Batallas mas decisivas de la historia

Batalla de Qadesh

2000 carros de guerra y 20.000 de infanteria egipcia comandada por Ramses II contra 3700 carros de guerra y 40.000 de infanteria hitita comandados por Muwatallish, rey hitita

La Batalla de Qadesh, librada a finales de mayo del año 1274 a. C (ver controversia sobre las fechas), fue un combate de infantería y carros en el que se enfrentaron las fuerzas egipcias del faraón Ramsés II y las hititas de Muwatallish. La batalla ocurrió en las inmediaciones de la ciudad de Qadesh, en lo que hoy es territorio sirio, y, tras haber comenzado con ventaja para sus enemigos, se saldó con un gran éxito egipcio, aunque con numerosas pérdidas. A nivel estratégico supuso un empate técnico con, incluso, notables ventajas geoestratégicas para el bando hitita; puede argumentarse que resultaron ganadores si se tiene en cuenta que la batalla supuso el fin de la campaña de invasión de Ramsés II sobre el Imperio Hitita.

Qadesh tiene la interesante característica de ser la primera batalla documentada en fuentes antiguas, lo que la convierte en objeto de estudio minucioso por parte de todos los aficionados e investigadores de la ciencia militar, analistas, historiadores, egiptólogos y militares de todo el mundo. También es la primera que generó un tratado de paz documentado. Además, Qadesh tiene la importancia adicional de ser la última gran batalla de la historia librada en su totalidad con tecnología de la Edad del Bronce.


Batallas mas decisivas de la historia
guerra
http://image.absoluteastronomy.com/images/encyclopediaimages/h/hi/hitt_egypt_perseus.png
grecia

Batalla de Platea

110.000 griegos con Pausanias al contra 300.000 persas comandados por Mardonio

La Batalla de Platea tuvo lugar el 27 de agosto de 479 a. C. al enfrentarse los ejércitos persas y griegos durante ocho días en las orillas del río Asopo en los alrededores de Platea y en las faldas del monte Citerón. Esta batalla pertenece a lo que se conoce como la Segunda Guerra Médica entre persas y griegos. En ella murió el general Mardonio comandante del ejército persa y el general espartano Pausanias se cubrió de gloria con el triunfo de su ejército.

Europa
Guerra Mundial

Batalla de Gaugamela

47 mil griegos y macedonios contra 150 mil persas

Esta batalla tuvo lugar el 1 de octubre de 331 a. C. en Gaugamela, en la ribera del río Bumodos, tributario del Gran Zab. Dicho lugar se encuentra a unos 27 km al noreste de Mosul y a 52 de Arbela. En la batalla se enfrentaron el ejército persa a las órdenes de su rey Darío III y el ejército macedonio bajo el mando de Alejandro Magno. Darío eligió esa localidad porque era una amplia llanura que favorecía a sus numerosas fuerzas montadas.

Es imposible calcular las bajas de esta batalla. Los historiadores antiguos van desde 300.000 persas muertos y solamente 100 macedonios y 1.000 caballos, hasta otros más modernos que las estiman en 40.000 muertos persas y 5.000 macedonios.

Alejandro se dirigió desde Arbelas a Babilonia, donde ordenó reconstruir el templo de Marduk. Luego tomó Susa, donde se apoderó de 120.000 talentos, y más tarde conquistó Persépolis, donde en un acto ritual de venganza quemó el palacio de Jerjes.

En el invierno del año 330 a. C. partió de Persépolis a Ecbatana, donde se apoderó de 180.000 talentos, pero Darío lo eludió nuevamente. Por fin, tras recorrer 585 km en once días, logró alcanzar a la comitiva de Darío para enterarse que éste había sido asesinado por Besso. Con la muerte de Darío se cumplió el objetivo político de Alejandro: imponer su voluntad en el Imperio y establecer su dominio sobre las satrapías del este.

batallas
historiajaponarmas

Batalla de Zama

42.700 romanos y aliaddos contra 39 mil cartigenes y 80 elefantes

La Batalla de Zama, 19 de octubre de 202 a. C., representó el desenlace de la Segunda Guerra Púnica. En ella se enfrentaron el general cartaginés Aníbal Barca y el joven Publio Cornelio Escipión, "el Africano Mayor", en las llanuras de Zama.

Esta derrota marcaba el final de la Segunda Guerra Púnica. Las condiciones impuestas a Cartago fueron humillantes. Aníbal, que había ganado todas las batallas en Italia y en los Alpes, había sido derrotado en su propio terreno. Tras esto ejerció como funcionario del tesoro en Cartago, pero los sufetes le acusaron de robar fondos del estado. Sintiéndose amenazado, huyó de la ciudad, pues sus dirigentes pretendían entregarle a Roma, en la cual había rumores de que el cartaginés se rearmaba para entrar nuevamente en guerra.

Como consecuencia de su derrota en la Segunda Guerra Púnica, Cartago sería forzada al desarme militar, prohibiéndosele además tener una flota de guerra, algo que rompía su estatus de potencia. Sus acciones militares quedarían condicionadas a la autorización romana, algo que junto con diversas humillaciones, terminaría desembocando en la Tercera Guerra Púnica, en la que la ciudad de Cartago sería finalmente arrasada.

INTERES
conflictos
ejercitos

Batalla de los campos catalaunicos

De 30 a 50 mil hombres entre la alianza romana y 100 mil para el ejercito de Atila
La Batalla de los Campos Cataláunicos (también llamada Batalla de Châlons, o Batalla de Locus Mauriacus) enfrentó en el año 451 a una coalición romana liderada por el general Flavio Aecio y el rey visigodo Teodorico I contra la alianza de los hunos comandada por su rey Atila. Esta batalla fue la última operación a gran escala en el Imperio Romano de Occidente y la cumbre de la carrera de Aecio. Es considerada una de las batallas más importantes de la Historia Universal.

