Anguila Electrica, informate un poco y hacle un homenaje


La anguila eléctrica (Electrophorus electricus) es realmente un animal misterioso, en toda regla pues produce unas descargas eléctricas de tal magnitud que puede dejar paralizado a un yacaré adulto (una especie de cocodrilo de Sudamérica). Su hábitat natural se extiende desde Guatemala hasta el Río de la Plata, concentrándose especialmente en áreas del Amazonas y el Orinoco.

La anguila eléctrica es prácticamente ciega, se guía mediante una especie de “sensores eléctricos” de bajo voltaje que le hacen percibir lo que tiene alrededor. Tienen densos sistemas capilares en la piel, lo que les permite absorber oxígeno directamente del agua o del aire. Poseen unos orificios branquiales pequeños que impiden que las branquias se sequen rápidamente, ambas características son las que le permiten sobrevivir prolongados períodos fuera del agua.

Pero lo más característico de una anguila eléctrica es precisamente eso: la electricidad que produce. ¿Cómo es esto posible? Pues por si alguien lo había pensado, no, no funciona a pilas, tampoco posee células fotoeléctricas, tampoco podríamos enchufar nuestro refrigerador a una pecera con una anguila eléctrica dentro, ¿por qué? Entre otras muchas razones estúpidas… porque tu nevera funciona a 220v y una anguila eléctrica puede llegar a dar una descarga de ¡¡600v!! Indaguemos un poco más sobre este “pez generador”.

A lo largo de su vientre encontramos un órgano tubular repleto de electrocitos o células electrogénicas, éstas son un conjunto de células capaces de producir electricidad aunque de bajo potencial. ¿Cómo logra este pez entonces descargas de 600v? Pues muy sencillo, básicamente este pez no es más que un condensador conectado a miles de generadores de bajo voltaje en serie, es decir, sus células electrogénicas generan electricidad y la acumulan (como un condensador) y cuando descargan, lo hacen de forma sincrónica y como si de un circuito en serie se tratase, la descarga final es la suma de todas ellas.

Cada electrocito genera un potencial eléctrico de 0.14 voltios (esto todo son datos aproximados, extraídos de varias revistas de ciencia). Como término medio esta especie de anguila tiene unas 230 células electrogénicas por centímetro de longitud, lo que nos da un total de unos 30-32 v/cm de longitud, teniendo en cuenta que un pez de éstas características adulto puede llegar a tener un vientre (que solo es una parte de su cuerpo) de unos 20 cm de largo, esto nos da la friolera de 600v. Por si fuera poco, puede repetir esta descarga hasta 150 veces en una hora sin inmutarse. No he conseguido hallar información sobre la intensidad de su descarga, la cual, supongo bastante baja pues con ese potencial si fuese un poco alta sería mortal para un humano y no es así (aunque da una sacudida de…) y os recuerdo que con solo 30 mA ya existe peligro de parada cardíaca.

Las primeras investigaciones sobre el fenómeno eléctrico de la anguila, las realizó Faraday, (¿quien si no?) e informó sobre los resultados de sus experimentos ante la Sociedad Real el 6 de diciembre de 1838. Faraday se valió de dos electrodos metálicos, tocando con los mismos al pez. A los extremos opuestos de los electrodos conectó conductores de cobre, que, a su vez, iban conectados a un pequeño solenoide: una espiral de alambre dentro de la cual se hallaba un alambre de hierro. Durante la descarga de la anguila, el solenoide creaba un campo magnético relativamente fuerte, que imantaba el alambre. Por la disposición de los polos magnéticos del alambre Faraday determinaba la polaridad de la tensión de la anguila.

Sin duda, es un espécimen singular, como otros muchos en la naturaleza, diferente, incomprendido, extraño, pero sobre todo evolucionado y adaptado a su medio. Todos los animales que pueblan nuestro planeta se adaptan al hábitat que los rodea, todos, excepto los humanos, que somos más cómodos y preferimos adaptar el hábitat a nosotros.


aca un interesante articulo en pdf:

http://www.mentesinquietas.es/blog/wp-content/anguila.pdf
biologia