Grandes hoteles de montaña | Parte 2

Grandes hoteles de montaña | Parte 2

Gran Hotel Viena, el gigante rodeado de lujo y de misterio

Córdoba

Para llegar al lugar del misterio en la ciudad de Miramar a orilla de la laguna de mar chiquita en Córdoba. Hay que recorrer una parte del camino que es de tierra, doblar apenas una curva que deja ver la laguna acercarse despacio para no despertar a los fantasmas, y esquivar los escombros que ha dejado la inundación y el mal tiempo que se abatió sobre ella.

mendoza

Entonces uno se planta al frente y ya puede decir, así que este era el famoso hotel Viena, eso se lo pregunto así misma Patricia Zapata mi anfitriona y fue suficiente para que empezara a descubrir uno tras uno, a todos los secretos que guarda.
Patricia me contaban que había fantasmas en el hotel, por eso no quería venir. Además que sus padres la mantenían alejada del lugar, al igual que sus abuelos hacían lo mismo con ellos.
En realidad la frase más común, con respecto al hotel y sus empleados, es que aquello era de ellos, y que era aquello y que era de ellos ahí estaba mi gran duda.

la leyenda de un hotel en ruinas

En este rinconcito de Miramar vivían otro tipo de inmigrantes, la mayoría eran alemanes, austriacos y croatas que en realidad no sociabilizaban con la localidad de Miramar, por eso también todos se mantenían alejados. Miramar tan pequeña y un hotel tan grande, cinco estrellas, con un servicio no conocido para la época y la zona.
Parecía mas un cuartel, un hotel o una fortaleza, algo como lejano, algo que no podía llegar ni antes ni ahora.
Y que clase de misterio podría guardar un hotel? grande por cierto, lujoso seguramente, pero perdido en un extremo de la provincia de Córdoba. A menos que lo que uno quisiera fuera vivir bien pero pasar desapercibido, pero vamos por partes por que las pistas aparecen cuando vamos desmadejando los rastros del Gran Hotel Viena.

gran hotel viena

Bueno lo que sabemos es que al Hotel Viena lo construye una empresa Alemana llamada Manesmann, la misma empresa que construyo el obelisco de Buenos Aires, entre 1940 y 1945, se construye por etapas. Cada etapa se financió con los resultados del funcionamiento del propio hotel. La historia oficial dice que este hotel se levanta por que uno de los hijos de Máximo (director de Manesmann) y su esposa Melita, estaban muy enfermos. Y unos médicos de Buenos Aires le aconsejaron los baños curativos de la Laguna de Mar Chiquita y aplicaciones de Fango. Nada tenía que perder Melita y su hijo y allá partieron por el verano de 1938.
Aparentemente reciben el milagro de la curación de sus enfermedades y ofrendan el Gran Hotel Viena a la laguna.
Hay un sector principal, que era para la aristocracia europea aparentemente, otro sector para el personal bilingüe, un hotel con ascensores, aire acondicionado, calefacción central, seguridad privada, cubiertos de plata, biblioteca, sucursal bancaria, distribución de agua y una misteriosa torre con seguridad privada.


Los relatos de patricia acaban de darle más misterio al hotel, ya tenemos al dueño un señor alemán llamado Máximo Pahlke y ella también hablo de misteriosas torres con seguridad privada, en Miramar en ese tiempo, yo creo que era un mirador, más propio de un campo de concentración que de un complejo hotelero de lujo de los años ’40, pero también hablo de ex empleados y Don Felipe es un hombre de buen humor, con solo llegar al Hotel donde trabajo buena parte de su vida, le levanta el animo aunque lo vea así como carcomido por el agua, vacío, ajeno al gran bullicio que tenia cuando la juventud le hacia cosquillas en el cuerpo y en el alma.

Grandes hoteles de montaña | Parte 2

Felipe: Yo tenia 19 años, los veinte los cumplo acá, con el cargo de Jefe de mantenimiento y compra.
Bien la vida en el Hotel era como lo que se vivía en ese tiempo en la música, un romanticismo, había muchos romances, el romanticismo de la geografía y la estructura del edificio. Lo que más recuerdo es la puesta del sol, impresionante!
Cuando fue que empezó a trabajar Felipe en el hotel?
Fue en plena guerra mundial, pasados apena los años 40, lo contrato el dueño Máximo Pahlke, que lo fue a buscar a la estación de tren donde el antes trabajaba, a unos 5 kilómetros y lo puso a trabajar inmediatamente, pero algo raro vio Felipe desde el principio.
Cuando llego al hotel por primera vez comienzo a conocer, pasaron los días y me interiorizo bien con los sótanos, las habitaciones, y quizás me convierto en un fantasma como los que quizás estén cruzando ahora por atrás nuestro.
Había dos antenas una sobre el hotel y otra sobre la torre, se veían movimientos, pero de día se las notaba estáticas.
Esta historia esta aun por escribirse, Miramar tiene aquí un ramillete de verdades y semi-verdades de leyendas que han ido creciendo, en la medida que el ocultamiento mismo crecía. Es peligroso el trabajo de destrabar parte de la historia de echar luz sobre las sombras. Avancemos con la historia:
El hotel solo recibía turistas? O fue un refugio para algunas personalidades que llegaban de Europa?
Aquí hubo personas extrañas, y personas que no entraban por la puerta principal si no por la cochera con autos de lujo.
El hotel se creo durante la segunda guerra mundial, en una Argentina que recibió a gente de gran controversia, que recibió a jerarcas nazis.
Pahlke construyo el hotel a partir de principios de 1940 y lo abrió en 1945, ósea empezó la guerra y termino la guerra.
Echemos una mirada al Viena que brillaba como un diamante en el solitario noreste de Córdoba, en plena pampa gringa.

