La variedad en la ropa interior hoy en día es increíble. No sólo hablo de los distintos diseños y modelos, sino la que viene con cierta “tecnología” para acentuar las partes que más queramos.

Vamos a hablar de una tecnología un tanto peculiar, con antiolor. No nos andemos con tonterías, os estoy hablando de gases y de prendas interiores con antipedos.

Gracias a un inventor británico, Paul O’Leary, que ha incluido esta tecnología a la ropa para tratar de mantener a salvo el entorno de esos horribles pedos.

Disponible tanto para hombres (33 €) como para mujeres (26 €), Shreddies es un tipo de ropa interior con filtrado de flatulencia con una tela especial, una capa de carbono activado (llamado Zorflex) entre dos capas de tejido normal. Esta capa absorbe y atrapa el olor antes de que pueda seguir su camino hacia fuera.

Estas prendas han pasado por rigurosas pruebas y las conclusiones de la investigación de la Universidad De Montfort fueron presentados en la 86 Conferencia Mundial del Instituto Textil.

La ropa interior que te salvará de "incomodas situacio

El tejido es perfecto para separar el sulfuro y etil mercaptano con tal eficacia que puede filtrar los olores de 200 emisiones flatulentas.

Shreddies no sólo se especializa en el control de flatulencias. Tiene una línea de fácil lavado para incontinencias, hecho con un tejido impermeable y transpirable diseñado para manejar la situación.

A lo que ja de oler este "calzon" cuando se lo quiten y lo lave, digo yo.