Alguna vez has notado que cierta gente tiene la habilidad de captar la atención de todo aquel que habla con ellos. No importa cómo se vean o cuánto dinero tengan, esta clase de personas puede ingresar en un cuarto e instantáneamente convertirse en el centro de atención. Cuando ellos salen, la gente piensa bien de ellos y trata de imitarlos. Esta habilidad es llamada carisma, una especie de magnetismo que inspira confianza y buenos sentimientos. Como la belleza, la suerte y la posición social, el carisma puede abrir muchas puertas en la vida. A diferencia de estas otras cualidades, cualquiera puede llegar a ser carismático.

Pasos
Relájate. Tener carisma es canalizar tus energías en la gente. Si lo que transmites es estrés y ansiedad, la gente te rechazará. Si transmites tranquilidad y buena disposición, la gente se sentirá atraida por tu forma de actuar y querrán ser más como tú eres.
Proyecta seguridad. El carisma no es más suelta e inspirará fe en tus habilidades.
Mejora tu postura. Nada provee más seguridad que una buena postura. Siéntate o párate correctamente, pero no de manera rígida. Cuando conozcas a alguien, dale un firme aprentón de manos y trata de mantener tu mirada directamente a los ojos. Demuestra un lenguaje corporal positivo mientras hablas y aún cuando no haces nada más que esperar. Siéntate de modo que puedes hablar frente a frente con la persona o personas con las que estés hablando, no cruces tus piernas ni manos y mantén tus manos lejos de tu cara. Mantén una mirada tranquila y no demuestres nerviosismo.
Sé igual que cualquiera. Sin importar a quién le estés hablando, tráta por igual todo el mundo. Si estás hablando con tu próximo jefe, un grupo de acaudalados donadores o una muchacha o muchacho atractivo, por ejemplo, no los coloques en un pedestal. Respeta a otras personas, respétalos como iguales a tí y espera que ellos te acepten así como tú eres.
Sintonízate con tus emociones. Ciertos estudios han demostrado que la gente que es generalmente llamada carismática siente las emociones con mayor intensidad y que además tiene la capacidad para involucrar a otras personas con su forma de sentir. Irónicamente, en muchas sociedades, la supresión de las emociones es algo considerado deseable. No tengas temor en mostrar ira, dolor, tristeza o euforia y no temas comunicar tus sentimientos.
Adecua tu lenguaje corporal a tu forma de hablar. Quizás una característica inconfundible de la gente carismática es la habilidad de utilizar el lenguaje corporal cuando se comunican. La gesticulación es importante y pero no debe ser realizada de manera arbitraria.
Observa los gestos de otras personas. Nota como los gestos de otras personas parecen falseados o simplemente no parecen ir con el mensaje que transmiten. En cambio, otras personas usan el lenguaje corporal de muy buena manera. Estos últimos son por lo general más efectivos a la hora de transmitir su mensaje y proyectan mayor confianza y competencia. Estas personas son también mayormente actores, líderes religiosos y expertos. Busca buenos y malos ejemplos de como la gente usa el lenguaje corporal. Mira y aprende.
Piensa en tus propios gestos. Cuando hablas ¿Tu cuerpo es parte del discurso? o te ves presa de los nervios y o sin interés en el tema. Si el tema sobre el que estás hablando te apasiona ¿Tus gestos comunican este sentimiento?
Practica frente al espejo. Obsérvate en el espejo y da un discurso o prentende que estás manteniendo una conversación. ¿Qué están haciendo tus ojos? ¿Tus manos? ¿Te ves como un político común o como uno carismático ? ¿Alguien podría saber las emociones que estás tratando de transmitir aún si no pudiesen oirte? Practica regularmente y toma nota de lo que necesites mejorar.
Piensa antes de hablar. Reduce las muletillas y las frases de relleno en tu conversación diaria. Trata de hacer que cada palabra cuente y piensa en cómo vas a decir algo antes de abrir la boca. Si no tienes algo importante que decir, entonces permanece en silencio. Con un esfuerzo continuo, las palabras vendrán más fácilmente a tu mente.
Habla con convicción. Al igual que la gesticulación, la forma en la que dices algo puede ser tan importante como el mensaje que quieres transmitir. Di algo importante y dilo con convicción. Habla a buen paso y claramente. Usa esto como punto de partida para cambiar el tono, ritmo, volumen y entonación de tu voz para hacer énfasis en las palabras más importantes y mantener el interés en tu discurso. Trata de hacer una grabación de tu voz y verifica que la entonación de tu voz va de acuerdo al mensaje que quieres transmitir.
Trata a la gente de la forma en la que quiere ser tratada. Haz que cada personas que conozcas se siente importante sin importar tu primera impresión o la reputación que pueda tener esta persona. Si haces que la gente se sienta bien con ellos mismos, se sentirán atrapados por tu carisma y tendrán una buena opinión de tí.
Escucha activamente lo que la otra gente dice. Presta total atención cuando alguien esté hablándote. Haz un buen contacto visual y asiente cuando estés de acuerdo o interrumpe con pequeñas interjecciones como "¿sí?", "ya veo", "claro", de modo que la persona comprenda que la estás escuchando y que estás interesado en lo que dice. Un pequeño toque en la parte superior del brazo o del hombro pude enfatizar la aprobación o la empatía que tienes acerca de lo que la otra persona está diciendo, además que la harás sentir que está conectada contigo.
Haz sentir que la gente se sienta especial. Recuerda el nombre de las personas, donde viven y lo que hacen. Sonríe genuinamente cuando saludes a alguien. Brinda comentarios de aprecio gratuitamente y acéptalos de manera natural.

