La Policía Nacional apresó a tres integrantes de una presunta banda de ladrones de joyas. El inspector-jefe de la Brigada Central del Crimen Organizado español dijo que el 80% de los argentinos que delinquen en su país son cordobeses 
La dirección General de Policía y Guardia Civil informó hoy mediante un comunicado que dos de los acusados de integrar la denominada "Banda de Bustos" fueron localizados en la Estación Sur de Autobuses de Madrid cuando iban a tomar un micro con destino a Francia, mientras que el restante fue atrapado en Barcelona.

Los detenidos tienen 28 y 30 años y se suman a otros tres apresados, también cordobeses, acusados de integrar una banda dedicada al robo de joyas en España, entre ellos un hombre que estaba prófugo de la Justicia argentina acusado de ser quien intentó asesinar a un sindicalista cordobés en abril pasado.

Las fuentes informaron que en el equipaje de los detenidos en Madrid se hallaron diversas piezas de joyería y relojería, algunas de las cuales tenían aún las etiquetas del establecimiento comercial del que aparentemente fueron robadas.

A la banda se le atribuyen cinco asaltos en joyerías de Madrid y Barcelona y un intento, durante el cual fueron detenidos los tres primeros sospechosos a fines del mes pasado.

Uno de los detenidos en aquella oportunidad fue Maximiliano Eve, uno de los sindicados atacantes del sindicalista cordobés Alejandro Roganti, ex dirigente del sindicato de Luz y Fuerza de la ciudad de Villa María, herido a balazos en abril último.

Eve estaba prófugo tras el ataque y utilizaba la falsa identidad de Raúl González, bajo la cual fue detenido el 23 de junio en Barcelona, en el marco de la investigación realizada por la policía española por el robo de joyas.

Los voceros aseguraron que al momento de ser apresados los primeros tres sospechosos, la banda se disponía a dar un golpe en la zona de Sabadell, aunque la policía logró ubicar el departamento donde se refugiaba, en la misma zona del Vallés Occidental, en Cataluña. 
Por su parte, José Luis Fernández Gudiña, inspector-jefe de la Brigada Central del Crimen Organizado de España, que se encuentra en Córdoba para dictar un seminario, afirmó en Cadena 3 que "la mayoría de los argentinos que van a delinquir son cordobeses, un 80 %. Van para estar en España por cuatro o cinco meses y regresan cuando han terminado su raíd delictivo".