hola, este post es de mi cuidad, SAN VICENTE, ubicada a 50Km de Capital Federal.
una ciudad q va e aumento, 50.000 habitante, cuenta con os servicios necesarios, esta podriamos desirlo asi en una zona rural. y como atractivo principal para el turimo existe la Laguna del Ojo o de la Reduccion.
el partido de San Vicente se compone de tres pueblos , el cabecera San Vicente, Alejandro Korn y Domselaar.
en el post incluire un poc o de historia, personalidades, y videos ...
espero q les guste.


San Vicente- post de mi ciudad.

San Vicente
Antes de la formación del Partido

En el año 1580 el capitán Juan de Garay fundó la ciudad de la Santísima Trinidad y el pueblo de la Santa María de los Buenos Aires. Luego establece los límites y procede a realizar el reparto de los solares de la ciudad (chacras y estancias): Chacras; sobre la costa del Río de La Plata desde San Sebastián (hoy Plaza San Martín) hasta el Tigre. Las estancias: sobre la costa del Río de la Plata, desde San Pedro (hoy Parque Lezama) hasta Magdalena.

Los territorios adyacentes de la ciudad recién fundada quedaron bajo la autoridad directa de un cabildo. Los límites eran imprecisos, donde estas zonas extensas abarcaban ambos lados del río. Pero con el tiempo los criterios fueron variando y a partir de comienzos de siglo XVll los ríos actuaron como puntos divisorios de su propia cuenca. La zona de Magdalena se delimita entonces con el Riachuelo, el Río de La Plata, el Salado y una línea imaginaria que unía las nacientes del río Matanza con este último, en las proximidades de la Laguna de Monte. Como consecuencia, las tierras del partido de San Vicente se encuentran dentro de la referida zona.

La más antigua referencia de la zona de San Vicente data del año 1618, donde los conquistadores españoles establecieron una reducción indígena a orillas de la Laguna de San Vicente, que empezó a llamarse “de la reducción”, por la reducción de cacique Tubichamini, estableciéndose un adroctinamiento a cargo de sacerdotes franciscanos que varios años después se lleva a la zona de Barragán.

La Laguna de San Vicente, llamada en la época colonial “laguna del ojo” en referencia al ojo de agua, fue centro de una merced que en 1630 recibirá D. Cristóbal Jiménez como primer propietario hispano criollo del lugar. En 1637, el maestro de campo, Pedro Home De Pessoa recibe tierras al sur de la laguna y en 1696 vende su estancia y tierras a D. Luis Pessoa y Figueroa, que era miembro del cabildo de Buenos Aires y un rico propietario vinculado con el comercio de mulas altoperuano. La estancia estaba ubicada por la zona de Magdalena y tenía como centro la laguna del ojo. A su muerte las tierras pasaron a su hijo natural D. Antonio Pessoa, afincado en Buenos Aires, que mensuraron en 1740 y en esa escritura ya la laguna aparece menciona como la de la reducción, siendo éste el primer testimonio concreto de la reducción indígena que a mediados del siglo XVII existía en la zona.

A mediados del siglo XVIII, Vicente Pessoa, sacerdote nieto de Luis, hijo de Antonio, edificó una pequeña capilla para atender a la población y así van a ir llegando algunos pobladores estableciéndose en su cercanía. En el año 1734 va a tomar forma un asentamiento de vecinos en la zona sur de la laguna donde otro Pessoa, Juan Bautista, va dar la base de algún poblamiento.

Recordemos que diez años después aproximadamente, en 1750 se instalaron en la frontera bonaerense los primeros fortines para la defensa de la campaña, por ende se creo el fortín El Sajón a unos kilómetros de la Laguna, que fue puesto a cargo de una compaña de Blandengues siendo trasladado en 1752 a la Laguna Vitel de Chascomús.

En 1780 se dividió el curato de la Magdalena y se creó el de la Laguna de la Reducción, y ese oratorio se vuelve popular para luego convertirse en parroquia, siendo Vicente Pessoa el primer párroco.

