Bueno amigos en esta ocasión les traigo un post donde van a encontrar Todo o Casi todo de "El señor de los Anillos"


Los Libros


El Hobbit:
[Mega Post] El señor de los Anillos-- Parte 1


El hobbit (título original en inglés: The Hobbit) es una novela fantástica del filólogo y escritor británico John Ronald Reuel Tolkien. En un principio, tan sólo tenía el objetivo de divertir a los hijos pequeños de Tolkien. No obstante, el manuscrito de la obra aún sin acabar fue prestado por el escritor a varias personas y finalmente acabó en manos de la editorial George Allen & Unwin. Dispuestos a publicarla, los editores pidieron a Tolkien que finalizara la obra y El hobbit fue publicado el 21 de septiembre de 1937 en el Reino Unido.

La historia comienza un día en el que el hobbit Bilbo Bolsón, habitante de la Comarca, recibe la inesperada visita del mago Gandalf y de una compañía de trece enanos, liderada por Thorin Escudo de roble, y compuesta por Balin, Glóin, Bifur, Bofur, Bombur, Dwalin, Ori, Dori, Nori, Óin, Kíli y Fíli. Los enanos necesitaban un miembro más en el grupo, un saqueador experto, para poder llevar a cabo su plan: alcanzar Erebor, derrotar al dragón Smaug y recuperar el reino y su tesoro. Gandalf les había recomendado para esta misión a Bilbo y de esta forma el hobbit se ve envuelto en la aventura.
De camino a las Montañas Nubladas, la compañía entró en el Bosque de los Trolls. Allí se encontraron con un grupo de tres trolls de los que se libraron gracias a la astucia de Gandalf. El mago, conociendo el punto débil de estas criaturas, les distrajo hasta el amanecer, momento en el cual se convirtieron en piedra por el efecto de la luz del sol. En la guarida de los trolls, la compañía encontró unas espadas del antiguo reino élfico de Gondolin. Thorin cogió a Orcrist, la espada de Ecthelion, capitán de la ciudad, y Gandalf a Glamdring, la espada que pertenecía al rey Turgon. A Bilbo le dio una daga (aunque él podía usarla como espada por su estatura) a la que llamó Dardo. Poco después, llegaron a Rivendel, la tierra gobernada por el medio elfo Elrond, quien les ayudó a descifrar el mapa del tesoro de Smaug y las inscripciones de runas que tenían las espadas.
Ya en las Montañas Nubladas, una tormenta les obligó a resguardarse y fueron a parar a una caverna llena de trasgos que les persiguieron, haciendo que Bilbo se perdiese. Tras encontrar un misterioso anillo, el hobbit llegó a la orilla de un lago subterráneo, donde vivía una criatura llamada Gollum. Éste le desafió a un juego de acertijos. En el caso de que Gollum ganara, se comería a Bilbo, y si no, guiaría al hobbit hasta la salida. Tras perder, Gollum se negó a cumplir su promesa y fue en busca de su anillo para matar a Bilbo, pero éste había descubierto que la joya le volvía invisible cuando se la ponía y gracias a ello logró escapar y reunirse con sus compañeros. De nuevo un grupo de trasgos y huargos les persiguieron, pero gracias a que las águilas gigantes les rescataron, consiguieron huir.
Habiendo descendido ya de las montañas, la compañía llegó a la casa de Beorn, un hombre con la capacidad de convertirse en oso. Éste les prestó armas y ponis para que pudieran llegar al Bosque Negro. Una vez allí, Gandalf tuvo que dejarlos por un tiempo. Dos veces fueron apresados los enanos, una por las arañas gigantes y otra por los elfos del bosque, gobernados por el rey Thranduil, pero Bilbo, que escapó haciéndose invisible con el anillo, logró rescatarles.
La compañía llegó por fin a Esgaroth, la Ciudad del Lago, desde donde se encaminaron hacia Erebor. Una vez allí, Bilbo logró entrar a la guarida de Smaug gracias al anillo y se llevó una copa. El dragón, creyendo que los hombres del Lago eran los ladrones de la copa, se dirigió a la ciudad dispuesto a destruirla, pero Bardo, príncipe de la Ciudad de Valle, logró matarle al clavarle la Flecha Negra en la única parte de su vientre que no estaba cubierta de piedras preciosas.
Fue entonces cuando tanto los hombres de Esgaroth y de Valle como los elfos del Bosque Negro se dieron cuenta que el tesoro que guardaba Smaug se había quedado sin dueño. Al llegar a Erebor descubrieron que los enanos habían colocado defensas en la puerta principal, pues el cuervo Roäc les había informado de sus intenciones y Thorin, quien creía que el tesoro era suyo por derecho, se negó a realizar cualquier tipo de negociación. Mientras los hombres y los elfos asediaban la montaña, los enanos buscaron la Piedra del Arca, el objeto más preciado por Thorin de todo el tesoro, pues no sabían que ésta estaba en poder de Bilbo y que la mantuvo escondida por miedo a las represalias. El hobbit acudió al campamento de los hombres y elfos al anochecer e intentó que Bardo y Thranduil no atacaran Erebor, entregándoles la Piedra del Arca como ayuda para la negociación.
Al día siguiente se dispusieron a negociar de nuevo con Thorin, mostrándole la Piedra del Arca y provocando su ira al creer que Bilbo le había traicionado. En ese momento llegó Gandalf y los enanos de las Colinas de Hierro, a quienes Röac había avisado por orden de Thorin para que acudieran en su ayuda, pero cuando parecía que se iban a enfrentar contra los hombres y los elfos, un ejército de trasgos y huargos descendió de las montañas y les hizo unirse contra ellos en la que se llamó la Batalla de los Cinco Ejércitos. Cuando la batalla parecía perdida, aparecieron las águilas y Beorn, quien mató al jefe de los trasgos, Bolgo, haciendo que su ejército se dispersara y fuera destruido. A pesar de la victoria, Thorin y sus sobrinos Fíli y Kíli, murieron. Los distintos pueblos se repartieron el tesoro y Bilbo regresó a su casa con una pequeña parte y con el anillo.
libros
El señor de los Anillos: "La comunidad del Anillo"
Tolkien


Es el primero de los tres volúmenes que forman la obra. Está subdividido a su vez en dos partes, precedidas de un prólogo. Tras éste, Tolkien introdujo un pequeño apartado titulado Nota sobre los archivos de la Comarca, que no apareció hasta la segunda edición de La Comunidad del Anillo, y donde enumera las fuentes que se supone que han sido usadas a la hora de escribir el libro (ya que él pretende dar a entender que su legendarium fue real).

