Inspiración ven a mí, con tu hermoso ‘don’ de hacerme explayar en un texto, diferentes temas (a tratar), los cuales sean rápidos de leer, entretenidos y deje mucho en que pensar al lector, de manera tal que éste no se duerma al leerlo.
Antes de comenzar a escribir, me hago la siguiente pregunta: ¿Qué pienso yo del mundo en sí? No existe explicación, ni definición concreta en la que esto quede claro, pero vamos con el 1er intento.
“Los hombres nacen libres e iguales por naturaleza”. Respecto a esta famosa cita me pregunto... ¿En serio? No me digas, yo nazco y lo primero que hacen es inculcarme lo que está bien y lo que está mal. Y, ¿quién determina lo bueno de lo malo? Si soy ‘libre’ porqué hay un títere que se hace llamar “presidente de mi país”. Si soy libre ¿por qué tengo que trabajar para poder sobrevivir? ¿Quién se proclamó dueño del mundo? Esas frases como: “Los chicos son el futuro” ó “El mundo es de todos cuidémoslo”. ¿De qué me hablan?, esas cosas son las que me indignan. Yo cuido mi mundo, pero me encuentro con personas que se creen más que yo, sólo por ser presidente o lo que sea, les recuerdo que ellos nacieron de la misma manera que yo y fueron a la escuela al igual que yo. Me hablas de cuidar el mundo cuando después lo contaminas, claro, y después nos piden a nosotros los ‘ciudadanos’ mejor conocidos como ‘masa’, que cuidemos de él. Vivimos en un mundo en el que no somos libres ni iguales. En el que una persona siempre se considera superior a otra. Vivo en un mundo en el que tengo que pagar por obtener frutos de ‘nuestro’ mundo, ‘mi’ mundo; Si el mundo es de todos, significa que también una parte de él es también mía, y si es mía ¿por qué tengo que pagar por esa partecita? Otras frases que me enervan son: “el pueblo”. El pueblo es la masa. La masa no piensa, no sabe. Me hablan de que x presidente fue electo por la mayoría del pueblo. Les recuerdo que la masa es ignorante y no sabe absolutamente nada. Es fácil ganarse votos si los extorsionas con colchones, alimentos y apoyo de las madres de plaza de mayo, por ejemplo. El pueblo son las personas que están manejadas por el sistema, no pueden vivir fuera del sistema.
Llegamos al punto en el que son como zombies y repiten como soldados lo que dijo una persona (que nació supuestamente libre e igual que ellos). ¿Por qué tengo yo que identificarme con un presidente?, entiendo que a esta altura no se puede hacer nada y que el sistema ya está todo armado. Pero sinceramente no entiendo cómo las personas (masa no pensante, reitero) se creen cultas por poseer alguna ideología política, o sea, a ver si me explico mejor. Yo soy única en este mundo, no voy a cambiar nada en él, y probablemente no sea reconocida tampoco. Vengo al mundo, me insertan en este sistema, que no me queda otra que acomodarme a él. Vivo un determinado tiempo, hago estudios primarios, secundarios y si puedo universitarios o trabajo, luego de eso me muero. Mi vida, supuestamente tan preciada, terminará como ya lo sé desde el momento en que nazco con la muerte. ¿Porqué alabar a alguien?, ¿porqué creer en ideologías?, cuando yo soy dueño de mi mismo, ¿Lo soy o son dueños de mi persona? Mi tiempo de vida no está especificado, pero la única verdad en este mundo capitalista y egoísta, es que nos vamos a morir. Y por lo tanto, si sé que me voy a morir, lo quiero hacer saliendo de este sistema, y romperlo donde más le duela.
Así como Rodolfo Walsh, sabiendo que escribiendo Operación Masacre moriría, una voz interior (podría decirse) le habló y le dijo que lo escribiera igual (lo cual hizo y se convirtió en uno de los libros más famosos). Yo quiero encontrar mi razón de ser en el mundo, no quiero ser una personita más, con su diminuta vida y en la cual no haya hecho nada productivo. Quiero crear mis propias reglas, no que me las impongan, quiero ser mi ayer, mi presente y mi futuro.