Por eso, esta doble moral, esta doble vara para medir o esta forma de hacer oposición de cualquier manera..., hay derecho a ser opositor, hay obligación de ser opositor, pero hay que ser opositor en las cosas que se hacen mal, no en las cosas que le hacen bien al resto de los argentinos. Y debemos exigir en este caso que las empresas también dejen parte de sus inversiones en la Argentina, con el cuidado del medioambiente como lo hemos hecho en Santa Cruz. (Aplausos). Si hemos podido en Santa Cruz, se puede hacer en todo el país. (Aplausos)
Quiero referirme ahora a dos temas, uno que es una tragedia, fue una tragedia la semana pasada, exactamente no este miércoles sino el miércoles anterior, que fue la tragedia de Once. Y quiero referirme a otro que no fue una tragedia sino que fue un episodio bochornoso en el día de ayer. Referido el primero a los trenes y el otro referido a los subtes, porque también integran parte de la inversión argentina y de la historia argentina.
Esta Legislatura más que ninguna otra, esta Asamblea sabe de la emergencia económica que venimos prorrogando, inclusive en materia ferroviaria desde el año 2001 y en el año 2002 que se dictó en el marco de emergencia económica general que ya se había dictado en el 2001, se declaró mediante Ley 25.561, se determinó en el año 2002 mediante el decreto 2075 la Emergencia Ferroviaria. Hoy todavía, sancionado por el Parlamento estamos en el marco de la emergencia ferroviaria tratando de dar respuesta a la problemática de un sector que, también hay que decirlo, no empezó ni siquiera con “ramal que para, ramal que cierra”. Sería fácil echarle la culpa pero no sería cierto. Esto empezó en los años 60 con el Plan Larkin, que fue un plan global también, de sustituir una forma de transporte que habían sido los ferrocarriles hasta ese momento, por otra forma de transporte que era el transporte automotor. Esto se acentuó durante la época de los ´90, pero por qué se acentuó durante la época de los ´90. Entre otras cosas hubo varias causas concurrentes de las cuales tendremos que hablar seria y responsablemente todos. Una de las causas fue el abaratamiento del petróleo. El barril de petróleo en el año 1998 llegó a estar a 9 dólares, me acuerdo como si fuera hoy, porque para poder pagar los sueldos en la provincia de Santa Cruz, Néstor Kirchner que era su gobernador, tuvo que traer fondos del exterior que tenía en el Fondo de la Regalías Hidrocarburíferas que habíamos cobrado todas las provincias petroleras, traer dinero del exterior porque con los ingresos de la coparticipación, de las regalías, de los tributos provinciales, no alcanzaba para cubrir la masa salarial provincial. El barril de petróleo estaba 9 dólares, se entiende entonces que se haya privilegiado el transporte automotor, porque era barato. Pero hoy tenemos el barril de petróleo por arriba de los 100 dólares y de petróleo vamos a hablar más tarde.
Estamos hablando ahora de los trenes, y quiero decirles que es importante recordar que en esas previsiones del decreto de aquella oportunidad se decretó la suspensión de los incrementos tarifarios, la obligación de presentación por parte de los concesionarios de un plan de emergencia, el pago de subsidios y garantizar la aplicación de los convenios colectivos de trabajo, porque también debemos decirlo, mientras la tarifa en el año 2001 promedio era de 0,95, él la mantuvo a 0,95 durante toda su gestión, en la gestión mía subió de 1,10 la mínima, los convenios salariales de los trabajadores de ferrocarriles y subtes superaron los 600 y pico por ciento de incremento. No estoy haciendo ninguna crítica, estoy simplemente determinando la ecuación económica entre costo de tarifa y costo operativo a través de masa salarial únicamente, sin pasar al tema combustible. Estas cosas hay que discutirlas seriamente, sin demagogia y para no tratar de ganar 2 centímetros de diario o 2 minutos de televisión, que ya se los dije varias veces, dura muy poco y finalmente a la hora de la verdad no sirve para nada, no cuenta.
