pegar pero estás haciendo unos méritos...
Chavo: ¿Yo por qué?
Don Ramón: ¿Yo por quée..? ¿Qué ya no te acuerdas lo que hiciste con mis corbatas?
Chavo: Fue sin querer queriendo.
Don Ramón: ¡Fue sin quierer queriendo!
Chilindrina: No es la primera vez papá; la semana pasada agarró tus corbatas como cuerda para amarrar un perro.
Don Ramón: ¡Sí, ya lo sé!
Chavo: Y le dio rabia.
Don Ramón: ¡Claro que me dio rabia!
Chavo: ¡Yo digo el perro, menso!
Don Ramón: ¡¡¿Quéee?!!
Chavo: Bueno... es que, bueno, la Chilindrina es la que me lo dijo, pero me late que son puros cuentos.
Chilindrina: ¡Nada de cuentos! ¿qué no le viste el hocico?
Chavo: ¿Al perro o a tu papá?
Chilindrina: ¡Al perro!
Chavo: Tenía el hocico asi... como... casi tan grande como el de tu papá.
Don Ramón: ¡¿Quée?!
Chilindrina: Mira Chavo, no me has entendido. Yo me refiero a la espuma.
Chavo: ¿Espuma?
Chilindrina: Espuma.
Chavo: ¡No, no es puma, es perro.! Porque el puma no se parecen a los perros, se parecen a los gatos. Y los gatos no se parecen a tu papá en el hocico grande. Sólo se parecen a tu papá en los ojos y en que no se bañan.
Don Ramón: ¡¡Mira ya basta!! Chilindrina, ¿dices que el perro tenía el hocico lleno de espuma?
Chilindrina: Sí papa. Y tú me has dicho que cuando un perro tiene espuma en el hocico es porque tiene rabia.
Don Ramón: Por supuesto, cuando... como la espuma...
Chavo: ¡¡Ah!! ¿tú dices espuma asi de los jabones?
Chilindrina: Ay Chavo, qué inteligente te has vuelto últimamente. ¿Ahora sí recordaste que el perro tenía espuma en la boca?
Chavo: Sí pero es que yo le estaba lavando los dientes.
Don Ramón: ¿Que tú le estabas lavando los dientes a un perro?
Chavo: ¡Es que él no podía solito!
Don Ramón: Se necesita ser menso para lavar a un perro... Chilindrina...¿qué pasó ese día que no encontraba yo mi cepillo de dientes?
Chilindrina: ¡Ejé! ¡Ojó! ¡Ajá!
Chavo: Pero yo le devolví el cepillo de dientes a la Chilindrina.
Chilindrina: Y yo te lo devolví a ti... je.
Don Ramón: ¡Si serás! ¡¡Si serás!! ¡Y luego por qué vienen las enfermedades!
Chilindrina: ¡¡¿Cómo cuáles enfermedades?!! ¡¡¿Tú no sabes las cantidad de infecciones que se pueden transmitir con un cepillo de dientes?!!
Chavo: ¡Con razón se murió el perrito!
Chilindrina: Papi... ¿papi, estás enojado?
Don Ramón: ¡¡Sí!!
Chavo: ¡Pobre animal!
Don Ramón: ¡¡¿Quée?!!
Chavo: Yo digo el perro.
Chilindrina: Especifica.



EL REGALO PARA QUICO

Chilindrina: ¡Mira!
P. Jirafales: Buenos días muchachos.
Chilindrina: ¡Qué curioso animal!
Chavo: ¡Y viene con un gato!
P. Jirafales: ¿¿Qué??
Chavo: ¿Pues qué es eso?
P. Jirafales: Una mascota.
Chavo: Pues parece gato.
P. Jirafales: Es un gato, pero sirve para usarse como mascota.
Chavo: ¿Para qué sirven las mascotas?
Chilindrina: ¡Para usarse como gatos!
P. Jirafales: ¿!... Si... ¿Y Quico?
Chavo: ¡Para usarse como burro!
Chilindrina: ¡Ja ja ja ja ja! ¡Sí es cierto! ¡Ja ja ja..!
P. Jirafales: Pregunto que si no has visto a Quico por ahí.
Chilindrina: ¿Vino a ver usted a Quico..o a la mamá de Quico?
P. Jirafales: Bueno... a los dos. Pero el gato es para Quico.
Chavo: ¿Para Quico?
P. Jirafales: Si. Es que la semana pasada fue santo de Quico y yo no pude venir a traerle ningún regalo. A propósito ¿saben ustedes si a Quico le gustan los animales?
Chilindrina: ¡Le encantan! Cuando va al zoológico se siente como en familia.
Chavo: Pero no sabe mucho de animales. Ni siquiera sabe cual es el animal que come con la cola.
P. Jirafales: ¿Hay algún animal que come con la cola?
Chavo: Pues sí.
P. Jirafales: ¿Cuál?
Chavo: Todos. Ni modo que se la quiten para comer.

JUGANDO A LOS ASTRONAUTAS

Chilindrina: ¿Qué estás haciendo Chavo?
Chavo: Mira, estoy jugando a que ésta era mi nave cuete y que me iba...
Chilindrina: No se dice cuete, se dice "cohete".
Chavo: ¿y yo que dije?
Chilindrina: Cuete.
Chavo: ¿y cómo es?
Chilindrina: Cohete.
Chavo: ¿y yo que dije?
Chilindrina: Cuete.
Chavo: ¿y cómo es?
Chilindrina: Cohete.
Chavo: ¿Y yo que dij...?
Quico: ¡Aay! ¡ya cállate cállate cállate que me desesperas!
Chavo: Es que la Chilindrina me está diciendo que no diga como yo digo sino que diga como ella dice pero ella también dice como yo digo.
Quico: ¿!
Chilindrina: Eso no es cierto, porque él dice "cuete" y como se debe decir es "cohete". Fíjate bien: Co-he-te. Porque va con H después de CO y antes del ETE.
Chavo: ¿Tú notas la diferencia?
Quico: Pues claro que sí menso. Porque yo se hablar muy bien el lenguaje que usan los "astronuatas".
Chilindrina: Pues pa' que te lo veas que tampoco se dice "astronuatas". Se dice "astronatas".
Quico: ¿Es cierto?
Chavo: Claro que sí menso. Astronatas, con H después del ASTRO y antes de las ÑATAS. ¿Verdad?
Chilindrina: Pues...si...