La obra comienza con la noticia de la celebración del 111º cumpleaños de Bilbo Bolsón en la Comarca. Sin embargo, para Bilbo, esta gran fiesta tenía como motivo principal su partida hacia su último viaje, producto del deseo de terminar sus días en paz y tranquilidad. El mago Gandalf, amigo de Bilbo y quien estaba informado de la decisión del hobbit, también acudió a la fiesta. Tras el discurso pronunciado por Bilbo, éste se puso su anillo mágico y desapareció ante los sorprendidos hobbits. Gandalf, que sabía bien lo que acababa de hacer Bilbo, le encontró en Bolsón Cerrado y allí tuvo una pequeña discusión con él, ya que se negaba a dejar el anillo junto con el resto de la herencia a su sobrino Frodo; sin embargo, el mago acabó convenciéndole y Bilbo al fin partió. Entonces, debido a las dudas que le estaba ocasionando el anillo, Gandalf parte en busca de información sobre él, no sin antes informar a Frodo de que lo guarde y no lo toque.
Casi veinte años después, Gandalf regresa a Bolsón Cerrado y le cuenta a Frodo lo que había descubierto sobre el Anillo: que se trataba del mismo que el Rey Isildur de Arnor le había arrebatado al Señor Oscuro Sauron y que muchos años después había sido encontrado por la criatura Gollum tras haberse perdido en el río Anduin durante el Desastre de los Campos Gladios. Ambos quedaron entonces en reunirse de nuevo en la aldea de Bree con el fin de llevar luego el Anillo Único a Rivendel, donde los sabios decidirían sobre su destino. Junto con su jardinero, Sam Gamyi, Frodo traza un plan para salir de la Comarca con el pretexto de irse a vivir a Los Gamos; pero el plan acaba siendo descubierto por otros dos amigos, Pippin y Merry, que deciden acompañarle también.
Tras adentrarse en el Bosque Viejo con el fin de evitar los caminos, los hobbits son atrapados por el Viejo Hombre-Sauce, un ucorno, que les tiende una trampa; sin embargo, son salvados por un misterioso personaje llamado Tom Bombadil. Tras pasar unos días en su casa, los hobbits parten de nuevo hacia Bree, pero acaban perdidos debido a la niebla y llegan a las Quebradas de los Túmulos. Allí son capturados por los Tumularios, pero de nuevo, tras cantar Frodo una canción que Tom Bombadil le enseñó, éste acude en su ayuda y les salva, dándoles unas armas tumularias para que pudieran defenderse en su viaje.
Una vez en Bree, los hobbits acuden a la posada El Poney Pisador, donde Frodo había quedado con Gandalf. Accidentalmente, el hobbit se pone el Anillo y alerta así a los Nazgûl, los servidores de Sauron que le persiguen para arrebatárselo. Gracias a un amigo de Gandalf, llamado Aragorn, y al hobbit Nob, logran salvarse cuando los Nazgûl atacan la posada esa noche. Al día siguiente, acompañados por Aragorn, los hobbits parten hacia Rivendel. En su parada en Amon Sûl, los Nazgûl les atacan de nuevo, esta vez hiriendo a Frodo de gravedad. Tras combatirles, logran escapar y llegar cerca del vado de Bruinen, donde se encuentran con Glorfindel, un elfo de la casa de Elrond, que les acompaña hasta Rivendel. De nuevo perseguidos, Glorfindel ordena a su caballo Asfaloth que se adelante llevando a Frodo montado y, al llegar al río, los Nazgûl son arrastrados por su corriente gracias al poder de Rivendel. Días después, Frodo despertó ante Gandalf en Rivendel y éste le contó lo ocurrido con los Nazgûl y como unos elfos le habían llevado hasta Elrond y él se encargó de su curación. Luego le informó sobre la celebración de un concilio al que acudirían representantes de los distintos pueblos de la Tierra Media y donde tratarían lo ocurrido y el tema del Anillo. En él, Gandalf reveló la traición de Saruman, a quien fue a pedir consejo y le retuvo preso en Isengard, y tras decidir que el Anillo debía ser destruido en los fuegos de Orodruin, Frodo se ofreció a llevarlo hasta allí. Sam, que a pesar de no estar invitado al Concilio había escuchado todo a escondidas, se ofreció para acompañar a su amo y Elrond decidiría más tarde que Gandalf, Aragorn, Merry, Pippin, un enano llamado Gimli, el príncipe Legolas de los elfos del Bosque Negro y el heredero a la senescalía de Gondor, Boromir, le acompañarían también, formando la que fue llamada la Comunidad del Anillo.
Dos meses después, la Comunidad inició el viaje. Pasando por Acebeda (la antigua Eregion), llegaron hasta las Montañas Nubladas y decidieron cruzarlas por el Caradhras, ya que cuanto más se acercaran al paso de Rohan, más cerca estarían de Isengard y de ser capturados por Saruman. Sin embargo, ante la posible muerte de los hobbits debido al mal clima de la montaña, la Comunidad se vio obligada a dar la vuelta y a atravesar las montañas por las minas de Moria. Durante el camino hacia allí, la Comunidad fue atacada por los lobos de Sauron, pero consiguieron rechazarlos y llegar hasta la Puerta Oeste de Moria. Allí fueron atacados por el guardián del agua, un monstruo parecido a un kraken que se había asentado en un lago cercano a la puerta y que les encerró dentro de las minas. Poco después llegaron a la Cámara de Mazarbul, donde estaba la tumba de Balin, el señor de Moria, y donde Gandalf encontró un libro en el que un enano narraba los acontecimientos ocurridos en las minas y como el pueblo había sido aniquilado por los orcos. Entonces comenzaron a oírse tambores y aparecieron numerosos orcos. Tras derrotar a unos cuantos, la Comunidad logró escapar y llegar hasta el puente de Khazad Dûm. Allí un nuevo enemigo más poderoso apareció, un balrog, al cual Gandalf se enfrentó y logró arrojar por el puente; sin embargo, mientras caía, el balrog cogió al mago con su látigo y le arrastró con él hacia el abismo.
Apenados por la muerte de Gandalf, los miembros de la Comunidad llegaron al bosque de Lothlórien, donde el elfo Haldir y sus hermanos les dieron cobijo y les condujeron hasta Celeborn y Galadriel, los señores del bosque. Tras pasar un mes descansando allí, la Comunidad partió en tres barcas élficas siguiendo el curso del río Anduin. En Sarn Gebir fueron alcanzados por los orcos que Saruman creó en Isengard, pero lograron esquivarlos cruzando a la otra orilla del río. Al llegar a los prados de Parth Galen, a los pies del Amon Hen, Frodo se apartó de los demás para reflexionar sobre si seguía solo el camino hacia Mordor, ya que no quería poner en peligro a sus amigos. Boromir, que llevaba tiempo deseando el Anillo, le siguió y le trató de convencer para que no destruyera el Anillo y lo llevara a su ciudad, Minas Tirith, para que fuera usado en la defensa contra Sauron. Ante la negativa del hobbit, Boromir intentó quitarle el Anillo y Frodo se lo puso para huir de él. Entonces Boromir se dio cuenta de lo que había hecho y regresó junto al resto de la Comunidad para contárselo. Todos salieron en busca de Frodo y Aragorn ordenó a Boromir que siguiera a Merry y a Pippin para protegerlos, mientras él seguía a Sam. Sin embargo, Sam encontró a Frodo a orillas del río y partió con él en una de las barcas antes de que Aragorn les encontrara.


