Sepan entender q este es solo mi punto de vista y q este fue un trabajo sencillo para una discusion sobre el tema en la facultad (q es catolica por cierto)


Pueden compartir este punto de vista o no...desde ya les digo q no es con intencion de ofender a nadie y solo dejarlos pensando en q kizas el mundo tenga un sentido mas alla de la religion o de un Dios



Introducción



Es cierto que la fe es algo, para muchos, inexplicable. Si preguntáramos entre la gente nos dirían algo así: “La Fe es algo que se tiene o simplemente no se tiene”; La Fe nos hace fuertes ante las adversidades, nos da esperanza; La Fe es nuestra conexión con Dios…nuestra forma de comunicarnos con El; La Fe es ciega…es más grande aun que tener la plena confianza en Dios…
En fin, podríamos decir, que la gente común y corriente, poco sabe sobre como aprendieron a tener Fe y si nos pusiésemos a interrogarlos aun mas, descubriríamos que tampoco tienen una respuesta coherente y totalmente racional sobre quien o que recae dicha Fe…el objeto de Fe.
Por este motivo, me parece valido iniciar una reflexión sobre la Fe en Dios. Para determinar si en realidad es un “regalo” de Dios o una de las tantas “invenciones” del hombre; ¿Cómo surge en las personas? ¿En quien recae esta Fe? ¿Cómo podemos creer en algo o alguien que no vemos? ¿Por qué es tan fuerte el sentimiento de Fe que se impone ante la iniciativa de la razón para discutirla? ¿Cómo funciona la Fe? ¿Qué buscamos, en realidad, a través de la Fe? ¿Sentirnos escuchados? ¿Sentir que tenemos a alguien pendiente de nosotros todo el tiempo? ¿Nos hace sentir mejor saber esto?
¿Es por miedo que creemos? ¿Miedo a una existencia efímera e intrascendente en este universo infinito?
Es muy posible que no lleguemos lejos en la interrogación de nuestra Fe. Seguramente, hay variados e incontables justificativos para creer, a los que se enfrentan con la misma cantidad y veracidad las razones para no hacerlo. Entonces, ¿para que cuestionarnos aquello que tenemos tan arraigado desde pequeña edad? Por que como dijo un profesor: “cuando crecemos tendemos a cuestionarnos todo aquello que nos enseñaron de niños, y tratamos de buscar el sentido de porque lo hacemos” ¿Por qué creemos? ¿Por qué tenemos Fe? ¿Sabemos precisamente que es tener Fe?
Mientras mas se debate sobre este tema, mas confuso puede ponerse el panorama, tanto para los que están a favor de una Fe “ciega” y sin razones concretas como para aquellos que intentan convencer a través de la misma razón todos aquellos acontecimientos “milagroso”.
Como objetivo de este trabajo, me parece justo hacer un intento por ordenar los conceptos, ideas, hechos, sentido y valor de la Fe. Como influye en las personas el hecho de creer en algo, en una promesa intangible y sin garantías a simple vista…



Concepto de Fe

Según el Catecismo de la Iglesia Católica, la Fe es ante todo una adhesión personal del hombre a Dios; es al mismo tiempo e inseparablemente el asentimiento libre a toda la verdad que Dios ha revelad. Es justo y bueno confiarse totalmente a Dios y creer absolutamente lo que él dice. Seria vano y errado poner una fe semejante en una criatura (Cf. Jr. 17, 5-6; Sal 40, 5; 146, 3-4)
La Fe es un don de Dios, virtud sobrenatural infundida por El. (DV 5).

