Estos son algunos pensamientos que aparecieron en mi cabeza un dia de bronca, no lo niego, como así tampoco niego que no soy escritor y no poseo la pericia de algunos para estas cosas, simplemente escribi lo que sentia y pensaba y ahora lo quiero compartir. Lo siento si parece algo crudo en ciertas partes o puede que a algunos no les gusten las formas simples de expresar las opiniones, pero yo creo que es la mejor forma. Por favor comenten, digan lo que piensan, cualquier cosa, eso es lo que me motivo a postearlo.
PD: si esta mal posteado avisen es mi segundo post y agradeceria los consejos. Tambien disculpen si hay errores gramaticales u ortográficos.



La hipocresía es el único mal de este mundo o mejor dicho el mayor y más difundido entre las personas. Será por la facilidad en incurrir en él. Es increíble, no se puede observar absolutamente nada sin que aparezca de repente un rastro de esta forma tan apestosa que tienen de ser ciertas personas. Ahora si no saben a qué me refiero tomen un diccionario, memoricen el significado de la palabra y luego prendan el televisor para ver buenos ejemplos, preferentemente donde se encuentre hablando algún político.
Es como si estuviera de moda, si no eres hipócrita no podrás llegara ser alguien. Chupa los culos de quien tengas frente tuyo dependiendo de la circunstancia y luego abrí la puerta de al lado y chúpale el culo al que esté mejor parado para mayor comodidad sin importar que te quede un saborcito medio amargo en la lengua total con el tiempo te irás acostumbrando o se te acalambrará la lengua de tanto alabar a quien criticas y criticar a quien adulas delante de las personas correctas por supuesto, de lo contrario no serías un buen hipócrita.

En el caso de los políticos la utilizan como herramienta para gobernar, alcanzar poder o llenarse los bolsillos. ¿Cómo? Se preguntarán algunos, bueno eso es lo difícil de explicar pero hay que intentarlo, y es difícil por el hecho de que son hipócritas a la luz de todos, aún sabiendo que con los medios actuales se puede tener memoria de cada palabra que vomitan; y eso confunde. Lo que creo que hacen, de forma consciente y estratégica, es plantear en las personas la necesidad de decidirse si creer realmente en lo que dicen o dudar absolutamente de todo (debemos transformarnos en militantes o escépticos). Nos muestran que no existe un dirigente que piense totalmente en el pueblo y no en sí mismo, que todos están contaminados por este mal, en fin, que no hay esperanza. Y esto para qué, para confundir, para implantar en el pueblo el sentimiento de inseguridad, porque un pueblo sin esperanza, cínico, inseguro o incluso, aunque no lo crean, lleno de odio es más fácil de controlar, engañar y manipular, e incluso de gobernar. Solo se necesita de un tercero que nos brinde una leve ilusión de seguridad, de descubrir ese velo de oscuridad que los hipócritas han tendido sobre nuestras mentes. Y es que al ver esa leve luz que nos brinda este tercer hipócrita es que corremos a entregarle todo el poder sin pensarlo dos veces.

Una persona hipócrita, con las letras en mayúsculas, no dejará de serlo, piensen, es merecedor tenerle esperanza. Una de las metas de nuestras vidas debería ser, dadas las circunstancias, tratar de no ser hipócritas o serlo lo menos posible, porque como dije antes, es difícil escapar totalmente. Antes de escribir esto tenía una pregunta que creo haberme respondido sin darme cuenta ¿si las personas hipócritas son consientes de serlo?, bueno, la verdad la respondí afirmando una segunda pregunta que formule seguido a esta (también sin darme cuenta), esa conciencia ¿depende de cada persona?

Piensen en la hipocresía como el mal de la humanidad, algo necesario de erradicar pero aun así es difícil de hacerlo. Y si siguiéramos pensando en ella caeríamos en la cuenta de que es irremediablemente inherente a la condición humana.

Hace poco escuche una frase referente a este tema con la cual lamentablemente creo que coincido un 100%: “si no fuésemos hipócritas estaríamos matándonos unos a otros.” Esto nos lleva a pensar si la hipocresía es necesaria para la prosperidad y bienestar de la raza humana. Lo que nos lleva a otro interrogante: ¿debemos adaptar nuestras creencias y saberes a cada circunstancia para la prosperidad del bien mayor aunque nos lleve a debelarnos cómo hipócritas?

Para terminar, una frase para pensar (rima sin querer):

"El hombre primitivo es el dueño de nuestras creencias actuales. Si hoy en día desconfiamos hasta de nosotros mismos, porque creer lo que dicen fuentes que no podemos confirmar, ¿somos todos hipócritas?"

Comenten y opinen, ese es el propósito. Gracias