Ciencia y religión eran lo mismo, ya no lo son.

Ciencia y religión eran lo mismo, pero después pasó algo negro y tormentoso con la religión y ahora la ciencia es la nueva religión tomando su lugar.

Ciencia y religión eran lo mismo, ya no lo son.


El clásico debate de "Ciencia vs Religión" ha sido estudiado, disectado, explorado, profundizado, y en mi opinión, malinterpretado, hasta más no poder. Hoy planeo ofrecerles mi opinión al respecto, que espero aporte un granito de arena al tema y quizás muestra una luz al final del túnel para muchos estancados en la eterna discusión de "cuál es más importante"...

Soy de la opinión de que en su núcleo ambas filosofías son la misma cosa, pues en realidad ambas quieren darnos una respuesta bastante primordial a incógnitas que nos acompañan desde que tenemos uso de razón: ¿De dónde provenimos? ¿Qué es esta realidad que experimentamos?

Busquen cualquier teoría científica sobre el origen del universo, o de lo que es la realidad, y contrasten con las creencias de prácticamente cualquier religión, y al final de cuentas, esas son las preguntas que queremos responder...

La Ciencia nos propone leyes de naturaleza apoyadas en matemática y lógica. La Religión nos propone explicaciones divinas de una Creación por un Creador. Como simple ejemplo, el Génesis en la Biblia Cristiana no es más que el Big Bang de la Ciencia. Y Dios no es más que ecuaciones matemáticas en libros de ciencia.

Habiendo dicho eso, viajemos brevemente al pasado a alrededor de hace unos 100,000 años, momento en que surgieron los primeros seres capaces de introspección y entender que están vivos y que existe una naturaleza más allá de sus narices.

Ahora, quiero que se imaginen que son uno de esos seres, y que en una noche tormentosa ven un gran destello de luz, escuchan un tormentoso rayo, y ven como un árbol se enciende en llamas ante el temblor de sus ojos.

¿Cómo explicarían ese suceso?

Pues en ese instante en que alguien ponderó la mágica pregunta "¿por qué?" es que creo que surgió no solo nuestra humanidad, sino el deseo de querer explicar el mundo a nuestro alrededor. Ese deseo de explicar el mundo, es lo que hoy llamamos Ciencia y Religión, y en ese entonces eran una sola cosa.

Obviamente en ese entonces no poseíamos el conocimiento científico del mundo que hoy poseemos, y por tanto no podíamos saber que el fenómeno del rayo que cayó y encendió un árbol tenía una perfecta explicación lógica, basada en el fenómeno del electromagnetismo, por lo que hicimos lo mejor que pudimos hacer en ese momento: Tratamos de adivinar lo que sucedía. Creamos una hipótesis de lo acontecido, aunque noten que como toda hipótesis esta bien podría tornarse errónea con el pasar de futuros descubrimientos, como bien aprendimos milenios después...

La hipótesis que nos creamos en ese entonces, sin evidencia contundente directa, sino que por deducción por falta de variables confiables, es que el rayo era producto de un ser superior que lo había enviado hasta la Tierra, y quizás nosotros tuvimos algo que ver con que ese ser o Dios enviara ese rayo.

Ahí surgió de paso el antropomorfismo, o el sentimiento de que todo gira a nuestro alrededor como humanos. Nos sentimos especiales.

Entonces empezamos a hacernos preguntas en relación a nosotros y esos dioses que suponíamos habitaban el cielo: ¿Nos habíamos portado mal? ¿O quería un dios que descubriésemos el fuego? ¿O quizás estaba algún dios enojado con otros dioses y nosotros los meros mortales estábamos por coincidencia en medio del campo de batalla? ¿Cómo saber qué era lo que estaban haciendo esos dioses?

Pues aparte de que nos inventamos los dioses para explicar la naturaleza, nos inventamos también el rol del Shaman, el Gurú, el Curandero, el Vidente, o el Sacerdote, para que interpretara los deseos de esos dioses, y nos explicara lo que sucedía. Y nacieron las religiones formalmente...