Las dos Torres
hobbit


Es el segundo de los tres volúmenes. En un principio, Tolkien lo tituló El Anillo en la Sombra, aunque, poco después, lo cambió por La Sombra se alarga. Diez días después de este cambio, Tolkien escribió a su editor, Rayner Unwin, y le propuso el título Las dos torres, que finalmente sería el escogido. Con respecto a que dos torres se refiere en este título, Tolkien no lo dejó claro. En esa misma carta, el autor le decía a Unwin que la identidad de las torres queda en la ambigüedad, pues podría referirse a Orthanc y Barad-dûr (las dos torres relacionadas con el enemigo), a Minas Tirith y Barad-dûr (las dos torres más poderosas de cada bando), o a Orthanc y Cirith Ungol (las dos torres que aparecen en los últimos momentos de la trama de cada libro). En una carta posterior, Tolkien asegura que se tratan de Orthanc y Cirith Ungol, pero debido a la importancia dada a la oposición entre Barad-dûr y Minas Tirith, la identidad quedaba equívoca.
El libro está subdividido a su vez en dos partes, los libros III y IV, que durante el tiempo que Tolkien decidió que los seis libros llevaran nombre, estos dos fueron bautizados como La traición de Isengard y El Anillo va al Este, respectivamente. Sin embargo, en el manuscrito conservado en la Universidad Marquette, los títulos que aparecen son: La traición de Isengard y El viaje de los portadores del Anillo.
Días después, Frodo despertó ante Gandalf en Rivendel y éste le contó lo ocurrido con los Nazgûl y como unos elfos le habían llevado hasta Elrond y él se encargó de su curación. Luego le informó sobre la celebración de un concilio al que acudirían representantes de los distintos pueblos de la Tierra Media y donde tratarían lo ocurrido y el tema del Anillo. En él, Gandalf reveló la traición de Saruman, a quien fue a pedir consejo y le retuvo preso en Isengard, y tras decidir que el Anillo debía ser destruido en los fuegos de Orodruin, Frodo se ofreció a llevarlo hasta allí. Sam, que a pesar de no estar invitado al Concilio había escuchado todo a escondidas, se ofreció para acompañar a su amo y Elrond decidiría más tarde que Gandalf, Aragorn, Merry, Pippin, un enano llamado Gimli, el príncipe Legolas de los elfos del Bosque Negro y el heredero a la senescalía de Gondor, Boromir, le acompañarían también, formando la que fue llamada la Comunidad del Anillo..
Dos meses después, la Comunidad inició el viaje. Pasando por Acebeda (la antigua Eregion), llegaron hasta las Montañas Nubladas y decidieron cruzarlas por el Caradhras, ya que cuanto más se acercaran al paso de Rohan, más cerca estarían de Isengard y de ser capturados por Saruman. Sin embargo, ante la posible muerte de los hobbits debido al mal clima de la montaña, la Comunidad se vio obligada a dar la vuelta y a atravesar las montañas por las minas de Moria. Durante el camino hacia allí, la Comunidad fue atacada por los lobos de Sauron, pero consiguieron rechazarlos y llegar hasta la Puerta Oeste de Moria. Allí fueron atacados por el guardián del agua, un monstruo parecido a un kraken que se había asentado en un lago cercano a la puerta y que les encerró dentro de las minas. Poco después llegaron a la Cámara de Mazarbul, donde estaba la tumba de Balin, el señor de Moria, y donde Gandalf encontró un libro en el que un enano narraba los acontecimientos ocurridos en las minas y como el pueblo había sido aniquilado por los orcos. Entonces comenzaron a oírse tambores y aparecieron numerosos orcos. Tras derrotar a unos cuantos, la Comunidad logró escapar y llegar hasta el puente de Khazad Dûm. Allí un nuevo enemigo más poderoso apareció, un balrog, al cual Gandalf se enfrentó y logró arrojar por el puente; sin embargo, mientras caía, el balrog cogió al mago con su látigo y le arrastró con él hacia el abismo.
Apenados por la muerte de Gandalf, los miembros de la Comunidad llegaron al bosque de Lothlórien, donde el elfo Haldir y sus hermanos les dieron cobijo y les condujeron hasta Celeborn y Galadriel, los señores del bosque. Tras pasar un mes descansando allí, la Comunidad partió en tres barcas élficas siguiendo el curso del río Anduin. En Sarn Gebir fueron alcanzados por los orcos que Saruman creó en Isengard, pero lograron esquivarlos cruzando a la otra orilla del río. Al llegar a los prados de Parth Galen, a los pies del Amon Hen, Frodo se apartó de los demás para reflexionar sobre si seguía solo el camino hacia Mordor, ya que no quería poner en peligro a sus amigos. Boromir, que llevaba tiempo deseando el Anillo, le siguió y le trató de convencer para que no destruyera el Anillo y lo llevara a su ciudad, Minas Tirith, para que fuera usado en la defensa contra Sauron. Ante la negativa del hobbit, Boromir intentó quitarle el Anillo y Frodo se lo puso para huir de él. Entonces Boromir se dio cuenta de lo que había hecho y regresó junto al resto de la Comunidad para contárselo. Todos salieron en busca de Frodo y Aragorn ordenó a Boromir que siguiera a Merry y a Pippin para protegerlos, mientras él seguía a Sam. Sin embargo, Sam encontró a Frodo a orillas del río y partió con él en una de las barcas antes de que Aragorn les encontrara.

"El Retorno del Rey"
El señor de los anillos

El retorno del Rey es el tercero de los tres volúmenes. A la hora de su publicación se dudó entre que se llamara La Guerra del Anillo o El retorno del Rey, pues mientras que Allen & Unwin encontraba el último comercialmente más atractivo, J. R. R. Tolkien prefería el primero porque no revelaba excesivamente detalles de la trama y, sobre todo, el final de la historia; finalmente el autor acabó cediendo al título que preferían los editores.
El volumen también está subdividido a su vez en dos partes, los libros V y VI, que originalmente llevaban los títulos La Guerra del Anillo y El fin de la Tercera Edad, antes de ser anulados.
En un principio la novela acababa con un epílogo en el que se veía a Sam, a su mujer Rosita Coto y a los hijos de ambos, años después de la Guerra del Anillo y en el que el cabeza de familia les leía una carta de Aragorn, quien en pocos días haría una visita a la frontera de la Comarca. No obstante, Tolkien acabó siendo convencido para que no incluyera este epílogo, a pesar de que él lo consideraba necesario. Tiempo después, Christopher Tolkien lo recogería junto a sus distintas versiones en El fin de la Tercera Edad, cuarto volumen de la colección titulada La historia de El Señor de los Anillos.

Gandalf y Pippin cabalgan hacia Minas Tirith a lomos de Sombragrís y, tras varios días de viaje, llegan a la ciudad y se presentan ante el senescal Denethor. Pippin le cuenta los sucesos ocurridos en Parth Galen, incluyendo la muerte de su hijo, y acaba ofreciéndole sus servicios como pago por la deuda de gratitud hacia Boromir.