El lugar donde se piensa que tuvo lugar la batalla fue en algún descampado en la margen izquierda del río Marne, cerca de la ciudad de Châlons-en-Champagne, actualmente en el norte francés, aunque se desconoce la ubicación exacta. El enfrentamiento tuvo lugar durante los últimos días del mes de junio del año 451.

asedios
Batallas mas decisivas de la historia

Batalla de Poitiers

La Batalla de Poitiers (conocida por la historiografía europea como Batalla de Tours para no confundirla con la Batalla de Poitiers de 1356) tuvo lugar el 10 de octubre de 732 entre las fuerzas comandadas por el líder franco Carlos Martel y un ejército islámico a las órdenes del valí (gobernador) de Al-Ándalus Abderrahman ibn Abdullah Al Gafiki cerca de la ciudad de Tours, en la actual Francia. Durante la batalla, los francos derrotaron el ejército islámico y Al Gafiki resultaría muerto. Esta batalla frenó la expansión islámica hacia el norte desde la Península Ibérica y es considerada por muchos historiadores como un acontecimiento de importancia macrohistórica, al haber impedido la invasión de Europa por parte de los musulmanes y preservado el cristianismo como la fe dominante durante un periodo en el que el islam estaba sometiendo los restos de los antiguos imperios romano y persa.

Algunas estimaciones modernas del impacto de la batalla se han apartado de la posición extrema de Gibbon, pero su conjetura recibe el apoyo de otros muchos historiadores. Aún así, dada la importancia que los registros árabes de la época dieron a la muerte de Al Gafiki y a la derrota en la Galia, y a la consiguiente derrota y destrucción de las bases musulmanas en lo que ahora es Francia, es muy probable que esta batalla tuviera una importancia macrohistórica al frenar la expansión del islam en Occidente. Esta derrota fue el último gran esfuerzo de la expansión islámica mientras hubo todavía un califato unido, antes de la caída de la dinastía de los Omeyas en 750, sólo 18 años tras la batalla de Poitiers.

Según otros historiadores Carlos Martel rechazó fue solo una de las constantes razias que los musulmanes emprendían estacionalmente en busca de botín. Antes, los francos habían derrotado ya algunas de estas incursiones sin ánimo expansionista, y las mismas se siguieron produciendo después hasta que Pipino el Breve acabó con los restos del poder musulmán en Francia en 759 y su hijo Carlomagno pasó a combatir en España, siendo ese momento un “comienzo de la Reconquista” que parece más lógico que lo de Covadonga. Actualmente se cree que aunque si la campaña que llevo a la batalla fue solo de saqueo y no de expansión, esta fuerza era sin duda la mayor que piso territorio francés. Con esta batalla se debilito mucho el poder musulmán en el sur galo, se perdío a su mejor comandante y cualquier intención posible de expansión se terminó.

guerra
grecia


Batalla de Hastings

La Batalla de Hastings fue un enfrentamiento decisivo entre las tropas de Harold II, último rey sajón de Inglaterra, y los invasores normandos del futuro Guillermo I de Inglaterra. Se decidió el 14 de octubre de 1066 en Hastings, cerca de Londres, y terminó con la aplastante victoria de Guillermo. Harold II murió en la batalla y con él el dominio sajón sobre Inglaterra, que a partir de entonces quedó unida políticamente al Ducado de Normandía, en el norte de Francia. Las disputas en torno al gobierno de este último territorio serían las causantes últimas de la Guerra de los cien años entre las coronas de Francia e Inglaterra.

Inglaterra, especialmente en el norte y centro, fue devastada durante los nueve años siguientes por las guerras entre los normandos de Guillermo y los sajones, apoyados otra vez por los daneses. Finalmente, el ahora rey Guillermo I el Conquistador se hizo con el control absoluto del reino e introdujo numerosas reformas en Inglaterra, a imagen y semejanza de las que imperaban entonces en Francia y países limítrofes. Las tierras de los nobles sajones que se negaron a someterse fueron repartidas entre los caballeros normandos del rey, que pasaron a administrarlas en calidad de señores feudales. Se construyeron también numerosos castillos en Inglaterra, tanto como baluartes frente a escoceses (derrotados y sometidos a vasallaje por Guillermo en 1072) y galeses, como medidas para someter de forma más eficaz al pueblo inglés.

Los nobles pasaron a ser los dueños absolutos de la vida de sus siervos, a los que podían castigar como quisieran si no respetaban las leyes que se les imponían. Suele decirse que Guillermo I, y la Batalla de Hastings que le llevó al trono inglés, sirvieron para sacar a Gran Bretaña de su estado atrasado y periférico y convertirla en una de las potencias occidentales del Medioevo.


Europa
Guerra Mundial

Sitio de Viena

El primer sitio de Viena, en 1529, marcó el apogeo de la invasión otomana de Europa central por las tropas turcas mandadas por el sultán Süleiman I Kanuni.

Las mal juzgadas demandas territoriales del archiduque Fernando de Austria (1503–1564, Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico con el nombre Fernando I desde 1558), que había sido elegido rey de Hungría después de la muerte de su cuñado Luis II en la batalla de Mohács en 1526, provocaron una invasión turca en el otoño de 1529. El 27 de septiembre de ese año las tropas otomanas iniciaron el asedio de Viena, capital del Archiducado de Austria. Se desconoce con precisión el número de ellas, y las estimaciones van desde 90.000 hasta 120.000 hombres.

Los defensores austriacos de la ciudad (entre 17.000 y 22.000) recibieron poca ayuda exterior, aunque a la postre fue relevante. Esta se componía de mercenarios venidos de distintos lugares de Europa, pero tenía su núcleo fuerte en 1.000 lanskenetes alemanes dirigidos por el conde Nicolás de Salm y 700 arcabuceros españoles enviados por la reina viuda María de Hungría, hermana de Fernando. Estos últimos destacaron en la defensa de la zona norte, impidiendo al enemigo establecerse en las vegas del Danubio junto a la ciudad.

Por parte otomana, a pesar de su superioridad numérica, el ejército estaba mal equipado para un asedio y su tarea fue obstaculizada por la nieve y las inundaciones. Süleimán se retiró a mediados de octubre a Constantinopla.

El sultán quiso intentar de nuevo la conquista de la ciudad en 1532, pero encontró a los defensores apoyados por un gran ejército bajo el mando del hermano de Fernando, el emperador Carlos V, y no pudo acercarse a ella.

Aún se produciría un segundo sitio en Viena, durante el reinado del emperador Leopoldo I, en el año 1683.

En los siguientes dieciséis años, gran parte de Hungría volvió a ser reconquistada por el imperio austríaco, y al Imperio Otomano no le quedó más remedio que firmar el Tratado de Karlowitz por el que cedieron toda posesión de Hungría y Transilvania. Este tratado marcó el principio del declive del Imperio Otomano que nunca volvería a ganar territorio en la Europa del Este, y afianzó a la monarquía de los Habsburgo como la potencia dominante en Centroeuropa.

