epelpad

Lanata, por Luis Majul y Christian Sanz

Jorge Ernesto Lanata por Luis Majul

Mientras comía la única tostada sin mermelada que me toca por la dieta, me atraganté al leer algunas afirmaciones de Lanata en la entrevista que concedió a Veintitrés, la revista que él mismo ayudó a quebrar (por lo que todavía le debe al economista Gabriel Yelín cerca de un millón y medio de pesos).
Lanata dijo, entre otras cosas, que hay negocios y asociaciones en los medios con los que no transa. Y trató de explicar su trabajo bajo el ala de Marcelo Tinelli solo porque todavía no se convirtió en socio de Daniel Hadad. A propósito de eso, todavía no explicó por qué si aceptó que Fernando De Santibañez, casi al mismo tiempo que manejaba la SIDE, le bancara la revista Ego, entre otros asuntos. (Las pruebas de lo que digo me las estoy guardando para el juicio. Pero tanto De Santibañez como otros personajes que participaron de la reunión donde se cocinó todo, como el radical Carlos Becerra y el exquisito periodista y gourmet Miguel Brascó, saben que no miento.)
Lanata, por Luis Majul y Christian Sanz

Lanata también dijo a Veintitrés, que su película no le gustó a los críticos pero que la vieron los chicos.
La verdad es que no la vieron ni los chicos, ni casi nadie.
No figuró en las listas porque no llegó a los 10 mil espectadores. (Y no me gasto en hacerle un juicio por haber robado el formato de Por qué, el programa que La Cornisa produjo y él condujo, porque ni siquiera lo copió bien, como para hacerlo atractivo).
Lanata se vende como el único periodista que dice y denuncia cosas, pero lo cierto es que cuando le propuse hacer para Por qué la historia de La Tablada, me dijo:
-¿Vos estás en pedo?
- ¿Por qué?- le pregunté.
-Por qué los que atacaron La Tablada son los mismo tipos que pusieron la plata para hacer Página 12
Ahí se me empezó a caer un poco el mito.

Las acusaciones mentirosas diciendo que yo lo saqué de "su horario de los domingos"
me terminaron de convencer de que se trataba de un hipócrita.
No me importa que todavía mucha gente lo considere un periodista creíble.
Se que miente y que su ego y su desesperación por el dinero le hace hacer cosas que no se corresponden con la ternura que despierta.
A los que me siguen preguntando porqué digo esto ahora, después de haberle producido un programa de televisión les respondo:
- Porque él mintió sobre mí para sostener su lugar de perseguido.
Y a partir de ese momento me empecé a dar cuenta que no era la primera vez que mentía.

Jorge Ernesto Lanata por Christian Sanz


Jorge Lanata nació el 12 de septiembre de 1960 en Mar del Plata y fue registrado con el Documento Nacional de Identidad Nº 14.234.966. Durante años manejó libremente su economía personal y profesional con ese DNI —y su consecuente CUIT—, firmando diversa cantidad de contratos y préstamos a efectos de realizar infinidad de emprendimientos comerciales.

En el marco del fracaso que fueron algunas de sus iniciativas, Lanata comenzó a tener serios problemas financieros, lo cual llevó a que fuera inhabilitado por el Banco Central, especialmente después de provocar la quiebra —supuestamente fraudulenta— de dos de sus empresas: data54.com y Comunicacion Grupos Tres SA.

luis

A raíz de los inconvenientes ocasionados por esta situación —necesitado de seguir manejando cuentas personales y tarjetas de crédito—, Lanata no tuvo mejor idea que "usurpar" el DNI de otra persona, una mujer llamada Sara Esperanza Osuna, con domicilio en Florencio Varela, provincia de Buenos Aires. Este nuevo documento es casi idéntico al anterior, salvo por un número: el original —de nacimiento— es 14.234.966; el usurpado, 14.234.965.

El dato fue chequeado y verificado con cuatro fuentes independientes, una de ellas damnificada por el propio Lanata a fines de los años 90. A estas se sumó un joven llamado Diego Luis Rodríguez de la Vega, quien aseguró que descubrió que "el gordo Lanata cagó a un fuerte empresario que le prestó en aquella época 500.000 dólares para uno de sus tantos emprendimientos, motivo por el cual provocó sus propias 'quiebras'. A causa de esas quiebras —varias de ellas vigentes— el pícaro Lanata no tuvo mejor idea que usurpar el DNI de una mujer. De esta manera, desde el año 1998 hasta el año 2003, Lanata tuvo dos domicilios con dos DNI diferentes: con uno tenía domicilio en provincia de Buenos Aires, con el otro (el original), tenía domicilio en Capital Federal".

lanata

Algunas de las pruebas de lo mencionado se muestran en esta nota, pero hay muchas más que pueden encontrarse en los registros del Banco Central de la Nación y otros organismos crediticios públicos y privados.


Concluyendo

No es creíble un periodista que se ufana de ser independiente y realiza una maniobra tan sucia y objetable como la descripta. Más aún cuando se trata de alguien que vive descalificando a sus colegas, muchos de los cuales han hecho investigaciones fuertemente superiores a las realizadas por Lanata en sus extensos años de periodista.

No es creíble una persona cuyo ego no le deja valorar el trabajo de los demás y que no reconoce nada de lo que no habla de sí misma.

No es creíble tampoco un medio que promete "contar lo que nadie cuenta" y termina hablando de lo mismo que los demás medios, tomando como primicias notas que ya fueron publicadas en otros sitios.

Tal vez empiece a creerle a Lanata cuando Crítica de la Argentina hable de los sobornos en el senado y admita la responsabilidad ineludible de Fernando De Santibañez. También cuando revele el verdadero papel que tuvo el ex juez —y actual director de su diario— Cavallo en ese expediente.

Es sencillo anticipar lo que se publicará: basta ver lo que se escribió sobre La Tablada y Gorriarán Merlo en Página/12 en el lapso en que fue director de ese medio. Es realmente vergonzoso y no hay hemeroteca que pueda desmentirlo.

Finalmente, sería oportuno que, frente a su antikirchnerismo desmesurado, alguien le recordara a Lanata uno de los principios del periodismo: ser antioficialista no es ser independiente.

8 comentarios - Lanata, por Luis Majul y Christian Sanz

EudoroAcevedo +2
Me quedo con Lanata de los tres.
Al menos tiene una sueca mas fuerte que aliento de camionero en su programa.
Magnum75 +3
lanata es pago de clarin, ESO LO DEFINE
bionicoin -1
Lanata, gordo amarillo

negativos ultraderechistas a mi.
omarcoore +3
Una lastima de persona !!!! Una marioneta del sistema. !!!!
pblcabj -2
Ya en un ratito empieza el gordo.

A LAS 23 nadie me mueve de canal 13, cada dia esta mejor el programa. GRAN PERIODISTA.

jorge
Christian
dreamwever -2
y entonces, la tiene adentro el gordo o no?