Quiero también recordar que se dio un proceso de renegociación en la UNIREN, creada no por nuestro gobierno, sino por el gobierno anterior, y allí se dio la aprobación, y tuvo intervención la Auditoría General de la Nación que depende, como todos ustedes saben, de este Parlamento, de los contratos, sin ninguna observación por parte tampoco de las Comisiones Bicamerales, de los trenes de carga. Eso es lo que hace a la renegociación de los trenes de carga. No sufrieron ninguna observación, fueron aprobados por la Comisión Bicameral de Seguimiento de las Privatizaciones y también no sufrieron observaciones por parte de la Auditoría General de la Nación.
Respecto de los ferrocarriles con transporte de pasajeros, no ya de carga, todavía siguen pendiente en la UNIREN los procesos de negociación y en el año 2003 se estableció como política de Estado la reconstrucción del sistema ferroviario nacional.
Ustedes también saben que nosotros, cuando hablo de nosotros hablo del Parlamento, aprobamos -yo creo que todavía era senadora porque Néstor era presidente- con el modelo español se sancionó la Ley de Reordenamiento Ferroviario 26.352 que dividió la Administración de Infraestructura Ferroviaria Sociedad del Estado ADIF y la Sociedad Operadora Ferroviaria, Sociedad del Estado SOF. En este estado la Comisión Nacional de Regulación del Transporte dictó la resolución 1.770 del año 2008 para que en orden al marco jurídico vigente nuevo, o sea, el Parlamento había modificado la estructura del sistema de transportes a iniciativa de un proyecto del Poder Ejecutivo, dividiendo la Administración, entonces se intimó desde la CRT a que se presentaran los planes de mantenimiento; con los informes del citado organismo correspondientes a los año 2008-2009 fueron tomados como insumos propios por la Auditoría General de la Nación.
Yo quiero decirles con todo el respeto que me merecen todos los cuerpos y todos los órganos de la Constitución, que todos los insumos con los que cuenta la Auditoría General de la Nación, por lo menos en esta cuestión, provienen de la Administración Central y de los órganos descentralizados y de la CNRT. Nunca hubo una observación, nunca hubo una investigación, y lo que es más, nunca hubo ningún pedido de rescisión notificado por lo menos al Ejecutivo, de ninguna de las concesiones ferroviarias por parte de ningún organismo de control, ni siquiera de la Auditoría General de la Nación.

Esto quiero decirlo porque en realidad los insumos con los que trabajan son fundamentalmente los informes que han producido la propia CNRT, las multas que ha aplicado la propia CNRT y las observaciones que ha hecho la propia CNRT.
Pero quiero pasar a la otra cuestión: a las inversiones en trenes y en subtes, contando con todo lo que hemos hecho y pagado en todo este tiempo, porque como lo dije el otro día, en el tema de la bandera, ojalá pudiéramos tener todos los recursos del mundo para hacer todo al mismo tiempo, pero a mí, por lo menos, me ha resultado imposible. Y creo que a los que estuvieron antes que nosotros también porque si uno mira lo que se hizo antesY uno mira lo que hicimos en estos ocho años y medio con un mercado de capitales al mundo cerrado, con oposición y palos en la rueda todo el tiempo, la verdad a lo mejor podíamos haber hecho más y mejor, sin lugar a dudas, pero creo que hemos hecho bastante más de lo que se había hecho hasta que llegamos nosotros al gobierno. No es soberbia, es simplemente los números y los datos de la realidad.
Quiero hablar que en materia de trenes ya están terminados, en el Mitre y el Sarmiento, 166 kilómetros de vías renovadas, con 157 unidades nuevas. Voy a hablar de Sarmiento, Belgrano norte, Urquiza, San Martín, Roca, Ferro Central y Belgrano Carga: en total hemos renovado 448 kilómetros de vías y comprado 553 unidades nuevas; en ejecución tenemos 757 kilómetros de nuevas vías y en coches nuevos 700 unidades a comprar. El total de inversión es de 7.631 millones, hasta ahora, y en lo que nos falta aún 13.591 millones. ¿Si hubiéramos podido invertir más? Sin lugar a dudas, si - por ejemplo – no hubiera tenido que pagar los 19.641 millones de dólares del “corralito” tendríamos los mejores trenes del país. (Aplausos).
