Un ejercicio de historia contrafáctica:
Menem, López Murphy o Carrió 2003



¿Qué hubiera ocurrido si en 2003, en lugar de Kirchner, hubiera sido otro el Presidente elegido? Porque ya parece un lugar común hablar de la suerte que tuvimos de que fuera Néstor el emergente (aunque yo prefiero pensar que la suerte, más bien, fue posterior a la construcción de una alternativa política al modelo neoliberal) pero, ¿y si hubiera sido otro el candidato ganador?

No descartemos de antemano una tercera presidencia del riojano más famoso (Ramón Díaz decía ser el segundo). Si bien Souto, de La Ese, su publicista por entonces, reconoce que el objetivo para la campaña era:

Cita:
"Liderar con nuestro candidato la primera vuelta de las elecciones por una diferencia que nos permita hacer un buen ballotage, y que le permita a Menem retener una cuota de poder importante en el Congreso y ante la sociedad" (1)


sería arriesgado sentenciar que Menem hubiera perdido el ballotage contra un candidato no peronista: la gobernabilidad, por entonces, era un valor que cotizaba muy alto. Pensar qué hubiera hecho como Presidente a partir de 2003 no es difícil: lo conocimos de cerca y durante diez años. De todas maneras, aquí un resumen de su plataforma de 2003:

Cita:
....reforma política para bajar el gasto público, dos raciones diarias de comida para los indigentes, fuertes medidas de seguridad ("Incluyendo, les guste o no, la participación de las Fuerzas Armadas donde sea necesario", según aclaró), reforzar la "alianza estratégica" con EE.UU., rebajas impositivas al consumo y al empleo, entre otras... (2)


Neoliberalismo al palo. El mismo que nos había cimentado el camino a diciembre de 2001. Su plan, más detallado (3), incluía "unicameralidad", "regionalización" del país para reducir costos, la baja de la imputabilidad de los menores a los 14 años y represión ("La calle será un lugar de convivencia y dejará de ser tierra de nadie".

2003: Si no hubiera ganado Kirchner

Nada muy distinto a lo propuesto por Ricardo López Murphy, quien fuera ampliamente apoyado por el establishment en las semanas previas al 27 de abril de ese año; y por ello, pese a haber sido el ministro de economía que duró tan sólo dos semanas en el cargo luego de proponer duros recortes, consiguió un inquietante tercer lugar en esas elecciones. Intentó, el Bulldog, capitalizar el voto radical y el voto de la derecha que prefería una opción más republicana que la representada por Menem. Tuvo éxito en su estrategia pero no le alcanzó. Rescatemos estas palabras del candidato del radicalismo, establecedor del índice Moreau (que bien podría haber sido utilizado como piso proscriptivo en la recientes Primarias):

Cita:
dijo: "Menem y López Murphy juegan en el mismo equipo, llevan la camiseta de Bush y la de la especulación financiera". (4)


La represión de la protesta social, el ajuste fiscal y apelaciones a la institucionalidad republicana fueron los caballitos de batalla de López Murphy. Algunas de sus definiciones en economía comprendían:

Cita:
...La liberación total a las restricciones cambiarias, con un tipo de cambio flotante, sin intervención del Banco Central. La reducción gradual de tres impuestos: retenciones a las exportaciones, las contribuciones patronales y el impuesto al cheque (bajarían la alícuota de 0,6% a 0,15% y lo cobrarían a cuenta de otros impuestos). Un redireccionamiento de los destinatarios de los actuales planes Jefas y Jefes de Hogar, hacia niños y adolescentes. [una buena...] El aumento gradual de las tarifas de los servicios, escalonado a dos años. También plantean renegociar la deuda pública argentina sin aplicar ninguna clase de quita, pero a cambio de reducir drásticamente las tasas de interés, así como de estirar los vencimientos a plazos que podrían llegar a 30 años... (5)

Condenó el cambio de voto respecto a Cuba en la ONU (pasamos de la condena a la abstención, por si no lo recuerdan) y, como nota de color, tuvo el apoyo de Mirtha Legrand (¡uy!) ( 6 ) y de dos intelectuales: Kovadloff y Marcos Aguinis (¿y el espíritu crítico del inteletual, muy inteligente?) (7).

Respecto a Carrió, casi que podría decirles que imaginar un posible gobierno suyo puede conducir al manicomio. En 2003 todavía militaba en un ARI de centroizquierda. Al poco tiempo, cuando Kirchner ocupó ese lugar, rompió y fundó la derechista Coalición Cívica.

Podemos hacer un resumen hasta acá; como luego, existían dos opciones en esas elecciones: una desarrollista, encarnada en el duhaldo-lavagnismo (a la que Kirchner le sumaría lo nacional y popular), y la propuesta de los candidatos que se referenciaban en el establishment antes que identificarse con las necesidades del pueblo. Menem y López Murphy proponían:

Cita:
ortodoxia económica, liberalidad del comercio, ajuste con descarga de sus consecuencias sobre la base de la pirámide social, criminalización y represión del conflicto social (con participación, una vez más, de las FF.AA. en el frente interno) y una política exterior proimperialista, alineada con EE.UU. antes que con el bloque regional que, por entonces, era sólo el Mercosur.



