Te cuento algo corto..

Hola porfavor, Reproduce el Video y Lee las Historias, Seguro Te Motivaran, Algo aprenderás..


link: http://www.youtube.com/watch?v=P5ItNxpwChE



No Esperes Demasiado para Decir Lo que Sientes




Había una vez un chico que nació enfermo. Una enfermedad que no tenía cura. Con 17 años y podría morir en cualquier momento. Siempre vivió en su casa, bajo el cuidado de su madre. Ya estaba harto y decidió salir sólo por una vez. Le pidió permiso a su madre y ella aceptó. Caminando por su manzana vio muchas tiendas. Al pasar por una tienda de música y ver el aparador, notó la presencia de una niña muy tierna de su edad.

Fue amor a primera vista. Abrió la puerta y entró sin mirar nada que no fuera ella. Acercándose poco a poco llegó al mostrador donde se encontraba ella. Ella lo miró y le dijo sonriente:

—¿Te puedo ayudar en algo?

Mientras él pensaba que era la sonrisa más hermosa que había visto en toda su vida, sintió deseos de besarla en ese mismo instante. Tartamudeando le dijo:

—Sí, eeehhh, uuuhhh... me gustaría comprar un CD.

Sin pensar, tomó el primero que vio y le dio el dinero.

—¿Quieres que te lo envuelva?, preguntó la niña sonriendo de nuevo.

Él respondió que sí, moviendo la cabeza; y ella fue al almacén para volver con el paquete envuelto y entregárselo. Él lo tomó y salió de la tienda. Se fue a su casa, y desde ese día en adelante visitó la tienda todos los días para comprar un CD. Siempre se los envolvía la niña para luego llevárselos a su casa y meterlos en su armario.

Él era muy tímido para invitarla a salir y aunque trataba, no podía. Su mamá se enteró de esto e intentó animarlo a que se atreviera, así que al siguiente día se armó de coraje y se dirigió a la tienda.

Como todos los días compró otra vez un CD, y como siempre, ella se fue atrás para envolverlo. Él tomó el CD; y mientras ella no estaba viendo, rápidamente dejo su teléfono en el mostrador y salió corriendo de la tienda.

¡¡¡Ringggg!!! Su mama contestó:

—¿Bueno? Era la niña, pregunto por su hijo, y la madre desconsolada comenzó a llorar mientras decía:

—¿Que, no sabes?...murió ayer.

Hubo un silencio prolongado, excepto los lamentos de la madre. Más tarde; la mamá entró en el cuarto de su hijo para recordarlo. Ella decidió empezar por ver su ropa, así que abrió su armario. Para su sorpresa se topó con montones de CDs envueltos. Ni uno estaba abierto.

Le causó curiosidad ver tantos y no se resistió; tomó uno y se sentó sobre la cama para verlo; al hacer esto, un pequeño pedazo de papel salió de la cajita plástica. La mamá lo recogió para leerlo y decía:

"¡¡¡Hola!!!, estás súper guapo, ¿quieres salir conmigo? TQM....Sofía.

De tanta emoción la madre abrió otros y otros pedazos de papel en varios CD; y estos decían lo mismo....






Un Clavo en La Puerta.



Un muchacho tenía muy mal caracter. Su padre le dio una bolsa de clabos y le dijo que cada vez que le perdiera la paciencia clavara uno detras de la puerta.El primer día, el muchacho clavo 37 clavos detras de la puerta.

Las semanas que siguieron, a medida que él iba a controlar su genio, clababa cada vez menos clabos detras de la puerta. Descubrió que era mas fácil controlar su genio que clavar un clavo detras de la puerta.

Llegó el día en que pudo controlar su caracter durante dodo el día. Después de informarselo a su padre, este le sugerio que retirara un clavo cada día que lograra controlar su caracter. Los días pasaron y el joven pudo anunciarle a su padre que no quedaban mas clavos en la puerta.

Su padre lo tomo de la mano y lo llevo hasta la puerta y le dijo " has trabajado duro, hijo mio, pero mira todos esos hoyos en la puerta, nunca será la misma. Cada vez que tu pierdes la paciencia, dejas cicatricez como las que ves aquí".

Tú puedes insultar a una persona y retirar lo dicho, pero del modo que se lo digas le devastará, y la cicatriz perdurará para siempre. Una ofensa verbal es tan dañina como una física.






Ama sin condición





Una historia que fue contada por un soldado que pudo regresar a casa después de haber peleado en la guerra de Vietnam. Le hablo a sus padres desde San Francisco.