Consejos

Tener carisma es un arte. Las líneas escritas arriba pueden ayudarte a ser más carismático y tener más carisma, pero el carisma en sí debe venir del interior de uno mismo y reflejar lo que uno lleva dentro o de otra manera todo parecerá fingido. Afortunadamente, cualquiera tiene la habilidad para ser una persona carismática, simplemente deja salir el carisma que todos llevamos dentro. Practica y toma nota acerca de lo que funciona y lo que necesita ser mejorado.
No imites a otros. La gente con un carisma notablemente desarrollado tienen la habilidad no solo de influenciar la opinión de otras personas, sino que también causan que otras personas los imiten en personalidad y gestos. Al mismo tiempo, sin embargo, estudios han mostrado que la gente carismática no imita a otras personas con carisma. Su individualidad los identifica y separa.
Ten un mensaje. No tengas miedo de ser controversial, de forzar los límites. Si realmente crees en algo o tienes certeza de lo que sientes, comunícalo en una forma respetuosa. Tu carisma ayudará a que la gente acepte tus ideas.
Toma una clase de actuación. Los actores y la gente carismática usan las mismas técnicas para cautivar a su audiencia y evocar emociones.
Advertencias
Considera tu audiencia y cuida de no ofenderla. Ser controversial puede ser bueno, pero ser ofensivo puede hacer sentir a la gente incómoda. Desafía, pero no ofendas.
No intentes fingir. Tratar de ser carismático sin tener práctica puede provocar el efecto contrario.
El éxito no solamente radica en tener carisma. Si no tienes las habilidades y la dedicación que se necesita, eventualmente fallarás.

La persuacion
1. Emociones (producen apertura mental)

El uso de las emociones en la persuasión debe ser planificado cuidadosamente. Tienes que ser entusiasta y confiar en tu plan, idea o solución (las emociones, ciertamente, abren la mente).

Sin embargo, al igual que con el ajo en la comida, recurrir a un exceso de emociones puede ser tan contraproducentes como su deficiencia. Necesitas encontrar maneras de mantener a la contraparte emocionada para que acepte participar en el debate, pero si no logras involucrarla emocionalmente, notarás una clara falta de energía durante la realización de la actividad.

2. Lógica (justifica las recomendaciones)

La lógica es el razonamiento de los hechos; el discurso razonado sobre los méritos de una idea o solución.

La lógica es una parte fundamental de la persuasión. En primer lugar, la emoción abre la mente, y luego la lógica justifica la posición que estás tomando, con la introducción de argumentos convincentes.

3. Valores (sellan los tratos)

El punto cierre de la persuasión se encuentra en la aplicación del recurso de los valores. Los valores son creencias que guían el comportamiento.

Cada uno de nosotros tiene valores que son únicos para nosotros y otros que compartimos en común. Se debe recurrir a la persuasión en el contexto de valores que más importen a la otra persona.

Por ejemplo, al comercializar un producto o idea se debe hacer que la presentación coincida con el con el sistema de valores del comprador. En la vida cotidiana puedes utilizar este modelo de persuasión de la siguiente manera:

Paso 1. Recurre a la emoción – Establece un llamado de atención

Un llamado de atención es una opinión sin fundamento de hecho. En general, es el vehículo por el cual se hace una solicitud emocional.

Una demanda efectiva estimula el interés del oyente; abre su mente. Por ejemplo: "Yo podría mostrarte una forma de aumentar el rendimiento del personal de ensamblaje en un 20%. ¿Estarías interesado? "

Paso 2. Recurre a la lógica – Establece hechos que apoyen el llamado de atención

Un hecho es una información puede ser verificada. Los hechos son la parte lógica de la persuasión.

Por ejemplo: "En un estudio cuidadosamente diseñado de dos organizaciones similares a la suya, se demostró que los que tomaron este curso de ensamblaje lograron, en promedio, 20% de incremento en sus rendimientos, más que los que no asistieron."

Paso 3. Recurre a los valores - Dale sentido

El sentido es el beneficio personal que alguien puede obtener con un llamado de atención (LQOCB).

Un caso:

Debes hacer el siguiente llamado de atención a tu supervisor de fabricación: "Esto significa que tendrás que lograr una disminución de los costos de operación.”

Para hacerlo más persuasivo podrás darle sentido de (LQOCB), apelando a sus valores e intereses, si le dices: "Alberto, con la disminución de costos que logres en tu unidad estarás en condiciones de negociar el incremento de los bonos nocturnos para ti y su personal."