Vikingos: La leyenda de los bárbaros



Vikingos: La leyenda de los bárbaros



Paganos, bárbaros, saqueadores, hombres sin piedad. Un vikingo era una máquina de matar, un gigante escandinavo con un hacha de guerra.

El mito del vikingo como bárbaro, comienza exactamente con el ataque y saqueo al monasterio de Lindisfarne, situado en las costas del norte de Gran Bretaña en el año 793. Los monasterios eran sin duda, el mayor objetivo de los vikingos, por la pasividad de los monjes y la abundancia de objetos de valor, concretamente de plata, metal especialmente apreciado en la cultura nórdica.

Los ataques de los barcos vikingos eran descritos por los testimonios de los monjes de la época como ataques de demonios armados con cuchillos y enormes hachas de guerra, que emergían de las aguas de mar a lomos de fieros dragones.




mitos



El barco vikingo



vikingos



Los dragones que describían los monjes no eran otra cosa que los denominados drakkar (dragones en nórdico), barcos extremadamente ligeros, largos y estrechos, que permitían remontar ríos y navegar por aguas de tan solo un metro de profundidad. Era fácil desembarcar en poco tiempo y transportar la embarcación incluso por tierra. Los drakkares eran espectaculares obras de ingeniería que permitieron a los vikingos su rápida expansión.

Junto con los drakkares había otra variedad de barcos denominados knarr, barcos lentos y amplios pero de gran capacidad, utilizados para el transporte de mercancías e incluso de colonos.




bárbaros



Religión



nórdicos



Es sabido que en sus inicios los vikingos fueron paganos y adoraron a multitud de dioses, siendo las deidades supremas Thor y Odín, la relevancia de la mitología escandinava y germana ha sido difundida hasta nuestros días por autores como Heine, Wagner o Goethe.

Más tarde, los misioneros católicos terminaron por evangelizar a gran parte de la población de origen vikingo, no obstante, la influencia de los dioses paganos fue imposible de erradicar.




jfvergara



Runas



Vikingos: La leyenda de los bárbaros



Las runas eran textos escritos sobre lozas de piedra, su origen se remonta a la edad de bronce. Eran símbolos de escritura, probablemente el alfabeto de los antiguos nórdicos. Las runas que se han conservado suponen un importante testimonio acerca de la historia de los países escandinavos.



mitos



Falsos mitos



vikingos



Probablemente los vikingos eran personas de elevada estatura, las momias encontradas revelan que su altura media era de 1'80 metros. La falta de luz solar en aquellas latitudes suponía que al necesitar absorber más vitamina D, sus pieles, ojos y cabellos fueran claros y carentes de melanina, aunque también es cierto que se lavaban el pelo con jabones especiales para aclararlos, ya que las melenas rubias eran apreciadas y se consideraban un símbolo de atractivo erótico. Este dato ha sido demostrado, sin embargo, no llevaban cascos con cuernos, pero sí que bebían en astas a modo de copas.

Por lo demás, los vikingos tampoco tenían miedo de la niebla, esta es una creencia falsamente extendida, al contrario la aprovechaban como un elemento idóneo para el ataque a las costas.




bárbaros



Una sociedad feudal



nórdicos



La sociedad vikinga se ajustaba a los patrones típicos del feudalismo, los horl, guerreros o caudillos eran el eslabón superior y vivían una vida refinada y rebosante de lujos. Por debajo de los guerreros se situaban los bóndi u hombres libres, ciudadanos con todo tipo de derechos sociales, los comerciantes o félag, a quienes debían ser adquiridos todos bienes de consumo que no provenían de la producción local. Los erilaz o artesanos constituían otra clase social, se les llamaba a los poblados para que realizaran trabajos especializados, de entre ellos los más reconocidos socialmente eran los forjadores.

En último lugar se situaban los campesinos o granjeros, cuyo estatus era similar e incluso superior al de los campesinos del feudalismo de la Europa medieval y los trhall o esclavos, quienes disfrutaban de un trato considerado por parte de sus dueños e incluso podían tener su propio patrimonio y comprar su libertad.




jfvergara



La mujer



Vikingos: La leyenda de los bárbaros



La mujer era la señora del hogar y dentro de él se encontraba por encima de su marido. Su nivel social era exactamente igual al del hombre.

Los vikingos valoraban la figura femenina, de hecho solían enterrar sus tesoros en las tumbas de sus esposas. Normalmente los matrimonios eran concertados y la esposa tenía la potestad de divorciarse si la relación no funcionaba, excepto las mujeres que los vikingos raptaban en sus incursiones para convertirlas en sus esposas, esta tradición era más común en Islandia.




mitos



La familia



vikingos



En cuanto una pareja tenía un hijo se celebraba una ceremonia mediante la cual el padre lo ponía sobre sus rodillas y de este modo le reconocía como hijo suyo, después se le daba un nombre al recién nacido. Si un niño nacía con malformaciones, era lícito abandonarlo, siempre y cuando no se le hubiese dado un nombre antes, de lo contrario se consideraba un infanticidio.

Los lazos familiares y los vínculos de amistad eran bien considerados entre los vikingos ya que los grandes clanes eran altamente considerados en esta sociedad.





bárbaros