Cartas de un hijo a su padre

Espero que les guste, que tengan un feliz día este domingo aquellos que sean padres y los que aun no somos a valorar al que tenemos..


No me des todo lo que te pida, a veces sólo pido para ver hasta cuánto puedo tomar.

No me grites, te respeto menos cuando lo haces, y me enseñas a gritar a mí también, y yo no quiero hacerlo.

No des siempre órdenes... Si en vez de órdenes, a veces, me pidieras las cosas, yo lo haría más rápido y con más gusto.

Cumple las promesas, buenas o malas... Si me prometes un premio dámelo, pero también si es castigo.

No me compares con nadie, especialmente con mis hermanos. Si tú me haces lucir mejor que los demás, alguien va a sufrir, y si me haces lucir peor que los demás seré yo quien sufra.

No cambies de opinión tan a menudo sobre lo que debo hacer, decídete y mantén esta decisión.

Déjame valerme por mí mismo, sí tu haces todo por mí, yo nunca podré aprender.

No digas mentiras delante de mí ni me pidas que las diga por ti, aunque sea para sacarte de un apuro, me harás sentir mal y perder la fe en lo que me dices.

Cuando yo haga algo malo, no me exijas que te diga por qué lo hice, a veces ni yo mismo lo sé.

Cuando estés equivocado en algo, admítelo. Crecerá la opinión que yo tengo de ti y me enseñarás a admitir mis equivocaciones también.

No me digas que haga una cosa que tú tu no haces, yo aprenderé y haré siempre lo que tú hagas, aunque no lo digas, pero nunca haré lo que tú digas y no hagas.

Enséñame a amar y conocer a Dios. No importa si en el colegio me quieren enseñar porque de nada vale si yo veo que tú ni conoces ni amas a Dios.

Cuando te cuente un problema mío no me digas: no tengo tiempo para boberías o eso no tiene importancia. Trata de comprenderme y ayudarme.

Y quiéreme, y dímelo, a mí me gusta oírtelo decir, aunque tú no creas necesario decírmelo.


Esta es mi hermosa..

A mi padre:
De niño tan seguro me sentía de tu mano,
que el tan solo perderme por segundos,
me hacía sentir como un velero en tormenta.
Más el tiempo fue pasando
y mi cuerpo fue creciendo,
terminé siendo un adolescente
el cual odiaba el tener que agarrarte de la mano,
por miedo de lo que otras personas pensaran
o que me llamaran niño,
más mi intelecto mucho lo sabia,
un gran sabio me creía,
que tus consejos menospreciaba
pensando que tu nada sabías.
Pasé la etapa de adolescente a adulto,
mis ocupaciones y mi trabajo,
de tu lado me despegaron,
tiempo alguno no tuve para disfrutar de tu compañía,
como aquellos viejos dias que entre cuentos
y pescados veiamos transcurrir el dia.

Ahora soy padre y mucho comprendo lo que tu sentías
el tratar de ser mi amigo eso es lo que tu pedías,
en mi ignorancia e inexperiencia pude haber aprovechado
mucho mas de tu sabiduría y estoy cien por ciento seguro
que en estos aprietos que estoy ahora, no lo estaría,
y a la vida le sonreiría.

Gracias por tus enseñanzas,padre,
que trataré de pasárselas a mis hijos algun día.

Fuentes de Información - Cartas de un hijo a su padre

Tags: amor | carta | padre | hijo

Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 10.020 Visitas
  • 10 Favoritos

6 comentarios - Cartas de un hijo a su padre

@adryromancito Hace más de 6 años
y los chicos que no tienen papa?que hacen el domingo?
@adryromancito Hace más de 6 años
por k ellos tienen k saludar a cualkiera!?
@mesorquio Hace más de 6 años
yo quiero un llavero de esos que podes separa la llave del auto de las de la casa...



eso quiero...
@sebascangri Hace más de 5 años
esto eesta en un mail me parece