No es difícil imaginar entonces que la Corte Suprema no hubiera registrado cambios, que los cuadros de los genocidas continuarían colgados, que no hubiera existido quita de la deuda, que la subordinación a los dictados del FMI sería la regla, que Argentina hubiera participado gustosa en el ALCA, impidiendo la consolidación de una propuesta latinoamericana, que Clarín seguiría siendo el cuco que pone y saca Presidentes, que continuaría la preminencia del sector especulativo financiero sobre la sustitución de importaciones. Quizás podríamos mirar hacia Colombia para aventurar las posibles consecuencias del alineamiento externo: no sería descabellado imaginar bases militares norteamericanas en nuestro territorio. Nadie pediría ponernos de acuerdo en 4 o 5 cosas como políticas de estado a largo plazo, porque el pliego que José Claudio Escribano le presentó a Kirchner hubiera sido aceptado sin ninguna vergüenza ( 8 ).

En definitiva, los costos de la crisis hubieran sido socializados -es decir, descargados sobre la espalda de los trabajadores, con la consecuente pérdida de derechos, menor consumo proteico y acceso a la salud y educación- y el consenso continuaría siendo que el Estado no debe intervenir en Economía y que debe regir la mano invisible del Mercado. Podríamos seguir imaginando...

Historia contraFuck!tica 2:
los modelos en pugna en 2003

Cita:
Para seguir imaginando el derrotero (expresión acertada) que hubiera recorrido nuestro país si en 2003 no hubiera sido Kirchner sino Menem -o López Murphy- el ganador.


Kirchner


Como disgresión -y a manera de confirmación, como si hiciera falta-, esta nota de un periodista del diario El Litoral, opositor, que reconoce la coherencia de Kirchner pre y post 25 de mayo de 2003 (9):

Cita:
"...en el 2002, sin ninguna esperanza real o efectiva de ser presidente, Kirchner decía lo mismo que luego repetiría desde el poder. Se podrá estar a favor o en contra de sus iniciativas políticas y de su estilo directo y confrontativo, pero lo que esa vieja entrevista viene a demostrar es que no se le puede negar coherencia. Uno de sus ejes argumentativos fue la crítica al modelo económico neoliberal y la necesidad de desarrollar una política económica que atienda al mercado interno y apuntale a las empresas nacionales. Reivindicó su condición de keynesiano..."
´


A continuación una comparativa de las plataformas de Menem y Kirchner (10):


Si


Una nueva disgresión: siempre me resultó interesante cómo Kirchner pudo sortear una posible encerrona por parte de lo que se había dado en llamar la Liga de Gobernadores que, debido a la disputa entre duhaldistas y menemistas dentro del peronismo, se había aglutinado como un polo de poder. Kirchner, en el ejercicio de la Presidencia, puenteó a los gobernadores e hizo que los aportes llegaran directamente a los municipios. Sirvió para algunas cosas, entre ellas la reconstrucción de la autoridad presidencial. Sigamos:

2003


Qué manera de cumplir, el Pingüino, ¿eh? En el debe: reactivación de los ferrocarriles (que volvieron pero... no tanto), la reformulación del sistema impositivo y un sistema educativo federal.

Si quieren, aquí tienen las plataformas aún más detalladas. Casi que provoca miedo leer que Menem proponía:

Cita:
Facilitar la contratación de trabajadores en el sector privado mediante la eliminación de los impuestos distorsivos (más flexibilización laboral). Apertura de la banca pública al capital privado, con capital en la Bolsa y una acción de oro estatal (más privatizaciones). Sectores beneficiados: sector financiero, bancos y multinacionales. (11)


A manera de conclusión, podemos ver que han sido y siguen siendo dos los proyectos (o modelos) de país enfrentados: el nacional y popular, y el neoliberal. Al segundo tuvimos que sufrirlo hasta su estallido en 2001. Al primero lo estamos viviendo.

FUENTES: 


http://www.lanacion.com.ar/489113-lopez-murphy-tuvo-un-voto-cantado-y-servido-en-bandeja
http://edant.clarin.com/diario/2003/04/23/p-00801.htm
http://loshuevosylasideas.blogspot.com/2009/10/politicas-de-estado-vegetativo.html
http://www.ellitoral.com/index.php/diarios/2006/07/29/opinion/OPIN-03.html
http://www.terra.com.ar/ctematicos/elecciones2003/68/68292.html
http://economia.terra.com.ar/noticias/noticia.aspx?idNoticia=200305021452_INV_27132704
http://loshuevosylasideas.blogspot.com/2011/09/un-ejercicio-de-historia-contrafactica.html
http://loshuevosylasideas.blogspot.com/2011/09/historia-contrafucktica-2-los-dos.html