En honor de Juan III Sobieski, los austríacos erigieron una iglesia sobre la colina de Kahlenbert, al norte de Viena. La ruta de tren entre Viena y Varsovia es también llamada Sobieski en su honor. Como el rey polaco encomendó la protección de su país a la Virgen María durante su ausencia, el Papa Inocencio XI conmemoró la victoria extendiendo la festividad de la Virgen María a toda la Europa católica, mientras que hasta entonces sólo se celebraba en España y el reino de Nápoles. Esta festividad se celebra el 12 de Septiembre.

El periodo de amistad austro-polaca no duró demasiado sin embargo, ya que al poco de la liberación de Viena los austríacos ya estaban quitando importancia al papel de Sobieski en la batalla, y en menos de 100 años acabaron con la coalición polaco-lituana y se repartieron Polonia entre las naciones de Austria, Rusia y Prusia.


batallas
historia

Batalla de Lepanto

La batalla de Lepanto, «la más alta ocasión que vieron los siglos», fue un combate naval de capital importancia que tuvo lugar el 7 de octubre de 1571 en el golfo de Lepanto, frente a la ciudad de Naupacto (mal llamada Lepanto), situado entre el Peloponeso y Epiro, en la Grecia continental.

Se enfrentaron en ella los turcos otomanos contra una coalición cristiana, llamada Liga Santa, formada por España, Venecia, Génova y los Estados Pontificios. Los cristianos resultaron vencedores, salvándose sólo 30 galeras turcas. Se frenó así el expansionismo turco por el Mediterráneo occidental. En esta batalla participó Miguel de Cervantes, que resultó herido, sufriendo la pérdida de movilidad de su mano izquierda, lo que valió el sobrenombre de «manco de Lepanto».

La victoria de Lepanto abría la puerta a las mayores esperanzas. Sin embargo, de momento, no trajo consigo ninguna clase de consecuencias. La flota aliada no persiguió al enemigo en derrota, por diversas razones: sus propias pérdidas y el mal tiempo, a quien el imperio turco, desconcertado, debió tal vez su salvación. En este sentido, fue fatal la larga demora española del verano de 1571, pues, al colocar a los aliados victoriosos en los umbrales de la estación del mal tiempo, vinieron a interponerse ante la victoria, como treguas obligatorias, el otoño, el invierno y la primavera... Pero si, en vez de fijarnos exclusivamente en lo que viene después de Lepanto, paramos la atención en lo que precede a esta victoria, nos daremos cuenta de que viene a poner fin a un estado de cosas lamentable, a un verdadero complejo de inferioridad por parte de la Cristiandad y una primacía no menos verdadera por parte de los turcos. La victoria cristiana cerró el paso a un porvenir que se anunciaba muy próximo y muy sombrío.


japon
armas
INTERES

La armada invencible

La Grande y Felicísima Armada, conocida comúnmente como Armada Invencible o Armada Española, fue el nombre que dio Felipe II a la gran flota que armó en 1588 para apoyar la invasión de Inglaterra durante la Guerra anglo-española de 1585-1604. El envío por parte de Felipe II de esta flota, con la intención de aprovisionar a los Tercios de Flandes los cuales serían los encargados de invadir la isla y controlar así la política exterior inglesa (principalmente en lo referente a la piratería y la guerra de Flandes), supuso el comienzo de las hostilidades de una guerra en la que finalmente España consiguió que Inglaterra solicitara la paz y firmara un tratado favorable a los intereses de la monarquía hispánica en Londres (1604). No obstante, esta campaña naval tradicionalmente se viene considerando como una derrota española y a la luz de las últimas investigaciones históricas no fue tal, a menos que se considere eso a no conseguir los objetivos que tenía previstos debido al extravío de los navíos en el temporal y no como consecuencia de numeroso hundimientos o de batalla entre los dos titanes que impidiera el desembarco de 30.000 hombres en las costas inglesas. Aun así, después del fuerte temporal frente a Escocia e Irlanda, más del 80% de los navíos llegaron a las costas españolas. Sin embargo, la supremacía española en los mares permanecería indiscutida hasta la Batalla de las Dunas (1639). Además su posición como primera flota del mundo se afianzó aún más cuando los ingleses crearon su Armada Inglesa un año después de esta operación, y fracasaron igualmente frente a las costas de Galicia y Lisboa.

Debía mandarla el almirante de Castilla Don Álvaro de Bazán, marqués de Santa Cruz, pero murió poco antes de la partida de la flota, siendo sustituido a toda prisa por Alonso Pérez de Guzmán (VII duque de Medina-Sidonia), Grande de España. Estaba compuesta de unos 127 barcos.

conflictos
ejercitos

Batalla de Saratoga

La batalla de Saratoga fue uno de los enfrentamientos más importantes librados durante el transcurso de la Guerra de Independencia de los Estados Unidos. Su desenlace, en gran medida, contribuyó a decidir el resultado final de la contienda a favor del ejército continental. Esta batalla tuvo lugar entre 19 de septiembre y el 7 de octubre del año 1777 en Saratoga, una región ubicada entre Boston y la zona de los Grandes Lagos, en las proximidades del río Hudson. El general británico John Burgoyne pretendía mediante la posición de sus tropas en la zona, aislar a Nueva Inglaterra del resto de las colonias del norte y causar la mayor cantidad de bajas posibles entre las filas del ejército rebelde. Su plan consistía en remontar el valle del río Hudson desde Montreal, donde se hallaban reunidas sus columnas, subiendo a lo largo de este camino fluvial con el apoyo de las tropas británicas asentadas en Nueva York. Estas últimas, acaudilladas por el general Howe, atacarían por el norte y se le unirían en Albany para crear un frente común y emprender una ofensiva conjunta.

La victoria afianzó la posibilidad de triunfo de las milicias ciudadanas sobre un ejército de línea y recibio el apoyo de Francia (1778) y el Imperio español (1779) a la causa independentista estadounidense.


asedios
Batallas mas decisivas de la historia


Batalla de Leipzig

La Batalla de Leipzig (16 al 19 de octubre de 1813), también llamada la «Batalla de las Naciones», fue el mayor enfrentamiento armado de todas las Guerras Napoleónicas y la más importante derrota sufrida por Napoleón Bonaparte.

