Los Fabulosos Cadillacs - Explicacion de algunos temas

"No quiero morir sin antes haber amado,

pero tampoco quiero morir de amor"


temas

Silencio Hospital

Desfachatada e irresistible, esta versión de Silencio ... fue la que llegó a las radios como simple antes de que el álbum Bares y fondas alcanzara las disquerías. Del comienzo al fin, se trata de una puesta al día de todos los tics de la estética ska: desde el golpe de órgano que marca la intro hasta el uso de la cámara de eco y, por supuesto, el rasguido chingui-chingui de la guitarra y la base a contratiempo que son la marca del ritmo que los jamaiquinos llevaron a Londres en los 60. El modelo es Madness, la banda londinense que entre 1979 y 1982 copó los charts con estilizadas composiciones que conjugaban pop inglés con energía skatalítica. Canción de guerra under, Sifencio ... tiene tanto de afrenta pendenciera como de manifiesto banal ( "Silencio dijo el rasta/silencio en Africa" ). Si bien el ska había sido puesto es escena por Sumo (White trash, Kaya) y los olvidados Alphonso S'entrega, es aquí donde irrumpe como estilo, alternativa bailable para punks y skinheads Uunto a Los Cadillacs aparecen grupos corno Los Intocables, Romana Patrulla y Skabu Simbel). Sin embargo, los Cadillacs no estaban hechos para conformar ningún gueto. Esa promesa estaba guardada en la voz desafinada y dramática de Vicentico.


link: http://www.youtube.com/watch?v=j4vcQ7p2BWE

algunos

Estoy Harto De Verte Con Otro

Escondida entre los hits del álbum Yo te avisé, aparece esta perla donde brillan nitidos los rasgos de Vicentico como rufián melancólico. Si se le quitan los ornamentos ska -el rasguido de la guitarra, los arreglos de vientos- queda una pintura desamorada, quejosa, que tiene tanto del rock&roll primitivo como del tango. Es el cuento de siempre: el muchacho que no rankea lo suficiente para alcanzar a la soñada princesa de barrio. La ropa y el consumo de alcohol se interponen aquí como señas particulares del indeseable que desea (y sus amigotes acompañan el resentimiento en el coro). Pero lo que debería ser previsible tiene aqui la potencia de lo atávico. Uno está definitivamente del lado del cantante cuando escupe: "llego y te veo pasar/abrazada a ese imbécil, igual a todos los demás". Atenti también con la línea del bajo -palpitante, obsesiva- de Flavio que ya destaca como el mejor instrumentista de todo el grupo. Es cierto que, en métrica y armonía, el puente es puro Madness. El futuro los absolvió, de todos modos.


link: http://www.youtube.com/watch?v=-3ArfIwkJgQ



cadillacs

El Genio Del Dub

Una de las mejores piezas bailables de toda la discografía del grupo. Con mucho groove, Los Cadillaes se atreven a tocar más de lo que pueden y consiguen un ritmo selvático y caliente que marca diferencia con el resto del repertorio. Se nota la pericia del productor Andrés Calamaro para sacarle el jugo al grupo. El comienzo con los graves subrayados por los timbales y un temblor de bajo crea una atmósfera cinematográfica que estalla luego con la banda completa. Nadie sabe a ciencia cierta qué es eso del Genio del dub (¿Lee Perry?) pero aquí no hay que buscar ninguna clave en la letra (que se sale de la marca pendenciera del grupo) porque todo descansa en la base rítmica. Es el bajo de Flavio el que sostiene a la banda, el corazón de un grupo en vías de ensamblarse. Vicentico también llega más lejos en este tema y suena decididamente soul para cantar eso de "en cada hogar/donde el mundo se acuesta". Nadie duerme, sin embargo, con El genio del dub, canción-dance que hubiera merecido un disco entero de remixes.


link: http://www.youtube.com/watch?v=ptcyw_FKqHk

Explicacion

Yo No Me Sentaría En Tu Mesa

Pieza emblemática, y otro smash hit de Yo te avisé, que se convirtió en una especie de himno de los Cadillacs, infaltable en los bises de los shows. La historia de la canción es conocida. Fué compuesta luego de que el grupo se negara a participar en la conferencia de prensa de un festival al que habían sido invitados por la Juventud Radical. En esos días del gobierno de Raúl Alfonsín se habían firmado los decretos de Punto Final que desligaban de responsabilidad a cientos de represa res de la dictadura militar. Los Cadillacs, hasta ahí un número pasatista, sorprendieron con esa actitud, dejando clara su posición ideológica. La historia por detrás de la canción es quizás más interesante que la canción en sí misma, un canto de hermandad masculina con apelaciones a la tribuna. Otra vez asoma, imprevisto, el tango en la lírica de Vicentico ("Está lloviendo pero yo no me vaya mojar/mis amigos me cubren cuando vaya llorar" ) que durante todo el tema le canta a un interlocutor-enemigo. El tema de fondo es también la reacción anti-Cadillac de la crítica y de la vieja guardia del rack. La estética del traje y los zapatos, el baile, la misma idea del grupo como una banda de amigos es defendida con excesivo celo.


