El mundo tiene hambre. [Reflexión]

El mundo tiene hambre.



La carencia de alimentos es para el ser humano uno de los mayores males. Bien es sabido que la peor parte se la llevan las personas que se encuentran en el denominado “Tercer mundo”.

Como he dicho antes la hambruna del “tercer mundo” es perfectamente medible. Además los medios de comunicación se encargan de transmitirnos, casi a diario, la carencia de alimentos que existe en estos lugares (por supuesto acompañado de imágenes “macabras”).

El mundo tiene hambre. [Reflexión]





Sin embargo, también existe hambre en las partes donde uno ni siquiera se imagina, y por supuesto no existe un “medidor” que nos brinde unas estadísticas objetivas.
Este tipo de hambre, a pesar de no tener cabida en las estadísticas, si tiene los mismos efectos de la hambruna “medible”, es decir destruye y mina al ser humano.

Aquí llegamos a la reflexión de que el hambre no solamente se limita al cuerpo físico, sino que también va desgarrando a todo cuanto caracteriza a la humanidad.


Primero hablaremos del hambre “medible”, por así decirlo. Es decir el hambre física.

conciencia

basura

Reflexión

Aquí algunos datos y estadísticas:

pobrezaEn los países de Asia, Africa y América Latina, más de 500 millones de personas viven en lo que el Banco Mundial ha calificado de "pobreza absoluta"

hambreCada año 15 millones de niños mueren de hambre

pensamientoPor el precio de un misil, una escuela llena de niños hambrientos podrían comer el almuerzo todos los días durante 5 años
TVEl hambre encabeza la lista de los 10 principales riesgos para la salud. Cada año muere más gente por el hambre que por otras causas como el SIDA, la malaria y la tuberculosis combinadas

esclavos modernosEl hambre es el problema más fácil de solucionar que enfrenta el mundo hoy en día.

El mundo tiene hambre. [Reflexión]


Generalmente se cree que el hambre afecta a quienes habitan en tierras infértiles, desérticas e improductivas, y en parte es verdad.
Pero también hay muertes por inanición (Estado de extrema debilidad y desnutrición por falta de alimento) quienes tienen tierras fértiles a su disposición, aunque sin medio alguno para explotarlas y sacar provecho, es decir, falta de recursos económicos y tecnológicos, otras veces por cuestiones políticas, o conflictos fronterizos, entre otros.


conciencia


El hambre física está regida por un conjunto de intereses (que existen, pero no se muestran claramente) que favorecen el desarrollo de unas regiones del planeta en perjuicio de otras.
Y las regiones más favorecidas tampoco pueden actuar libremente produciendo lo que les falta a otras: la producción tiene el límite que marcan los mercados internacionales, esas nuevas “organizaciones” que rigen nuestros destinos poniendo precios a las cosas y moviendo hilos invisibles para que esos precios no bajen más de la cuenta. Sobran alimentos que no llegan a ninguna parte porque no interesa, “porque no hay vehículos para fletarlos”, o bien “porque su distribución podría provocar matanzas entre los hambrientos”, entre un sinfín de excusas.


basura


Así, es preferible destruirlos o arrojarlos al mar. Sobran donativos que se “atascan” en cientos de trámites burocráticos sin alcanzar casi nunca las manos de los necesitados. Sin descartar las nobles excepciones, que tampoco consiguen eliminar el hambre. ¿Tal vez porque no cotizan en los mercados?

Reflexión


Mientras tanto, otra parte de la humanidad pasa hambre voluntariamente para adherirse a la moda de las figuras estilizadas; personas que a pesar de sobrarle el dinero parece que se estén muriendo de hambre, claro todo por un cuerpo “a la moda”, personas que desahogan sus penas consumistas con un apetito compulsivo.

Este es un atentado contra la salud. El otro, el de la miseria real, es un atentado contra la vida.

pobreza

Mientras tanto en los países desarrollados seguimos recibiendo imágenes escalofriantes de personas desnutridas, sin apenas fuerzas para realizar un esfuerzo físico.


Imágenes que en su mayoría llegan desde los restos históricos de las antiguas colonias y que hoy se hacen llamar países independientes, pero que siguen bajo la sombra de sus peores pesadillas dejando que se maten entre ellos en guerras tribales, étnicas y religiosas.

hambre


De este tipo de hambre “contable”, desgraciada para unos, afortunada para “otros”, pasamos al hambre Energética.

Pero no haremos referencia a la escasez energética como comúnmente la conocemos (recursos energéticos), sino que hablaremos de la energía humana.
La causa principal del hambre energética del hombre es el dinero.

Hay poderosos grupos (de los que poco y nada sabemos) que manipulan el dinero. Hay impuestos elevados que agobian a los que trabajan, sin que los resultados de la aplicación impositiva sean siempre evidentes para los afectados. Más o menos como lo que en forma de humor nos dejo ver el Post “Esta malo ser clase media”.


pensamiento


La energía humana está pobre, muy pobre. Otra vez hay esclavos, si es que en algún momento dejaron de existir. Los nuevos esclavos son los que no pueden parar de trabajar cada vez más horas para tener las mismas o menos cosas que cubran sus necesidades; sus amos no se dejan ver pero no por ello son menos crueles que los de épocas coloniales que tenían atados a sus esclavos hasta la muerte, o por lo menos hasta que puedan pagar su liberación.


Los nuevos esclavos son los jóvenes sin experiencia, son los mayores que mendigan trabajo porque no hay sitio para ellos, a menos que el sitio sea una bien disimulada explotación; son los que deben soportar todo tipo de humillaciones para mantener un puesto que les permita ganarse la vida o mantener un estatus que es la exigencia de valorización en determinadas sociedades.