Tras la desastrosa campaña en Rusia y las derrotas en la Guerra de la Independencia Española, las fuerzas antifrancesas se habían reagrupado de forma cautelosa en la Sexta Coalición, que comprendía al Reino Unido, Rusia, España, Portugal, Prusia, Austria, Suecia y ciertos pequeños estados alemanes. Con todos estos países, la Sexta Coalición podía poner en el campo de batalla más de medio millón de hombres (y ciertamente, durante la batalla de Leipzig, las fuerzas aliadas al este del Rin probablemente excederían el millón de soldados). En contraste, las fuerzas de Napoleón se limitaban a unos pocos cientos de miles.

Napoleón buscaba restablecer su dominio en Alemania, logrando dos victorias muy disputadas en Lützen (2 de mayo) y en Bautzen (20 de mayo), aunque no pudo derrotar en ninguna de ellas de una forma decisiva a las fuerzas ruso-prusianas. Estas victorias llevaron a un breve armisticio, aunque éste duró menos tiempo de lo que era usual. Las fuerzas de la Coalición, lideradas por Gebhard Leberecht von Blücher, el príncipe Carlos XIV Juan de Suecia (el antiguo mariscal de Napoleón, Jean Baptiste Bernadotte) y Carlos Felipe de Schwarzenberg, Príncipe de Schwarzenberg, siguieron la estrategia trazada por el Plan Trachenburg de evitar choques con Napoleón, aunque buscando el encuentro con sus mariscales, quienes le llevaron a la victoria en Grossbeeren, Kulm, Katzbach y Dennewitz.

El mariscal Nicolás Oudinot fracasó en su intento de capturar Berlín con su ejército de 120.000 hombres, y Napoleón se vio forzado a retirarse hacia el oeste debido al peligro que le acechaba al norte, cruzando el Elba a finales de septiembre y organizando sus fuerzas en los alrededores de Leipzig para proteger sus líneas de suministro y encontrarse allí con los Aliados. Napoleón organizó a su ejército en Leipzig, aunque sus tropas se hallaban concentradas desde Taucha a Stötteritz (donde Napoleón instaló el centro de mando), y curvando luego la línea al sudoeste hacia Lindenau. Los prusianos avanzaban desde Wartenburg, mientras que austriacos y rusos lo hacían desde Dresde y las fuerzas suecas avanzaban por el norte. En total, los franceses contaban con 190.000 soldados, mientras que los aliados tenían casi 330.000, con gran cantidad de artillería por ambas partes (haciendo un total aproximado de unos 250 cañones sobre el campo de batalla).

El número total de bajas es incierto, aunque se estiman entre los 80.000 y los 100.000 muertos o heridos entre ambos contendientes. Tomando un cálculo aproximado de 95.000, la Coalición podría haber perdido unos 55.000, y los franceses 40.000, con alrededor de 30.000 franceses prisioneros. Entre las bajas se encontraba el mariscal francés Józef Antoni Poniatowski, quien había recibido el bastón de mando de mariscal el día anterior. La batalla terminó con la presencia del Primer Imperio Francés al este del Rin, y añadió algunos estados alemanes a la Coalición.


guerra
grecia

Batalla de Waterloo

Batalla de Waterloo (francés: watɛʁ'lo), combate librado entre el ejército francés comandado por el emperador Napoleón Bonaparte frente a las tropas británicas, holandesas y alemanas dirigidas por el Duque de Wellington y el ejército prusiano del Mariscal de Campo Gebhard Leberecht von Blücher, cerca de la ciudad de Waterloo (Bélgica), el 18 de junio de 1815.

Tras la vuelta del emperador de su exilio en la isla de Elba, y al reunirse la Séptima Coalición contra él, Napoleón decide invadir los Países Bajos donde se están reuniendo tropas de la Coalición. Se enmarca dentro de los denominados Cien Días (véanse las Guerras Napoleónicas).

Se considera como parte de la Campaña de Waterloo todos los combates que van desde los primeros encuentros entre las tropas francesas con los destacamentos prusianos el 15 de junio, hasta la retirada final del ejército francés el día 18. Incluyendo dentro de su contexto los combates librados en el pueblo de Ligny, en Quatre Bras, Wavre y el monte Saint-Jean

Europa
Guerra Mundial
batallas

Batalla de ayacucho

La batalla de Ayacucho fue el último gran enfrentamiento dentro de las campañas terrestres de las guerras de independencia hispanoamericanas (1809-1826) y significa el final definitivo del dominio colonial español en América del sur. La batalla se desarrolló en la pampa de la Quinua en el Departamento de Ayacucho, Perú, el 9 de diciembre de 1824. La victoria de los independentistas supone la desaparición del contingente militar realista más importante que seguía en pie; sellando la independencia del Perú con una capitulación militar que puso fin al virreinato del Perú. La independencia del Perú fue finalmente reconocida por España mediante un tratado firmado en París el 14 de agosto de 1879.

El general Antonio José de Sucre liberó de manera definitiva a dicha nación. Los preparativos para la batalla decisiva contra las autoridades españolas, comenzaron el 6 de diciembre de 1824 cuando el Ejército Unido llegó a la pampa de Ayacucho, en las cercanías del pueblo de Quinua (Perú), donde el general Antonio José de Sucre lo distribuyó de la siguiente manera: la división Córdoba (4 batallones) en el ala derecha; la división La Mar (4 batallones) en la izquierda; la división Miller (2 regimientos de caballería) en el centro; como reserva, la división Lara (3 batallones), detrás del centro. Por su parte, el ejército realista llegó al campo de batalla el 8 de diciembre, comandado por el general José de La Serna y se estableció en las faldas del cerro Condorcunca, frente la línea formada por Sucre. En cuanto las fuerzas comandadas por La Serna, la mismas se apostaron de la siguiente forma: la división Valdés (4 batallones) en la derecha; la división Monet (5 batallones) en el centro; la división Villalobos (5 batallones) en el ala izquierda; la división Feraz (caballería) entre las divisiones Monet y Villalobos; 14 piezas de artillería, unas con las divisiones y otras emplazadas delante de la línea.