Mientras tanto, de camino a Edoras, Aragorn y el rey Théoden se encuentran cerca de los Vados del Isen con Halbarad, Elladan, Elrohir y una compañía de montaraces del norte, que le transmiten al dúnadan el consejo de Galadriel y, junto a ellos, decide tomar el Senderos de los Muertos, por donde pueden llegar al sur de Gondor y así intentar detener a los corsarios de Umbar, que, habiendo tomado la ciudad y puerto de Pelargir, se disponían a enviar una flota de apoyo al Rey Brujo. Legolas y Gimli también parten con Aragorn hacia el sendero y allí convocan a los muertos de El Sagrario para que éstos, que debían cumplir con un juramento hecho a Isildur en el pasado para librarse de su maldición, les acompañaran en su lucha contra los corsarios.
Al quinto día de estadía de Gandalf y Pippin en Minas Tirith, una sombra espesa oculta la luz del sol y da comienzo el sitio de la ciudad por parte del ejército del Rey Brujo. Faramir es obligado a retirarse de su puesto en el Rammas Echor y huye hacia la ciudad, donde informa a Gandalf sobre Frodo y el camino que ha tomado para entrar en Mordor. Denethor, que comienza a mostrar síntomas de locura, envía a su hijo de regreso al Rammas Echor en una misión imposible para intentar detener al enemigo; la misión fracasa y Faramir regresa gravemente herido por el Hálito Negro de los Nazgûl, hecho que termina por enloquecer a Denethor, quien decide llevar su cuerpo a la Casa Mortuoria de los Senescales en Rath Dinen con la intención de que ambos fueran quemados en una pira funeraria. Pippin, tras presenciar el ataque de locura de Denethor, acude en busca de Gandalf. Mientras tanto, los ejércitos del Rey Brujo terminan de sitiar la ciudad y lanzan un ataque contra la Gran Puerta de Minas Tirith, que es derribada con la ayuda de un gigantesco ariete llamado Grond. Entonces el Rey Brujo entra en la ciudad y Gandalf, que dirigía la resistencia, sale a su encuentro, enfrentándose cara a cara con el Nazgûl.
En Rohan, Théoden reúne a sus tropas en un lugar conocido como El Sagrario. Durante la cena, el rey recibe la visita de Hirgon, un emisario del senescal Denethor que le trae la Flecha Roja, una señal por la cual Gondor demandaba ayuda a Rohan ante casos de necesidad. Esto, junto con la espesa nube negra enviada desde Mordor y que cubrió toda la región del sur del río Anduin, apresuró la movilización del ejército de Rohan y seis mil lanceros se dispusieron a partir hacia Minas tirith. Merry es liberado de los servicios al rey Théoden debido a que su tamaño les supondría un problema a la hora de encontrar un caballo veloz para él y sería un estorbo para cualquier jinete que lo llevara en su grupa. Cuando el ejército estaba partiendo, un jinete que se hace llamar Dernhelm, tomó a Merry y lo montó con él, ocultándole entre los ropajes. El ejército se vio obligado a acampar en el Bosque de Drúadan, ya que según los batidores, algunas millas más adelante les esperaba un ejército de orcos. Gracias a la ayuda de Ghân-buri-Ghân, jefe de la raza drúedain que habitaba en dicho bosque, los rohirrim tomaron un camino alternativo y, al sexto día de cabalgata, llegaron al Rammas Echor. Théoden dispuso las tropas y se lanzó al ataque, justo en el momento en el que el Rey Brujo penetraba en Minas Tirith.
Fue entonces cuando comenzó la batalla de los Campos del Pelennor. Los rohirrim hicieron retroceder al enemigo y los hombres de Gondor rompieron el sitio, saliendo a luchar a campo abierto. Durante la batalla, el Rey Brujo ataca a Théoden y su caballo, Crinblanca, se asusta y voltea a su jinete, cayendo sobre él. No obstante, cuando el Nazgûl se disponía a rematar al rey, Dernhelm se interpone entre ellos y revela su verdadera identidad, Éowyn, la sobrina del rey y hermana de Éomer. Merry, que estaba observando la escena, toma su espada y le da al Nazgûl una estocada en el tendón, mientras Éowyn, con un brazo malherido, descarga un golpe con su espada sobre el yelmo del Rey Brujo, quien muere. Es entonces cuando llegan a Harlond los barcos de los corsarios y los orcos ven sorprendidos como bajan de ellos Aragorn, Legolas y Gimli, acompañados de cientos de hombres del sur de Gondor que se suman a la batalla y consiguen la victoria.
Gandalf, quien había sido alertado por Pippin, vuelve al sexto círculo de Minas Tirith durante la batalla con para tratar de detener a Denethor. Al llegar a Rath Dinen se traba en lucha con el enloquecido senescal y logra rescatar al moribundo Faramir, más no a Denethor que muere en la pira.
Finalizada la batalla, los capitanes de los ejércitos deciden, por idea de Gandalf, desviar la atención de Sauron para que Frodo pueda cumplir su misión y, con las fuerzas que les quedan, se dirigen hacia la Puerta Negra. Una vez allí y tras negarse a las condiciones de Sauron, se inicia la batalla.
Debido a la codicia que despertó entre ellos la cota de malla de mithril de Frodo, los Orcos de Cirith Ungol acabaron matándose entre ellos, facilitando así el rescate de su amo por parte de Sam. Disfrazados con ropajes de Orcos, los hobbits emprenden el viaje hacia el Orodruin, durante el cual son incorporados a una tropa de Orcos, aunque poco después logran huir.
Tras dos días de marcha y después de haberse deshecho de todo peso inútil, llegan a los pies del Monte del Destino. Al borde del agotamiento, Sam comienza a trepar la montaña cargado con el cuerpo casi exánime de su amo, debido al agotamiento producido por el Anillo. Pasada la mitad del sendero, son atacados por Gollum y mientras Sam se hace cargo de él, Frodo continúa ascendiendo; pero Sam es incapaz de matar a la criatura y le deja marcharse cuesta abajo. Sam va entonces en busca de Frodo y llega a los Sammath Naur, donde le encuentra al borde de la Grieta del Destino. Sin embargo, el Anillo termina de apoderarse de la voluntad de Frodo y, tras negarse a arrojarlo a la lava, se lo pone. En ese momento reaparece Gollum, que deja medio inconsciente a Sam y lucha contra un invisible Frodo, arrancándole de un mordisco el dedo anular de la mano, con el Anillo en él. Tal es la alegría de Gollum por haber recuperado su tesoro que, sin darse cuenta, se cae por la grieta, muriendo y destruyéndose así el Anillo. Sauron es derrotado por fin, junto con todas sus obras, y el Orodruin estalla en llamas, consumiendo en el aire a los Nazgûl, que en esos momentos se dirigían allí a por el Anillo.
Mientras tanto, en la Puerta Negra, los guerreros de Rohan y Gondor aprovechan el desconcierto de los enemigos para contraatacar y les derrotan.
Días después, Sam y Frodo despiertan en Ithilien. Habían sido rescatados de las laderas del Orodruin por Gwaihir y dos águilas más que fueron conducidas por Gandalf hasta el lugar. Tras recuperarse físicamente, se dirigieron a Minas Tirith, donde asistieron como héroes a la coronación de Aragorn y a la unión de éste con Arwen, la hija de Elrond. Éomer se convirtió en el nuevo rey de Rohan, y su hermana Éowyn se casó con Faramir, que fue nombrado senescal.
Tras acudir al funeral del Rey Théoden en Edoras, los miembros de la Compañía pusieron rumbo a Rivendel y durante el viaje fueron tomando caminos distintos. En su paso por Orthanc, Bárbol les informó de que había dejado escapar a Saruman, a quien más tarde encontraron en las Tierras Brunas junto a Lengua de Serpiente, y ambos se negaron a recibir ayuda. Una vez en Rivendel, Frodo se reencontró con Bilbo, que le entregó el Libro Rojo de la Frontera del Oeste para que lo continuara, escribiendo sobre sus aventuras. Un mes más tarde, los cuatro hobbits y Gandalf iniciaron el camino de regreso hacia la Comarca, aunque el mago solo les acompañó hasta el Bosque Viejo y entonces se marchó para visitar a Tom Bombadil.
Al llegar a la Comarca, los hobbits la encontraron tomada por Dunledinos que seguían las órdenes de Saruman. Sin embargo, Frodo, Sam, Merry y Pippin, con ayuda de otros hobbits, acaban derrotando a los invasores en lo que se conoció como la Batalla de Delagua. En Hobbiton, encuentran a Saruman y a Grima, y éste último, cansado de las humillaciones del primero, le da muerte, siendo a su vez muerto a flechazos por los hobbits. Tras ello, comienza el llamado Saneamiento de la Comarca, donde tuvo lugar la reconstrucción de la Comarca.
Un año después y como había sido previsto en Rivendel, Frodo, acompañado por Sam, se encuentra en el Bosque Cerrado con Gandalf, Elrond, Galadriel, Bilbo y una comitiva de Elfos y juntos viajan hacia los Puertos Grises. Allí, los esperaban Círdan, Merry y Pippin y tras una dolorosa despedida, Frodo, Bilbo, Elrond, Gandalf, Galadriel y los elfos parten en un barco hacia las Tierras Imperecederas.
Scipivs