- "Mama, Papa. Voy de regreso a casa, pero les tengo que pedir un favor: Traigo a un amigo que me gustaría que se quedara con nosotros." - "Claro," le contestaron, "Nos encantaría conocerlo." - "Hay algo que deben de saber",

- el hijo siguió diciendo, " él fue herido en la guerra. Piso en una mina de tierra y perdió un brazo y una pierna. El no tiene a donde ir, y quiero que el se venga a vivir con nosotros a casa." - "Siento mucho el escuchar eso hijo. A lo mejor podemos encontrar un lugar en donde el se pueda quedar." - "No, Mamá y Papá, yo quiero que el viva con nosotros."

- "Hijo," le dijo el padre, "tu no sabes lo que estás pidiendo. Alguien que esté tan limitado físicamente puede ser un gran peso para nosotros. Nosotros tenemos nuestras propias vidas que vivir, y no podemos dejar que algo como esto interfiera con nuestras vidas. Yo pienso que tú deberías de regresar a casa y olvidarte de esta persona. El encontrará una manera en la que pueda vivir el sólo."

En ese momento el hijo colgó la bocina del teléfono. Los padres ya no volvieron a escuchar de el. Unos cuantos días después, los padres recibieron una llamada telefónica de la policía de San Francisco. Su hijo había muerto después de que se había caído de un edificio, fue lo que les dijeron. La policía creía que era un suicidio.

Los padres destrozados por la noticia volaron a San Francisco y fueron llevados a la morgue de la ciudad a que identificaran a su hijo. Ellos lo reconocieron, para su horror ellos descubrieron algo que no sabían, su hijo tan solo tenía un brazo y una pierna









La Liebre y El Tigre



Que gran decepción tenía el joven de esta historia, su amargura absoluta era por la forma tan inhumana en que se comportaban todas las personas pues al parecer, ya a nadie le importaba nadie.

Un día dando un paseo por el monte, vio sorprendido que una pequeña liebre le llevaba comida a un enorme tigre malherido, el cual no podía valerse por sí mismo. Le impresionó tanto al ver este hecho, que regresó al siguiente día para ver si el comportamiento de la liebre era casual o habitual. Con enorme sorpresa pudo comprobar que la escena se repetía: la liebre dejaba un buen trozo de carne cerca del tigre.

Pasaron los días y la escena se repitió de un modo idéntico, hasta que el tigre recuperó las fuerzas y pudo buscar la comida por su propia cuenta. Admirado por la solidaridad y cooperación entre los animales, se dijo:

- "No todo está perdido. Si los animales, que son inferiores a nosotros, son capaces de ayudarse de este modo, mucho más lo haremos las personas".

Y decidió hacer la experiencia. Se tiró al suelo, simulando que estaba herido y se puso a esperar que pasara alguien y le ayudara. Pasaron las horas, llegó la noche y nadie se acercó en su ayuda. Estuvo así durante todo el otro día y ya se iba a levantar, mucho más decepcionado que cuando comenzamos a leer esta historia, con la convicción de que la humanidad no tenía el menor remedio, sintió dentro de sí todo el desespero del hambriento, la soledad del enfermo, la tristeza del abandono, su corazón estaba devastado, sí casi no sentía deseo de levantarse, entonces allí, en ese instante, lo oyó...¡Con qué claridad, qué hermoso!, una hermosa voz, muy dentro de él le dijo:

- "Si quieres encontrar a tus semejantes, si quieres sentir que todo ha valido la pena, si quieres seguir creyendo en la humanidad, para encontrar a tus semejantes como hermanos, deja de hacer de tigre y simplemente se la liebre".





Media cobija




Don Roque era ya un anciano cuando murió su esposa, durante largos años había trabajado con ahínco para sacar adelante a su familia.
Su mayor deseo era ver a su hijo convertido en un hombre de bien, respetado por los demás, ya que para lograrlo dedicó su vida y su escasa fortuna.
A los 70 años Don Roque se encontraba sin fuerzas, sin esperanzas, solo y lleno de recuerdos.
Esperaba que su hijo, brillante profesional, le ofreciera su apoyo y comprensión, pero veía pasar los días sin que este apareciera y decidió por primera vez en su vida pedir un favor a su hijo.