TV


Y también siguen existiendo los otros esclavos, los de siempre, las personas que se venden y se compran, los que pasan por las manos de unos y otros amos, los que son engañados con paraísos ficticios para acabar encadenados en pantanos inmundos en medio de las más sofisticadas capitales del mundo. Son los que viven peor que los animales y a los que se mata sin piedad cuando ya no sirven para nada.
esclavos modernos


El aire es energía y tenemos hambre de aire puro. Cada vez respiramos más porquerías y estropeamos con alevosía la atmósfera, bien porque así se obtiene más dinero o porque así lo requieren las pruebas físicas, químicas o atómicas que desembocarán, por lógica, en más dinero.

El mundo tiene hambre. [Reflexión]


Hay una auténtica peste de hambre energética, enfocada ya sea en el aire que respiramos o en el dinero que no tenemos, que se traduce en cansancio, desánimo, fatiga, en un arrastrarse día a día en medio de un presente poco alentador o ante el fantasma de un futuro sin muchas esperanzas.

conciencia


De esta hambruna más bien de no saber quererse uno mismo pasamos a una hambruna más bien de querer a los demás.

Desgraciadamente no son muchos los que llegan a vivir sentimientos serios y puros como el amor, la bondad o la justicia. La gran mayoría deambula por la vida como mendigos hambrientos, hábilmente disfrazados para disimular una riqueza de sentimientos que no poseen ni saben cómo alcanzar.

El hambre sentimental se llama soledad. No es la soledad física, sino aquella otra interior que hace morir a uno de sed sin que saber dónde se halla la fuente para poder beber. De esos hay muchos en este mundo.


Mientras tanto el mercado que todo lo abarca nos presenta miles de artilugios para demostrar “amor” a las personas queridas: joyas, vehículos, ropa de marca, viajes, etc.., es decir lo que se llama materialismo puro y duro. Por eso nadie me quita de la cabeza que San Valentin fue creada por un mercado al que solo le importa los beneficios, sino por qué creen que se realiza tantas campañas publicitarias en el mes de Febrero. Nos enseñan a medir el amor a través de cosas materiales.

basura


También en el ámbito de los sentimientos hay tristes esqueletos de solitarios: los niños abandonados y maltratados, los ancianos que nadie quiere tener en su casa, los enfermos insoportables... Y mientras tanto proliferan los “gordos” de emociones ficticias y burdas, de vicios y violencia que, lejos de alimentar el alma, más la idiotizan y la entorpecen hasta dejarla en los huesos.


Reflexión

pobreza


Por no hablar del hambre intelectual que ya demuestra la hambruna humana en su máxima expresión. Por cierto muy bien reflejada en el documental Owned & Operated.

hambre


Hace mucho que no existen ideas puras, sanas, eternas, dirigidas al desarrollo de la mente.
El mercado sólo ofrece planes y proyectos, sofismas baratos y vulgares entretenimientos. No hace falta ir muy lejos para verlo, es más solo basta con encender la TV para encontrarte miles de ejemplos embrutecedores, por no hablar de la publicidad que literalmente nos fusila.

pensamiento


Si bien existen excepciones, pero son muy pocas en relación con los ejemplos antes mencionados.

Así también la caída en diferentes campos como la literatura, cine, música, etc.., que no sé si por tener éxito y no quedar en el olvido tienen que contener mensaje burdos y que no transmiten un mensaje claro.
Como lo dicho anteriormente, existen excepciones, pero muy pocas.

El hambre que padecemos, más que intelectual, es mental, racional, moral, espiritual.
Si antes el ser humano se diferenciaba de los animales por la razón, ahora esa sencilla e importante diferenciación se está opacando.

Esta hambre no se soluciona con comida, objetos de lujo,etc., sino con el pensamiento, la reflexión…


El hombre, siempre que ha salido adelante, ha comenzado por pensar. Salió de las cuevas pensando y construyó las ciudades pensando. Pensando encontró sus mejores sentimientos y les dio expresión. Pensando recuperó la energía cuando se sintió oprimido y pensando supo sembrar y recoger frutos del suelo.


Piensa y actúa para erradicar el hambre.

Fuentes de Información - El mundo tiene hambre. [Reflexión]

El contenido del post es de mi autoría, y/o, es un recopilación de distintas fuentes.

Dar puntos
38 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 2.847 Visitas
  • 3 Favoritos

Comentarios Destacados

@MedusaEnMiTanga Hace más de 2 años +7
"Vivimos en un mundo donde los que tienen comida son los que no tienen dientes."

6 comentarios - El mundo tiene hambre. [Reflexión]

@MedusaEnMiTanga Hace más de 2 años +7
"Vivimos en un mundo donde los que tienen comida son los que no tienen dientes."
@ppppL0 Hace más de 2 años +1
Starved to death in a land of plenty
@KunalNayyar Hace más de 2 años
Tengo dos o tres post elaborados muertos de risa. Justo ayer hice uno...ahora me lo pensaré en aportar algo.


Vi este comentario tuyo en el post sobre los tops, y se me dio por ver qué clase de cosas subías y me terminé encontrando con esto. Lo empecé a leer y ya me estaba pareciendo injusto que no haya llegado a casi nada; lo terminé de leer y lo entendí: la gente siempre va a preferir lo banal a lo que realmente importa.

Nos enseñan a medir el amor a través de cosas materiales.


Esa frase me pareció muy fuerte, pero totalmente acertada.

Triste que un post tan bueno haya pasado así de desapercibido.