Cuatro tesoros perdidos del mundo



Esta gran ilustración de Marcelo Pérez Dalannays la ocupamos en una revista Vive! de octubre del 2006. ¿El tema? Tesoros perdidos de la historia, a propósito del estreno en ese entonces de la película La Leyenda del Tesoro Perdido, de Nicholas Cage.

Hacer esta clase de temas en la revista siempre es agradable, por la entretenida discusión apócrifa que se da al momento de elegir los lugares, objetos o historias a narrar, y porque, en el fondo, pensamos que el mundo sería más interesante si todas estas cosas fueran realmente ciertas. La elección la hicimos considerando cuáles eran los misterios más reconocibles por el público en general, incorporando además alguno relacionado con Chile, ya que darle un poco de identidad local a esta clase de artículos siempre es una buena idea. A continuación, los textos breves que pusimos sobre la ilustración. ¿Qué opinan?




La Lanza del Destino
Antigüedad: Siglo I.
Ubicaciones posibles: Museo Hofburg, Viena; Basílica de San Pedro, Roma.
Leyenda: el arma con que un centurión romano, Longinus, atravesó el costado de Cristo crucificado, supuestamente tiene poderes mágicos y esotéricos que la convierten en uno de los objetos místicos más anhelados. A lo largo de la historia ha sido buscada por templarios, cruzados, nazis, arqueólogos, etc., y ha sido protagonista de centenares de libros y películas, como Hellboy y Constantine.

Arca de Noé
Antigüedad: 3.000 antes de Cristo.
Ubicación posible: Monte Ararat, Turquía.
Leyenda: el patriarca Noé fue elegido por Dios para salvarse junto a su familia y una pareja de cada raza de animal en la legendaria época del Diluvio Universal que venía a limpiar la Tierra de la corrupción y el pecado humanos. Tras la inundación, su navío, la famosa arca, supuestamente encalló en la cima del Monte Ararat en la actual Turquía, zona donde diversos testimonios aseguran que aún permanece. Algunos incluso han traído muestras de madera de esas cumbres.

Arca de la Alianza
Antigüedad: 2.000-1.500 antes de Cristo.
Ubicaciones posibles: Etiopía, Jordania, Israel o Alemania
Leyenda: este tesoro es el mismo objeto sagrado que busca Indiana Jones en su primera película. Es una caja de madera con cubierta de oro con dos ángeles en su tapa que contiene los objetos rituales con los que el pueblo judío se comunicaba con Dios en tiempos antiguos. De inmenso poder –se dice que fulminaba a cualquiera que pusiera sus dedos sobre ella– desapareció en la época de la destrucción del Templo de Salomón. Sin embargo, los descendientes etíopes de Salomón y la Reina de Saba aseguran que el Arca está en su país.

Tesoro de Guayacán
Antigüedad: Siglo XVII.
Ubicación posible: Bahía Guayacán, IV Región, Chile.
Leyenda: ubicada justo frente a Coquimbo, esta bahía fue descubierta por el corsario británico Francis Drake en 1578, convirtiéndose en refugio de bucaneros y piratas, como Thomas Cavendish, Bartolomé Sharp y John Hawkins, entre otros, que asolaron las costas chilenas durante los siglos XVI, XVII y XVIII. Y en esta bahía habrían sepultado muchas de sus riquezas. Sin embargo, aunque no se ha encontrado el tesoro, sí han aparecido algunos objetos preciosos y extraños registros en pieles de nutrias que apuntan a que la leyenda algo de verdad tiene.