[size=18]
Personajes
[/size]

Aragorn:
Heredero de Isildur que cortó el Anillo de la mano de Sauron, lo que fue su perdición pues el anillo le traicionó saliéndose de su dedo en una emboscada de los orcos dejándole a descubierto y muriendo por sus flechas.
Aragorn suele ocultar su condición de Rey de Arnor y Gondor bajo la apariencia de un rudo montaraz llamado Trancos. Durante años se formó como guerrero, sabio y rey con Elrond en Rivendell, después combatió a Sauron con distintos ejércitos tomando numerosas personalidades.
Cuando comenzó la aventura del Anillo, y tras forjar de nuevo la espada Narsil que perteneció a Isildur, Aragorn guió a la compañía junto con Gandalf, y tras la separación se puso al frente de sus hombres e hizo cumplir a los muertos de Erech su juramento. Luego llevó a los ejércitos del Oeste a la victoria en los llanos de Gondor y tras curar a los heridos por el Hálito Negro causado por los Nazgûl, condujo, junto con los otros Capitanes, al gran ejército del Oeste ante las puertas del Morannon para dar tiempo a Frodo y a Sam para concluir su misión.
Tras la destrucción del Anillo Aragorn se proclamó Rey Piedra de Elfo, Elessar de la estirpe de Valandil hijo de Isildur, hijo de Elendil de Númeror, Señor de Arnor y Gondor y plantó un retoño del Arbol Blanco Nimloth, que descendía de Telperion el más viejo de los árboles. Se casó después con Arwen Estrella de la Tarde, la hija de Elrond, y reinó con sabiduría durante ciento veinte años.
Bárbol: Nadie sabe muy bien de dónde salieron los Ents, y poco se cuenta de ellos en las historias de los Elfos, pero si que se sabe que son viejos, muy viejos, y Bárbol es el más viejo de todos ellos. Bárbol es el decano y el jefe de los Pastores de Árboles, los Ents. En El Señor de los Anillos Bárbol recogió a Merry y Pippin cuando huían de los orcos en su Casa del Manantial y, tras conocer las noticias que le trajeron los Hobbits, y tras decidir de qué lado estaba, convocó una asamblea éntica en la que decidieron atacar Isengard. Cantando llegaron a la torre y sin apresurarse demasiado, como lo hacen todo los Ents, acabaron con los muros, con los orcos y con el resto de criaturas malvadas que tras ellos se escondían, aunque no pudieron con la lisa y dura piedra de Orthanc. Así que inundaron el valle que lo circundaba y retuvieron allí a Saruman, como les dijo Gandalf.Bárbol consiguió que Saruman le diera las llaves de la torre y le dejó marchar. Después llegaron Gandalf, los Hobbits, Aragorn, y el resto de grandes personajes, y Bárbol recibió del Rey las tierras de Isengard con la condición de que los Ents cuidaran de la torre. Por último se despidió de todos, haciéndoles prometer a Merry y Pippin que le mandaran un mensaje si sabían algo de las ent-mujeres, dándoles un poco más del mágico brebaje de los Ents, que les hizo crecer tanto que llegaron a ser los Hobbits más altos de toda la Tierra Media.
Bilbo Bolsón:Bilbo Bolsón protagoniza de El Hobbit, donde, junto con Gandalf y con el grupo de trece enanos de Thorin Escudo de Roble, Bilbo encontró el Anillo Único sin saberlo. Bilbo se unió al grupo como buscador de tesoros profesional (otros lo llamarían ladrón) en la búsqueda del Tesoro de Smaug que conllevó el viaje de Thorin para reclamar su Reino Bajo las Montañas. Tras muchas aventuras se encontró perdido en los túneles de los goblins, y encontró un anillo que le volvía invisible cuando se lo ponía. Cuando Smeagol o Gollum, el supuesto dueño del Anillo llegó, se enfrentaron en una guerra de acertijos al modo hobbit que ganó Bilbo salvando la vida y quedándose con el anillo (aunque a Gollum no le pareció un combate justo pues Bilbo le preguntó qué era lo que llevaba en su bolsillo).
Volvió a la Comarca como un hombre rico y durante años vivió tranquilo junto con su sobrino Frodo, aunque siempre con las visitas de algún enano, o elfo, o de Gandalf. Fue en su centésimo decimoprimer cumpleaños cuando se fue a vivir a Rivendell con Elrond y la demás gente que allí habita, dejando el Anillo a Frodo por consejo de Gandalf, que ya sospechaba la naturaleza del objeto.
En Rivendell acabó de escribir sus memorias y cuando Frodo partió a destruir el Anillo, Bilbo le dio su espada, Dardo, y la cota de mithril que consiguió en sus aventuras pasadas para que le ayudaran como a él. A la vuelta de Frodo, ya al final de la Tercera Edad, partió con los Elfos y demás personajes singulares hacia las Tierras Imperecederas, a la edad de ciento treinta y un años superando al Viejo Tuk, convirtiéndose así en el hobbit más viejo de la historia.
Boromir:Boromir era hijo de Denethor, Señor de Minas Tirith, y acudió a Rivendell, la casa de Elrond, guiado por un sueño y por el deseo de acabar con Sauron y sus huestes, que cada vez amenazaban más sus tierras. Participó en el Concilio para obtener respuestas, y a pesar del recelo inicial, especialmente con Aragorn, acabó uniéndose a la Compañía de Los Nueve, que debía llevar el Anillo a Mordor para destruirlo.
Sin embargo Boromir nunca pensó que deshacerse de algo tan poderoso fuera una buena idea, y era de la opinión de que lo que debían hacer era llevarlo a Minas Tirith y allí aprovechar su poder para combatir a Sauron. Lo que Boromir no comprendió es que el Anillo era propiedad de Sauron, pues él lo creó, y tornaba en mal todo aquello que se hacía mediante su poder, aún cuando fuera con las mejores intenciones.
No obstante Boromir fue un miembro muy valioso en la Compañía. Luchó bravamente contra los lobos y en Moria, donde cayó Gandalf, y gracias a él salieron de las nieves de Caradhras. Pero el deseo de poseer el Anillo, que el mismo objeto magnificaba y retorcía, hizo que se le ennegreciera el corazón y se le nublara la cordura. Ya en Lotholórien, Galadriel se dio cuenta de sus deseos y por ello Boromir desconfió de la Dama, a pesar de las palabras tranquilizadoras de Aragorn.
Fue en los prados de Parth Galen, a los pies del Amon Hen, donde tuvieron que decidir si seguían hacia el Sur o cruzaban el río Anduin. Y mientras lo hacían, Frodo se apartó de los demás para reflexionar sobre el camino a seguir y Boromir le siguió con la intención de hacerle cambiar de opinión sobre la destrucción del Anillo. Al no conseguirlo trató de arrebatárselo por la fuerza, influido por el poder maligno del Objeto, pero Frodo escapó poniéndose el Anillo. Boromir, arrepentido, buscó a Frodo y volvió con los demás. Pero mientras buscaban atacaron los orcos, y allí cayó Boromir, defendiendo a Merry y a Pippin de los orcos, atravesado por muchas flechas, su cuerno roto, y a sus pies los cuerpos de muchos enemigos con los que acabó antes de morir.
Elrond:El medio-elfo es, sin lugar a dudas, uno de los personajes más notables de toda la Tierra Media. Es uno de los más Grandes Señores de los Elfos, hijo de Eärendil el Elfo Noldor y de Elwing la humana, y eligió pertenecer a los Primeros Nacidos. Su nombre significa "Bóveda de las Estrellas", y fue el custodio de Vilya, el Anillo del Aire, que recibió de Gil-Galad y mantuvo oculto en la última morada al este del mar, Rivendell. Durante la última guerra con Sauron fue en su casa donde se creó la Compañía del Anillo, y se decidieron los asuntos más importantes que condicionaron la historia de la Tierra Media. Además fue el anfitrión de todos los seres que luchaban contra Sauron como Aragorn, quien creció y se educó en Rivendell, Bilbo, que pasó sus últimos años allí, y por supuesto Gandalf quien pasaba sus pocos días de reposo en el valle de Imladris. Sus hijos también se convirtieron en personajes importantes, destacando Arwen Estrella de la Tarde que se casó con Aragorn y reinó sobre los Elfos y los hombres, y que eligió como su tío Elros, hermano de Elrond, el destino de los Hombres Mortales.
Al término de la Tercera Edad Elrond partió junto con los demás hacia las Tierras Imperecedera.
Frodo:Frodo Bolsón era un Hobbit excepcional, aunque fuera sólo por ser el heredero de Bilbo, su tio, que fue el que encontró de nuevo el Anillo Único. Cuando éste se marchó Frodo se quedó con Bolsón Cerrado y con un anillo que Bilbo le dio. Desde ese momento Frodo se convirtió en el ser más importante de toda la Tierra Media. Gandalf le habló del Anillo y tras el Consejo de Elrond en Rivendell se comprometió a llevar el Anillo del poder hasta la montaña Orodruin en Mordor, y allí echarlo al fuego donde fue forjado para destruirlo, y con él acabar con el poder de Sauron.
Junto con sus compañeros recorrió la Tierra Media hasta su destino enfrentándose a las fuerzas de Sauron. Al final, ya sólo con su sirviente y amigo Sam, y con Gollum, el antiguo dueño del Anillo, llegarón a las Grietas del Destino y destruyerón el Anillo a pesar del poder maligno que éste ejercía sobre Frodo, gracias a la ambición de Gollum que le hizo caer al fuego con el Anillo tras arrancárselo a Frodo, junto con su dedo. Cuando acabaron su trabajo Sam y Frodo se sentaron a esperar el fin pero las grandes Aguilas les salvaron de la muerte y les llevaron con sus amigos a salvo.
Con la destrucción del Anillo acabó la Tercera Edad de Arda y Frodo, junto con el resto de seres que ya no pertenecían a la nueva Edad, partió desde los Puertos Grises hacia las Tierras Imperecederas.
Gandalf:Gandalf el Gris era uno de los Istari, uno de los cinco Maiar entre los que estaba Saruman, que fueron enviados a la Tierra Media para combatir a Sauron y ayudar a los hombres, elfos y enanos que en ella vivían. Gandalf era su nombre entre los hombres, aunque su nombre en su juventud en el Oeste era Olorin, y era Mithrandir para los elfos. Saruman el Blanco era el jefe del Concilio de los Magos por ser el más versado en los poderes de Sauron, a pesar de que Elrond y Galadriel pensaran que Gandalf era más adecuado para esta tarea por ser el más sabio.