Pero yo quiero decir algo también porque el otro día leí, ustedes saben que siempre digo que hago lectura militante de los diarios, no de todos porque hay algunos que ya no se leen, pero un diario que es de un diputado opositor, pero es buen diario, pese a que es opositor. Leí: economía política, del día miércoles 29 de febrero, escribe Pablo Fernández Blanco, en el Cronista Comercial. “La modernización ferroviaria encerrada en el laberinto de las empresas de siempre”, cuando vi el título me gustó y me puse a leerlo. Y decía que TBA, Ferrovías, que es de la empresa EMEPA, conducida por Gabriel Romero, creo que muchos de ustedes lo conocen; Metrovías que es de Benito Roggio y creo que también otros, tal vez de otro sector, lo conocen. Bueno, resulta ser que este hombre dice que la primera de la familia Cirigliano, TBA, a través de EMFER, la mayor planta industrial del país; la segunda, de los Romero, con las empresas del grupo EMEPA, Santa Fe y Chascomús; la tercera, la última en entrar a este rubro a través de Benito Roggio, Ferro Industrial, con talleres en Córdoba. Habría que agregar a Tasselli – dice – pero Kirchner lo echó, que tenía reparaciones en sus talleres de Materfer, Córdoba, que supo ser la fábrica de locomotoras más importantes también de toda Latinoamérica. Las cosas que perdimos en este camino largo los argentinos. Pero cuándo viene mi sorpresa, cuando dice que el mantenimiento de las unidades quedó en las manos de las propias compañías que las operan y el gobierno se asegura que las divisas que eroga para esas tareas queden en mano de empresarios locales, o sea que no vayan a otros empresarios, que se queden con empresarios locales. Dice que esto es una de las máximas kirchneristas desde siempre, ahora refrendada por la necesidad de evitar la salida de divisas. Y dice: “pero ese mismo sistema le puso un cerco al ingreso de otros jugadores”. O sea el cerco - creado por nosotros - de dar a empresas nacionales le creó un cerco a otros jugadores. Y menciona a la empresa española Caf, a la alemana Siemens; a la francesa Alstom o a la japonesa Mitsubishi.
Quiero recordar que la empresa Talgo española es la que ha traído el tren que está operando el Estado y que está uniendo Mar del Plata-Buenos Aires, si bien digo, se ve que no se ha enterado. Yo quiero recordar una sola cosa, que parece que a lo mejor es muy jovencito, estoy mirando la foto, a lo mejor no estaba o en el año 2008 se dedicaba a otra cosa. Pero cuando yo propuse, mediante financiamiento de la compañía francesa Alstom, que era un financiamiento excelente, hacer un tren de alta velocidad entre Buenos Aires y Rosario, que luego se iba a extender a Córdoba, me mataron. ¿Se acuerdan? Despectivamente cuánto se habló, propios y ajenos. No hablo solamente de la oposición, hasta de nuestras propias fuerzas criticaron el hecho de cómo se iba a hacer esa inversión. Me acuerdo que era una inversión que llegaba con el tiempo hasta Córdoba. Seguramente algunos de esos que me criticaban cuando ahora vayan a Brasil de vacaciones y puedan ir en un AVE, un alta velocidad, desde San Pablo hasta Río de Janeiro van a decir:” ¡qué lindo!”. Van a ir mirando por ahí por la ventanilla por ahí cosas no tan lindas como las que tenemos nosotros porque hay un poco más de problemas que nosotros, desafortunadamente. Pero quiero recordarles que a mí me mataron por intentar que Alstom hiciera un tren modelo para transporte de pasajeros entre Buenos Aires-Rosario, y más tarde llegaría a Córdoba y era financiado precisamente por una de las empresas que menciona este periodista: Alstom, empresa francesa, que además es cierto, es muy buena empresa en materia ferroviaria y es cierto, Francia tiene muy buenos ferrocarriles pero también es cierto que los subsidia. Porque todos los ferrocarriles en el mundo – creo que todos lo saben, aún cuando algunos se hagan los distraídos- son subsidiados por el Estado porque si no serían imposibles de operar por los altos costos. Pero les recuerdo eso nada más y esto es para los opositores y para algunos propios que me criticaron tan duramente. (Aplausos).