Finalmente, en la mañana del 9 de diciembre, los realistas al mando de La Serna iniciaron el ataque, cuando la división del general Jerónimo Valdés avanzó con la finalidad de desbordar el ala izquierda republicana, al tiempo que las divisiones de los generales Antonio Monet y Alejandro González Villalobos se adelantaban para lanzar su ataque contra el centro y derecha de Sucre, tan pronto como Valdés cumpliese su cometido. Sin embargo, esta maniobra fracasó gracias al contraataque de la reserva republicana en la izquierda. Luego de esto, la acción siguiente de Sucre fue ordenar a Córdoba que atacara a los cuerpos de Monet y Villalobos, los cuales aún no habían entrado en combate. La división del general José María Córdoba cargó contra las unidades realistas, en proceso de despliegue en batalla, produciéndose una gran desorganización en estas unidades, seguida de la persecución que realizaron los batallones de Córdoba. Algo similar ocurrió con la caballería de La Serna cuando fue embestida por la caballería republicana. La reserva de Sucre intervino nuevamente, esta vez para auxiliar a las unidades de Córdoba, hasta que los realistas, imposibilitados para sostener el combate por más tiempo, pidieron una capitulación que abrió el camino para la liberación del Perú.


historia
japon

Batalla de Getysburg

La Batalla de Gettysburg (1º al 3 de julio de 1863) se desarrolló alrededor del pueblo de Gettysburg, Pensilvania, como parte de la campaña de Gettysburg, durante la Guerra Civil Estadounidense. Ha sido la batalla que tuvo más bajas en los Estados Unidos y es frecuentemente considerada, en combinación con el sitio de Vicksburg, como el punto de inflexión de la Guerra Civil Estadounidense (1861-1865), marcando el inicio de la ofensiva de la Unión. Fue una gran victoria para el Ejército federal y un hecho desastroso para la Confederación. El ejército de la Unión estaba comandada por el mayor general George G. Meade y los confederados por el destacado estratega, general Robert E. Lee.

En junio de 1863, Robert E. Lee atacó al ejército federal del Potomac, invadiendo Pensilvania y destruyendo las comunicaciones entre este lugar y el grueso del ejército, que se encontraba asediando la ciudad de Vicksburg. Abraham Lincoln mandó entonces a su mayor general Joseph Hooker a movilizarse con su ejército, pero fue relevado en la víspera de la batalla por el también mayor general George G. Meade.

Los primeros ataques unionistas se produjeron el día 30 de junio, aunque oficialmente la batalla comenzaría al día siguiente. El día 30 de junio por la tarde, los dos bandos llegan a encontrarse. Un joven teniente de caballería unionista es el que inicia el ataque al dar la orden de disparar a una columna de infantería sudista, a lo que éstos replicaron con una descarga de fusilería. Esta columna confederada iba de camino a coger una remesa de botas de una fábrica de Gettysburg. Aunque los dos generales de cada bando no se encontraban aún en la zona, los jefes de las avanzadillas de la Unión decidieron atacar, ocurriendo así el primer contacto serio entre las dos fuerzas. Los generales, al enterarse, enviaron tropas para rechazar al enemigo. Los dos ejércitos se encontrarían el 1 de julio, dándose por oficial el comienzo de la batalla. Este día se reúnen más de 150.000 soldados, 83.289 por parte unionista y 75.054 por la parte confederada. En cualquier caso, la cifra más alta alcanzada en suelo americano.

Significó un revés militar tremendo para el ejército de la Confederación. Las 25.000 bajas que el Sur tendría problemas en reemplazar y entrenar se añadían al fracaso del intento de llevar la guerra al Norte, no sólo por razones estratégicas (lanzar una ofensiva directa sobre Washington flanqueando en Virginia al Ejército del Potomac), sino logísticas (librar al Sur de alimentar al Ejército del Norte de Virginia mediante las requisas en territorio enemigo). La derrota estratégica fue tal, que la Confederación perdió la iniciativa para el resto de la guerra. Pero, además, la derrota estratégica decidió a las potencias europeas a no reconocer al gobierno confederado. De remate, la batalla supuso el fin del mito de la invencibilidad del Ejército del Norte de Virginia y de su comandante, Robert E. Lee.


armas
INTERES
conflictos

Batalla de Tsushima

La Batalla de Tsushima, comúnmente denominada la Batalla del Mar del Japón en Japón, fue un encuentro armado entre la flota japonesa y la Flota Rusa del Báltico, enviada desde Europa, que pelearon en los estrechos ubicados entre Corea y Japón cerca del grupo de islas de Tsushima en mayo de 1905. La victoria favoreció al Japón.

Los japoneses no se imaginaron la repercusión que iba a acarrear este triunfo para la historia futura del Japón. Las consecuencias inmediatas de esta batalla fueron el establecimiento de la supremacía japonesa sobre Corea y Manchuria, la pérdida de Port Arthur para los rusos y el aislamiento de Vladivostok como puerto militar, a merced de los japoneses. La destrucción casi total de la Armada rusa y el descrédito que se le otorgó al Zar Nicolás II contribuyó a la caída del régimen zarista en Rusia en 1916.

El almirante Togo fue elevado a la categoría de héroe nacional y colmado de honores por el emperador.

Las consecuencias más importantes son las que se vieron a largo plazo. El resultado de esta batalla fue que Japón, después de esta victoria, pasó a ser una temida potencia naval de primer orden, rivalizando con Gran Bretaña y Alemania y compitiendo con EE. UU. Asimismo reivindicó el concepto del acorazado como arma principal que prevalecería durante los próximos años y que influiría enormemente en la ingeniera naval mundial en ese espacio de tiempo. Serían los mismos japoneses 36 años más tarde, durante el ataque a Pearl Harbor, quienes acabarían con ese concepto.

Los japoneses, henchidos del llamado «mal de victoria», se enfrascaron en potenciar aún más la Armada Imperial Japonesa, construyendo inicialmente el primero de los cruceros de batalla clase Kongō en los astilleros británicos de Vickers para luego ellos mismos realizar en el Japón los otros 3 miembros de su clase, creando posteriormente los cada vez más impresionantes acorazados clase Fusō, clase Ise y clase Nagato, para terminar en los formidables clase Yamato, resultando ser eficientes unidades aun más avanzadas que sus contemporáneos. Aunque limitados por el Tratado Naval de Washington de 1922, el Japón pronto sobrepasó los límites propuestos. No habría sobre la Tierra otra nación que igualase la ingeniería naval japonesa de los años 30 en cuanto a diseño de buques de guerra.

