epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

¿pensar o no? - Cuando pensar demasiado no es positivo

El pensamiento anticipatorio: ¿pensar o no pensar?


Iniciemos este intento de reflexión con una pequeña historia:

"Un hombre está haciendo algunos cambios en su casa. De repente se da cuenta de que necesita un taladro eléctrico pero no lo tiene y todas las tiendas están cerradas. Entonces se percata que su vecino tiene uno. Irá a pedírselo prestado pero... le asalta una duda: ¿y si no quiere prestármelo? Entonces recuerda que la última vez que se vieron el vecino no se mostró tan comunicativo como en otras ocasiones. Quizás tenía prisa pero quizás se sentía molesto por algo que he hecho. Evidentemente, si está molesto conmigo no me prestará el taladro. Se inventará cualquier excusa y yo quedaré en una posición totalmente ridícula. ¿Pensará que es más importante que yo solo porque tiene una herramienta que necesito? Pero, ese es el colmo de la arrogancia..."

En síntesis, que el hombre no pudo terminar su trabajo porque sus pensamientos le impidieron ir a solicitar la ayuda necesaria. Pero además, es muy probable que cuando se vuelva a encontrar con el vecino lo salude de una manera fría o que deje traslucir su molestia; fundándose en una serie de ideas erróneamente preconcebidas.

Este tipo de razonamiento o autodiálogo se convierte en un sinvivir cotidiano que conduce al camino más certero para amargarse la vida.


¿pensar o no? - Cuando pensar demasiado no es positivo


La cultura occidental es racionalizadora por excelencia; hay incluso quienes afirman que la racionalización está institucionalizada porque todo se intenta solucionar a partir de la descomposición en partes y la anticipación de los posibles errores. Así, nos vemos envueltos en miles de pequeños pensamientos cotidianos que nos asaltan mientras cruzamos una calle, cuando tomamos un café, cuando estamos esperando en una fila, cuando alguien nos saluda... invariablemente le estamos buscando un sentido a todo lo que sucede a nuestro alrededor; a la mirada del señor del autobús, a la risa de la dependienta, a la confusión del compañero de trabajo... la lista es interminable. Intentar brindarle un significado a lo que nos rodea es un proceso bastante normal, que muchas veces transcurre de manera automática para que podamos responder congruentemente con los estímulos que nos llegan constantemente del entorno pero hay que reconocer que en muchas ocasiones, francamente, cruzamos la frontera de lo sano para lindar con lo patológico.

La mayoría de estos pensamientos no tienen muchas repercusiones pero existen algunos que, más que soluciones, acarrean verdaderos problemas. Eso sucede porque deseamos encontrarle un sentido a determinadas situaciones o comportamientos pero realmente no tenemos todas las informaciones necesarias como para hacer una evaluación objetiva de lo que está sucediendo. Entonces echamos mano a nuestras creencias (que pueden ser más o menos acertadas, más o menos flexibles) para explicar rocambolescamente aquello que en muchas ocasiones bastaría con preguntar.


pensar


Anticipar los posibles resultados de nuestras acciones es totalmente válido y característico del ser humano pero cuando este pensamiento se sustenta más en nuestras percepciones prejuiciadas que en una realidad compartida, provoca una ansiedad considerable en quien intenta racionalizar e incluso determina negativamente sus relaciones interpersonales y por supuesto, limita en extraordinaria medida el éxito que se puede alcanzar.

Una solución al alcance de la mano es preguntar; preguntar siempre que podamos para poder conformarnos un cuadro lo más cercano a la realidad posible. De las respuestas o del silencio de nuestro interlocutor, siempre obtendremos una información valiosísima que nos facilitará tomar la mejor decisión posible sin caer en las distorsiones cognitivas.



vida

Las distorsiones cognitivas: Cuando pensar demasiado no es positivo


Después de haber escrito el artículo "El pensamiento anticipatorio: ¿pensar o no pensar?", se quedaron algunas ideas en el tintero, sobre todo vinculadas con las distorsiones cognitivas, es decir, las formas erróneas de procesar y comprender la información que proviene del medio y que generalmente da lugar a estados emocionales negativos. Asumiendo esta perspectiva se puede comprender que existen numerosas formas de distorsionar esa realidad, estas son las más comunes.


Las 10 distorsiones cognitivas más comunes que afectan nuestra vida cotidiana


demasiado


1. Inferencias arbitrarias: sacar conclusiones sobre una situación, que no están respaldadas por los hechos. Dentro de las inferencias arbitrarias se encuentran:

- Adivinación de intenciones negativas en los demás o interpretación de los pensamientos del otro. También conocida como lectura de la mente hace referencia al intento de descifrar las intenciones de las otras personas sin tener los datos suficientes para ello. Por ejemplo: “Estas personas me están mirando fijamente porque creen que soy tonto e incapaz, de seguro desearían que yo no estuviese aquí".

- Profecía autocumplida. La persona está sobre aviso, desarrolla determinadas conclusiones erróneas sobre lo que sucederá en determinada situación y ésta profecía termina por cumplirse. El ejemplo más clásico es la persona que teme a hablar en público y antes de su discurso ya ha asumido que será un fracaso y que sus ideas no serán comprendidas. Así, se auto genera tanta ansiedad que el resultado es catastrófico y asume una conclusión errada: "No volveré a hablar en público porque no poseo las habilidades comunicativas mínimas".


cotidiana


2. Abstracción selectiva: se refiere a la persona que selecciona algunos detalles negativos de la realidad e ignora todos los demás. Así, la visión de la vida adquiere tonos grises aunque realmente solo exista una pequeña nube en el cielo. Por ejemplo: “No he podido adquirir los billetes para el partido. Mi vida es un desastre, no tengo suerte”.


afectan


3. Sobregeneralización: la persona extrae conclusiones sobre la valía de algo a partir de un solo incidente y posteriormente intenta aplicar esta conclusión a todo lo demás. Por ejemplo: “Esa chica no ha querido salir conmigo. Ninguna mujer me querrá”, "Me ha ido muy mal con mi novio, ningún hombre vale la pena".