Por eso en el soterramiento del Sarmiento, que por supuesto debe ser conocido, estamos invirtiendo 11.785 millones de pesos. Es cierto que no es en trenes, es en soterrar la vía, pero es darle a la Ciudad de Buenos Aires y a los municipios del Gran Buenos Aires, hasta Moreno, la posibilidad de que no haya más accidentes y que se agilice mucho más el tránsito. Deberían saberlo, por lo menos el Jefe de la Ciudad debería saberlo, porque la empresa que ganó la licitación es una UTE integrada por IECSA y GELA.
Ya está aquí la tunelera, ya arribó a la obra y se está construyendo en la localidad de Haedo, la trinchera que es el pozo donde van a meter la tunelera para que comience a trabajar. Digo porque llama la atención tanto desconocimiento y tanto olvido, sobre todo cuando encontramos gente que ha sido tan ferviente y ha apoyado tanto las políticas que precisamente devastaron el país y hoy pretenda que todo se haga de una sola vez.
Vamos a pasar a otro tema y quiero también decir que hemos decidido – como ustedes lo saben, y lo comunicaron el ministro de Planificación Federal y el secretario de Transporte, que como ustedes saben se enfermó y hoy no está aquí – la intervención técnica, operativa, contable y administrativa de la firma TBA, del ferrocarril Sarmiento, y saben, porque todos ustedes me conocen, que no me va a temblar la mano para tomar las decisiones que tenga que tomar. (Aplausos).
Lo único que pido, y vuelvo a reiterar, aunque por allí alguno se moleste, que es necesario tener cuanto antes las pericias terminadas, porque de acuerdo a las pericias se van a determinar las responsabilidades. No es tan difícil ni puede durar tanto tiempo. Se han designado – me han comentado – excelentes técnicos, tanto por parte del propio jue, como por parte del Estado, así que creo no va a haber ningún problema.
Esto es la tragedia, que algunos quisieron utilizar y que realmente – vuelvo a repetir lo que dije con motivo del acto de Rosario – se puede hacer política y oposición con cualquier cosa menos con la muerte. Por eso creo que las decisiones que tengamos que tomar, las vamos a tomar, no tengan dudas.
Vamos a pasar ahora, de lo que fue una tragedia a lo del día de ayer, que fue un bochornoso episodio, en donde por conferencia de prensa me quisieron devolver los subtes. Esto lo digo como abogada, no como Presidenta. Se me ocurre que cuando alguien ha firmado un contrato administrativo entre el Estado Nacional y el Estado de la Ciudad de Buenos Aires, cuando ha habido principio de ejecución de ese contrato al fijar tarifas, al ejercer la potestad tarifaria, al ser depositado… Sí, viste que no fue registrado prácticamente por nadie, nadie dijo nada: 127 por ciento. Pero parece que bueno, yo creo que hay mucha cobertura mediática, todos los sabemos. Pero bueno, no importa: 127 por ciento de aumento, 2.50 el precio del subte, ya llevamos depositados todos los subsidios que corresponden, porque hemos cumplimentado todas nuestras obligaciones. Seguimos adelante con la obra de subtes más importante de la Ciudad, que la está haciendo el Gobierno Nacional; Benito Roggio la está haciendo además, que es el concesionario de Metrovías, que dicho sea de paso tenía todo el obrador pintado de amarillo, me acuerdo, me llamó la atención y le dije: ¿Por qué tienen todo el obrador pintado de amarillo? Porque parece que fuera una obra del Gobierno de la Ciudad y no hay ningún cartelito indicando que es una obra del Gobierno Nacional, que son recursos federales.
Y digo recursos federales porque la única ciudad que tiene subte en la República Argentina es la Ciudad de Buenos Aires; los cordobeses no tienen subte; los rosarinos no tienen subte. Y ni la Intendenta socialista de Rosario, ni el Intendente radical de Córdoba me pueden pedir que yo les administre las líneas de colectivo de cada una de sus ciudades, que son ciudades muy grandes Córdoba y Rosario. Y son de la oposición también. (Aplausos).