Al llegar 1784 se le dió importancia al pueblo por lo que el cabildo de Buenos Aires le confirma el derecho de tener alcalde de hermandad y de conformarse como partido. Entonces, el 30 de diciembre de 1784, en este cabildo se lee un oficio del gobernador que dice: “Se ha advertido que en las dilatadas campañas de la jurisdicción de esta capital se experimentan muchos excesos difíciles de cortar no acrecentándose el número de jueces que celen”. Es así que se nombra tres alcaldes en la zona de Magdalena: Uno para la parroquia de Quilmes, otro para San Vicente y otro para Magdalena. El primer elegido para ocupar este cargo en San Vicente es Pedro Avellaneda, pero no llega a asumir el cargo y es reemplazado por José de San Martín.

Una vez creado el Partido

Ya independizado el país, perduraron uno años instituciones coloniales como los alcaldes, por eso en 1820 pudieron atribuirle esa función a Juan M. Rosas para San Vicente pero este no lo acepto.

Un año después por la ley de diciembre de 1821 se crearon juzgados de paz en la provincia y es así que en Enero de 1822 San Vicente se vuelve cabecera en sede de juzgado de paz, al tiempo que los territorios de Cañuelas, Monte y Ranchos, que integraban el partido de San Vicente, pasaron a constituir distintas jurisdicciones.

En 1824 el general Juan J. Viamonte instaló una importante estancia llamada “La Martiniana” a una legua hacia el este de la laguna, viviendo allí varios años hasta antes de exiliarse. Viamonte fue gobernador interino de la provincia en épocas de crisis y fue además segundo jefe en los Patricios en 1810. El partido en esa época era principalmente ganadero pero a fines de la década de 1830 establecieron varias familias británicas orientadas a la cría del lanar, como los Harat y los Shesidan. Como consecuencia, a partir de 1840 se intensifica la cría del lanar en toda la provincia. Es así como el partido de San Vicente en 1854 se convierte en el mayor productor de la zona con 558.000 cabezas.

En esa misma fecha, 1854, se plantea el traslado del pueblo de San Vicente donde el Juez de Paz José Vidal solicita al gobierno el traslado indicando que... “Por la mala situación que tiene, rodeado de bañados, nunca podrá prosperar". En un principio habían buscado el lugar apropiado en tierras de Francisco Burzaco. El departamento topográfico da el visto bueno y es así que se ordena la traza del nuevo pueblo al agrimensor Jaime Arrufo.

Pero el 28 de febrero de 1825 varios vecinos se presentan al gobierno solicitando que se deje sin efecto el traslado, aduciendo que si el pueblo no había prosperado en el terreno que se hallaba, menos lo haría en el escogido para la mudanza. El 12 de abril los vecinos se dirigen nuevamente al gobierno, quejándose de que el Juez de Paz no mira los intereses del pueblo queriendo trasladarlo cerca de su estancia, y es así que ante esta situación el gobierno suspende el traslado.

Para zanjar la cuestión el gobierno convoca una comisión de personas que no pertenecen al partido para que informen si es o no necesario el traslado del pueblo a otro sitio y, de ser afirmativa, si conviene el lugar elegido o cual otro. El 15 de diciembre de 1855 se informa al gobernador que la comisión ha convenido unánimemente en que la zona donde está ubicada la población jamás podrá aumentar este pueblo y que el terreno en que ha sido trazada la nueva planta, perteneciente al Sr. Burzaco, no es más ventajoso y que en general el terreno que ocupa el pueblo es bajo. Entonces se creyó conveniente aconsejar al gobierno realizar el traslado en el terreno que se encuentra al sur del pueblo que servirá de centro al partido. La inmediación en que quedaba la población hace fácil y breve su traslado. Una vez concretado el traslado en 1856, San Vicente se convertirá en una ciudad moderna, fomentándose así la agricultura y el asentamiento y también mereció ser designado cabecera del octavo departamento de prefectura de campaña con jurisdicción en Barracas al sur (Avellaneda) hasta Chascomús y Magdalena.

Además, en 1856 se crea la Municipalidad de San Vicente, siendo éste el primer partido en municipalizarse. Se concreta a través de la ley de municipalidades promulgada el 27 de enero, que aspiraba a ordenar y organizar las poblaciones rurales y también a establecer “el imperio de la ley y la justicia”. El primer concejo lo presidió Manuel Fernández. Para la provisión de los cargos se aprueban las elecciones realizadas el 11 de marzo de 1855.