link: http://www.youtube.com/watch?v=7zgsu8Vj92U

Fabulosos

Vasos Vacios

Los Cadillacs inician aquí el crossover hacia el mundo de la música latina. Nada menos que poniendo a Celia Cruz, la reina de la salsa, a hacer dúo con Vicentico en un rack steady (variedad más lenta del ska) con inflexiones de bolero tanto en la letra como en los arreglos de vientos. En la senda de Soda Stereo, el grupo se dispone a internacionalizarse integrando en su estilo nada menos que a una voz que, solita, puede abrir la puerta del mercado grande. El grupo suena cada vez más compacto apoyado, sobre todo, en el tándem de bajo de Flavio Cianciarulo y la batería enérgica de Fernando Ricciardi. El estribillo es una mexicaneada inolvidable con Vicentico y Celia Cruz cruzados en el stereo (un dueto mucho más efectivo que el que protagonizaría junto a Debbie Harry en Rey Azúcar) y la sección de bronces disparada a tope con arreglos que recuerdan a los de The Specials en el decisivo disco More (1980). Y está esa guitarra slide que recorre el hit de punta a punta aportando un inesperado color a go-gó. Una bisagra en el repertorio del grupo y un clásico del ska internacional.

de

"Podríamos llamarlo rock, rap, ska, salsa,

cualquier cosa menos heavy metal"


(Vicentico)

los

El Satánico Dr. Cadillac

Es leyenda interna de los Cadillacs que este hit de escenario fue compuesto en recuerdo de uno de los mánagers del grupo (quien vendría a ser el susodicho Satánico Dr Cadillac) con el que las cosas terminaron muy mal. Vicentico crispa la canción con voz de aguardiente -hasta parece perder el aire por momentos- apoyado por un coro barrabrava que grita en primera persona eso de "Los Cadillacs tocando para vos". La base es un huracán, entre la precisión disco del bajo y el ataque de pop bastardo (desarrollado luego por los Decadentes) de la sección de vientos. La guitarra wah wah y la percusión se quedan un poco atrás y no es extraño que hayan buscado mayor poder de fuego en la reversión incluida en el multiplatino Vasos vacíos. Otro hit autorreferencial en la senda de Yo te avisé, Yo no me sentaría en tu mesa y El mensaje soy yo.


link: http://www.youtube.com/watch?v=u1C9Zf9JFIE

Los Fabulosos Cadillacs - Explicacion de algunos temas

Demasiada Presión

La canción sobresaliente de Volumen V, uno de los discos más flojos del grupo, pasó desapercibida en su momento y se hizo fuerte en los recitales en las inmediaciones de la era Matador. De algún modo marca la línea que vendrá en El león, con una profundización de las búsquedas latinas del grupo. Es una power rumba con mucho trabajo en la sección rítmica y adornos de piano al viejo estilo cubano que subrayan la melancolía de la letra. Vicentico pasa revista a una historia de alcohol y desamor sin salida ("Quisiera volver el tiempo atrás/pero lo que vuelve es esta noche y nada más" ) con esmerado feeling. Sobresale la trompeta solista de Danny Lozano con un solo impetuoso, como de elefante, muy en plan de big band salsera. Extrañamente, la formación de los Cadillacs se acerca cada vez más al estilo de grupos de principios de los 70 como Blood, Sweat & Tears, Chicago y nuestros Alma & Vida (chequear el raro parecido entre las voces de Vicentico y Carlos Mellino).


link: http://www.youtube.com/watch?v=54jHqhulFj8

temas

Manuel Santillan El Leon

Sobre el modelo de Pedro Navaja (el clásico de Ruben Blades), Flavio Cianciarulo comienza la saga que completará con los mega-hits Matador y Mal bicho. Aquí imagina la vida (y muerte) de este tal Santillán, un héroe justiciero y marginal cuyas últimas palabras resultan en el mítico coro "van al mar". Cianciarulo ubica a su héroe imaginario (que muchos creyeron reai cuando la canción se puso en marcha) en un San Telmo desangelado, viejo, sucio, muy diferente al vintage for export de los últimos cinco años. La canción inspira el nombre del disco El León donde Los Cadillacs crecen con la inclusión de Tato Rotblat en percusión y el trombón de Fernando Albareda, responsable del solo. Es una pieza modélica del nuevo rumbo de los Cadillacs. Sobre la base, que mantiene la respiración del ska, se monta una máquina de salsa-rock. El esquema daría lugar al rack alterlatino (Mano Negra, Todos Tus Muertos, Café Tacuba), etiqueta propuesta por el Suplemento Sí! a mitad de los noventas

algunos

"Ya son varios los tipos que me aseguran

haber leido la historia de 'Matador' en libros de historia.

