Un estudio concluye que el consumo de marihuana incrementa el flujo sanguíneo en el cerebro, razón que podría explicar los problemas de memoria que sufren las personas que la utilizan.

Marihuana daña la memoria

Los síntomas permanecen incluso después de un mes de abstinencia.

El hallazgo de los científicos Ronald Herning y Jean Lud Cadet sugiere que los consumidores de marihuana presentan arterias más estrechas, similares a las presentadas en los pacientes que sufren alta presión sanguínea y demencia.

La investigación, promovida por el Instituto Nacional de Abuso de Drogas de Baltimore, esclarece, parcialmente, el por qué de los problemas de memoria o razonamiento que normalmente afectan a los consumidores.

El análisis se fundamentó en una muestra de 54 fumadores, con un consumo variable entre dos y 350 porros a la semana, y 18 personas que no fumaban.

Menos resistencia


El informe, publicado en la revista científica Neurology, muestra como las personas fumadoras presentaron un mayor flujo sanguíneo en el cerebro.

memoria

Este consumo también afecta el llamado índice de pulsatilidad o PI, que mide la capacidad de resistencia al flujo de sangre.

"Los consumidores de marihuana ofrecen valores de PI superiores al que presentan personas con problemas crónicos de alta presión y diabetes", informó Herning.

"No obstante, son menores que los encontrados en pacientes con demencia. Lo claro es la presencia de anormalidades en los pequeños vasos sanguíneos del cerebro".

Estos valores mejoran levemente al cabo de un mes en fumadores que se califican de moderados (15 y 70 porros), pero no sufren alteraciones entre los de mayor cantidad.

Otro estudio, llevado a cabo en la Universidad McGill en Toronto, informó que los fumadores de marihuana pierden unas moléculas en las arterias del cerebro, lo que perjudica su capacidad de aprendizaje.

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/science/newsid_4244000/4244567.stm