En 1860 nació Alejandro Korn en San Vicente. Filósofo y médico nacido en la quinta de su padre, Adolfo Korn, y que más tarde diera nombre a la ciudad homónoma Para ver más información de Adolfo Korn e Hijo hacer clic aquí.

En 1865 el redimensionamiento de los partidos de la campaña bonaerense privó a San Vicente de extensas zonas en el sur y sudeste, (partidos de Brandsen, Ranchos y Florencio Varela) y el 14 de agosto del mismo año el ferrocarril sur inaugura su línea Jepenner, que en diciembre llega a Chascomús. Surge así el tramo Constitución-Chascomús del ferrocarril que instala sus vías dentro del partido de S. V. creando la estación de S. V. (llamada empalme San Vicente) ubicada a unos seis kilómetros del pueblo que luego se transformará en la estación Alejandro Korn, Domselar, Glew y poco después de Burzaco. Así es como en 1873 y 75 el partido debió ceder tierras para los partidos de Alte. Brown y Brandsen.

El 30 de septiembre de 1876 fue consagrado por el Monseñor Aneiros el notable templo parroquial de San Vicente Ferrer. En 1885 el ferrocarril del oeste inauguró su ramal de Cañuelas a Temperley, empalmando allí con la vía que conducía a la gran capital provincial.

En 1886 comienza a correr por el pueblo la idea de la creación de un Tranway que uniera al pueblo con la estación del ferrocarril. La iniciativa la tuvieron los señores Lacroze donde propusieron a la Municipalidad la creación de este tren vía, indicando que favorecería al pueblo parea su avance comercial, pero necesitaría el apoyo económico de la Municipalidad para poder concretarse. Sin embargo esta primer iniciativa no progresa.
En el año 1871 el Señor Wehelly Carlos plantea una idea similar a la anterior, donde se reunieron varios vecinos para formar una comisión y así investigar dicha propuesta pero transcurrido mas de un año la comisión aun no había tomado ninguna decisión sobre el tema. Ya a mediados de 1876 la Comisión de Obras Publicas aprueba un presupuesto para ya empezar la construcción dando una subvención a la Municipalidad de San Vicente pero, una vez mas, debido a una crisis económica impidió la recaudación de dinero necesario para concretar la obra.
Luego de unos años, 1883, se retoma la idea de su creación y inmediatamente se forma una comisión la cual aprueba y da inicio a este tan deseado proyecto designando a los señores Nicando Rodríguez, Pedro Gómez y a Monez Cazón para su representación solicitando estos ante al Dr. Dardo Rocha la debida autorización para la construcción del tranvía. Pero, ante una nueva crisis, en el año 1889 el proyecto debió suspenderse, pero solo por unos años más.
Finalmente el 26 de junio de 1896, ante un gran numero de personas en un ambiente festivo, se da la inauguración. El trayecto que realizaba era entre el pueblo y la estación, donde en sus comienzos este tan ansiado tranvía era tirado por una maquina a vapor y luego se cambio a tracción a sangre, pero ya a mediados de 1920 se le adapto una chatita Ford.
Luego de tantas idas y vueltas y de 32 años de funcionamiento el tranvía deja de circular por el pueblo el 15 de Diciembre del año 1928.

En 1899 nace Cleto Ciochini en San Vicente. Pintor. Realizó estudios de pintura y dibujo en La Plata y en Buenos Aires. Luego, en 1919, viajó a Europa, perfeccionando su estilo en Florencia, Roma, Madrid y París, donde realizó algunas exposiciones. En Mar del Plata se fundó en 1990 el Museo “Hombre del Puerto Cleto Ciocchini”. Fallece a los 75 años en La Plata. Se convertirá en un pintor de gran renombre situado en nuestro partido. Para ver más información de Cleto Ciocchini hacer clic aquí.

A fines de siglo XIX la población del partido, entre ellos Alejandro Korn y Ricardo Rodríguez, toman parte activa en los movimientos armados que en esa época encabezaba la unión cívica y " Mitistas".
En el año 1891 nace en España el pintor Ernesto Valls, que en el año 1916 se instala en la ciudad de San Vicente.
En 1899 nace en Alejandro Korn la primera mujer piloto comercial de la republica Argentina: Carolina Lorenzini. Su monumento se puede encontrar en el cruce de la entrada de A. Korn sobre la ruta 210. Para ver más información de Carolina Lorenzini hacer clic aquí.