¿pensar o no? - Cuando pensar demasiado no es positivo


4. Razonamiento emotivo: la persona dota de un significado emocional exagerado a todas las situaciones. En otras palabras, todo lo asume como un ataque o un problema altamente personal. Por ejemplo: "Mi jefe me ha encomendado esta tarea porque no me tiene a bien. Le resulto antipático y desagradable".


pensar


5. Pensamiento del “todo o nada”: quizás esta sea una de las distorsiones cognitivas más frecuentes, consideramos como un fracaso todo aquello que no se ajuste a nuestras expectativas. Usualmente se encuentra matizado por el uso de las palabras: siempre, nunca, todos... Por ejemplo: “He suspendido una asignatura, no lograré terminar la carrera”.


vida


6. Clasificación o etiquetación: se atribuye una etiqueta rígida a todo lo que nos rodea y a nosotros mismos. Por ejemplo: "soy un fracasado", "él es un insensible”... que posteriormente matizará nuestra forma de relacionarnos con el mundo.


demasiado


7. Los debería: se refieren a ideas preconcebidas acerca de cómo deben comportarse los otros y nosotros mismos. Como tenemos preestablecido las conductas posibles, terminamos por encerrarnos en hábitos muy rígidos y en formas estrechas de comprender el mundo. Por ejemplo: "Yo debo ir todos los domingos a la iglesia porque es lo que hace un buen cristiano", "Yo siempre estoy dispuesto a ayudar a los demás por lo cual los otros deben responderme incondicionalmente".


cotidiana


8. Descalificación de lo positivo: se le resta importancia a los rasgos positivos o a los logros, ya sean individuales o de las personas que nos rodean ya que se consideran como "lo normal". Por ejemplo: "He obtenido el máximo en el proyecto pero eso lo haría cualquiera", "Me han invitado a cenar pero es su obligación".


afectan


9. Personalización: la persona asume que las "culpas" de la mayoría de los problemas están en sí mismo o en los demás cuando realmente las causas son muy disímiles. Por ejemplo: "No obtuve el puesto de trabajo porque soy un total incompetente".


¿pensar o no? - Cuando pensar demasiado no es positivo


10. Visión catastrofista: tras un error o un pequeño revés la persona comienza a rumiar sobre las consecuencias nefastas y altamente desgraciadas de sus actos. En fin, se trata de ver un terremoto donde solo ha habido un temblor.

Algunas distorsiones cognitivas son bastante similares ya que normalmente se encuentran muy relacionadas en la mente de la persona cuando esta intenta darle un sentido al mundo que le rodea. Por ejemplo, si somos catastrofistas, es muy probable que también tengamos un pensamiento del "todo o nada" y que practiquemos la abstracción selectiva.

Sin embargo, limitarse al conocimiento teórico no servirá de mucho, es importante ponerle nombre a nuestras distorsiones cognitivas y, lo que es aún más importante, aprender a detectarlas en las diferentes situaciones y comprender cómo obstaculizan nuestras relaciones o nuestro Desarrollo Personal.


pensar

Comentarios Destacados

mauri_4780 +6
yo me la paso pensando que no tuve novia a mis 28 y me hace bastante mal
lauti_1997 +3
@Tomatela-te-dije yo todavía no...tuve varias oportunidades pero siempre la cagaba porque soy tímido con las chicas y re virgo.
EmmaSexPistols
@lauti_1997 a mi me re gustaba no haber besado ni culeado una piba ahhaha, pero bueno, ustedes quieren ser un poco mas de lo mismo, yo quisiera ser como antes, re virgo y re duro, no saben lo que era estaba re piantado
mauri_4780
@lauti_1997 es una carga de muchos años, infinita
@marcoka yo ya puse de mi parte y nunca me correspondieron., que edad tenes?
@ZeraLaManta y lo que pasa es que mas grande sos y no tenes experiencia en nada
@Tomatela-te-dije yo bese si, pero que se yo, no pasa nada. solo unos besos.
@EmmaSexPistols ¿?

8 comentarios - ¿pensar o no? - Cuando pensar demasiado no es positivo

-Alfeiron- +1
la verdad ya ni se me tiene las bolas llenas eso porque lo que pensas es totalmente diferente a lo que va a ser en realidad si pensas en "no" va a ser un "si" y viceversa por eso nunca quiero pensar demasiado las cosas como que la vida me quiere cagar siempre y yo me hago el boludo
CabshaEdifier +1
La clasica yo usaba eso cuando iba a rendir " me va a ir como el orto" y me convencía .Total si me iba como el orto ya lo habia asimilado
Ahora estoy como vos,dejo que pasen las cosas,no pienso en las probabilidades y eso o te parece que vos mismo te cagas sin darte cuenta
donatien88
Depende el ambiente. Si vivis en el lugar donde nadie confia en nadie, nadie se quiere o se respeta..


Vas a tener que mucho pensamiento anticipatorio, por que corres peligro.

No sos vos el problema. Es el ambiente
123riki
me identifique con una banda de ellas
Razerjox
Buenisimo para entender las causas de la ansiedad