Pero antes de pasar a las cifras, hay algo que me llamó mucho la atención, que fue el hecho que desde mediados de enero, verbalmente, y por escrito a partir del 20 de enero, y luego reiterado a través de una nota, cuando pidieron una prórroga, la ministra de Seguridad le había informado al Jefe de la Ciudad que iba a retirar los 240 policías federales, que tenemos ahí para llevarlos a la verdaderas función que tiene la Policía Federal, que por competencia debe cuidar trenes y estaciones porque llegó a existir, inclusive, una policía ferroviaria. La competencia de la guarda y la seguridad de trenes y estaciones de trenes es de la Policía Federal. Ahora la del subte, obviamente, es competencia de la Ciudad de Buenos Aires, que para eso ha creado una Policía Metropolitana, que cuenta – según ellos – con 3.000 efectivos.
Cuando la Ministra, el 20 de enero, le dice que a partir del primero de febrero no van a tener más ese servicio porque lo tienen que destinar precisamente a otro lado, se arma medio una batahola, empieza nuevamente la victimización y le da una prórroga más por otra nota, desde el 20 de enero hasta el 1° de marzo. Van casi dos meses para organizar 240 personas en un sistema de subtes que habían pedido que se los entregaran durante las dos campañas, que habían prometido hacer 15 kilómetros por día, por hora, por año, no sé cómo era, una cosa que no se podía hacer. (Aplausos). Cómo puede ser que alguien no pueda conducir: le estamos dando la mitad del subsidio, aumentó en un 127 por ciento la tarifa, le mantenemos el subsidio de 31 millones de pesos de electricidad anual, que gasta la empresa Roggio en el mantenimiento del subte, para no agravar la situación, ¿y no puede organizar 240 personas de sus 3.000 efectivos para cuidar el subte?
Voy a dar la instrucción a la ministra de Seguridad para que le prorrogue por 30 días más los 240 efectivos de la policía Federal, a ver (aplausos) si en tres meses puede organizar 240 personas con un uniforme policial en las líneas de subtes de la Ciudad de Buenos Aires. Por favor. (Cánticos).
Quiero también, porque ha corrido una versión, hoy escuché a un delegado gremial que es del sindicato que fue reconocido hace poco por Trabajo, que agrupa específicamente a la gente del subte en la ciudad de Buenos Aires, que dice que en realidad hay un lock out patronal porque ellos fueron a trabajar y no los dejaron entrar. Yo no quiero pensar mal, yo no quiero pensar que haya un acuerdo entre la empresa concesionaria, porque es empresario y el jefe de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que también es empresario, quiero por favor mucho respeto porque estas son cosas graves y severas, fueron a trabajar y no los dejaron entrar. Quiere decir que hoy los usuarios de la Ciudad de Buenos Aires se quedaron sin subte no por decisión de los trabajadores, sino por decisión de la empresa que dicen que no los dejaron entrar.
Como los empresarios, y no quiero ser nada peyorativa, muchas veces se ponen de acuerdo para cosas buenas y otras veces se ponen de acuerdo para cosas no tan buenas y la cabra siempre tira al monte, como decía mi abuela, quiero esperar que no haya ninguna de estas cosas y que mañana el subte a cargo del Gobierno de la Ciudad le esté prestando servicio a todos los ciudadanos de la ciudad de Buenos Aires y también a los que no lo son. (Aplausos)
De las obras: subtes pagados desde el 2003 al 2011, 104 coches nuevos ya incorporados por 1.296 millones de pesos; modernización completa de la Línea A, 496 millones; adquisición de 45 coches que ingresan este año, son de China, 433 millones; extensión de la Línea E de subte, que es la que está frente a la Casa de Gobierno, ese inmenso obrador no es un circo, es una estación, la estación Correo de la Línea E, que es –reitero- la obra de subtes más importante que se está haciendo y que la está haciendo el Gobierno nacional, pese a las promesas que se escucharon durante dos campañas.
El total invertido, además en el subsidio, ha sido de 2.708 millones de pesos entre el 2003 y el 2011. Y la seguridad de la Policía Federal, 294.000.000. Total 5.743 millones.