Iniciando el siglo XX, entre la caída del interés por la lana, las tensiones relacionadas por la primera guerra mundial y la segregación de tierras para crear en 1913 el partido de Esteban Echevarría, nuestro distrito recibió un duro golpe que se agravó en 1924 al ceder territorio para Florencio Varela.
Recién el 1° de diciembre de 1928, después de varios intentos, llegó el ferrocarril a la ciudad cabecera vinculando la zona ganadera con el puerto. Pero el ramal termina allí, sin llegar al pueblo de San Vicente provocando que el norte del municipio se poblare enormemente a causa del ferrocarril.
En 1949 se inauguró el Hospital subzonal de San Vicente que luego se llamara doctor Ramón Carrillo.
En 1960 la estación ferroviaria empalme San Vicente se convierte en la estación de Alejandro Korn.
El 27de Octubre de 1978 se crea el escudo del municipio, diseñado por J. Ignacio Martins.

El 7 de diciembre de 1992 la población nuevamente se pone en movimiento para oponerse enérgicamente a la instalación de un basurero industrial Nuclear en S. V. logrando impedirlo.
En 1995 se desprende del partido las ciudades de Guernica y Numancia para conformar su propio partido llamado Presidente Perón.


Sabias Que?

El Puente Piaggio es el lugar donde se pagaba peaje para ingresar al pueblo de San Vicente.

En la Curva de la Estelita, donde se encuentra un edifico que funciona como un restaurante, años atrás se lo utilizaba como un prostíbulo de una gran concurrencia de gente.

Escudo Municipal

La cruz de la Reducción simboliza los orígenes del pago; la portada de forma de Arco de Triunfo representa el Palacio Municipal; las tres franjas onduladas reflejan a la Bandera de la Patria y recuerdan (con el ondular) a la Laguna, a cuya vera surgió el pueblo de San Vicente. El ave ubicada en la base del escudó simboliza, con su color verde la idea de proyectar el partido hacia un destino de esperanza. Los colores dominantes en el emblema son los ambientales: el verde mediado representa el campo, el azul celeste representa al cielo y la Laguna, amarillo anaranjado representa al sol, y el blanco representa a las nubes. El trazo general, austero, se ha prescindido de figuras heráldicas, para no desnaturalizar el sentido republicano del emblema.



Alejandro Korn
Su Historia, su gente, sus cosas...

Si bien la creación de esta ciudad esta directamente relacionada con los comienzos del pueblo de San Vicente, merece una mención aparte.

La ciudad de Alejandro Korn esta ubicada en el cuartel 8 y limita al norte con la Ciudad de Guernica, al sur con la Ciudad de Domselaar, al este con el Partido de Florencio Várela, al oeste con la laguna de San Vicente y la laguna de la Bellaca y al sur/este con la Ciudad de San Vicente.

En sus primeros tiempos los aborígenes que ocuparon primitivamente este suelo fueron los indios Pampas Y Querandíes. No había pobladores, ni casa alguna en este lugar, algún rancho distante, y poco a poco comenzaron a instalarse algunos.

Esta ciudad esta vinculada a la historia y geografía de San Vicente desde el año 1785, en el que el Curato de la Laguna de Reducción fue elegido Partido de Campaña, mas tarde partido de San Vicente de la Reducción.

Cabe destacar que en 1860 nació el filósofo y médico Alejandro Korn en la quinta de su padre Adolfo Korn, de San Vicente, el cual nace en el año 1822 que también fue medico, dándole así su nombre actual a la ciudad homónima.

Alejandro Korn se fundo con el paso del ferrocarril del Sur, el 14 de agosto de 1865. Es una de las tres poblaciones actuales del partido de San Vicente, primero se llamo Pueblo De La Estación De San Vicente desde 1865 hasta 1928 y desde entonces hasta 1960 Empalme San Vicente y el 29 de Abril de 1960 dicha estación pasa a llamarse Alejandro Korn.