El fin del poderío naval japonés llegaría con las derrotas en la batalla de Midway y la batalla del Golfo de Leyte.


ejercitos
asedios
Batallas mas decisivas de la historia

Primera batalla de Marne

La batalla se desarrolló del 5 al 9 de septiembre y marca el quiebre del plan Schlieffen y el comienzo de la guerra de posiciones.

Los alemanes llegaron al Marne y amenazaron con encerrar a los ejércitos del este el 2 de septiembre. Gracias a los primeros aviones, que hicieron su aparición en el campo militar como simples observadores, los franceses se dieron cuenta de la amenaza. El general Joffre creó un nuevo ejército en París. Además una transmisión de radio alemana fue detectada gracias a la antena de 24 m colocada justo en la cúspide de la Torre Eiffel. En dicha transmisión, que por error no se envió codificada, se transmitía que el ejército alemán estaba bloqueado debido al agotamiento de sus tropas.

El 5 de septiembre, el VI Ejército Francés, comandado por el general Maunoury, inició el combate contra el I Ejército Alemán, al mando del general von Kluck, entre Nanteuil-le-Haudouin y Meaux. El general Joseph Gallieni, gobernador de París, reunió a todos los taxis de la ciudad (unos 600, Renault AG principalmente) para enviar con urgencia 6.000 reservistas al campo de batalla, donde el general Maunoury sufría un violento ataque alemán el 7 de septiembre.

Las tropas alemanas, más expuestas, menos numerosas y alejadas de sus bases, cedieron y se replegaron el 10 de septiembre hasta el 13 de septiembre.


guerra
grecia
Europa


Operacion Kaiserschlacht

Kaiserschlacht (traducida como “Batalla de emperadores” o “La batalla del Káiser”, y denominada por los británicos como “La Gran Retirada de Marzo” entre otros nombres) fue el nombre con el que el General de Infantería alemán Erich Ludendorff llamo a la que seria la última gran ofensiva del ejército alemán durante la Primera Guerra Mundial en honor a su amo y supremo señor de la guerra el Káiser Guillermo II. Se prolongó desde el 21 de marzo hasta el 5 de abril de 1918, siendo el mayor ataque aislado de toda la guerra.

Ludendorff sabia que aunque las tropas norteamericanas no habían llegado aun en su totalidad y que no estaban preparadas, EE.UU. tenia 184.000 soldados en Francia y sabia además que aunque dependieras de transportes y equipo pesado inglés y francés estas tropas representarían un “aire fresco” en el estancado frente occidental, sin mencionar el medio millón de hombre que se esperaban que llegaran.

Ni el Imperio Alemán (agotado por los años de guerra en varios frentes y en especial por el bloqueo naval que ejercía la Royal Navy al mismo tiempo) ni sus aliados de las potencias centrales podrían resistir otro sangriento año a la defensiva como el de 1917.

La idea era obtener una victoria rápida y aplastante, antes que los aliados pudieran poner en juego sus muy superiores recursos humanos y materiales

Tras la derrota El Reich está en una situación desesperada: se ha quedado sin aliados, su población civil sufre draconianas restricciones, su ejército está al límite, sin reservas y desmoralizado. Ludendorff y Hindenburg son partidarios de la capitulación inmediata, pues creen que el frente se derrumbará en cualquier momento. En efecto, tropas estadounidenses de repuesto no paran de desembarcar e incluso Italia se prepara para enviar un contingente a Francia. El 8 de agosto un ataque aliado cerca de Amiens tiene éxito y rompe el frente germano: los aliados penetran en Bélgica. El Alto Mando pide al brazo político iniciar inmediatamente negociaciones de paz. Cunde la convicción de que la guerra está perdida. Wilson proclama que Estados Unidos sólo negociará con un gobierno alemán democrático. Los Hohenzollern tienen los días contados. Tras una revolución obrera en Berlín, el Káiser huye a Holanda; el gobierno de la nueva República alemana firma el armisticio de Rethondes el 11 de noviembre de 1918. La guerra termina con la victoria de los Aliados.


Guerra Mundial
batallas
historia

Midway

La Batalla de Midway ocurrió durante la Segunda Guerra Mundial, del 4 de junio al 7 de junio de 1942 y enfrentó a las fuerzas estadounidenses con la fuerza aeronaval de Japón; fue la primera derrota del poder japonés.

El mando militar japonés conocía perfectamente que su potencia económica era claramente inferior a la de los Estados Unidos, y que por lo tanto, en guerra de desgaste contra ese país serían derrotados. Por tanto, los hechos en los que pudiesen tomar la iniciativa eran vitales para el objetivo final de Japón

El ataque a la base estadounidense de Pearl Harbor el 7 de diciembre de 1941 no tenía otro fin que acabar con la armada estadounidense basada en el Pacífico y así poder establecer sin molestias un programa de conquistas de territorios para la obtención de recursos vitales como el petróleo, caucho y minerales, cuyas reservas estaban agotándose debido al bloqueo estadounidense. El fin último era llevar a los Estados Unidos a la mesa de negociación y establecer una paz a la medida de los intereses japoneses.
Isoroku Yamamoto durante una planificación.

Con las sucesivas victorias japonesas y la anulación de la presencia naval británica en el Océano Índico con el hundimiento del HMS Prince of Wales y el HMS Repulse el 8 de diciembre de 1941 y que posteriormente el hundimiento del HMS Dorsetshire, el HMS Cornwall y el portaaviones HMS Hermes frente a Trincomali pusiera fin a la presencia inglesa en el archipiélago malayo, los estrategas japoneses se enfrentaron a un dilema sobre sus futuras acciones. Las alternativas eran si Japón debía conquistar más territorios insulares y establecer un anillo perimetral o avanzar agresivamente hacia el Este y presionar a los Estados Unidos a una batalla decisiva.

El Almirante Isoroku Yamamoto comprendiendo que si no tomaba la iniciativa el efecto de la victoria en Pearl Harbor pronto se diluiría, encargó al contralmirante Matome Ugaki el análisis de la situación y sugerir las líneas de acción de la Marina Imperial Japonesa. Una vez terminados los estudios Ugaki convocó a una junta de estrategas presidida por Yamamoto y expuso sus apreciaciones, Japón tenía tres alternativas de ofensiva:

* conquista de territorio australiano,
* conquista de la islas de Hawái,
* ocupación de algunos sectores de la India.