A partir de aquí podemos comenzar a ordenar las ideas. Pasando a tinta, como diría mi abuelo, debemos reconocer que para la iglesia la fe es una adhesión VOLUNTARIA de las personas a Dios, no se impone de ninguna manera, se nos da la opción de tener fe o no en Dios y en todo lo que revelo. En este último aspecto, es importante aclarar 2 cosas: sabemos en que creemos; y lo hacemos porque tenemos pruebas. Creemos en quien nos mostró las revelaciones y aquella persona es Dios, y creemos en lo que el promete. Pero nos promete la vida eterna, una vida plena después de esta vida que estamos transcurriendo...Suena muy lindo pero… ¿Quien puede darnos vida nuevamente? ¿Quien puede prometer tal cosa? Nadie que conozcamos, nadie de los que nos rodean… ¿entonces? Debería ser un ser superior y con el poder suficiente para llevarlo a cabo. No una criatura común. Solo Dios.
A la vista de esto, creer entonces tiene un beneficio. El problema se presenta cuando pedimos garantías. Si bien hubo pruebas, revelaciones, etc., estas ocurrieron en un tiempo lejano, en una sociedad alejada, donde los relatos son vagos y, según como llegaron a nosotros hasta estos tiempos, algo fantasiosos o místicos en todo caso. Nadie cree por el solo hecho de creer. Sin embargo, ¿como creer que recibiremos realmente nuestra recompensa? ¿Por qué hay tantos creyentes? ¿Cómo fue que decidieron creer? Necesitamos una razón para creer en Dios, ya que bien como dice la iglesia, no fuimos obligados. Por lo tanto, la decisión estuvo en algún momento en nuestras manos y tuvimos que darnos razones para adherirnos a Dios. ¿Cuáles fueron dichas razones? Sin intenciones de ser un enemigo de la iglesia, desde un punto de vista psicológico, el hombre en el momento en que se detuvo a preguntarse ¿que pasara después de la muerte?, ¿que le espera? ¿Para que vivo entonces? ¿Qué sentido tengo aquí?...al hacerse estas preguntas y no encontrarle una respuesta lógica, se vio desamparado, se sintió solo, inútil, reemplazable, común, prescindible…y se asusto…de hecho, se aterro! Lo martirizo la idea de la posibilidad del NO SER. Y fue allí donde busco una solución, no podía aceptar esta realidad, y fruto de esta reflexión dedujo que no podía estar solo, que debía haber alguien que le curase ese sentimiento de desamparo. Ideo así el concepto de un ser superior que se encargaría de solucionar sus problemas y saldar sus dudas con respuestas adecuadas y efectivas para calmar su desesperación. Pero por sobre todo, un ser capaz de crear realidades solo concebibles en la mente del hombre, la más importante de ellas: Salvarlo de la Muerte. Un intento desesperado por mantener de alguna forma el control y sentido de su vida, una oportunidad de determinar sus propios parámetros y condiciones para ganarse la inmortalidad de su ser. Un simple instinto de supervivencia. Un cuento, que identifico a sentimientos y miedos compartidos entre los hombres.
¿Como elegir, entonces, coherentemente, bajo estas condiciones? Un ser que busca una razón lógica y concreta a su existencia. “Solo vemos aquello que queremos ver”, como dice el dicho popular. Sin lugar a dudas, la inmortalidad de nuestra alma, es una oferta tentadora, y el sacrificio de llevar una vida terrenal digna y solidaria parece un precio justo por los beneficios posteriores. Y aquí se pone mas intenso el debate, ¿Qué hay si estamos errados? ¿Cuál es la posibilidad de que estemos en un error? Ese margen seria proporcional a la cantidad de religiones y creencias que existen en el mundo…2/3 de la población mundial no comparte nuestro pensamiento cristiano. En temas delicados como estos
Es Inevitable hablar de la naturaleza de Dios y su misterio al tocar este tema. ¿Qué entendemos por nuestro Dios? ¿De que es capaz? ¿Por qué no se nos muestra y acaba con nuestras dudas? ¿Esto de la Fe es una prueba?
Creer en Cristo Jesús y en Aquel que lo envió para salvarnos es necesario para obtener esa salvación (Cf. Mc. 16, 16; Jn 3, 36; 6, 40 e.a). “Puesto que ‘sin la fe…es imposible agradar a Dios’ (Hb 11, 6) y llegar a participar en la condición de sus hijos, nadie es justificado sin ella y nadie, a no ser que ‘haya perseverado en ella hasta el fin’ (Mt 10, 22; 24,13), obtendrá la vida eterna” (Cc Vaticano I: DS 3012; Cf. Cc. De Trento: DS 1532).

Entonces la Fe es necesaria para la salvación, sin excepciones, por lo tanto, no importa si tengamos un sustento lo suficientemente racional para creer, nuestro impulso por querer salvarnos es lo suficientemente fuerte para aplacar cualquier fundamento que ponga en duda dicha recompensa que implicaría resignarnos no solo a nuestra ignorancia sino a la imposibilidad de conocer mas allá de nuestras capacidades. Además, pondría en duda nuestra superioridad frente a las demás criaturas, no tendríamos un factor diferenciador relevante o que nos haga merecedores de la inmortalidad como para confirmar nuestra relación con un áquel ser superior.



De todas formas, y como para ir concluyendo, la Fe puede o no ser una creación del hombre, puede que tenga una recompensa, puede que sea necesario creer para ver al final, el asunto aquí es que todavía no estamos en condiciones para determinar con que nos encontraremos cuando sea el momento de la verdad.
Creo que lo esencial es estar preparado para ese momento, y una de esas maneras considero que podría ser a través de la Fe. Es cuestion de sentirse comodo con lo que se es, y encontrar algun medio para satisfacer esa necesidad de justificarnos en este mundo y ¿por que no aceptar la posibilidad de que nuestro proposito no dependa de nadie mas que de nosotros mismos? Mientras tanto sigamos disfrutando de los beneficios de la fe…un mundo mas consciente de sus actos, medido y precavido. En cierto modo colaboro a mantener un orden moral y universal en las personas y según las enseñanzas del mismo Jesucristo: amarnos los unos a los otros.
Para finalizar, una recoleccion de reflexiones sobre la Fe, según aquellos que ya pasaron por esta etapa de interrogación y debate sobre el tema tocado, exponiendo sus puntos de vista sobre la idea de Fe:


Aquel que tiene fe no está nunca solo. Thomas Carlyle

Da el primer paso en la fe. No necesitas ver toda la escalera, sólo dar el primer paso. Martin Luther King

La fe es el poder de Dios a nuestra disposición. Autor desconocido

Dudar, caer, arrepentirse, llorar, cansarse, reír, suspirar, levantarse; esto es la Fe. Autor desconocido

Porque les aseguro que si tuvieran fe como un grano de mostaza, le dirían a este monte: 'Trasládate de aquí allá', y se trasladaría. Mateo 17,20

El camino para ver con la fe es cerrar los ojos de la razón. Benjamín Franklin

Tener fe es construir sobre lo que sabemos que está aquí, para poder alcanzar lo que sabemos que está allá. Cullen Hightower

En la fe no hay espacio para la desesperación. Mahatma Gandhi

Es propio de la fe hacernos humildes en los sucesos felices e impasibles en los reveses. Santa Clara

La fe es la decisión de vivir con la certeza de que lo que es, no lo es todo. Roger Garaudy

Sin fé no hay teología. Juan Pablo II

Fe es creer en lo que no se ve; y la recompensa es ver lo que uno cree. San Agustín de Hipona






P/D: Por cierto deberia haber una seccion sobre Religion en el foro ¬¬