Los perros y gatos no poseen las enzimas adecuadas para desdoblar el glucosacárido propio de la leche llamado lactosa.

Esto es común en algunas personas, ellos también carecen de lactasa que es la enzima que desdobla a la lactosa en glucosa y de esta manera puede ser absorbida en el tracto intestinal, tanto las personas o animales que no poseen la enzima que desdobla a la lactosa, la leche permanece sin digerir, fermenta y es causa de diarrea.

Algunos animales pueden tolerar un poco la leche, otros, en absoluto. Si tu animal disfruta y parece tolerar la leche, se le puede administrar en cantidades pequeñas y tibia, nunca fría y preferiblemente descremada.


TU GATO NO DEBE COMER NUNCA...


Comida humana: No es una gran idea alimentar al gato con sobras de la mesa, o con tu propia comida. Las sobras no satisfacen las necesidades nutricionales de tu gato, y solo agregan calorías o cosas que no son necesarias. Además, eso puede provocar que tu gato se vuelva una gran molestia mientras estás comiendo.

Comida perros:Los requerimientos alimentarios del gato son diferentes a los del perro.
Los gatos requieren niveles más altos de proteínas que los perros.
Respecto a la taurina que hablábamos antes, tan necesaria para los gatos en su dieta; los perros no necesitan ese aminoácido en la dieta porque su organismo lo sintetiza.
Los gatos requieren una concentración mayor de Vitamina A en la dieta. Los perros pueden metabolizar el beta-caroteno como una fuente de Vitamina A, y los gatos no pueden hacerlo.
Los gatos no pueden sintetizar un ácido graso llamado araquidónico y debe estar complementado en su dieta; para los perros no es esencial tener este ácido graso en su dieta.
Así que, si a un gato se le permite comer una cantidad significante de comida del perro, estaría comiendo una dieta deficiente en muchos de los nutrientes requeridos para un metabolismo normal.


Chocolate, Café y Té: Estos productos tienen una sustancia llamada teobromina que actúa en el cuerpo del animal: Aumentando la contractilidad del corazón, actuando como un poderosos diurético y produciendo deshidratación, afectando el sistema gastrointestinal, causando vómitos y diarrea y pueden provocar úlceras en la mucosa gástrica..
También afecta el sistema nervioso, causando convulsiones, y a veces, muerte.

Cebolla: La cebolla contiene un compuesto que es tóxico para los glóbulos rojos (eritrocitos) de los gatos, produce una destrucción de los mismos y produce anemia.
Ajo: El ajo contiene un compuesto similar al de las cebollas produciendo anemia, sin embargo el compuesto de ajo es mucho menos tóxico.

Pescado con espinas, huesos de pollo, etc.

Embutidos curados (sí podrá comer los cocidos; jamón cocido, pavo, etc.)

Vitaminas para uso humano que tienen alta concentración de hierro.

Una dieta muy rica en hígado.

Bebidas alcohólicas.


¡Ojo con dar leche a tu gato!

Y de yapa, mi Sr. Gato:

dar

Alimentación

comer
F!

beber