Cuento corto de Sci-Fi que escribí el otro día



Noche de tierra llena



Carlitos había crecido escuchando a los viejos hablar de una tierra donde la gente vivía en la superficie y miraba a las estrellas, había oído hablar de como los hombres un día llegaron a esas estrellas y también había oído de como los mismos hombres que llegaron a las estrellas del firmamento se habían exterminado unos a otros en una guerra que los arrastro a vivir en los túneles de la Tierra.


Pero poco se sabia sobre quienes habían construido los túneles de la Tierra, pues estos eran mas antiguos aun, mas antiguos que los viejos que el escuchaba de chico, mas antiguos que esas guerras que relataban los viejos y quizás tan antiguo como ese pequeño aparato que llevaba aquel día en su mochila...

Carlitos siempre había soñado con poder salir de esos túneles y llegar a la superficie, y soñaba con recostarse y mirar el firmamento lleno de estrellas en algo que los viejos llamaban "noche", no sabia bien que era, pero decían que era el mejor momento para observar las estrellas (fuera lo que fuesen las estrellas, porque no tenia ni idea que significaba esa palabra).

El siempre soñaba despierto, y a viva voz prometía que un día cumpliría su sueño. Y a viva voz, como era de suponerse, todos se le reían y burlaban.

Carlitos era mas ingenioso que sus amigos a la hora de recolectar los frutos que crecían en los túneles y mas ingenioso a la hora de utilizar la chatarra que recolectaban.

Y la chatarra que llevaba en la mochila ese día y que había hallado enterrada en un apartado túnel, era especial, él lo sabía.

También sabia que era muy antigua y sospechaba para que servia. Porque algo sabía leer de ese antiguo idioma y con un poco de ingenio sabría como hacerlo funcionar...

Cuando se aseguró de estar solo, se dirigió hacia los niveles superiores de esas inmensas y kilométricas ramificaciones de túneles y recorrió durante horas miles de peldaños rotos que lo llevarían a la ansiada superficie de la tierra... que lo llevarían a esas noches de estrellas en el firmamento de las que siempre había oído hablar a los viejos.

El sabía que llegar a la superficie aplacaría por fin las burlas de la gente, ahora Carlitos sería una persona respetada, sería la persona que llego a la superficie de la tierra, sería el héroe que pasó una noche bajo las estrellas y volvió para contarlo... Carlitos sería un héroe.
Y el solo hecho de pensar en eso lo hacía apurar mas su marcha momento a momento, peldaño a peladaño...

Cuando llegó al último peldaño de la escalera, cansado, se paró frente a esa máquina que no entendía, pero en la que reconocía una inscripción en ese antiguo idioma que decía: "INSERT KEY" y sabía que la ranura debajo de esa inscripción encajaba perfectamente con el pequeño artefacto alargado que traía en la mochila...

Lo sacó, lo colocó en la ranura... y la enorme puerta redonda que estaba justo encima de su cabeza comenzó a moverse, comenzó a abrirse...

Se abrió por fin, en ese momento Carlitos vio la hermosa oscuridad y supo que esa era la noche de la que hablaban los viejos, miro esas luces pequeñas y brillantes que inundaban la noche, y supo que eran las estrellas, las mismas que sus antepasados habían contemplado primero y visitado después...

Carlitos se sintió feliz de cumplir su sueño, se sintió feliz al saber que siempre había tenido razón a pesar de tanta burla: el había logrado lo que siempre soñó en voz alta... pero mientras ascendía flotando rápidamente hacia las estrellas, también sabia que no iba a poder volver para contárselo a nadie... sabía que ese momento de felicidad era el ultimo momento de su corta pero por fin valiosa vida... y mientras se dormía para siempre flotando sobre la noche fría y estrellada, sobre una tierra grisácea y llena de cráteres, pudo ver a esa esfera azul frente a el, y fue el único hombre vivo en saber que los túneles donde vivían no eran túneles de la tierra, eran los túneles de la luna, a donde se había refugiado la humanidad...y esa esfera azul era la tierra, ese lugar donde la humanidad había observado por miles de años a las estrellas en las noches... esa Tierra ahora observaba el cuerpo de Carlitos flotar por la superficie lunar, dirigiéndose a la inmensidad del espacio... a la inmensidad de una noche fría y estrellada.

FIN.



Obviamente no espero recibir puntos(suena a que los estoy pidiendo a través de la falsa molestia) jaja pero me gustaria que lo leyeran y me lo critiquen para poder mejorar.

Y para todos los amantes de la ciencia ficción prometo dentro de poco hacer un compilado de e-books en un posteo como la gente para poder llegar a full user y poder entrar a todos los posts y decir estupideces como hacen tantos aca jejej.. De onda, muchas gracias por leerlo!