Estos "intermediarios", personas a las que les atribuíamos el don de poder interpretar los dioses, eventualmente empezaron a imponer reglas, mandamientos, cultos, sacrificios, oraciones y todo lo demás que asociamos hoy día a las religiones modernas.

Sin embargo, en todo esto quiero que no pierdan algo de vista: Estas creencias no surgieron por obra de un charlatán (aunque ciertamente, hubieron charlatanes inteligentes que notaron estos patrones y los utilizaron para su beneficio, cosa que incluso ocurre hoy día a gran escala), sino que por el deseo de la humanidad querer entender el mundo a su alrededor.

En otras palabras, en el sentido literal de la palabra, las religiones de esos tiempos eran las ciencias de esos tiempos. Muy precarias e inexactas, pero eran las herramientas utilizadas para explicar el por qué de las cosas...

Avancemos ahora unos miles de años más, a los orígenes de las religiones monoteístas dominantes del mundo hoy día (Cristianismo, Judaísmo, Islam, etc)... Algo interesante sucedió: En todas estas religiones, un grupo reducido de personas decidió institucionalizar la Fe, y como forma de asegurar adeptos, crearon un conjunto de reglas por escrito diseñadas para ser pasadas de generación a generación, y con fuertes castigos psicológicos para aquellos que no seguían las reglas (por lo general, arder en el fuego eterno de algún tipo de infierno).

Eso fue sin duda un golpe maestro por parte de esas personas, pues con eso lograron ganar la batalla evolutiva contra las religiones paganas de la época, e imponer su modo de pensar, en un sistema que ya lleva un par de milenios siendo exitoso.

Sin embargo, con este nuevo tipo de religiones (que dicho sea de paso, para los que no estudian estos temas, es bueno decir que se basan todas en religiones anteriores, y eso incluye conceptos del Génesis, Crucifixión, la Madre de Dios, etc), perdimos algo primordial de nuestra humanidad, algo que apenas hace un par de siglos reiniciamos a recuperar: Esta religiones prometían la Vida Eterna, pero a cambio de Fe Ciega, de uno no poder cuestionar en lo absoluto ningún mandato de estas religiones.

Entramos entonces en la Edad Oscura de la humanidad, uno de los períodos menos productivos en términos sociales, económicos, científicos, y tecnológicos de nuestra historia, pues fue el período en donde suprimimos nuestros instintos básicos, nuestra curiosidad, y nuestro deseo de genuinamente querer saber el por qué de las cosas.

No fue hasta el Renacimiento (un nombre muy apto) que empezamos a cuestionar la autoridad eclesiástica, y a empezar un proceso de autodescubrimiento, y en donde además revivimos el concepto de la Ciencia introducido por los griegos unos milenios antes.

Y con el Renacimiento, y palabras como "Pienso, Luego Existo", surgió la ola de descubrimientos más asombrosos jamás visto por la humanidad hasta entonces. Fue un verdadero Nuevo Despertar.

Pero con esto llegamos a un conflicto.

Ahora los encargados de la Fe veían en esta nueva modalidad de pensar una amenaza. La Ciencia, decían ellos, no era una Religión, sino que un sacrilegio. Satanismo. Decir que la Tierra no era plana era causa de quemarte en la hoguera. Decir que la Tierra no era el centro del Universo era causa para mil latigazos (y después quemarte en la hoguera).

En otras palabras, la Religión perdió su camino. Inició tratando de explicar los fenómenos de la naturaleza, pero terminó tratando de obtener un monopolio sobre su explicación, sin aceptar ninguna realidad alternativa, sin aceptar ninguna evidencia a lo contrario de las creencias establecidas.

Es bueno incluso hacer un paréntesis y mencionar algo curioso: Muchos científicos ilustres de los últimos 400 años, como Isaac Newton, eran personas religiosas y no ateas. Pero, ¿por qué? Pues cuando ponemos todo esto en contexto, la razón era clara: Para personas incluso como Newton en esos tiempos, la Religión eran la forma de explicar el Universo, y no fue hasta que personas como él mismo empezaron a indagar sobre las verdaderas razones de por qué caen los rayos, o de por qué caen las manzanas de un árbol, que los científicos empezaron a formar una imagen más completa del Universo, sin las restricciones impuestas por las religiones tradicionales.

