Contaminación Atmosférica


Desastres mundiales

La mayor parte de la contaminación atmosférica proviene de las emisiones de los motores de los vehículos y de las centrales termoeléctricas que queman combustibles fósiles (carbón y petróleo) para producir energía eléctrica, para uso industrial y particular. Estas emisiones son la causa de: la lluvia ácida; el efecto invernadero (dióxido de carbono y metano); el oscurecimiento global (metales pesados); la reducción de la capa de ozono (clorofluorocarbonos), protección ante la radiación ultravioleta del sol; entre otros.
Los países industrializados producen la mayoría de los gases causantes del efecto invernadero, que ha aumentado en un 75% desde 1970. Por ejemplo, aunque Estados Unidos sólo supone el 5% de la población mundial, genera el 22% del dióxido de carbono mundial (2007). China, el país número uno en emisión de gases contaminantes con un 31%, crece a un 11% anual.


Deforestacion



desertificación

Cada año se estima que desaparecen 170.000 kilómetros cuadrados de bosques tropicales, el equivalente a la extensión de Uruguay. Al actual ritmo de deforestación, el 8 por ciento de la superficie de la Tierra que ocupan los bosques tropicales habrá desaparecido en 20 años. Este tipo de bosques, que se encuentran principalmente en Brasil (Amazonas) e Indonesia, constituyen los pulmones de la Tierra, al convertir el dióxido de carbono en oxígeno, además de servir de filtro para contaminantes, entre otras muchas más cosas.


Explosión de demográfica


Extinción de animales


En la actualidad, la población de nuestro planeta es de alrededor de 6.000 millones de habitantes. Su crecimiento es motivo de preocupación mundial ya que se ha duplicado desde 1950 y no es homogéneo, siendo prácticamente nulo en los países desarrollados, y altísimo en los países más desfavorecidos.
El crecimiento de la población es la mayor causa de deforestación, al requerir ésta de una mayor de demanda de alimento y de madera, como fuente de energía.


Desertificación


deforestación


La desertificación es uno de los mayores problemas medioambientales, que afecta a la mitad de los países, ya que la degradación del suelo hace que las tierras pierdan la capacidad de soportar crecimiento, haciéndolas estériles indefinidamente.
A su vez, no permiten la retención del agua, con lo que crean correntías que eliminan la parte fértil del suelo, impidiendo así su regeneración de una forma perpetua. Se estima que en el mundo, entre 6 millones y 27 millones de hectáreas se pierden cada año como consecuencia de la desertificación.
Esta desertificación está causada principalmente por la ausencia de lluvia, que se ha visto incrementada en numerosas zonas por el cambio climático. Otras causas pueden ser la sobreexplotación de los recursos en la agricultura o el pastoreo, el uso abusivo de pesticidas, etc.


Contaminación del
Agua


del agua


Aunque el 72% de la superficie terrestre está cubierta por agua, tan sólo el 3% es agua dulce y de ella sólo el 1% puede ser utilizado por el Hombre. Debido a la contaminación de los recursos hídricos y del cambio climático, se prevé una escasez crítica para los años venideros. Causas de la contaminación del agua son vertidos industriales incontrolados a ríos, lagos y océanos, uso extensivo y excesivo de fertilizantes en la agricultura, calentamiento del agua, contaminación por petróleo, estracción minera,etc.


Extinción de Especies


Contaminación Atmosférica

Gran parte de estudios científicos muestran que especies animales y vegetales se están extinguiendo a un ritmo mayor que en cualquier otro tiempo, incluso mayor a la que causó la extinción de los dinosaurios, hace 65 millones de años, de ahí que se le halla denominado como “sexta extinción”.
En los últimos quinientos años la actividad humana ha causado la extinción de 816 especies. Uno de cada diez pájaros y el 25% de los mamíferos figuran en la Lista Roja de especies amenazadas de desaparición, mientras que dos tercios de otras especies se encuentran en peligro de extinción.
La extinción de animales se ha acelerado en los últimos 200 años como consecuencia directa o indirecta del crecimiento de la población humana, el despilfarro de los recursos naturales y los cambios climáticos asociados al medio ambiente...