Caso Manuel Gutiérrez: Carabineros confirmó rebaja de sanciones a funcionarios


Dos oficiales fueron reubicados y una tercera permanece con fuero maternal.

Los tres eran parte del personal de la 43 Comisaría la noche del deceso.






Carabineros confirmó que, tras revisar las medidas disciplinarias, rebajaron las sanciones contra tres oficiales involucrados en las circunstancias que terminaron con la muerte del joven Manuel Gutiérrez, el pasado 25 de agosto.

Chile: Caso Manuel GutierrezSe trata de dos oficiales y otra oficial -que goza de fuero maternal- que se mantendrán en sus funciones, como confirmó la Dirección de Comunicaciones aCooperativa.

Así, el mayor Roberto Contreras Silva, entonces comisario de la 43 Comisaría, está destinado a la Central de Comunicaciones, tras cumplir días de arresto en vez de la baja establecida en primer momento por el ex director general Eduardo Gordon.

Además, el capitán Carlos Castillo Ahumada,subcomisario, fue destinado a la Academia de Ciencias Policiales, mientras que la subteniente Claudia Iglesias, quien estaba en el sector en el momento de la muerte, fue destinada a la 6ta Comisaría de Recoleta, pero será dada de baja cuando vuelva del fuero maternal.

Gutiérrez, estudiante de 16 años de edad murió el pasado 25 de agosto en el marco del segundo día de las protestas convocadas por la CUT:








Hermano de Manuel Gutiérrez: Carabineros se burla porque somos pobres



Gerson Gutiérrez acusó en Cooperativa que la noticia es "un balde de agua fría".

Es un nuevo intento de instalar impunidad en muertes civiles, dijo el abogado Rodrigo Román.


Estudiantes
"Porque somos gente pobre se nos ha burlado", acusó Gutiérrez, y que no han recibido apoyo ni ayuda de Carabineros. Revise el informe de Mario Antonio Guzmán.

Cooperativa.cl  




Sorprendido se mostró Gerson Gutiérrez, hermano del fallecido joven Manuel Gutiérrez, ante la revelación de que tres policías dados de baja por la muerte de su hermano siguen activos, por lo que ya estudian acciones para revertir la medida.

represionEn Una Nueva Mañana, Gutiérrez señaló que la noticia - que recibieron por la prensa- "es un balde de agua fría, una sorpresa más de todas las que ha habido estos últimos meses", como "el de negar que habían sido ellos quienes mataron a mi hermano" o la libertad del cabo Miguel Millacura.

Gutiérrez cree que "obviamente" hay un trato distinto al ser carabineros los involucrados en la muerte, "sino porque nosotros no tenemos dinero, y porque somos gente pobre se nos ha burlado", y que "más que el hecho de las disculpas públicas" no han recibido apoyo ni ayuda de Carabineros.

De todas maneras, "a pesar de todas las cosas malas que han pasado, como seres humanos nunca perdemos la esperanza de que se haga justicia", indicó Gutiérrez. "Hemos hecho todo lo que está a nuestro alcance y creemos todavía en algún grado en la justicia chilena".

Por ello "obviamente" estudiarán nuevas acciones para revertir esta medida a favor de los policías "y lo vamos a seguir haciendo (...) hasta que se consiga lo que esperamos", enfatizó Gutiérrez, quien señaló que "de ser necesario" pedirán explicaciones al Ministerio del Interior.


nstalar la impunidad

 | subir
Por su parte, el abogado Rodrigo Román de la Defensoría Popular -que ha seguido el caso- manifestó su sorpresa por la medida "porque todos creímos que eran palabras de buena fe de parte de la Dirección General de Carabineros al señalar que por lo menos se iba a separar de las filas" a esos tres funcionarios.

"Para todos es una sorpresa" que cumplan funciones "como si nada hubiera pasado" y "eso da cuenta de un nuevo intento de instalar una peligrosa impunidad ante una sociedad que se dice democrática" ya que evidencia que "quedan en la más absoluta impunidad", muertes como la del adolescente y otras como Matías Catrileo.

"Es una potente y pésima señal que contraría todo el discurso del Gobierno de Chile en cuanto a la persecución de la delincuencia", porque esos actos "son constitutivos de delito", aseguró el jurista, quien pidió enmendar la medida, ya que de no concretarse, "queda la impotencia de que en Chile hay crímenes que quedan impunes y normalmente son los que cometen los uniformados".

Román dijo que los funcionarios "arriesgan una muy probable condena por el delito de violencia innecesaria con resultado de muerte" en la justicia militar, por lo que "lo menos que debiera ocurrir es que fueran separados todos"