La III Guerra Mundial empezaria en el Polo Norte





Ese conflicto masivo que no llegó durante todas las décadas de exhibiciones de machitos entre los Estados Unidos y la URSS que se dio en llamar ‘Guerra Fría’, tal vez sólo porque había demasiados mandatarios que sabían que apenas duraría unas horas y después vendría la oscuridad y el silencio, esa confrontación total podría llegar por lo de siempre: El control de los recursos.
China está creciendo a un ritmo cercano al 10% anual, lo cual, en sí mismo, no debería ser un motivo de preocupación. Pero su curiosa combinación de comunismo y prácticas capitalistas, así como su consecuente necesidad de materias primas y de recursos energéticos la están convirtiendo en un poder emergente de difícil control.





3ra Guerra Mundial: empezaria en el Polo Norte

El rompehielos científico chino Snow Dragon (Dragón de la Nieve), de construcción ucraniana (1993), tiene previstos tres grandes proyectos de investigación en el Ártico para los próximos cuatro años.



Esa necesidad de recursos energéticos la ha llevado tan lejos como al Polo Norte. Como efecto paradójico del calentamiento global, la capa de hielo ártico se ha reducido un 12% desde 1979, y eso ha permitido el acceso a grandísimos yacimientos de petróleo y de gas natural… que servirán para incrementar el efecto invernadero, a la larga. Se calcula que en dichas reservas hay alrededor del 13% del petróleo que queda por explotar (al menos, a costes razonables) y nada menos que el 30% de las reservas de gas natural aún por descubrir (en las mismas condiciones).


¿Y DE QUIÉN SON ESAS RESERVAS?

El Ártico, de forma similar a la Antártida, no pertenece a ningún país. Pero está controlado por el Consejo Ártico. Los ocho Estados más cercanos (Canadá, Dinamarca -por Groenlandia-, Islas Feroe, Finlandia, Noruega, Suecia, Islandia, Rusia y los Estados Unidos de Norteamérica) forman el Consejo como miembros natos. Y hay otros ocho países observadores, encabezados por la propia China, además de Francia, Alemania, Italia, los Países Bajos, Polonia, el Reino Unido -por Escocia- y… España.




guerra

La tripulación del Xue Long (Dragón de la Nieve), durante una parrillada sobre el hielo marino del Ártico.





Esta posición ayuda a los chinos en sus pretensiones sobre los recursos árticos. ¿Tiene China esas pretensiones? Es muy claro que sí. Y las tensiones sobre los límites de influencia territorial en el Ártico están in crescendo, máxime teniendo en cuenta que la práctica totalidad del Ártico es una extensión marítima. Por ello, los chinos tratan de forjar alianzas con algunos de los países miembros del Consejo, en particular con Rusia y con Canadá (no son tontos, los chinos, los rusos y los canadienses son los que mayores extensiones controlan). Una de las mayores compañías petroleras de China ya ha firmado un acuerdo con el Gobierno ruso para la explotación de los yacimientos submarinos árticos.

Por lo que toca a Canadá, los inversores chinos han inyectado, a lo largo de los últimos tres años, 12.000 millones de dólares canadienses (alrededor de 9.000 millones de euros) en la industria petrolera canadiense. El poder económico de China le permite asegurarse que tendrá un papel preponderante en las decisiones que se adopten… siempre que las naturales ansias de todos los actores se sustancien dentro del Consejo Ártico y en términos de diplomacia.

Pero un 13% del petróleo y un 30% del gas natural pueden ser demasiado golosos como para quedar sujetos a los repartos diplomáticos, sobre todo si la carestía se incrementa.

NUEVOS CAMINOS EN EL ÁRTICO

Mientras tanto, el Ártico sigue fundiéndose. Ese 12% menos de hielo que hace sólo tres décadas no es estacionario. La Universidad de Calgary, a través de su Centro Nacional de Datos sobre la Nieve y el Hielo, afirma con arreglo a sus constantes observaciones que la cantidad de hielo marino en el Ártico no sólo está en disminución, sino que “el ritmo del deshielo se está acelerando drásticamente” en los últimos años.

Elllo implica no sólo una amenaza a los ecosistemas de la zona (la desaparición probable de un gran depredador como el oso blanco o polar causaría una revolución en toda la cadena trófica), sino que está llevando a las empresas navieras a abrir nuevas rutas por las zonas polares antes inaccesibles (un efecto, en principio y en apariencia, positivo). El viaje entre Norteamérica y el Este Asiático será mucho más corto, lo cual es una gran ventaja para un gran exportador como China.

Los chinos, que tienen en constante actividad a su rompehielos científico Dragón de la Nieve con tres grandes expediciones de investigación ártica programadas para los próximos cuatro años, están construyendo un segundo rompehielos científico. Su interés es cada día más evidente. Y llama a una nueva regulación de las relaciones internacionales. Antes de que sea demasiado tarde.








Gracias por pasar por mi post, hace clic en mi avatar para ver mis otros aportes:

global

Quizas te interese pasar por esta comunidad:

Batalla
Promoción del Ateísmo

Entre mis aportes, esta:
Dios es imaginario, prueba #1, prueba #2, prueba #3, prueba #4, prueba #5, prueba #6



mundial