Es una locura, pero tambien quiere decir

que la gente quiere ver eso en la realidad"


(Flavio Cianciarulo)

cadillacs

Siguiendo La Luna

Un reggae que la ortodoxia jamaiquina hubiera colocado en la estantería de los "Iover's rack", nombre de las canciones de amor para los cafishios del género. Todo el grupo brilla en esta canción, otro punto alto de El León. Desde la performance vocal de Vicentico, con fuerza y quejido soul, al bajo (vale la pena ser recurrente aquí) que dispara directo al estómago, los cortes abruptos de Fernando Ricciardi, los arreglos de vientos y aun la escondida guitarra de Vaina que ensaya un contrapunto acústico de pocas pero delicadas notas. En el medio, el grupo se pierde en una laguna dub (se intensifican los efectos y las cámaras) que propulsa la canción hacia la zapada final. Si hubiera que quedarse con un reggae de los Cadillacs para representar la historia del género en Argentina sería, sin dudas, éste.


link: http://www.youtube.com/watch?v=Nlb-wKKJM4g

Explicacion

Desapariciones

"Estaban dando la telenovela/por eso nadie miró pa' fuera". Los Cadillacs terminan usando la pluma incisiva y rotunda del panameño Rubén Blades para hablar en términos claros del período más oscuro de la historia argentina. Haber grabado este tema puede parecer una devolución de favores a Blades, por la inspiración de Manuel Santillán en su Pedro Navaja. Pero también es cierto que acaso no hubiera mejor forma de meterse con el tema de las desapariciones (ya estamos en los años de los indultos menemistas) que haciendo una versión propia de esta canción. El grupo sorprendió a propios y extraños con este viraje político expresado también en el clip. Si bien la cuestión aparecía sutilmente en canciones como Basta de lIamarme así (de Bares y fondas, reversionada luego para Vasos vacíos), la pose arrogante del grupo tapaba entonces cualquier otra arista que pudieran tener.


link: http://www.youtube.com/watch?v=VVDM0nvw-E0

Fabulosos

Matador

En los primeros noventa aparece el viaje al nordeste brasileño como una opción para la joven clase media argentina de vacaciones. Esta migración estacionaria parece fijarse en la música de Los Cadillacs que absorbe en su máquina rítmica el golpe demoledor de la batucada bahiana. Todo esto aparece en el arranque de Matador, una incitación al baile que cOlapsó las ondas radiales en el verano de 1994. Aunque se trata de un golpe ritual, anónimo, rápidamente se asoció la estructura del hit con la música de los brasileños Olodum. El molde fue tomado, otra vez, por Pet Shop Boys en su Bilingual, de 1996. Como fuera, Matador catapultó la resurrección pop de los Cadillacs. Vendieron 300.000 copias de Vasos vacíos y ganaron el premio MTV al mejor clip. En EE.UU se volvió sinónimo de "rack en español" y el reconocido crítico Chuck Eddy llegó a equiparar la intensidad del tema con la experiencia de escuchar a Led Zeppelin en los 70. Paradojalmente, la canción seguía la huella de Manuel Santlllán, El León y ahora ubicaba a este Matador en una pensión de Barracas -se vislumbra la idealización canyengue de Cianciarulo- a la espera del asalto final de la policía. El recitado de Flavio ("resiste Víctor Jara" ) no dejaba dudas: este Matador bien podía ser un guerrillero militante de los 70 (¿Santucho?). La fama de Matador está bien ganada: en 4 minutos y treinta y tres segundos no da respiro. El hit definitivo de Los Cadillacs.

de

"Lo que termina de volver locas a las estrellas de rock,
es no poder diferenciar el escenario de la vida real"


