Una niña libanesa
ha dejado estupefactos a los médicos al salirle, de los ojos, pequeños
cristales. Durante varios meses Hasnah Mohamed Meselmani, de 12 años, ha
producido una media de siete pequeños cristales diarios. A pesar de que los cristales
son tan afilados como un vidrio cortado, Hasnah dice que no siente
dolor, y los médicos no pueden explicarse el fenómeno.
Un corresponsal de Share International en Líbano contactó con la
familia de Meselmani para averiguar más sobre el sorprendente fenómeno. Todo
empezó en marzo de 1996, dijo Hasnah. Ella estaba en la escuela cuando sintió
algo extraño en su ojo izquierdo -- su primer trozo de cristal. De vuelta a
casa, le dijo a su familia lo que había ocurrido y, cuando lo estaba haciendo,
un segundo trozo de cristal apareció en su ojo.
"Unos días después," dijo ella, "escuché a alguien dar unos
golpecitos en la ventana. Fui hacia la ventana y allí vi a un hombre vestido de
blanco. Estaba sentado en un caballo blanco, me sonrió y me llamó por mi
nombre. Me preguntó si saldría fuera para hablar con él." Hasnah salió
por la puerta principal. Allí estaba el "caballero de blanco", tal
como ella lo llama. Iba vestido con una túnica blanca de arriba a abajo, que
también cubría su cabeza y rostro. El "caballero de blanco" le dijo
que no debería tener miedo y se presentó a Hasnah como un "mensajero de
Dios."





link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=407B4PCjTHE&feature=player_embedded

comenten