Antes de emprender cualquiera de esos caminos había que neutralizar y tomar para sí a las islas Midway, que podían ser usadas como otro portaaviones americano insumergible. La toma de estas islas provocaría a la armada americana a un enfrentamiento decisivo. Para Japón era además vital el acortar la contienda con los Estados Unidos, ya que el superior poderío industrial de este último país sería decisivo en una guerra de larga duración. La probable conquista de Gran Bretaña por Alemania (mediante la Operación León Marino) haría que la flota británica instalada en la metrópoli partiera a Canadá y eventualmente se sumara a la estadounidense. Esto sería fatal para la armada imperial japonesa, la eliminación del resto de la flota estadounidense en el Pacífico era de carácter urgente.

Desde Japón se pensaba que si se conquistaban las islas Hawái, la eliminación total de la presencia estadounidense en el área del Pacífico forzaría a sentarse en la mesa de negociaciones a unos Estados Unidos severamente derrotados.

Aunque el alto mando japonés consideró invadir las islas Hawái, en un primer momento replicó negativamente a Ugaki y la operación fue descartada por el tremendo esfuerzo logístico, la falta del factor sorpresa y de supremacía aérea que implicaba (por la lejanía y el alto costo logístico de mantener la invasión). Australia fue descartada por los mismos juicios y la desaprobación del ejército de tierra.

Sí se favoreció el ataque de Midway, que ofrecía a Yamamoto la posibilidad de ocupar esas islas y atraer a la flota remanente estadounidense y aniquilarla. Esta fue la directiva a seguir y los estrategas se pusieron a trabajar en desarrollar el plan de operaciones no sin antes ser resistido fuertemente por otros estrategas que consideraban inútil la ocupación de un atolón que creían que la flota de Estados Unidos desecharía.

Tuvo las siguientes consecuencias

1. Cambio del escenario estratégico: de ahora en adelante los japoneses perderían gradualmente su eficacia en las posesiones logradas en el Pacífico por no poder defenderlas, antes del 4 de junio de 1942, Japón se paseaba invencible por el Indico, después del 4 de junio sus victorias estaban hipotecadas.
2. Pérdida del sentido de invencibilidad del Japón: el mal de victoria que se inculcó desde la guerra de 1905 con Rusia desapareció súbitamente el 4 de junio de 1942. La derrota sufrida se prendó tan intensamente en el alto mando japonés a tal extremo que se censuró estrictamente a la prensa y a los participantes de la batalla.
3. Pérdida de capacidad ofensiva aeronaval: de ahora en adelante el Japón tendría que reconvertir nuevos buques para suplir a los portaaviones hundidos, en efecto, los acorazados clase Hyuga fueron reconvertidos en portahidroaviones, el Mogami tuvo el mismo destino, el tercero de los Yamato en construcción se convertiría en el portaaviones más grande del mundo en ese entonces, el Shinano. Barcos de pasajeros que servían como auxiliares fueron reconvertidos en portaaviones ligeros como el caso de Junyo e Hiyo. La pérdida de potencial aeronaval estimada fue de un 65%.
4. Pérdida de las mejores naves, tripulaciones aéreas y pilotos experimentados, nunca más el Japón iba a tener el mismo potencial militar.
5. Declive de la estrella de Isoroku Yamamoto, después de esta batalla la ascendencia de Yamamoto en los círculos estratégicos perdió fuerza.

6 La derrota japonesa demostró al alto mando estadounidense que el concepto del acorazado estaba muerto, y que las victorias dependerían de la táctica aeronaval.
7La victoria permitió demostrar a los americanos que "se podía hacer el trabajo" con las herramientas necesarias.
8 Tanto las Hawái como la costa oeste de norteamérica ya no estaría expuesta a los cañones embarcados del Japón.
9 Ganancia progresiva de la iniciativa estratégica militar y hegemónica del escenario del Pacífico.

10 Midway supuso la revancha por Pearl Harbor para los norteamericanos, la maquinaria industrial americana se volcó completamente en el esfuerzo de guerra.


japon
armas
INTERES


Batalla de Kurk

La batalla de Kursk da nombre a una serie de brutales choques armados que tuvieron lugar entre el mes de julio y de agosto de 1943 en la región de ese mismo nombre. En ella, las ya recuperadas (aunque cansadas y gastadas) tropas de la Wehrmacht harían el último esfuerzo ofensivo en el frente del este, agrupando el grueso de sus fuerzas acorazadas y sus más modernas armas, pasando por las unidades más potentes y sus generales más prestigiosos; la operación recibió el nombre en clave de “Operación Zitadelle”.

Tras la victoria soviética en Stalingrado, el Ejército Rojo desencadenó una serie de ofensivas obligando a los alemanes a evacuar el grupo de Ejércitos A ubicado en el Cáucaso por temor a que fueran aislados (cosa que hubiera sido un desastre aún mayor que el de Stalingrado), quedando aislada la cabeza de puente de Kuban. Los soviéticos sobreexplotaron su victoria, llegando hasta más allá de Járkov, cerca del Cuartel General de Erich von Manstein en Zaporozhye, donde fueron rechazados por una bien dirigida contraofensiva de este mismo general. De esta manera los alemanes capturaron de nuevo la ciudad de Járkov, formándose un saliente soviético centrado en Kursk (véase Tercera Batalla de Járkov).

Hitler decidió destruir el saliente, seguro de contar con las fuerzas necesarias para que Alemania retomara la iniciativa. Los soviéticos descubrieron el plan alemán y mediante medidas defensivas en el saliente planearon desgastar el ataque alemán para después contraatacar a las fuerzas desgastadas. El desembarco aliado en Sicilia acabaría con las esperanzas alemanas y la operación Ciudadela sería suspendida.

En Kursk, los alemanes quemaron casi todas sus reservas en cuanto a carros de combate se refiere. También se notó en las bajas humanas, dando lugar a la pérdida de muchos hombres en ambos bandos, que con dificultad Alemania podría reemplazar. Kursk marcó el inicio de un avance soviético que no mermaría hasta la toma de Berlín


conflictos
ejercitos
asedios

Batalla de Normandia

La Batalla de Normandía en 1944, denominada en clave Operación Overlord, fue la invasión de Europa, llevada a cabo en el noroeste de Francia, entonces ocupada por la Alemania nazi. El desembarco fue ejecutado por las fuerzas aliadas en la II Guerra Mundial. El esfuerzo Aliado se concentró en desembarcar en Europa un ejército que, después de liberar Francia, llegara hasta el mismo corazón del Tercer Reich. Los preparativos de la operación Overlord se iniciaron en Gran Bretaña.