Debido al constante crecimiento del pueblo, y de su población, se fueron creando distintas instituciones entre las que se destacan: el correo, que se fundo en el año 1882, la primera escuela publica en 1890, siendo su director D. Ezequiel Silva, maestro de Domselaar, ubicada en el cruce de la Ruta 210 y la Av. Pte. Perón.

Además, en 1895 se crea el primer teatro del pueblo, el cual llamaron Sagarra. Sin embargo, en 1916 se levanto un segundo teatro Sagarra siendo este en su momento único en el partido de San Vicente.

En el año 1899, 15 de agosto, nace la gran y primer aviadora mujer de la Argentina: Carola Lorenzini, a la cual se le ha homenajeado con un monumento en su memora ubicada sobre el cruce de la ruta 210 y Av. Independencia de esta Ciudad.

La Capilla del la ciudad, llamada San Antonio, es creada en el año 1901 siendo el día 31 de marzo cuando se lleva a cabo la primera reunión de vecinos en el antiguo Teatro Sagarra (hoy cine de Alejandro Korn) con el objeto de levantar dicho templo. Las obras comenzaron con las donaciones que se pudieron conseguir de los generosos vecinos y distantes amigos.

Con respecto al teatro, en éste se presentaron los hermanos Luz. Ellos fueron los primeros grandes en pisar el Teatro Sagarra.
Aída Luz, cuyo nombre real es Aída da Lus, nació el 10 de febrero de 1917, siendo además de actriz cantante y debutó como tal en radio La Nación.

Jorge Luz, cuyo nombre real es Jorge da Lus, nació el 8 de mayo de 1922, e hizo un tránsito en que dejó su impronta en todos los géneros y medios: sainete, zarzuela, comedia, radio, cine, teatro clásico, comedia musical y televisión.

En el año 1923 se crea la primera Biblioteca hoy Biblioteca Popular Sarmiento que se encuentra ubicada en la Av. Independencia 16.

En 1990 se impulsó una ley declarando “de utilidad pública y sujeto a expropiación la fracción de terreno ubicada en la localidad de Alejandro Korn, partido de San Vicente, designado catastralmente como Circunscripción VIII, sección F, manzana 152, parcelas 2m y 2n” tendientes a construir un Centro Cívico que nuclee las dependencias públicas “con el objeto de optimizar su funcionamiento y mejorar la atención de las demandas y requerimientos de la población”

El proyecto fue aprobado por ambas Cámaras provinciales y sancionado como Ley N° 10770. En el predio se construyó un moderno y amplio edificio de dos pisos, armonizando con el antiguo. En su planta baja alberga las oficinas de Consejo Escolar, del Correo Argentino, Pami, Registro Civil y las dependencias de servicio.

El antiguo almacén fue reciclado como Salón Auditorio, respetando su fachada original, como testigo y referente del patrimonio histórico del “viejo pueblo de la estación”

La zona de Alejandro Korn, se encuentra entre 20 y 25 metros sobre el nivel del mar, tiene aproximadamente una población de 19.000 habitantes y esta a 45 Km de la Capital Federal.




Domselaar

Como ocurrió en todo el territorio de Argentina, muchos de los pueblos se crearon en las cercanías de las extensiones de líneas férreas de capital británico, donde hoy algunos de esos pueblos han prosperado, otros, luego de que el tren no pasara mas por la zona, han desaparecido. Unos pocos, como es en este caso, han podido adaptarse y continuar escribiendo su historia.



La ubicación de Domselaar es en un terreno bajo, surcado por arroyos y cañadas que se originan en los bañados de San Vicente y forman uno de los brazos del río Samborombón. La cartografía del siglo XIX indicaba la presencia de una laguna, hoy inexistente, denominada de “Vargas” o también de “Almada”. Administrativamente Domselaar corresponde al Cuartel 3º del Partido de San Vicente, en el límite con el de Coronel Brandsen. Se le accede por la ruta nº 210, la que fuera parte del viejo camino real a Chascomús y luego ruta a Mar del Plata, hasta la década del treinta.

En esa época el camino principal era el “de Monte Chingolo” que conducía a la Tablada del Sur o Tablada vieja, donde se concentraban los ganados para su inspección y posterior remisión a los saladeros del Riachuelo. De esta forma, años más tarde se instala la estación Domselaar se ubicara en el Km. 52, en tierras donadas por Bernardino van Domselaar. A pocos metros al norte de la misma cruzaba el camino “de Monte Chingolo” ya citado.

