el lujoso arte de los videojuegos

“Bienaventurado el que tiene talento y dinero, porque empleará bien este último”. Afirmó Menandro en una de sus múltiples frases célebres escritas a lo largo de su extensa vida. ¿Cuánta verdad tienen éstas palabras? Y lo que es más importante ¿Qué relación tienen con el mundo de los videojuegos? En breves os percataréis de que estas palabras no son dispares y pueden aplicarse correctamente al mundillo videojueguil.

En días como éstos, en los que la crisis económica azota y mucho, las familias llevan varios meses gastando menos de la cuenta, la subida del IVA y los recortes, no ayudarán a que las personas tiren la casa por la ventana y se dispongan a gastar un poco más. La amenaza a un posible rescate, amenaza al país y el ahorro es el método más empleado a lo largo y ancho de la Península Ibérica.



No voy a entrar en debates, sobre los precios que abarcan otro tipo de materias, porque sencillamente, no acabaría nunca. Voy a adentrarme en el precio de la actual generación de videoconsolas, en el precio de los actuales videojuegos, en el precio de sus numerosos contenidos descargables y por último en el precio que impondrán a la siguiente generación de consolas. Empecemos.

La actual generación de videoconsolas comenzó el pasado año 2005, ésta generación se denomina “Séptima Generación” y engloba a las consolas PlayStation 3, Xbox 360 y Nintendo Wii. Es la penúltima generación de videoconsolas y aterrizó con un precio elevado y abrumador. Desde la más barata “Wii” 250 euros, pasando por “Xbox 360” 400 Euros y acabando por “PlayStation 3” 599 euros.

Pese al alto costo de éstas máquinas, ha sido una generación exitosa, al igual que ocurrió con sus antecesoras, sin embargo, las quejas por el elevado costo en la salida de éstas, ha provocado numerosas quejas por parte de los usuarios aficionados a los videojuegos, ya que un chaval de entre 14 y 18 años sin trabajo, no puede costearse ese precio, sin embargo, las compañías afirman que la mayoría de títulos están pensados para usuarios que ni siquiera han cumplido la mayoría de edad.



Finalmente, como ya he comentado, no ha sido un inconveniente para vender, sin embargo, si que se han realizado numerosas rebajas en el precio de las tres videoconsolas a lo largo de éstos años, hasta llegar a los precios actuales, que no son ni tan siquiera la mitad de lo que eran hace exactamente 7 años.

Voy a hacer una mera reseña hacia el lanzamiento de Ouya, ya que han conseguido más de 8 millones de dólares en recaudación y si todo funciona sobre ruedas y llega al mercado con los títulos que se han anunciado y lo más importante, al precio de 99 euros, me gustaría que triunfara mucho, que batiera récords de ventas y que pusiera en jaque a las grandes compañías.

Por otro lado, voy a pasar a hablaros de los precios de los actuales videojuegos. No hace ni tan siquiera 15 años, cuando empecé a comprarme títulos para PSX a un precio que rondaba los 25-30 euros, aunque por aquel entonces estaban en pesetas. Era un precio bastante asequible, más tarde, con la salida de la siguiente generación, los títulos de PS2, se encarecieron bastante, aunque un caprichito de vez en cuando, en forma de 50 euros, podías permitírtelo, sin embargo, fue salir la actual generación de consolas de sobremesa y el precio dispararse a los 70 euros.



¿Es lógico gastarse 70 euros “11.500 pesetas aproximadamente de las antiguas pesetas” en un videojuego que en menos de 20 horas ya lo has acabado? Mi respuesta es clara y rotunda, NO. Es un timo en toda regla y como no lo cortemos de raíz, todo parece indicar que la siguiente generación, todavía será más costosa.

La forma más coherente de adquirir un buen título, aun precio decente, es comprarlo de segunda mano o semi-nuevo, es cierto que no desenvolvemos la caja con su plastiquito y también es cierto que el interior no huele igual, ni el disco está igual de limpio, pero acaso ¿no se disfruta del título de igual forma? ¿No le estamos haciendo un favor a nuestro bolsillo? Evidentemente, sí. Hay que unirse, para que desarrolladoras y productoras fijen precios más coherentes a los títulos, hay que abrir los ojos de una vez, los sueldos siguen igual y un pequeño capricho que tenemos, cada vez es más inalcanzable.

Por último voy a hablaros de los famosos contenidos descargables, que últimamente abundan en los títulos de la actual generación. Éstos contenidos no hacen nada más que encarecer la experiencia jugable a un usuario, que de normal se gasta 70 euros en un título y si quiere acabarlo ha de pagar entre 5 y 10 euros más por cada contenido extra.



Me pregunto si un título verdaderamente es tan costoso, como para no incluirlo completo en el disco que adquirimos…. Mi respuesta obviamente es que no, son formas de extraer dinero y más dinero y los usuarios, al estar adheridos y viciados por un título no nos percatamos.

Con éste artículo, tan solo hago un llamamiento a todos y es que debemos de pensar varias veces en que gastarnos nuestro dinero y si de verdad merece la pena, como decía el autor de la famosa frase, que encabeza éste artículo “Bienaventurado el que tiene talento y dinero, porque empleará bien este último”. Hay que ser consecuente.

Si no se toman medidas desde ya y el panorama realmente empieza a cambiar drásticamente, los videojuegos pasarán a ser no solo un capricho para el usuario de clase media, si no un lujo, el cual estará tan solo al alcance de unos pocos.

1 comentario - el lujoso arte de los videojuegos

@Diegolotito
Menos llanto y mas piratería...