“Es una venganza”


Ayer, LA GACETA le preguntó al vocal de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Eugenio Zaffaroni cómo se evita el malestar social que genera la comisión de delitos a lo que algunos quisieran recurrir con una suerte de justicia por mano propia. Esta fue la respuesta:

“Son situaciones muy diferentes. Algunas pueden ser situaciones de legitima defensa. Me robaron y de una trompada evito, con la botella en la mano, por ejemplo, le pego en la cabeza (al que me asalta). Otras son reacciones del momento que son inevitables. La reacción vindicativa en el momento del hecho es una reacción primaria que la podemos tener cualquiera de nosotros. Pero de ahí a otras cosas, en que pasa un lapso del tiempo y lo voy a buscar, es otra cosa. Insisto: la reacción vindicativa en el momento es una reacción primaria, que es perfectamente calculable. Uno llega a la casa y encuentra que alguien está rompiendo la puerta y lo quiere matar, ahorcar. Pero si después de tres días, reacciona, es otra cosa. Lo primero es el impulso primario de reacción, comprensible, a veces; a veces no. La expresión justicia por mano propia es una expresión que no tiene sentido. Justicia por mano propia es una venganza.
De lo que estoy hablando es de la reacción en el momento del hecho. Puede tener un contenido vindicativo, porque en el fondo es irracional, pero es explicable. En tiempos en que el poder punitivo no era como el de ahora, como en tiempos de los germanos, se arreglaban con soluciones de tipo reparador. Una reacción de tipo primario es explicable en cualquier situación de violencia”


PUNTOS DE VISTA


Más confianza

Por Adriana Reinoso Cuello - Fiscala de Instrucción

La gente debe confiar más en la Justicia y dejar actuar al Estado. El ciudadano debe colaborar denunciando y participando de todos los actos que permitan descubrir la verdad. La Justicia por mano propia no es una solución. El delito siempre existió y para eso existe la ley. El fiscal y el juez se ajustan a Derecho en cada caso, y también en la situación puntual de los arrebatos. Las personas a veces piensan que la Justicia es sinónimo de cárcel o de prisión. La solución no está en encarcelar al que comete el delito, ni combatir la violencia con más violencia, sino en evitarla.


Intolerancia

Por Hugo Sanchez - Jefe de Policía

La gente está cansada de que la asalten y el delincuente al poco tiempo recupere la libertad. El ciudadano tiene bronca al que le roba y por eso reacciona violentamente. Hay una intolerancia cada vez mayor a ese tipo de situaciones porque el ciudadano que trabaja y que se gana la vida dignamente no soporta que le roben y después no tener respuestas. Esa intolerancia se incrementó porque el ciudadano ve que el delincuente es detenido pero sale de prisión al poco tiempo. Mientras eso no cambie, los ánimos de la sociedad seguirán caldeados.


Descontrolados

Por Beatriz Polti - Psicóloga

Existe un tema que tiene que ver con la violencia. De alguna manera las personas tenemos la capacidad de ser pacíficos o de ser violento. Ante hechos que nos pueden llegar a descontrolar, tenemos que controlar nuestra violencia. Hay que destacar que las que forman el control de esa violencia son las escuelas, la familia, las instituciones y también los formadores de opinión, los medios que vayan teniendo esa labor de intentar concientizar de forma positiva a la población. Los problemas sociales no se resuelven con leyes, sino que es un proceso mucho mas complejo.


Violencia sin fin

Por José Luis Cañote - Sociólogo

Vivimos en medio de un mundo cada vez más violento e intolerante. Sobre todo cuando vemos que las impunidades siguen existiendo y no se castiga a los culpables ni en forma ni tiempo. El incremento de la violencia es innegable. También es innegable la inseguridad. Sin embargo, si cada uno se toma la ley en la mano, crearemos una espiral de violencia que no tendrá fin. La forma como lograr que la ley y la razón reinen es con el imperio de las mismas de forma imparcial y formal. Tenemos derecho a defendernos pero no a ser juez y parte.


http://www.lagaceta.com.ar/nota/319837/Policiales/%E2%80%9CEs_una_venganza%E2%80%9D.html


Justicia por mano propia, ¿venganza?