Don Roque toco la puerta de la casa donde vivía su hijo con su familia.
- Hola papá!
- Que milagro que vienes por aquí!
- Ya sabes que no me gusta molestarte, pero me siento muy solo, además estoy cansado y viejo.
- Pues a nosotros, nos da mucho gusto que vengas a visitarnos, ya sabes que esta es tu casa.
- Gracias hijo, sabía que podía contar contigo, pero temía ser un estorbo. Entonces, ¿no te molestaría que me quedara a vivir con ustedes?
- Me siento tan solo!.
- ¿Quedarte a vivir aquí?, si..... claro...... pero no se si estarías a gusto, tú sabes, la casa es chica mi esposa es muy especial..... y luego los niños....
- Mira hijo, si te causo muchas molestias olvídalo, no te preocupes por mí, alguien me tendera la mano.
- No padre no es eso, solo que.... no se me ocurre donde podrías dormir.
No puedo sacar a nadie de su cuarto, mis hijos no me lo perdonarían.... o solo que no te moleste dormir en el patio...
- Dormir en el patio está bien.
El hijo de Don Roque llamó a su hijo Luis de 12 años.
- Dime papá.
- Mira tu abuelo se quedara a vivir con nosotros. Tráele una cobija para que se tape en la noche.
- Si con gusto..... y ¿donde va a dormir?
- En el patio, no quiere que nos incomodemos por su culpa.
- Luis subió por la cobija, tomó unas tijeras y la cortó en dos.
En ese momento llegó su padre.
-¿Que haces Luis? ¿Por que cortas la manta de tu abuelo?
- Sabes papá, estaba pensando.....
- Pensando ¿en qué?.
- En guardar la mitad de la cobija para cuando tú seas viejo y vayas a vivir a mi casa....






Diario de un perro




Semana 1- Hoy cumplí una semana de nacido! Qué alegría haber llegado a este mundo!
-1 mes- Mi mamá me cuida muy bien. Es una mamá ejemplar!
-2 meses- Hoy me separaron de mi mamá. Ella estaba muy inquieta y con sus ojos me dijo adiós, esperando que mi nueva "familia humana" me cuidará tan bien como ella.
-4 meses- He crecido rápido; todo me llama la atención, hay varios niños en la casa que para mi son mis "hermanitos". Somos muy inquietos, ellos me jalan la cola y yo les muerdo jugando.
-5 meses- Hoy me regañaron. Mi ama se molestó porque me "hice pipi" dentro de casa; pero nunca me han enseñado donde debo hacerlo.
Además, duermo en la recamara, ya no me aguantaba!
-8 meses- Soy un perro feliz. Tengo el calor de un hogar; me siento tan protegido. Creo que mi familia humana me quiere y me consciente mucho. Cuando están comiendo me convidan, el patio es para mi solito y me encanta escarbar para esconder su comida. Nunca me educan, ha de estar bien todo lo que hago.
-12 meses- Hoy cumplí un año. Soy un perro adulto. Mis amos dicen que crecí más de lo que imaginaban (qué orgullosos se deben sentir de mí!)
-13 meses- Que mal me sentí hoy, mi "hermanito" me quitó la pelota. Yo nunca le agarro sus juguetes, así que se la quité.
Pero mis mandíbulas se han hecho muy fuertes y lo lastimé sin querer. Después del susto me encadenaron, casi sin poderme mover, al rayo del sol. Dicen que van a tenerme en observación y que soy un ingrato. No entiendo nada de lo que pasa.
-15 meses- Ya nada es igual...vivo en la azotea. Me siento muy solo. Mi familia ya no me quiere y ya se compraron otro perro chiquito. A veces se les olvida que tengo hambre y sed, y cuando llueve no tengo techo.
-16 meses- Hoy me bajaron de la azotea. De seguro mi familia me perdonó.Yo me puse tan contento que daba saltos de gusto. Mi rabo parecía barrilete. Y aparte me van a llevar con ellos de paseo. Nos enfilamos hacia la carretera y de repente se pararon. Abrieron la puerta y yo me bajé feliz, creyendo que haríamos un día de campo. No comprendo porque cerraron la puerta y se fueron.
"Oigan! esperen!" ladré..."se olvidan de mi!"... Corrí detrás del coche con todas mis fuerzas. Mi angustia crecía al ver que casi me desvanecía y ellos no se detendrían: me habían abandonado.
-17 meses- He tratado en vano de buscar el camino de regreso a casa. Me siento solo y estoy perdido. En mi sendero hay gente de buen corazón que me ve con tristeza y me da algo de comer.
Yo les agradezco con mi mirada desde el fondo de mi alma. Quisiera que me adoptaran y sería leal como ninguno, pero solo dicen: "pobre perrito, se ha de haber perdido"
-18 meses- El otro día pase por una escuela y vi muchos niños como mis "hermanitos". Al verme un grupo de ellos, riéndose, me lanzaron una lluvia de piedras para "ver quien tenía mas tino". Una de las piedras me lastimó un ojo y ya no veo con él.
-19 meses- Parece mentira, cuando estaba mas bonito se compadecían más de mi. Ya estoy muy flaco, he cambiado mucho.
Perdí mi ojo y la gente me saca a escobazos cuando pretendo echarme a una pequeña sombra.
-20 meses- Casi no puedo moverme. Hoy al cruzar la calle, un coche me arrolló. Según yo estaba en un lugar seguro llamado "cuneta", pero nunca olvidaré la mirada de satisfacción del conductor que hasta se ladeó para centrarme. Ojalá me hubiera matado, pero solo me dislocó la cadera. El dolor es terrible, mis patas traseras no me responden y con dificultad me arrastré hacia un poco de hierba a la ladera del camino.
Tengo 10 díassin comer bajo el sol, la lluvia y el frio. Ya no puedo moverme. El dolor es insoportable. Me siento muy mal, quedé en un lugar húmedo y parece que mi pelo se está cayendo.
Alguna gente pasa y ni me ve, otras dicen: "no te acerques".

