Frases de San Alberto Hurtado

Frases de San Alberto Hurtado

reflexiones

frases

chileno


"¿Sabes el valor de una sonrisa? No cuesta nada, pero vale mucho. Enriquece al que la recibe, sin empobrecer al que la da. Se realiza en un instante y su memoria perdura para siempre."

"Joven, reflexiona sobre los beneficios que Dios ha acumulado sobre ti, piensa ante el Sagrario: ¿qué ha hecho Cristo por mí?, ¿qué he hecho yo por Cristo?. ¿Qué puedo hacer por Cristo?."

"En Dios me siento lleno de una esperanza casi infinita. Mis preocupaciones se disipan. Se las abandono. Yo me abandono todo entero entre sus manos. Soy de Él y Él tiene cuidado de todo y de mí mismo. Mi alma por fin reaparece tranquila, serena."

"La única espiritualidad que nos conviene es la que nos introduce en el plan divino, según mis dimensiones, para realizar ese plan en obediencia total."

"La Virgen es la Madrecita: Ámala con toda el alma, es la madre de Cristo y la dispensadora de todas las Gracias. Entrégate a ella para que te guíe hacia Dios, siéntete como un niñito a su lado. Es nuestra Madre."

"¿Qué significa amar? Amar no es vana palabra. Amar es salvar y expansionar al hombre. Todo el hombre y toda la humanidad. Entregarme a esta empresa, empresa de misericordia, urgido por la justicia y animado por el amor."

"Buscar la paz en la amistad de Aquél que aunque todo el mundo nos abandone no nos abandonará."

"Humildad es ponerse en su sitio, tomar todo su sitio, reconocerse tan inteligente,tan virtuoso, tan habil como uno cree serlo; darse cuenta de la superioridad que uno cree tener, pero sabiéndose en absoluta dependencia ante Dios."

"El pagano sólo piensa en Dios en el sitio de culto, mientras para el auténtico cristiano el mundo entero es un lugar de oración."

"La misión del apóstol se puede comparar a la de aquel hombre que en una ciudad sitiada por el enemigo y a punto de perecer de sed sus habitantes, se encuentra dueño de la vida o de la muerte de sus habitantes. Él conoce una corriente de aguas subterráneas que puede salvar sus hermanos; es necesario un esfuerzo para ponerla a descubierto. Si él se rehúsa ese esfuerzo perecerán sus compañeros. ¿Se negará al sacrificio?."

"Soy con frecuencia como una roca golpeada por todos lados por las olas que suben. No queda más escapada que por arriba. Durante una hora, durante un día, dejo que las olas azoten la roca, no miro el horizonte, sólo miro hacia arriba, hacia Dios."

“El gran apóstol no es el activista, sino el que guarda en todo momento su vida bajo el impulso divino. Cada una de nuestras acciones tiene un momento divino, una duración divina, una intensidad divina, etapas divinas, término divino. Dios comienza, Dios acompaña, Dios termina.”

"La alegría o el dolor, es siempre la visita de Dios."

"Hay católicos, y ¡muchos felizmente!, para quienes el sacerdocio católico es lo más grande que hay sobre la tierra. El sacerdote es el padre, doctor, consejero, consolador, amigo, dispensador de la gracia, Cristo viviendo permanentemente en el mundo."

"Y, darse a los hermanos, ¿no es acaso darse a Cristo? Mientras más amor hay, más se sufre: el deseo de hacer siempre el bien, de socorrer a los desgraciados, de siempre enseñar y siempre adaptar la verdad cristiana, todo esto no se puede realizar sino en ínfima medida."

"El que ha mirado profundamente una vez siquiera los ojos de Jesús, no lo olvidará jamás."

"La misión de la Patria queremos cumplirla, nos sacrificaremos por ella. Nuestros Padres nos dieron una Patria libre, a nosotros nos toca hacerla grande, bella, humana, fraternal. Si ellos fueron grandes en el campo de batalla, a nosotros nos toca serlo en el esfuerzo constructor."

"Ante todo... ¡Contento Señor Conento! "

"Nosotros podemos, como Judas, traicionar la causa de Cristo, y lo haríamos cada vez que no defendiéramos a Jesús en el terreno en que es atacado."

"(...)Si hay un pobre que sufre injusticias, tengo una obligación con él. Tengo una deuda de la que no puedo declararme libre hasta que la haya pagado."

"Ser apóstoles no significa llevar una insignia en el ojal de la chaqueta. No significa hablar de la verdad, sino vivirla, encarnarse en ella, transubstanciarse –si se puede hablar así– en Cristo. Ser apóstol no es llevar una antorcha en la mano, o poseer la luz, sino ser la luz."

(Al conocer su enfermedad) "¡Cómo no voy a estar contento! ¡Cómo no estar agradecido con Dios! En lugar de una muerte violenta me manda una larga enfermedad para que pueda prepararme, no me da dolores, me da el gusto de ver a tantos amigos, de verlos a todos. Verdaderamente, Dios ha sido para mí un Padre cariñoso, el mejor de los padres."

"El gran estímulo para la vida y para luchar en ella, es la muerte: motivo poderoso para darme a Dios por Dios. Y mientras el pagano nada emprende por temor a la muerte, el cristiano se apresura a trabajar porque su tiempo es breve, porque falta tan poco para presentarse a Aquel que se lo dio todo, a Aquel al que él ama más que a sí mismo."

"La función de María es ser Madre de Dios, y su gracia es para nosotros lo que funda nuestra esperanza, ya que la preferida de Dios es mi Madre."

"Dios ha querido, al crearnos, que nos santificáramos. Éste ha sido el motivo que explica la creación: tener santos en el mundo, tener hijos de Él en los cuales se manifestaran los esplendores de su gracia. Ahora bien, ¿cómo santificarse en el ambiente actual si no se realiza una profunda reforma social?"

"Y ese llamado de Dios, que es el hilo conductor de una existencia sana y santa, no es otra cosa que el canto que desde las colinas eternas desciende dulce y rugiente, melodioso y cortante. Llegará un día en que veremos que Dios fue la canción que meció nuestras vidas. ¡Señor, haznos dignos de escuchar ese llamado y de seguirlo fielmente!"

"No criticar a mis hermanos, velar sus defectos, hablar de sus cualidades. Hablar siempre bien de los Superiores y de sus disposiciones. Hablar siempre bien de mis hermanos, disculpar sus defectos, poner de relieve sus cualidades."

"¿Qué haría Cristo en mi lugar?"

"El creyente que acepta con obediencia la autoridad de la Iglesia, somete su pensamiento y su voluntad a Cristo, que dirige a la Iglesia por medio de sus ministros. Estos no son sino instrumentos del Maestro, pero es de Él de quien desciende directamente a las almas la luz y la gracia."

"No todo es Viernes Santo. ¡Resucitó Cristo, mi esperanza! «Yo soy la Resurrección» (Jn 11,25). Está el domingo, y esta idea nos debe de dominar. En medio de dolores y pruebas...optimismo, confianza y alegría. Siempre alegres: Porque Cristo resucitó venciendo la muerte y está sentado a la diestra del Padre."


Santo

san alberto hurtado

Frases de San Alberto Hurtado

Espero que les haya gustado

reflexiones

Fuentes de Información - Frases de San Alberto Hurtado

El contenido del post es de mi autoría, y/o, es un recopilación de distintas fuentes.

Dar puntos
25 Puntos
Votos: 3 - T!score: 8.5/10
  • 0 Seguidores
  • 1.825 Visitas
  • 3 Favoritos

0 comentarios - Frases de San Alberto Hurtado

Los comentarios se encuentran cerrados