Tierra de nadie durante siglos, seguro escenario de vaquerías y malones el gobierno republicano realizó allí concesiones de tierra a fin de asentar población y consolidar la frontera. Si bien existió el antecedente de una merced dada en el siglo XVII de una extensa franja de más de 20 kilómetros de ancho que corría entre los bañados del río de la Plata y los pagos de San Vicente, fue en 1821 que don Marcos Santana recibió “de gracia” una “suerte de estancia”, de 1 x 1 ½ leguas. A su fallecimiento en 1839, la viuda vendió la propiedad a la sociedad Sáenz, de Sumarán y Frecenna, quienes a su vez, en 1849, hicieron lo mismo a los socios Antonio van Domselaar y Cristian Federico Eduardo Frers
En octubre de 1859, las poco más de 4 mil hectáreas de la propiedad se dividieron en partes iguales y en mayo de 1860, a la muerte de Antonio van Domselaar, sus tierras se repartieron entre sus cuatro hijos: Bernardino, Cornelio, Gertrudis y María, esta última casada con Frers. A cada uno de ellos le correspondió 505 hectáreas, recibiendo el hijo mayor el sector donde se ubicaba la “población” o sea la casa paterna y los anexos.

D. Bernardino aprovechó las grandes ventajas que ofrecía la vía férrea para instalar, en 1868, un saladero junto a la estación, que fue el germen de un núcleo de población. Según el censo de 1869, vivían en su entorno sólo 9 personas: el jefe de estación, su esposa e hijo, Bernardino van Domselaar, 2 quinteros, 1 albañil, un trenzador y un jornalero. Por lo tanto, puede tomarse como fecha de creación del pueblo el 14 de agosto de 1865, cuando se inauguró la línea y, con ella, la estación Domselaar.

Ante la instalación del Gran Ferrocarril del Sud, Bernardino donó a la Compañía todo el terreno que ocupaban “las vías férreas y el que ha tomado para la estación ya construida”, próxima al caserío.

La Estación Domselaar está en el KM. 52,530 del ramal a Chascomús, inaugurado el 14 de diciembre de 1865. Planteado el problema del acceso a la nueva estación desde el “camino real” a Chascomús, el Departamento Topográfico comisionó al agrimensor Germán Kuhr para efectuar un relevamiento. En la memoria, se describe la existencia de un edificio de material dedicado a negocio “que ocupa la mitad de la calle de circunvalación a la Estación” y se menciona la existencia de “tendales del saladero establecido por don Bernardino van Domselaar después del primer reconocimiento practicado.
Luego de esto en el año 1870 suceden remates en diferentes zonas de la provincia siguiendo las líneas de los nuevos ferrocarriles. Domselaar esta incluido en estos remates y en diciembre de 1873 se registra el primero (el segundo remate de Domselaar se realizó en 1876) a cargo de Adolfo J. Bullrich y Cia que eran una conocida empresa de remates, tanto de estancias y pueblos, como de casas, vajillas y obras de arte y como para asegurarse la venta de los lotes indicaba: “La comida y el transporte gratis”.
El 19 de agosto de 1873 se escrituró la compra del campo de Bernardino van Domselaar a favor de la sociedad Enrique Grigg, Alejandro Miroli, Federico Dennehy y Juan Feely. De esta forma, los nuevos propietarios procedieron con apreciable dinamismo a subdividir todo el campo, las 505 has en 165 manzanas y 22 quintas, iniciando de inmediato las ventas directas. Alejandro Miroli era italiano y estaba casado con Amelia Mones Caxón y figuraba como propietario de quintas (R, S y T) y manzanas (69 y 56).

En un principio se diseñaron unas cinco plazas. Una de ellas, con la extensión de dos manzanas, formaba un conjunto con la Estación. Justamente denominada “Plaza de la
Estación”, tenía su razón original en el estacionamiento de las carretas que transportaban lana y cueros hasta el ferrocarril y en los edificios públicos se dispusieron alrededor de las otras cuatro plazas, simétricamente ubicadas respecto a la avenida de Ensenada.