(Vicentico)

los

Calaveras y Diablitos

Reggae al borde del calipso, ralentado y con elegancia suntuosa de lounge bailable, a este Calaveras y diablitos le tocó jugar de hit en un disco que, contrariando la historia del grupo, hacía todo por evitar rítmicas y estribillos directos. La transformación de los Fabulosos Cadillacs en Fabulosos Calavera fue un tsunami hacia afuera y dentro del grupo. Embolsaron el contrato más jugoso de su carrera y entregaron un disco enrevesado que disparó las nuevas obsesiones musicales (el jazz rock en especial) de Cianciarulo poniendo en jaque la destreza instrumental de los viejos y queridos Cadillacs. En ese sentido, hay aquí una tregua entre lo viejo y lo nuevo. Unos Cadillacs maduros volviendo sobre sus raíces (escúchense las onomatopeyas ska casi teatralizadas) con ritmo, gracia y dulzura. Derivas progresivas aparte, se presenta aquí la voz de Midnerely Acevedo, futura cara visible de Mimi Maura.



link: http://www.youtube.com/watch?v=N01h5uyTKx8

Los Fabulosos Cadillacs - Explicacion de algunos temas

A Amigo JV

Con mucha decisión -repasen el lapso que va del batido de las escobillas a la entrada de la voz- parece estrenarse aquí la futura carrera solista de Vicentico, un cantante de música popular con actitud rock. Unos pocos Cadillacs (sobresale Fernando Ricciardi), más el productor KC Porter, lo sostienen en esta sesión introspectiva, de cámara. El modelo son las baladas de Chet Baker pero los signos genéticos del rock argentino están ahí: el jazz de lluvia de A estos hombres tristes (Almendra), la primera etapa solista de Litto Nebbia. Vicentico canta con una fragilidad conmovedora -es muy acertado el de/ay remoto que dobla las frases- que revela sus dotes de crooner, esbozadas, aunque impracticables, en los años maníacos del ska (volver a Ga/ápagos, del primer disco). Hay un momento precioso y único en la discografía del grupo cuando Vicentico empuja, moroso, la frase "tan chico como una hormiga y ver/árboles como montañas y ser siempre así". Al final, la canción se diluye como arena, luego, hasta esa encrucijada de acordeones.


link: http://www.youtube.com/watch?v=BMjQJg1upNY

temas

Los Condenaditos

La evolución musical de Los Cadillacs puede medirse en esta suerte de murga-canción oscura y afiebrada. El entramado entre la percusión, la sección de vientos y la melodía cuasi tanguera parece haber ganado con los años transcurridos desde su edición en 1999. Hay detalles impresionistas como esa guitarra slide de Ariel Minimal (líder del grupo Pez) que sale como en 3D para apoderarse del plano del tema o los arreglos disonantes de los bronces en esos pasajes de candombe duro, casi zombie. Vicentico ya canta con mohínes de personaje, como si impostara a un Alberto Castillo. El grupo va por su propia versión de la porteñidad tejiendo híbridos como Los condenaditos donde a la pulsión rítmica de siempre se contrapone una cadencia taciturna, sobria. Estos Cadillacs terminan revisitando la música de La Banda, aquel grupo de jazz rock encabezado por el frontman uruguayo Rubén Rada a fines de los 70. Raro pero, de todos modos, encendido.


link: http://www.youtube.com/watch?v=mIqCGeXiJSs

algunos

C.J.

Entre los soundtracks de Danny Elfman (esa voz fantasmal de mujer tan de película de Tim Surtan) y la caricia melódica de Roberto Carlos debería ubicarse esta gema que sube el standard de Vicentico como compositor. Dedicada a su mujer, la actriz Valeria Sertucelli, la canción respira emoción por donde se la escuche. Concentrado en piezas sencillas y sentidas, pero arropadas con garbo, el can¬tante toma distancia de las suites pOlirrítmicas de su socio Cianciarulo. Se hace espacio en el último disco en estudios de Los Fabulosos Cadillacs para el perfil de un nuevo solista que terminará por ser la consecuencia de los Cadillacs en la música popular argentina. Con invitados del jazz como el pOlifacético Minichilo y el productor KC Porter, la banda aparece fragmentada. Queda el esqueleto: la batería rotunda de Fernando Ricciardi que empuja un cuatro por cuatro derecho, tozudo, a contrapelo del tema y de las diferencias que terminaron por desarmar al grupo.


link: http://www.youtube.com/watch?v=U83UuDG6whw

cadillacs

Yapa:


link: http://www.youtube.com/watch?v=FALN_9lhCLo&NR=1


Explicacion


Nota: No hay fuente que porque la información fue sacada (scanneada) de un par de libros de Rock Nacional que tengo.


Si lo pones en favoritos o te gustó deja un comentario (Y si no te gustó tambien)



Fabulososdelos