Córdoba

La recepción del hotel era muy importante, muy linda con un mostrador esquinero, se le tomaba nota y conserje y se llevaba la gente a una sala de estar, un living, se los hacia sentar en unos sillones bien pulidos de cuero que había. Después venia la mucama y de acuerdo a lo que había acordado antes en la recepción se los llevaban.
Había una parte de cinco estrellas, otra de cuatro y otra de tres estrellas. Desde una de las torres se escuchaba una serie de golpes, como de un telégrafo pero este artefacto era mucho más grande.
A Patricia Zapata la llaman la loca del Viena, y ella esta recogiendo los últimos testimonios orales que pueden resolver el enigma del hotel de la laguna de mar chiquita, arriesga una teoría, dice que el Viena pudo haber sido un refugio de postguerra, clave una vez que la guerra estuvo perdida, por eso hubo transformación de un hotel a un refugio de máxima seguridad cuando Alemania pierde la guerra.

mendoza

Ahí puede entrar a cerrar mucho mas la historia, gastar 25 millones de dólares en una localidad de menos de mil habitantes, no hubiese tenido un recupero económico ni de mediano o largo plazo, tecnología de punta, tecnología alemana, no necesitaban mezclarse con los miaramarenses y se abastecían con las grandes ciudades, por eso solo había un pequeño avance económico en el pueblo.
Generalmente llegaban hombres solos sin familias acompañados de mucha gente y de nacionalidad europea, hay demasiadas preguntas.
Mas allá del misterio los baños termales fueron el origen del Gran Hotel Viena, el hotel tuvo su época de oro mucho después de que el dueño Máximo se fuera de Argentina, los sucesivos dueños lo explotaron incluso hasta pasados los años ochenta, igual el hotel estaba condenado.
En 1977 la laguna empezó a subir, a subir y ya nunca paro.

la leyenda de un hotel en ruinas

Pahlke solo estuvo meses al frente del hotel, se dice que murió muchos años mas tarde en Suiza. Quedando como dueño el Jefe de seguridad del establecimiento el señor Krüger, de nacionalidad alemana por supuesto. Él era la única persona que sabía el verdadero funcionamiento del hotel. El muere envenenado en la zona de cocheras y por casualidad se lo llevan a otra localidad para su entierro y no se habla más de él. A excepción de un escaso rumor que dice que por la noche se lo sigue viendo merodeando, vigilando los pasillos del hotel.

gran hotel viena

Algún influjo especial emana de ese gigante dormido relacionado con lo paranormal siendo prácticamente desconocido desde que el agua de la laguna lo apago para siempre, hace unos meses llegaron a Mar Chiquita técnicos norteamericanos con sofisticados equipos de ultrasonido se propusieron investigar noches enteras si había alguna forma de vida en la perturbadora habitación numero 106. Cuando la gente va en las visitas guiadas al hotel automáticamente al pasar cerca de esta misteriosa habitación numero 106 siente algo raro. Y aun hoy los visitantes sienten esa energía extraña.
Que mas parece que sobre el Gran Hotel Viena se hubieran desatado los demonios desde que en 1977 el agua lo hizo naufragar como si fuese el Titanic.
La laguna se llevo 37 manzanas pero el hotel siguió en pie, yo creo que es una señal de que por algo esta en pie, tiene el deterioro propio de haber tenido durante 20 años agua en sus sótanos, pero por suerte tiene cimientos a 14 metros de profundidad.


Es una historia que todavía nadie se animo a darle un fin, mientras tanto los fantasmas circulan por la noche.
Sé que es hora de que esto termine, la luz oblicua y dorada que se derrama por Miramar ha convocado a todos los pájaros para despedir el día. Es increíble como el simple acontecer de la puesta del sol sobre la laguna infinita va hermoseando las cosas muertas, los arboles resecos, las sombras que el sol proyecta, el mismo hotel que hasta parece envuelto en aura místico, se también que la magia dura hasta que las sombras se apoderan de todo para felicidad del Gran Hotel Viena.


Grandes hoteles de montaña | Parte 2

Parte 1

Córdoba

mendoza

El arte de tu escritorio es una comunidad dedicada exclusivamente a la personalización de tu sistema operativo. No hay restricciones en cuanto a sistema operativo ni nada por el estilo simplemente queremos conocer tu desktop. Sacale una captura a tu escritorio para enseñarle a la comunidad cómo se ve nuestro entorno de trabajo en el día a día. También encontraras todo lo necesario para que hagas de el una obra de arte.

la leyenda de un hotel en ruinas

gran hotel viena

Vivir Paraná será la comunidad referencia para habitantes y viajeros, porque desde aquí cubriremos la oferta cultural de la ciudad, los rincones que no aparecen en ninguna guía, las mejores recomendaciones de restaurantes, alojamientos, cursos, paseos y todos lo que hay para hacer.



Grandes hoteles de montaña | Parte 2Córdobamendozala leyenda de un hotel en ruinasgran hotel vienaGrandes hoteles de montaña | Parte 2Córdobamendozala leyenda de un hotel en ruinas

0 comentarios - Grandes hoteles de montaña | Parte 2