Gandalf casi nunca revelaba lo que pensaba, siempre hablaba lo justo, y muchas veces parecía estar de mal humor. A pesar de ello era muy querido y admirado por todos, y hasta aquellos que le temían se maravillaban con sus fuegos de artificio, aunque en Rohan se le conociera como Cuervo de la Tempestad, por aparecer siempre en los peores momentos. Fue él quien sugirió a los enanos de Thorin Escudo de Roble que llevaran al hobbitBilbo Bolsón en su empresa para recuperar el tesoro del dragón Smaug en la Montaña Solitaria, en la que se encontró el Único. Al principio Gandalf no pensó en el anillo encontrado por Bilbo, influido por Saruman, pero tras investigar y recorrer muchas millas junto con Aragorn, éste encontró a Gollum, la criatura que guardó el Anillo tras robárselo a su amigo Déagol el día de su cumpleaños, y descubrió que el Anillo encontrado era el Único al leer lo que Sauron grabó en el en la lengua de Mordor:
"Un Anillo para gobernarlos a todos, un Anillo para encontrarlos,
un Anillo para atraerlos a todos y atarlos en las Tinieblas."
Tras el Concilio de Elrond, Gandalf se convirtió en el guía de la Compañía de los Nueve, pero cayó en Moria luchando con un Balrog. Aunque el mago no murió, cayó a un foso, derrotó al Balrog, recorrió caminos extraños y olvidados para volver, a lomos de Gwaihir el Señor de las Águilas, como Gandalf el Blanco, más poderoso y terrible. Después, montando a Sombragris el mejor de los caballos Mearas, fue reuniendo los ejércitos de todas las tierras para combatir a Sauron y desviar su vista del verdadero objetivo que era la destrucción del Anillo. Así animó al Rey Theoden para unirse a la lucha, venció a Saruman el Multicolor en Orthanc, se enfrentó al Señor de los Nazgûl en la puerta de Minas Tirith, y encabezó a los Capitanes del Oeste en la Batalla Final. Al término de la Tercera Edad se fue con los demás en los barcos, tras revelar que él era el custodio de Narya, el Anillo Rojo de Fuego, que le entregó hacía mucho tiempo Círdan el Carpintero de Barcos.
Gimli:Hijo de Glóin, uno de los enanos que acompañó a Bilbo Bolsón en su aventura en la Montaña Solitaria. Acompañó a su padre de Erebor a Rivendell para comunicar a Elrond y Gandalf que Sauron buscaba a Bilbo y al Anillo que éste le cogió a Gollum en su viaje.
Una vez puestos al corriente de la naturaleza del Anillo Único se decidió que el destino del maléfico objeto debía ser el Fuego del Monte Orodruin, en Mordor, donde fue creado, y Gimli iría en la Compañía de los Nueve que tenía como objetivo la destrucción del Anillo, en representación del pueblo de los enanos.
Gimli y los demás llegaron a Moria tras su aventura en la montaña Caradhras, y allí pudo comprobar como se había malogrado el trabajo de sus antepasados en Khazad-Dûm, encontrando el cuerpo de Balin, otro de los compañeros de Bilbo, que había ido a Moria tiempo atrás a reclamar lo que en otro tiempo fue de los enanos y que ahora dominaba El Daño de Durin, el Balrog. Tras esta tristeza, Gimli quedó maravillado de la belleza de Galadriel en Lórien, y se encomendó a ella para el resto de su vida
Enseguida Gimli se hizo amigo inseparable de Legolas el elfo y, junto con Aragorn, partieron en busca de Merry y Pippin cuando se los llevaron los orcos, tras la caída de Boromir. Después de encontrarlos con Bárbol y de reencontrarse con Gandalf, partieron hacia Rohan, en donde su hacha acabó con muchos orcos al grito de Baruk Khazâd! Khazâd ai mênu!, salvando a Eomer de la Marca en la batalla de Cuernavilla.
También mostró su valor en la batalla de los Campos del Pelennor en Gondor y en la Batalla Final en la Puerta Negra de Mordor. Tras la guerra, Gimli se convirtió en Señor de las Cavernas Centelleantes, las cavernas que se encontraban bajo el Abismo de Helm. Siguió siendo Señor de las Cavernas Centelleantes hasta la muerte de Aragorn en el 120 de la Cuarta Edad, cuando, junto con su amigo Legolas, zarpó en una nave élfica en dirección hacia las Tierras Imperecederas.
Gollum: Mucho tiempo atrás dos hobbits pescaban en el Río Grande y uno de ellos, llamado Déagol, encontró un anillo. El otro, Sméagol, era un hobbit preguntón y curioso que se interesaba por las raíces y orígenes subterráneos, se zambullía en lagos profundos y cavaba y abría túneles en los montículos verdes. Era el cumpleaños de Sméagol y éste le pidió a Déagol que le diera el Anillo, pero Déagol ya la había dado un regalo y le dijo que lo quería para él, así que Sméagol lo estranguló y se quedó la joya.
El Anillo le hacía invisible cuando se lo ponía, así que Sméagol lo usó para sus maliciosos fines, hasta que empezó a ser impopular entre los demás hobbits, pues se dedicaba a robar y a andar de aquí para allá murmurando entre dientes y gorgoteando y por eso lo llamaron Gollum. Finalmente lo expulsaron de la familia, y bajo el efecto del Anillo recorrió la Tierra Media huyendo de la luz del Sol, para acabar en una caverna escondido del resto del mundo.
Fue en aquella caverna donde se encontró con Bilbo Bolsón.Gollum ya sólo hablaba con el Anillo llamándolo Mi precioso con voz silbante, y refiriéndose a sí mismo en tercera persona. Bilbo le robó el Anillo tras la lucha de adivinanzas, y Gollum venció su miedo por el deseo de recuperar su regalo de cumpleaños, y salió de la cueva. Gandalf y Aragorn lo encontraron pero se les escapó, aunque su captura sirvió para que el mago conociera la naturaleza del Anillo y su destino. Tras el consejo de Elrond Gollum siguió al Anillo, y después de la separación de la Compañía, alcanzó a Sam y a Frodo y tras una pelea se ofreció a guiar a los hobbits a Mordor. Durante el viaje Gollum discutió a menudo con Sam que no entendía porqué Bilbo y Gandalf no lo mataron cuando tuvieron ocasión, pero con Frodo pareció llevarse mejor por ser éste el portador del Anillo que aún seguía ejerciendo influencia sobre él, y le prometió fidelidad. Después de atravesar las Ciénagas de los Muertos, llegaron a la puerta de Mordor como les prometió Gollum, el Morannon, y ante la imposibilidad de atravesarla, Gollum sugirió tomar el camino de Cirith Ungol, donde les traicionó llevándoles hasta Ella-Laraña. Cuando escaparon Sam y Frodo Gollum los siguió hasta la Montaña del Destino en la meseta de Orodruin y allí atacó a Frodo para quitarle el Anillo, tras ver su titubeo a la hora de tirar la Joya al fuego. Lucharon y Gollum recuperó el Anillo pero en su alegría dio un paso de más y cayó al fuego junto con su Tesoro, y el dedo de Frodo.
Legolas:
“Hhoja verde" en lengua Sindarin, era el hijo de Thranduil el Rey del Bosque Negro, en el norte de la Tierra Media. Su vista es más aguda que la de la mayoría de los elfos, que ya de por sí tienen una vista excelente, y su arco es mortífero para los orcos y para el resto de sus enemigos.
En el Concilio de Elrond Legolas se unió a la Compañía del Anillo en representación del pueblo de los elfos, y enseguida se hizo amigo de Gimli el enano. Su arco acabó con una las monturas aladas de los Nazgûl y, tras la disolución de la Compañía después del ataque de los orcos y la caída de Boromir, Legolas junto con Gimli y Aragorn corrió tras los sirvientes de Saruman para salvar a Merry y Pippin.
Aragorn, Gimli y Legolas se reencontraron con Gandalf, y juntos combatieron en la Batalla de Cuernavilla, en la que Legolas acabó con cuarenta y un orco, luego, ya sin el mago, cruzaron junto con los Dúnedain los Campos de los Muertos en donde Aragorn hizo cumplir la promesa de sus antepasados a los Difuntos y tras capturar los barcos de los corsarios, ganaron la Batalla en los campos del Pelennor.
Tras la Batalla final y la caída de Sauron, Legolas visitó junto con Gimli Fangorn y las cavernas Centelleantes de El Abismo de Helm como le había prometido a su amigo el enano.
Merry (Meriadoc Brandigamo):Hijo de Saradoc Brandigamo, Señor de Los Gamos se unió secretamente, junto con su amigo Pippin, a Frodo y a Sam en su viaje a Rivendell. Allí tras el Concilio de Elrond se decidió que se unieran a la Compañía del Anillo y se embarcaron en una aventura que todos pensaban que les venía grande a dos simples hobbits.
Cuando llegó la disolución de la Compañía, tras la caída de Boromir, Merry y Pippin fueron tomados como rehenes por los orcos de Saruman, pero escaparon y fueron recogidos por Bárbol el Ent de Fangorn. Tras el reencuentro con Gandalf ayudaron a convencer a Bárbol para que tomara partido en la lucha contra Saruman, y participaron en la conquista de la torre de Orthanc. Allí se reunieron de nuevo con Aragorn, Gimli y Legolas y tras separase de Pippin se puso al servicio del rey Theoden de Rohan.
Merry entonces siguió a los soldados de Rohan en secreto y junto con la doncella Eowyn mataron a uno de los Nazgûl y a su montura alada en la Batalla de los Campos de Pelennor, lo que casi le cuesta la vida por el Hálito Negro de los Nazgûl. Pero aunque Aragorn le curó, tuvo que quedarse en Minas Tirith en la Batalla Final por no encontrarse aún totalmente recuperado.
A su regreso a la Comarca luchó en la Batalla de Delagua y se convirtió en un héroe entre los hobbits. Junto con Pippin llegó a ser el hobbit más alto de la historia, debido al brebaje que les dio Bárbol en Fangorn. Sucedió a su padre como Señor de Los Gamos, y tras la partida en los barcos pasó sus últimos años con Pippin en Rohan y Gondor, donde fue enterrado con todos los honores en la Sala de los Reyes.

