Estaciones de Tinta Negra

El Libro del Chizzo y Fernando Vera

la renga


chizzo
estaciones de tinta negra


Estaciones de Tinta Negra


la renga

Entrevista al Chizzo acerca del Libro

chizzo

estaciones de tinta negra

Gustavo Nápoli, voz y guitarra de La Renga, presenta uno de sus tesoros más preciados: “Estaciones de tinta negra”, un libro de poesía, resultado de años de escribir hasta en servilletas. Un recorrido sensorial que brotó desde el alma.
Pocos músicos tienen la calidez de Gustavo Nápoli, o Chizzo, como prefieran llamarlo. Es un tipo que siente como pocos. Humilde hasta el cansancio, no se deja lleva llevar por los aires de la fama, no obstante estar a la cabeza de la banda de rock más convocante de Argentina y que posee un arrastre impensado en Chile. En esta ocasión, el músico deja a un lado la guitarra y nos habla de su veta poética, aquella que lo llevó, tras años, a editar su primer libro junto a un amigo de la adolescencia Fernando Vera, titulado “Estaciones de tinta negra”, una selección de 73 poesías que hablan de amor, de sociedad, de la mente. De todo.


¿Qué relación tienen estas poesías con las letras que escribes en La Renga?

Chizzo: Estos escritos los tenemos con Fernando de mucho tiempo, de cuando teníamos 16, 17, 25 años, en fin. Algunos conservan también la inocencia de esos años. En mi caso, fueron escritos que no llegué a ponerles música, eran medio complicados para ponerles una música de rock así bien como va al frente la nuestra.

Al leer los poemas, se aprecian desengaños, desilusiones…

Chizzo: Pasa que son cosas que nos tocaron vivir a partir de la adolescencia. El libro lleva un hilo, no está cronológicamente ordenado, pero se agrupa en estados anímicos que son las siete estaciones. A la poesía hoy la dan como descartada, que murió a partir de los años ‘60 o ‘70, y no debería ser así. Nosotros la partimos alabando. La poesía puede llegar a liberar la mente de uno y llevarlo por estados. Al estar estructurados los estados de la vida uno no puede penetrar ahí. Te hace sentir que estás del otro lado: puedes hablar de amor por momentos, es mental, es social, etc.

¿Cómo los seleccionaron?

Chizzo: Hubo que desenmarañar un montón de escritos que estaban en papeles, servilletas, recortes de revistas, cajones, etc. Empezás a desempolvar y te hace volver al pasado y decir ¡uh, mirá en el estado en que estaba yo acá, ja!

¿Cómo fue la presentación del libro?

Chizzo: Lo presentamos justo para el cierre de la feria del libro de acá. La gente (de la feria) estaba desarmando todo y había más de mil personas que querían que le firmáramos el libro, la gente desarmaba y nosotros seguíamos ahí firmando. Sin comentar nada a los medios la sala se llenó igual. Nos gustó mucho.

Fans de La Renga imagino…

Chizzo: Si, principalmente fans de la banda, pero también gente más ligada a la literatura que nos hizo comentarios favorables, gente que no sabía que se abordaban estos temas dentro del rock. Al rock lo tienen como algo muy cuadrado y todas esas cosas, pero los sentimientos y la forma de expresarlos siempre están ahí. También a la gente le llamó la atención la forma de presentarlo, es una edición que tiene un peso, da para guardarla, que se yo. Es como si hubiéramos hecho la tapa de un disco, con un material distinto, el arte, etc. Carolina, mi mujer, nos ayudó mucho con eso, se encargó de los dibujos. Llevó el caos hacia una forma definida.


¿Cuáles son las proyecciones para el libro?

Chizzo: Se está laburando para que el libro llegue a lugares como Chile, Uruguay, España y otros países limítrofes. Está muy perdida la poesía acá y en todos lados. Me comentan algunos hermanos de Chile que vienen acá y se vuelven locos con las librerías de calle corrientes. Actualmente, la mente de la juventud está muy empobrecida, de la gente también. Está muy chato todo.

De tus palabras queda la sensación que, más que sólo mostrar poesía, buscas remover conciencias…

Chizzo: Exacto. Un poco incentivar a que se agilicen las mentes, que se busque la libertad de expresión. Que uno y que todo el mundo sepa que se puede hacer.

Hace poco tiempo, Fito Páez dijo en entrevistas a medios chilenos que el rock argentino de ahora, en las letras, no tiene nada que ver a lo que se hacía antes, que no había evolución mental en la creación. Este libro es casi una respuesta hecha para el comentario…

Chizzo: Totalmente, siempre hay un sector del rock que te tira palos, siempre es así. Edelmiro Molinari por ejemplo, que es un legendario de acá (Molinari, guitarrista, participó en bandas como Almendra junto a Spinetta y Color Humano) ha estado con nosotros y se copa mucho con nuestra movida. Hay de todo. Pasa por algo de afinidad.

Fernando Vera: es el otro autor del libro. Amigo de la adolescencia de Chizzo, hoy trabaja (como tantos amigos mas) junto a La Renga. De su puño y letra surgió casi la mitad de los escritos publicados en el libro. Sobre “Estaciones” Fernando cuenta: “la difusión la hicimos a través de el boca a boca, y luego se sumaron algunos medios que supieron de esto”.





Estaciones de Tinta Negra


la renga
Dejá que diga que ya no soporto tu asquerosa visión...