MACRI RECORTA EL PRESUPUESTO SOCIAL PARA DESVIARLO A EMPRENDIMIENTOS DE MODA Y DESARROLLOS INMOBILIARIOS PRIVADOS

Plata para las villas hay, pero va a otro lado

El gobierno porteño recortó cinco millones de pesos a la Intervención Social en Villas. Una parte los usó en un programa que se ocupa de eventos como “Buenos Aires Ciudad de Moda”. También sacó casi cuatro millones a los barrios en el Riachuelo.

Las villas no están de moda
El área afectada es la de Intervención Social en Villas de Emergencia y Núcleos Habitacionales Transitorios.


Las villas no están de moda para la gestión PRO. El gobierno de Mauricio Macri recortó cinco millones de pesos al programa de Intervención Social en Villas de Emergencia y Núcleos Habitacionales Transitorios, que depende del Ministerio de Desarrollo Económico. De ese dinero, tres millones fueron a parar al programa “Industria Audiovisual”, que se ocupa de eventos como “Buenos Aires Ciudad de Moda”. Un minucioso informe de La Fábrica porteña –que conduce el ministro de Trabajo, Carlos Tomada– dio cuenta de otros recortes similares que viene haciendo el jefe de Gobierno: la guadaña pasó también por el programa de Transporte Público Alternativo, que perdió 27 millones, y el de prioridad peatón, que se redujo en 25 millones. El mantenimiento de alumbrado público recibirá, en cambio, 73 millones más en un año electoral.

macri
"Buenos Aires moda"


Este año, el gobierno de Macri inició una serie de transferencias de recursos que llamaron la atención al equipo de La Fábrica porteña, un equipo que lanzó Tomada para auditar la gestión PRO. El más grande: el recorte de 40 millones a 28 hospitales y a programas sociales para destinarlos a publicidad. El más llamativo: un traspaso de fondos de las villas a remodelar la entrada del zoológico de Palermo (ver recuadro). Los datos de los informes de La Fábrica provienen de la información que se publica en el Boletín Oficial porteño.

A estos ajustes –de los que informó en exclusiva Página/12– se siguen sumando otros. Por la resolución 624 les quitaron otros cinco millones a las villas: de ese dinero, dos millones los enviaron a un programa similar, llamado “Mejoramiento de Villas”, pero otros tres millones fueron a desarrollar eventos como “Buenos Aires Ciudad de Moda” o el Festival Internacional de Diseño de Servicios Especializados, Comerciales y Financieros. A su vez, según detalla el informe de La Fábrica porteña, el gobierno de Macri reasignó 1.900.000 al programa de mantenimiento de la red pluvial. Si se toman como antecedentes las inundaciones, sería un buen dato, si no fuera porque esa partida tuvo una ejecución muy baja (ver nota aparte). Otros 1.352.760 van a la recuperación del barrio parque Donado-Holmberg, un proyecto inmobiliario privado que los macristas impulsan en los barrios de Villa Urquiza, Villa Pueyrredón y Saavedra para que sea “el Puerto Madero de la zona norte”.


Menos ciudadanía

Además, el gobierno de Macri sumó nuevos recortes al programa de Ciudadanía porteña, al que los macristas ya habían ajustado este año para obtener fondos para indemnizar a los inundados. En este caso, el recorte asciende a 134 millones 800 mil pesos. Se trata de un programa destinado a pobres e indigentes y que tiene como objetivo que los subsidios se usen para comida e higiene personal. En su informe, La Fábrica porteña hizo notar que el programa disminuyó la cantidad de beneficiarios en forma drástica desde que llegó Macri: entre 2007 y 2012, cayó un 27 por ciento.

El nuevo recorte es del 19,3 por ciento del presupuesto total de Ciudadanía porteña. “Si bien ese dinero se reasigna dentro de programa del propio Ministerio de Desarrollo Social (las partidas más grandes van a Fortalecimiento de Grupos Comunitarios –65 millones de pesos– y Fortalecimiento de las Organizaciones de la Sociedad Civil –28 millones–, lo cierto es que lo que era un programa transparente de la asistencia social directa se convierte en una herramienta política discrecional”, apuntan en el informe.

Este programa ya había sufrido este año dos ajustes: el primero fue de 40 millones de pesos, que se destinaron a pagar indemnizaciones a los afectados por la inundación. El segundo recorte fue de 70 millones de pesos, con el mismo fin. Desde la gestión PRO habían asegurado que repondrían ese dinero con la ampliación presupuestaria a mitad de año. En lugar de eso, recortaron otros 134 millones.

Además, el informe de La Fábrica porteña indica que la gestión PRO hizo un nuevo recorte sobre los fondos destinados a los barrios de la zona del Riachuelo (Acumar). Le quitaron 3.715.460 pesos, que se destinarán a un “Road Show” o centro de exposiciones del barrio parque Donado-Holmberg. Es la segunda vez que recortan fondos del sur para destinarlos a este proyecto inmobiliario privado que el gobierno porteño incentiva mediante la subasta de terrenos en esa zona. Los vecinos ya advirtieron que las obras, pletóricas de cemento, van a traer más problemas con los temporales y las inundaciones. En total, ya le quitaron más de seis millones a Acumar para destinarlos a este nuevo barrio, donde ya inauguraron pasos a nivel, y van camino a hacer una nueva sede de un CGP para incentivar a los inversionistas.

“Mientras el gobierno nacional fortalece su política de ingresos, el gobierno macrista desfinancia, mediante transferencias millonarias, las pocas políticas sociales heredadas de gestiones anteriores que aún quedan en pie”, consideró Matías Barroetaveña, coordinador de La Fábrica porteña. El dirigente indicó que “si a ese cuadro le sumamos la enorme subejecución en estas áreas, se configura un grave abandono de los sectores más desprotegidos de la Ciudad de Buenos Aires”.