Pero regresando al tema principal, entonces tenemos el siguiente escenario resumido: La Religión, en su forma inicial, era la Ciencia de esos tiempos. Era la forma de explicar el funcionamiento del Universo, e incluso de nuestro rol en este. Pero con el tiempo, y muy posiblemente debido a la corrupción del poder de algunos cuantos, la Religión perdió su rumbo, y cambió su rol desde el querer explicarnos nuestra existencia, a funcionar como una herramienta para controlar psicológicamente a la población y asegurar la auto-existencia del establecimiento.

La Ciencia entonces llega como una forma de regresar a los orígenes de la Religión, y volver a hacer un esfuerzo genuino por entender nuestra Realidad.

De regreso al presente, es ahora la Ciencia la que está perdurando sobre la Religión, gracias al uso de la razón y a una sociedad cada vez más educada, pues la evidencia que se ha construído a favor de la ciencia es tan irrefutable desde el punto de vista de las religiones tradicionales, que incluso ya muchos adeptos a la Fe han tirado la toalla y admitido cosas como la existencia de La Evolución (leer esto, esto, y esto otro), o el hecho de que la Tierra no es el centro del Universo.

Y si quieren ver lo lejos que está llegando esto, recientemente leí esta noticia en donde se informa que un grupo de científicos Evangélicos se están cuestionando la misma existencia de los míticos Adan y Eva, ya que la evidencia genética (entre miles de otras evidencias) les habla de la imposibilidad de que hayan existido.

En resumen, la Religión (en su forma más pura y original) y la Ciencia, son la misma cosa. Lo que está sucediendo en estos días es que la Ciencia ha retomado los valores y objetivos originales de la Religión, y los está avanzando más en un Nuevo Renacentismo.

Por Jose Elias de Eliax.com

3 comentarios - Ciencia y religión eran lo mismo, ya no lo son.

@Sophi819 -2
"Las ciencias se volvieron tan dogmàticas como las religiones" Paul Feyerabend, anarquista epistemòlogico <3
@flemAAa
Es interesante lo que se plantea, pero desde un punto demasiado minimo.. la religion no es solamente la religion catolica o cualquier otra con conceptos de dios o que busquen explicar fenomenos divinos, y basta con investigar sobre el budismo, o el zen, para encontrarse con conceptos tremendamente distintos

Muchas "religiones", como las que acabo de decir, tienen mas bien un enfoque cientifico.. se trata de un autoconocimiento y toda una experiencia propia y comprobable, sin nisiquiera tener que mencionar a dios ni rezar ni nada
Sin ir mas lejos, muchisimas religiones (o mas bien corrientes espirituales) hace miles de años decian cosas del tipo "todo el universo es ilusorio, esta vacio", no como una creencia sino como una experiencia accesible a todas las personas por igual (a traves de la meditacion, por ejemplo), y hoy en dia, como bien debes saber, los cientificos no pueden penetrar mas en la materia porque se encontraron con que en el fondo hay vacio, y nada mas..
Asi que me parece que en un punto ciencia y religion siguen siendo lo mismo, aunque sean religiones o practicas no tan conocidas en occidente.. y muchisimas cosas que hoy los cientificos estan descubriendo, ya habian sido descubiertas hace miles de años por gente que por ejemplo, solamente meditaba (no es una ofensa)

Y una cosa mas.. coincido tremendamente con que la religion se torno algo muy distorsionado, y si bien no creo que TODAS se halla distorsionado tanto, en el famoso caso del cristianismo es algo muy notorio, pero la gente se olvida el porque del cristianismo.. esta basado en las enseñanzas de jesus, que obviamente eran muy distintas, no eran un dogma ni una adoracion ni nada. Todo se deformo pero considero que si se pueden tomar las enseñanzas de raiz, la religion como tal dejaria de existir, pero lo que te puede brindar no tiene porque ser desechado o menospreciado.

Saludos!