Ya casi estoy inconsciente; pero alguna fuerza extraña me hizo abrir los ojos. La dulzura de su voz me hizo reaccionar. "Pobre perrito, mirá cómo te han dejado", decía... Junto a ella venía un señor con bata blanca, empezó a tocarme y dijo: "lo siento señora, este perro ya no tiene remedio, es mejor que deje de sufrir". A la gentil dama se le salieron las lágrimas y asintió. Como pude, moví mi rabo y la miré agradeciéndole que me ayudara a descansar. Solo sentí el piquete de la inyección y me dormí para siempre pensando en porque tuve que nacer si nadie me quería.

ESPERO QUE ESTO AYUDE A TODAS LAS PERSONAS QUE COMO YO QUIEREN A LOS ANIMALES, A HACER ENTENDER A OTRAS, QUE LOS ANIMALES TAMBIÉN TIENEN SENTIMIENTOS Y NOS SON MAS FIELES QUE NOSOTROS MISMOS Y MERECEN TODO NUESTRO AMOR...




Fuentes de Información - Te cuento algo corto..

El contenido del post es de mi autoría, y/o, es un recopilación de distintas fuentes.

Dar puntos
44 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 1 Seguidores
  • 800 Visitas
  • 8 Favoritos

Comentarios Destacados

@Lucho_Drawings Hace más de 2 años +7
sos hermosa, pero te soy sincero, no lei un carajo

16 comentarios - Te cuento algo corto..

@JuliaYLena Hace más de 2 años +1
@Lucho_Drawings Hace más de 2 años +7
sos hermosa, pero te soy sincero, no lei un carajo
@El_gran_novato Hace más de 2 años +4
Coincido con el de arriba
@MeNdOzA_aLvArO Hace más de 2 años
La ultima historia me saco una lagrima muy bueno
@nanopinus Hace más de 2 años
q queres q entre, no lea un carajo, te mire la foto y te diga q sos hermosa? porq no te salio eh, me lei todo!
y sos hermosa!
uh la cagué...
@Dant3s Hace más de 2 años
Lucho_Drawings dijo:sos hermosa, pero te soy sincero, no lei un carajo


El_gran_novato dijo:Coincido con el de arriba


nanopinus dijo:q queres q entre, no lea un carajo, te mire la foto y te diga q sos hermosa? porq no te salio eh, me lei todo!
y sos hermosa!
uh la cagué...
@fer201 Hace más de 2 años
me hicieron llorar
@pychupychu Hace más de 2 años
este pos en serio me hizo recapacitar un par de cosas que venia haciendo mal y otras que no me atrevia a hacer....


me sirvio de mucho
@fefcd Hace más de 2 años
@memb1987 Hace más de 2 años
muy profundo....... no puede evitar algunas lagrimitas.,..
@Almighty590 Hace más de 2 años
pequeñas historias que nos dejan grandes reflexiones

+8
@Osava Hace más de 2 años +1
Buenas las historias, algunas ya conocidas y cursis pero muy buenas, quien es el autor?
@Smash-Johnson Hace más de 2 años +1
Te cuento algo corto..

Como te lechearia el garbanzo.
@Elpyy Hace más de 2 años +1
Osava dijo:Buenas las historias, algunas ya conocidas y cursis pero muy buenas, quien es el autor?


IDEM, me leí todas
@bnsr Hace más de 1 año
muy lindas historias en alguna me puse a llorar