Pippin(Peregrin Tuk):
Hijo del Thain de la Comarca se unió secretamente, junto con su amigo Merry, a Frodo y a Sam en su viaje a Rivendell. Allí tras el Concilio de Elrond se decidió que se unieran a la Compañía del Anillo y se embarcaron en una aventura que todos pensaban que les venía grande a dos simples hobbits.
Cuando llegó la disolución de la Compañía, tras la caída de Boromir, Merry y Pippin fueron tomados como rehenes por los orcos de Saruman, pero escaparon y fueron recogidos por Bárbol el Ent de Fangorn. Tras el reencuentro con Gandalf ayudaron a convencer a Bárbol para que tomara partido en la lucha contra Saruman, y participaron en la conquista de la torre de Orthanc. Allí se reunieron de nuevo con Aragorn, Gimli y Legolas y tras mirar el Palantir que les tiró Lengua de Serpiente, partió con Gandalf hacia Gondor.
Allí se convirtió en Guardián de la Ciudadela y ayudó a salvarle la vida al hijo del Senescal, Faramir, cuando éste volvió loco. En la Batalla del Morannon representó al pueblo de los hobbits y acabó bajo una pila de cadáveres tras matar a un gran Troll, y fue rescatado por Gimli el enano.
A su regreso a la Comarca luchó en la Batalla de Delagua y se convirtió en un héroe entre los hobbits. Junto con Merry llegó a ser el hobbit más alto de la historia, debido al brebaje que les dio Bárbol en Fangorn. Sucedió a su padre en el cargo de Thain de la Comarca, y tras la partida en los barcos pasó sus últimos años con Merry en Rohan y Gondor, donde fue enterrado con todos los honores en la Sala de los Reyes.
Sam Gamy:
Jardinero de Frodo y vivía apaciblemente en Bolsón Cerrado hasta que su amo emprendió la misión de destruir el Anillo del Poder. Desde el principio Sam no se quiso separar de Frodo a pesar de ser un hobbit sencillo al que lo que más le gusta es una buena comida junto con una buena historia.
Una de las mayores ilusiones de Sam era la de ver a los Elfos y en su aventura tuvo oportunidad de cumplirla con creces. En el Concilio de Elrond se decidió que acompañara a Frodo, y eso fue lo que hizo hasta en el momento en el que atacaron los orcos y la Compañía del Anillo se disolvió. Quedaron entonces solos él y Frodo, aunque pronto se les unió Gollum, aun a costa de vencer los reparos que tenía Sam con aquella miserable criatura, con la que discutió en multitud de ocasiones por las continuas idas y venidas en secreto del que un día fue un hobbit como él.
Fue después de la traición de Gollum en Kirith Ungol cuando Sam tuvo que tomar la responsabilidad de la misión y venció a Ella-Laraña, salvando después a Frodo de los orcos convirtiéndose por algún tiempo en el portador del Anillo.
Tras todas estas aventuras llevó a hombros a Frodo hasta las Grietas del Destino para concluir su misión, y ser por último rescatado por las Aguilas.
Al final de la Tercera Edad Sam se quedó en la Tierra Media cuidando su jardín (que llegó a ser el mejor de toda la comarca gracias a la tierra y la semilla de mallorn que le dio la Dama Galadriel), casándose con Rosita Coto y llegando a ser un hobbit importante.
Saruman:El Blanco. Fue el primero de los Istari, los Magos que fueron enviados a la Tierra Media para combatir a Sauron. Era, junto con Gandalf el Gris, el más poderoso de su clase. En las Tierras Imperecederas era conocido como Curumo, uno de los espíritus Maiar de Aulë el Herrero.
Cuando apareció por vez primera en la Tierra Media, vestía ropajes blancos, tenía el pelo negro azabache y hablaba con una voz sabia y hermosa. Los elfos lo llamaron Curunir, que significa «el de hábiles recursos». Viajó por la Tierra Media buscando la forma de vencer al Señor Oscuro. Pero al cabo de un tiempo se volvió orgulloso y deseó ser él mismo poderoso, pues había estudiado demasiado las malas artes de Sauron y cayó bajo su influjo.
En el año 2759, Saruman entró en Isengard y en la torre de Orthanc, y reunió allí a orcos, Medio orcos, uruk-hai y dunlendinos bajo un estandarte negro con una mano blanca. Quedó atrapado en las conspiraciones del Señor de los Anillos y se convirtió en su siervo sin darse cuenta. Se autoproclamó Saruman el Multicolor y, tras traicionar a Radagast el Pardo, capturó a Gandalf en Orthanc, aunque éste logró escapar ayudado por Gwaihir el Señor de las Águilas.
Pero en la Guerra del Anillo el poder de Saruman fue aniquilado por la combinación de la Marcha de los Ents sobre Isengard y la actuación de los rohirrim en la Batalla de Cuernavilla. Por último, su bastón fue roto por Gandalf y éste le quitó sus poderes mágicos. Saruman cayó tan bajo que buscó una mezquina venganza en la Comarca. Allí, en una patética apuesta por hacerse con el poder, Saruman fue superado por los hobbits y recibió muerte de su propio servidor, Gríma Lengua de Serpiente.