Quiero decirles algo: ¿saben cuánto costó la interconexión eléctrica de 550 kilovatios NEA-NOA, un reclamo histórico de todas las provincias del norte argentino? 4.100 millones. O sea, gastamos más aquí que en todo el NEA y NOA empobrecido y necesitado de inversiones desde hace tiempo y que no conocen un subte ni por foto. (Aplausos)
Pero además, y reitero también, estamos haciendo el soterramiento del Sarmiento, una inversión millonaria, como también vamos a hacer la inversión, estamos negociando con la República Popular de China, con la empresa china, para lograr los 2.700 millones de dólares que son del Belgrano Cargas, aproximadamente 50 locomotoras, 1.544 kilómetros de rieles y 858 vagones, si mal no recuerdo. El soterramiento del Sarmiento, que también le va a servir fundamentalmente a la Ciudad. Por eso quería decir estas cosas, porque no es posible que no se asuma la responsabilidad.
¿Qué hubiera pasado si Kirchner o yo hubiéramos hecho lo mismo en el año 2003? No me hago cargo de esto porque está mal, no me hago cargo de aquello que está mal. ¿Ahora descubrió que los vagones son viejos? ¿Pero de dónde se creía que era alcalde, de Nueva York? No, era alcalde de acá, de la Ciudad de Buenos Aires, de la ciudad que casi fue devastada. (Aplausos),
Yo la verdad que esta actitud adolescente, de capricho, además de rompimiento…Yo sé que es ingeniero y no tiene por qué saber derecho, pero tiene que tener algún asesor letrado que le diga que no puede haber ruptura unilateral de los contratos cuando hay ejecución y cuando las partes han cumplido. Esto debe saberse como mínimo, pero además hace a la responsabilidad y a la seriedad del Estado.
Uno puede cambiar de esposa, uno puede cansarse del auto, uno puede devolver la ropa que le quedó chica, pero uno no puede andar devolviendo contratos y concesiones como si fueran pares de zapatos. (Aplausos) Esto es poco serio y por sobre todas las cosas es profundamente injusto con el resto del país, profundamente injusto. (Aplausos).
Por eso, un país federal necesita ser federal en serio; tenemos que reformular políticas para que parte de lo que está depositado en los lugares y en los bolsones de la sociedad o de la geografía más rica, pueda ser invertido en los sectores más vulnerables y en los que todavía no tienen lo que tienden que tener.
Quería decir esto porque era muy importante y porque realmente ayer yo no podía crear. Miren, les digo sinceramente, es una cosa que no me cabe en la cabeza. Porque estoy en la función pública desde el año ‘87 en que él fue intendente, yo lo acompañaba como asesora, luego fui diputada, luego fui senadora nacional, diputada, Presidenta, bueno, vi de todo, estuve sentada ahí, vi gobernantes de toda clase y laya en mi provincia, en las provincias, pero yo nunca vi que alguien por una conferencia de prensa le tire a otro por la cabeza lo que había firmado 90 días antes y de lo cual no habíamos recibido notificación de ninguna naturaleza ni queja de ninguna naturaleza, solamente aumento de tarifa y cobro de subsidio que está depositado rigurosamente como corresponde. Por eso, realmente, me encuentro muy sorprendida, muy sorprendida.
Queremos ver en el tema de desarrollo social también, cómo ha cambiado la asignación de recursos. En el año 2002 el crédito para cuestiones sociales era apenas de 1.436 millones de pesos; hoy alcanza a más de 20 mil millones de pesos, 1.307 por ciento de Presupuesto del Ministerio de Desarrollo Social estoy hablando. No estoy hablando de la política de la ANSES, no estoy hablando de la política del PAMI, no estoy hablando de la política de Educación, estoy hablando estrictamente de lo que es la política que desarrolla el ministerio de asuntos sociales a través de haber generado 1.181.000 puestos de trabajo directo por emprendedores, cooperativas y mutuales; 210.000 microcréditos para microemprendedores y 500.000 monotributistas sociales. Y el tema también de Argentina Trabaja en el que, como ustedes saben, hemos decidido reformularlo, mejorarlo y aumentarles el ingreso casi en un 46 por ciento a los trabajadores de Argentina Trabaja, a los cooperativistas, con la modalidad de presentismo y con la modalidad de productividad. Porque estamos convencidos, además, que se debe acabar con el nombre del beneficiario, beneficiario es la persona que alguien le tira algo, le da algo, casi de beneficencia me hace acordar, nosotros hablamos de titulares de obligaciones y derechos. Por eso cada cooperativista tiene su tarjeta, no depende de nadie; por eso cada cooperativista tiene su aporte que lo hace el propio Estado. Por eso, cada cooperativista además de esos 1.750 pesos, cobra su Asignación Universal por Hijo desde la ANSES también.
