Clarin va Por Rial y Ventura, En el 18/A




A Lanata se le escapo la tortuga y clarín sale desesperado a recapturarla… se puede…? Claro…! La gente se cree todo…!




Por no alinearse con la estrategia oficial del Grupo y mostrar el costado más abarcador de la última "denuncia" de su estrella Jorge Lanata: ése que marcábamos el lunes y que incluye refrito con mediáticos.
Lo que en primera instancia era un buen vehículo para transmitir a mucha más gente una noticia que supuestamente incluía complejos mecanismos financieros se volvió en contra, y Lanata pasó a reemplazar a Tinelli en el rol de proveer de contenidos a los programas de chimentos más que de pruebas sólidas al Poder Judicial.
En Twitter, una periodista cercana al Grupo tiró ayer la versión de que el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini, se había reunido con Rial y Ventura para banalizar el caso... como si el mismo, por haberse emitido en el programa de Lanata e incluir a los maridos de Karina Olga e Iliana, no fuera más un show mediático a lo Jacobo Winograd antes que un caso serio a ser investigado por instancias formales del Estado.

Hoy, Blanck se queja también: "Conclusión de la estrategia farandulizante: muchísima gente que no accede habitualmente a noticias y programas de duro perfil político se enteró del escándalo. Y la intención de bastardear el verdadero carácter del caso terminó siendo un barrilete que casi no pudo levantar vuelo.

Anoche, , en el canal América se presentó el testimonio de Federico Elaskar, otro financista que había revelado detalles del escándalo. Elaskar se desdijo de lo que le había dicho a Lanata. Pidió perdón. Pero el caso ya no fue presentado como un tema de la farándula sino como “el escándalo que conmovió al país”".

Ya desde el lunes en la reunión del grupo selecto del Grupo en Telenoche, Lanata trataba de que el elemento farandulizante no le contaminara la movida contra el gobierno nacional. Pero poco pudo hacer y ayer los periodistas militantes de Clarín y sus tuiteros amigos intentaban imponer el hash #CasoKirchner, en su ruego de que el foco no se saliera de CFK. Como escribe hoy Roa: "La operación arrepentimiento busca sacar a Báez y a los Kirchner de la cancha. Lo que no lo está es qué les sucedió después del domingo, qué mensajes recibieron".
No es muy difícil: si consigo dos arrepentidos de la corrupción K que luego se desdicen me queda acusar a la Diktadura de estar apretándolos, si nadie cree la versión de que fueron mandados por los K a desnaturalizar una denuncia ejemplar del que nunca es desmentido (Lanata, ése sería Lanata).
El caso mediático también actualiza la guerra de egos entre Lanata y Majul, que hoy recuerda en su columna de La Nación que él fue el primero en denunciar estos hechos que ahora son la comidilla (no se cansa de pasar verguenza...) de lo menos serio del periodismo porteño. Un capítulo aparte es la disputa entre Lanata y Lilita, que ayer estuvo despotricando contra su odiada CFK en la sesión en la cual el Grupo A(hhh) votó en contra del ingreso igualitario al Poder Judicial, la publicación de las declaraciones juradas de los jueces y el acceso público a las causas que se tramitan (sí, votaron más de 100 diputados de la Oposición en contra de esos 3 proyectos de ley). A la noche, en TN, se encargó de asegurar que Ronaldo Graña, el otro periodista de América que puso reparos ya el lunes sobre la "cámara oculta" de Lanata, era un periodista pago por la SIDE....!!!!!!

Pagni admite: "La denuncia sobre un circuito de dinero negro que habría montado un empresario tan próximo a los Kirchner como Lázaro Báez parece hecha a medida del cacerolazo que se convocó para esta tarde".
Quizás este show mediático (ayer Jacobo Winograd opinaba sobre el mismo en A24) sea el pegamento que una, tapándose la nariz, a los cacerolos con políticos de los partidos de la Oposición, ese buscado objetivo de los grandes medios desde que los primeros salieron a escena el #13S.
Hoy será el día de la prueba final: que los apolíticos se banquen ser guiados al barro por los personajes que desprecian y la práctica que le es ajena por elección. Todo un desafío.
Bety Sarlo les explica a los cacerolos: "Si subsisten como organizaciones cuasi tribales, enigmáticas en sus procedimientos, cerradas a los recién llegados, lo mejor que produzca la movilización social no pesará en la política sino como indignada intermitencia".
Por la dudas, La Nación les publica los puntos de encuentro. Y Clarín les explicita sus ilustres guías espirituales: de Fernanda Iglesias a... Fernando Iglesias.
Y el macrismo los convoca para sacarles rédito (a pesar de que Mauricio anoche confirmó que no va a asistir). Avatares de los que han iniciado, ante la caída de los grandes partidos y los grandes medios, su largo
peregrinaje con sus maltrechas visiones del mundo debajo del brazo.







peregrinaje con sus maltrechas visiones del mundo debajo del brazo.