Sauron:
Sauron reapareció en la Tierra Media en el siglo quinto de la Segunda Edad como Annatar, «señor de los dones». En 1500 sedujo a los Herreros elfos de Eregion para que forjaran los Anillos de Poder. Entonces se convirtió en Señor de los Anillos al forjar él el Anillo Único. En la Guerra de Sauron y los elfos, de 1693 a 1700, Sauron asoló Eregion y sólo la llegada de los númenóreanos le impidió aniquilar a los elfos. Durante los siguientes mil quinientos años Sauron fue haciendo crecer el poder de Mordor y puso bajo su dominio a los hombres del este y del sur. Por último, los númenóreanos llegaron para hacerle la guerra en 3262, y el poder de éstos era tal que Sauron se rindió. Incapaz de vencerlos militarmente, los corrompió y ello provocó la destrucción total de Númenor. Entonces la hermosa forma de Sauron fue destruida, pero su espíritu huyó a Mordor, y con el Anillo Único se convirtió en Señor Oscuro: un temible guerrero de armadura negra con la piel negra y quemada, de ojos iracundos.
Pero incluso esta forma quedó destruida al final de la Segunda Edad, después de la guerra contra la Última Alianza de elfos y hombres, cuando Isildur, el antepasado de Aragorn, cortó el dedo en que llevaba el Anillo Único. Sin embargo, al no haber sido destruido éste, el espíritu de Sauron pudo resurgir nuevamente. En el año 1000 de la Tercera Edad se manifestó con la forma de un enorme ojo sin párpado. Durante casi dos mil años, Sauron se escondió en el Bosque Negro y sólo se lo conoció como el Nigromante de Dol Guldur, mientras que enviaba a los Espectros del Anillo, orcos y reyes bárbaros contra los dúnedain y sus aliados. En 2941, Sauron regresó a Mordor y comenzó a reconstruir la Torre Oscura.
Desgraciadamente para él, en ese mismo año el Anillo Único pasó a ser posesión de un hobbit, Bilbo Bolsón. Y, todavía para su mayor desgracia, en el año 3018, meses antes de que declarara la Guerra del Anillo, Frodo Bolsón emprendió la Misión del Anillo, que terminó con la destrucción del Anillo Único en los fuegos del Monte del Destino. Sauron fue enviado a las sombras para siempre y nunca más resurgió su espíritu.
Smaug:Es uno de los dragones alados que vivían en las Montañas Grises. Al oír noticias sobre las riquezas de Erebor se encaminó hacia el reino, destruyó Esgaroth y expulsó a los enanos. Con las gemas del tesoro se acorazó el pecho y el vientre de su cuerpo.
Thorin: Hijo de Thráin II y hermano mayor de Frerin y Dís, nació en el año 2746 de la Tercera Edad del Sol. Luchó junto a su pueblo en la batalla de Azanulbizar, donde se ganó el sobrenombre Escudo de roble por haber combatido y haberse defendido con la rama de un roble. Tras la derrota de los enanos acompañó a su padre hasta las Montañas Azules y, cuando éste murió en las mazmorras de Dol Guldur, se convirtió en el nuevo rey.

FUENTE:
http://es.wikipedia.org/wiki/El_hobbit
http://es.wikipedia.org/wiki/El_Se%C3%B1or_de_los_Anillos
http://tolkien.chez.com/enciclopedia/.html


Espero que les haya gustado por favor si pueden dejen puntos que me costo una banda hacer esto