Y hablando de ANSES, una de las transformaciones más importantes que hemos tenido y ha significado la inclusión de millones de personas que no podían acceder al beneficio jubilatorio, que nos coloca a la República Argentina en el lugar de mayor cobertura previsional de todo el continente americano. (Aplausos) 95 por ciento de las personas en condiciones de jubilarse hoy cuenta con un haber jubilatorio. Esto creció en términos de adultos mayores en 30 puntos porcentuales, pasamos del 66 al 95, de estos nuevos jubilados el 75 son mujeres, ¿por qué? Porque son las más explotadas y siguen siendo aún las más explotadas no solamente la República Argentina, sino también en el mundo laboral, en el mundo del trabajo. (Aplausos), son mucho menos consideradas que los hombres.
Los aumentos a los jubilados: los primeros aumentos que fueron por la decisión política del Gobierno, que llegaron en total con los de las Ley a 23 aumentos y que han permitido salir de un haber mínimo de 150 pesos a un haber de 1.687 pesos, 1.025 por ciento en un país donde durante más de una década, y más también, no se le aumentaba un peso a su jubilados.
El haber medio pasó de 366 a 2.614, aumentando un 614 por ciento, donde también se observa por esta diferencia, el impacto redistributivo que significa haber aumentado más a los de la mínima que, además, constituyen la mayoría absoluta, creo que el 80 por ciento de nuestros jubilados y pensionados perciben la mínima.
Los aumentos de la Ley que aprobó después de arduas discusiones este Parlamento, donde decían algunos, bueno, tenían razón a pensarlo por ahí, qué sé yo, no acuso a nadie, donde decían que con la fórmula nuestra los jubilados no iban a cobrar nada, que era mejor… inclusive compañeros, me tocó hablar con dirigentes gremiales, compañeros que decían que no estaban de acuerdo y les expliqué una, dos, tres, cuatros veces. Bueno, algunos entendieron y algunos otros compañeros siguieron sin entender y siguieron diciendo que es mejor la otra fórmula que proponían. Los aumentos han sido: en el año 2009, obviamente el año de la crisis donde se creció al 0,9 por ciento y por lo tanto la recaudación tributaria, de la cual está formada en parte la fórmula, fue sin embargo casi el 20 por ciento, 19,9 por ciento, en donde el mundo se caía pedazos. En el año 2010 fue de 26,50 y el año pasado fue del 37,06 por ciento. (Aplausos) 23 aumentos consecutivos para los jubilados.
Y la Asignación Universal por Hijo, que ha crecido del 2006 un 119 por ciento. Hoy tenemos niños y niñas cubiertos por asignaciones familiares contributivas o por la Asignación Universal por Hijo 7.093.000, lo cual significa en contribución al PBI entre la asignación que les anuncié en el mensaje pasado, Asignación por Embarazo para Protección Social, que hoy alcanza a 68.580 madres que están cubiertas por esto, y tenemos que entonces, el gasto previsional, que en el 2003 representaba el 4,14 por ciento del PBI, con la Ley de Movilidad se fue al 5,39 y luego al 6,55 y con la Asignación Universal por Hijo al 10 por ciento del PBI gracias a poder haber recuperado la administración de los fondos de pensión. (Aplausos)
Si tomamos todo el gasto público social consolidado, hoy tenemos un 30 por ciento de inversión. Acá pusieron gasto social pero no me gusta ese término me gusta, acá no hay gasto social, hay inversión social.