Las plazas de la época se denominaban: “de la Concordia”, “de la Unión”, “de Buenos Aires” y “de Acosta. Los bulevares y calles llevaban nombres ya aludiendo a la procedencia, (“de los italianos”, “de los alemanes”, “de los ingleses”), en recuerdo a los primeros residentes (Miroli, Petersen de Boer, Barbagelatta, etc).

Sin embargo, de las 5 plazas ninguna se ha consolidado como tal. Incluso “la de la Concordia” fue ocupada por un barrio de viviendas sociales en el gobierno peronista. Las otras son un solo pastizal. La ubicación de los edificios públicos: escuela, delegación, unidad sanitaria, comisaría, etc. se dispersa, sin atender a ninguna predeterminación
Para el 21 de diciembre de 1873 se produjo el primer remate público, realizado por la firma “Adolfo J. Bullrich y Cía”. El acto estuvo promocionado por grandes avisos en los diarios, anunciando por dos semanas “El Rey de los remates,...el pueblo del porvenir....estratégica situación topográfica....” entre otras exageraciones: un corto ferrocarril uniría Domselaar con Ensenada “el punto favorecido de la República
Argentina”.

En esos tiempos ya a Domselaar se la imaginaba como centro de acopio del cercano puerto de la Ensenada o ciudad cabecera de un nuevo partido a crearse, donde se lo puede apreciar en los anuncios del primer remate que se indicaba: “el pueblo del Porvenir”.

En este contexto, Bullrich, uno de los que rematadote, relacionó a dos clientes suyos: Miroli y Berisso, a través de un ramal fantasma que unía a dos empresas ferroviarias en competencia, llegando a proponer la descarga de la lana en el mismo muelle Wheelright, fabulación destinada a interesar a barraqueros y productores.

Aprovechando la proximidad de sus tierras a la Estación y el despliegue publicitario realizado por Miroli-Bullrich, Cornelio van Domselaar puso en venta privada nada menos que 100 manzanas, “unos lindos lotes de terrenos a una cuadra de la Estación, a precios sumamente bajos y con acción a ¡grandes premios!”. Pero no les fue bien ni a Miroli ni a Van Domselaar.

Como consecuencia, Miroli decidió tomar medidas al respecto. Realizo mejoras en el pueblo, tales como poner en funcionamiento a la Escuela, iniciar la construcción de la iglesia católica, instalar un horno de ladrillos y radicarse él mismo en Domselaar.
Sumado a esto, también sembró 14 mil plantines de eucaliptos de dos años y 3 mil frutales finos, junto a once calles de vides, con sus postes y alambradas, también con dos años de vida.

Al mismo tiempo, inició gestiones ante la Municipalidad de San Vicente, solicitando su “protección” para la fundación de una escuela rural mixta, ofreciendo un terreno para construir el edificio y proponiendo como docentes a un matrimonio de origen francés, los Lacaze y como sede provisoria “la nave de la Iglesia Santa Clara”, evidentemente ya construida o en avanzado estado de construcción.

Es así que el 19 de julio de 1875, el inspector Augusto Krausse fue enviado por la dirección general de Escuelas a fin de evaluar la situación, donde en su informe expresa que “se levanta alrededor de la estación del ferrocarril de Sud, llamada Domselaar un nuevo pueblo del mismo nombre. La localidad pertenece al cuartel 3* del Pdo. De San Vicente y distan de este pueblo 3 leguas, de Quilmas 8, de Ranchos 9 y de Ensenada 10 leguas. Las Familias allí establecidas comprenden aproximadamente 300 habitantes y sostienen una escuela a sus expensas regenteada por el preceptor Don Víctor Lacaze”.

Continuo en su informe indicando que la escuela funcionaba en la nave de la iglesia, pero que ese día, 18 de julio, se había trasladado a una casa “nueva y buena del Sr. Alejandro Miroli, quien la presta espontáneamente y ofrece además todo el terreno en donación que a juicio de ese Departamento se necesite el objeto de construir en el las escuelas publicas con edificios propios para las clases de los discípulos y para las habitaciones de los maestros, rodeados todos los patios espaciosos y de jardines idóneos para los ejercicios de instrucción, salud y recreo para los educandos.” A pesar de este informe la habilitación de es escuela se demoro.