En 1943 el principal escenario de operaciones aliado estaba en Italia, así que la proyectada invasión tuvo que posponerse otro año más ante las reiteradas protestas de Stalin, que abogaba por la apertura de un “segundo frente” en Europa que comprometiese a más tropas alemanas en el Oeste y aliviase la situación de la Unión Soviética.

En 1944 la Wehrmacht tenía diseminadas a sus fuerzas en una gran guerra de varios frentes: se había perdido África ante los aliados, que luego habían saltado a Sicilia y de allí al resto de Italia, donde se libraban fuertes combates. En el frente del Este la situación era desesperada ante el irresistible empuje del Ejército Rojo, que ya estaba llegando a Polonia.

La Operación Overlord involucraba al grueso de los ejércitos estadounidense e imperial británico, apoyados por tropas auxiliares francesas, polacas y de otras nacionalidades para asaltar las playas de Normandía, por medio de desembarcos anfibios.

Originalmente la misión iba a comenzar el día 5 de junio pero debido a inclemencias meteorológicas se debió trasladar al siguiente día. El 6 de junio por la noche, diez divisiones estadounidenses, británicas y canadienses se pusieron en pie entre Orne y el Vire. Aunque no se lograron todos los objetivos previstos y conquistó muchísimo menos terreno que el esperado, se instalaron sólidas cabezas de puente donde a lo largo de los siguientes días desembarcarían 250.000 hombres y 50.000 vehículos. Se desarrolló desde el 6 de junio (Día D), hasta el 25 de agosto (Liberación de París). Después de 65 años el desembarco de Normandía continúa siendo la mayor operación de invasión por mar en la historia, ya que casi tres millones de soldados cruzaron el Canal de la Mancha desde Gran Bretaña a la región de Normandía en la Francia ocupada.

Batallas mas decisivas de la historia
guerra
grecia



Hey comenten y digan cuales fueron las batallas mas importantes segun ustedes

Fuentes de Información - Batallas mas decisivas de la historia

Dar puntos
51 Puntos
Votos: 6 - T!score: 8.5/10
  • 1 Seguidores
  • 18.245 Visitas
  • 10 Favoritos

18 comentarios - Batallas mas decisivas de la historia

@grimmjowjaggerjacks Hace más de 4 años
Buen post. Pon Pearl Harbor antes de Kursk.
@MatiPaternaL Hace más de 4 años -1
LA BATALLA DE NORMANDIA FUE LA MAS DECISIVA
@Aranclanos_5 Hace más de 4 años +1
MatiPaternaL dijo:LA BATALLA DE NORMANDIA FUE LA MAS DECISIVA

te gusto el call of duty nene?
@Adolfito666 Hace más de 1 año
jajajaja
@SANTICOBAIN22 Hace más de 4 años
BUEN POST LOCO.MIDWAY Y NORMANDIA PARA MI LAS MAS DECISIVAS.
@sigmundmdq Hace más de 4 años
Esta muy bien y muy completo; solo agregaría la batalla de Londres de la segunda guerra mundial (la que Churchill dijo refiriendose a la aviacion inglesa "nunca tantos le debieron tanto a tan pocos...&quot.
@Maxix94 Hace más de 4 años +1
Salamina? Maraton? Cannas? Termopilas? Alesia? Acre? Hattin? Castillon? Trafalgar? Omdurman? Inglaterra? Moscu? el Alamein? Verdun? Somme? Tannemberg? STALINGRADO???

Todas fueron importantes, en si, pero esas que nombre fueron muy grosas tambien, en especial Stalingrado el punto de inflexion en la segunda guerra mundial, pasate por mi post de las grandes batallas de la historia. Saludos!
@Warcraftmania90 Hace más de 4 años
Maxix94 dijo:Salamina? Maraton? Cannas? Termopilas? Alesia? Acre? Hattin? Castillon? Trafalgar? Omdurman? Inglaterra? Moscu? el Alamein? Verdun? Somme? Tannemberg? STALINGRADO???

Todas fueron importantes, en si, pero esas que nombre fueron muy grosas tambien, en especial Stalingrado el punto de inflexion en la segunda guerra mundial, pasate por mi post de las grandes batallas de la historia. Saludos!



Mis disculpas, xD usaba la cuenta de mi amigo, jaja ahora si pasate por mi post, el de mi amigo no porque es metalero, jaja perdon, ahora si saludos!
@Warcraftmania90 Hace más de 4 años
Hola bro, te dejo mis 10 de hoy, y claro cannas fue decisiva hasta un punto, porque luego aparecio igual el imperio romano, pero trafalgar, stalingrado, salamina, maraton y alesia, fueron muy importantes y decisivas, salamina puso el inicio del fin de las guerras medicas, maraton la ultima y decisiva batalla de la primer guerra medica, alesia decisiva para la conquista de galia, actual francia, belgica y paises bajos, y stalingrado y trafalgar no hace falta aclarar, igual gracias por escuchar mi sugerencia, mis 10 de hoy. Saludos!
@carlomu2 Hace más de 4 años
Europa
@egg3254 Hace más de 3 años
Me quedo con los Campos Catalaunicos, si Atila hubiera ganado, la cultura occidental que conocemos hubiera desaparecido totalmente
@amanriquem Hace más de 3 años
Buen post, pero te falto la batalla mas grande y sangriente de la historia: Stalingrado, la cual decidio la 2da guerra mundial en Europa.
@amanriquem Hace más de 3 años
amanriquem dijo:Buen post, pero te falto la batalla mas grande y sangrienta de la historia: Stalingrado, la cual decidio la 2da guerra mundial en Europa.
@0081LOCO Hace más de 1 año
muy buen post..........
@Adolfito666 Hace más de 1 año
y stalingrado?
@amanriquem Hace más de 1 año
Te falto la batalla decesiva de la 2da guerra mundial : Stalingrado ... sin ella este post lamentablemente esta incompleto
@frecjak Hace más de 2 meses
y la Batalla del 5 de mayo!? como los Zacapoastlas le dieron el la madre a los Franceses de mierda