Y a pesar de la crisis financiera, a pesar de este incremento sustancial de jubilaciones, de pensiones, de Asignación Universal por Hijo, Asignación Universal para embarazadas, el Fondo de Garantía de Sustentabilidad aumentó en un 148 por ciento en miles de millones de pesos, de 80.209 millones a 199.000. Aquí me dicen la última información: al 31 de enero de este año 2012 el valor del Fondo de Garantía de Sustentabilidad alcanza la suma de 203 mil millones de pesos. (Aplausos)
Esto no es para que nadie se enloquezca ni se haga los rulos, porque si uno ve, es muy importante porque si se lo traduce en dólares es prácticamente la misma cantidad de reservas de dólares que tiene el Banco Central. Esto es importante, prácticamente el Fondo representa 46.518 millones de dólares, esto es en títulos, para que nadie se haga los rulos, digo, porque no es que tenemos 46 mil millones de dólares, sino que tenemos 25.000 millones de dólares en títulos de la deuda argentina, que nos ha permitido hoy tener un nivel de exposición muy bajo en materia de deuda externa, que la hemos disminuido notablemente, 8 por ciento únicamente exigible en dólares por otra parte. Esto lo tenemos en acciones de las empresas, en plazos fijos, en el cálculo natural que tiene siempre la ANSES.
Pero lo que es importante es que el valor del Fondo de Garantía permite cubrir siempre 16 meses del gasto previsional. Es importante pero no es tampoco una gran cosa, porque si uno recuerda Noruega, por ejemplo, con los fondos de las regalías petroleras, no sé cómo estará ahora pero hasta hace unos años Noruega había constituido unos fondos precisamente de carácter previsional que cubría a los noruegos -son escandinavos, tenemos que tener también en cuenta eso- unos 15 ó 20 años. Por eso digo que es importante ser muy prudentes y seguramente van a recibir una visita del señor Director General de la ANSES para comentarles algunas cuestiones preocupantes de regímenes de privilegio. Porque bueno es decirlo y lo voy a decir también en esta Cámara, finalmente las únicas jubilaciones de privilegio que se derogaron fueron las de los diputados y las de los senadores, pero subsisten aún en la Argentina regímenes de privilegio e inclusive fallos judiciales, hay denuncias de la ANSES ante el Consejo de la Magistratura por secretarios y jueces, hay jubilados que en un sistema de aporte solidario, como es el de la República Argentina, por fallos judiciales de ajuste están cobrando 95.000 pesos por mes, y nombres muy conocidos. Bueno, no importa, es un informe, no vine acá a hacer declaraciones tremendistas ni a ganar 5 minutos de títulos, ya saben que eso no es lo mío. Eso lo discutirán obviamente con el Director General de la ANSES que vendrá a hacer el informe.
El Ministerio de Salud también con el calendario de vacunas más importante del que se tenga memoria en la República Argentina (aplausos), con vacunas además de un altísimo costo, pero también de una altísima inversión que nos hará disminuir la cantidad de mujeres con cáncer de útero y también la cantidad de chiquitos que cuando llegue el invierno, por el neumococo, tienen graves problemas y tal vez pierden su vida y son el dolor de sus padres.
Hemos ampliado como nadie el calendario, hemos fundado el Instituto Nacional del Cáncer, estamos construyendo hospitales, estamos realizando una ardua tarea. El ministro de Salud fue acompañado inclusive por el Vicepresidente a la zona caliente del Norte Argentino, en la prevención del dengue; del otro lado se calcula que tenemos entre los tres países 1 millón de infectados. Así que estamos haciendo una tarea muy ardua, pero que no es mérito únicamente de las autoridades, las autoridades en todo caso organizan, pero si no se tiene la colaboración -y lo saben los diputados y senadores que viven en las provincias del Norte- si no se tiene la organización y la colaboración de la sociedad en sus cacharros y sus cosas, se hace muy difícil la campaña.
Quiero también referirme al tema de la educación, un tema que para nosotros ha sido central, pero no solamente ha sido central en el discurso, no es que hicimos campaña, y lo que es curioso, si uno observa los discursos de la campaña de Kirchner o la mía, nunca prometimos absolutamente nada, pero somos el gobierno que logró destinar 6.47 por ciento del PBI a la educación argentina, lo que nunca se había logrado. (Aplausos).
Sin embargo desgraciadamente no se pudo llegar a un acuerdo en todas las jurisdicciones en el tema de salarios. Bastante dispar por cierto, porque la negociación no llegó a buen término en el orden nacional pese a que ofrecimos un aumento de prácticamente el 20 por ciento de un básico, de un salario testigo, porque hay que tenerlo claro, la ley de Financiamiento Educativo no fija salario, fija salario testigo mínimo para todos los docentes, por una razón muy sencilla, los docentes no están a cargo del Estado Nacional, son a cargo de las provincias.