Pero para julio de 1875, Miroli le comunicaba al Consejo Escolar de San Vicente que la escuela tenía 28 alumnos y funcionaba en su iglesia, comprometiéndose a dotarla de un edificio adecuado cuando aquella se inaugurara.

A mediados de agosto, una inspección de la DGE encontró a los maestros Lacaze con 21 alumnos varones y 9 niñas, de un total de 49 inscriptos pertenecientes a 26 familias, “que contribuyen al sostén de sus maestros, como pueden...”
Recién a fines de marzo de 1876, la DGE resolvió la instalación de la Escuela Mixta nº 4 a cargo del preceptor Lacaze, comprometiéndose el Consejo Escolar a abonarle un sueldo de $ 1000 m/c. Dos meses después envían útiles para el funcionamiento, pero al confeccionar el presupuesto anual, se omitió incluir a la nueva Escuela, que en ese momento se educaban 70 niños.

Por lo tanto, en octubre, tras pasar siete meses impagos, los Lacaze aceptaron el ofrecimiento de regentear una escuela en otro partido, que según datos pudo haber sido en la localidad de Brandsen.

La inactividad escolar duró un año más, hasta que Sarmiento, por pedido del Municipal Eduardo Nagle, aprobó a Ezequiel Silva como preceptor interino, en Octubre de 1877. Pero la falta de local fue un problema que persistió un largo tiempo, alquilando la DGE casas para este destino.

En 1875 se termina de construir la Capilla en Domselaar dedicada Santa Clara de Asís. De estilo románico y armoniosas proporciones fue apadrinada en su inauguración por Luis Sáenz Peña.

El 13 de febrero de 1876 se procedió a realizar el segundo gran remate. En esta oportunidad, la publicidad se centró en enumerar los adelantos logrados en los dos años transcurridos, indicando que “a pesar de la espantosa crisis que atravesamos, se han levantado 50 edificios nuevos, habiendo varios en construcción y otros por empezarse. A más hay tres hornos de ladrillos, varias casas de comercio, una escuela de ambos sexos, donde asisten diariamente 50 alumnos....” para terminar mencionando a “una iglesia como no hay otra igual por su elegancia y comodidad en ningún pueblo de campo”.

Lo contradictorio era que en aquel entonces Domselaar contaba con tan solo 300 habitantes.

En octubre de 1876, el inspector Nicanor Larrain informaba al Presidente del Consejo Escolar General de Educación: “en el Distrito de Domselaar existía hasta hace poco un a escuela rural subsidiada por la Municipalidad del partido con la cantidad de $1000 y con el carácter de interinamente hasta que el consejo General resolviese en definitiva. Esta escuela esta cerrada desde el día 8 del corriente por haberse su preceptor ausentado al Partido del Tordillo … la re apertura de esta escuela que contaba con cincuenta alumnos inscriptos y veintiocho de asistenta media, la creo una medida de urgente necesidad…”
Al año siguiente se hizo lugar al pedido del inspector, destinándose una partida de $1500 mensuales para el preceptor.

La Capilla Santa Clara de Asís, por no tener un párroco que celebre la misa, en pocas ocasiones se encuentra abierta y gracias al cuidado de los vecinos la misma se mantiene en pie. Además, este pueblo cuenta con solo un jardín de infantes y un colegio primario, pero esto no evita que este hermoso pueblo, chico en habitantes pero grande en calidad y paz, siga escribiendo su propia historia.


Fuente:

http://www.fau.unlp.edu.ar/



PEQUEÑAS HISTORIAS, ATRACTIVOS TURISTICOS.

“Castillo” de la Familia Guerrero Felicitas, “La mas bella del país”
korn

Laguna del Ojo
alejandro

Antiguo prostíbulo de San Vicente
ciudad

Mausoleo de Perón/Quinta museo 17 de octubre
turismo

PERSONALIDADES

pueblo

mas info/ fotos y videos aca::

videos:

http://www.youtube.com/results?search_query=san+vicente+bs+as&search_type=&aq=f

fotos:
www.portalsanvicente.com

info,historia,noticias locales,y mas :
www.websanvicente.com.ar

otros enlaces:
http://www.semanarioelpueblo.com.ar/
facebook.com/sanvicente.x
http://www.softlaninternet.com/