El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

violencia familia... decile ¡NO! [editado]

violencia familia... decile ¡NO! [editado]violenciainfantilmaltratofamiliarmujerHombresuper_caranchoviolencia familia... decile ¡NO! [editado]violenciainfantilmaltratofamiliarmujerHombresuper_caranchoviolencia familia... decile ¡NO! [editado]violenciainfantilmaltratofamiliarmujerHombre

super_carancho


Antes que nada quiero dejar algunas cosas bien en claro:
1- Si sos de los pelotudos que piensan que estos post se arman para conseguir puntos, estas equivocado, este post fue creado para informar y ayudar.

2- Como lo digo en el punto anterior, no busco puntos, asi que dejalos en otro lado, lo que si te pido es que recomiendes el post, asi llega a la mayor cantidad de personas posibles y capas pueda ayudar a alguien.

3- Cualquier persona ya sea amigo de taringa o un completo desconocido, que entre y meta algun tipo de chiste o pelotudes sobre el tema sera denunciado, bloquiado y su comentario borrado.

4- Como mis seguidores ya saben, yo acepto cualquier tipo de critica sobre mis post, siempre que sea con respeto, no permito insultos, o comentarios con mala leche que puedan armar quilombo, si algo no te gusto del post podes decirlo con completa libertad, siempre y cuando sea con respeto.

5- Si alguien va a decir que copie y pegue ya le digo que no es tan asi, cuando armo este tipo de post siempre leo todo lo que pongo y sobre este tema se mucho ya que de pequeño fui victima de violencia familiar.

6- Si pensas poner algun comentario estupido como "no tiene fuente" no denuncies al pedo puse todo en quotes, los titulos principales se pueden ver donde aparece el nombre de la persona que se cita y las fuentes al final de cada cita.

7- Si queres agregar en los comentarios algun tipo de informacion adicional como los numeros de tu pais/ciudad para denunciar maltrato familia, sera aceptado y agradecido


violencia familia... decile ¡NO! [editado]



La violencia intra familiar se identifica como un problema social de alto impacto en la comunidad siendo el riesgo individual, familiar y social.

Jurídicamente se entiende por violencia familiar, toda acción u omisión ejercida por un integrante del grupo familiar contra otro que produce un daño no accidental en el aspecto físico, psíquico, sexual o patrimonial.

Por violencia física, se entiende toda acción u omisión que arriesga o daña la integridad corporal de una persona.

Por violencia psicológica, toda acción u omisión destinada a degradar o controlar las acciones, comportamientos, decisiones y creencias de otras personas por medio de la intimidación, manipulación, amenaza directa o indirecta, humillación, aislamiento o cualquier otra conducta que implique un perjuicio en la salud psicológica, emocional, la autodeterminación o el desarrollo personal.

Por violencia sexual, se entiende toda acción que obliga a una persona a mantener contacto sexualizado, físico o verbal, o a participar en otras interacciones sexuales con la persona que despliega la acción o con un tercero, mediante el uso de la fuerza física, chantaje, soborno, manipulación, o cualquier otra conducta que anule o limite la voluntad personal.

Es violencia patrimonial, toda acción u omisión que implique un perjuicio, pérdida, transformación, sustracción, destrucción, retención o distracción de objetos, instrumentos de trabajo, documentos personales, bienes, valores, derechos, o recursos económicos, destinados a satisfacer necesidades que conlleven a un riesgo de daño inminente en la salud física o psíquica o la vida de algún miembro del grupo familiar.

Tal la breve reseña descripta la violencia no solo se produce o manifiesta por golpes físicos, esperando así que la víctima luzca un ojo color violáceo o una extremidad del cuerpo quebrada sino que existe y se manifiesta también a través de una violencia psicológica la cual se encuentra estudiada, confirmada y protegida por la ley.

Hay alguien que protege a aquellos que se sienten desprotegidos, sin salida y que solos no pueden. Hay una ley que ampara a las víctimas de violencia familiar es Ley 24.417.
Sobre este tema, para mi existe mucha desinformación.

También se que es muy difícil para la víctima denunciar, ya que la creencia social generalmente nos lleva a pensar que este tipo de situaciones se suscitan “solo” en determinados sectores de esta sociedad.

Tal lo entrecomillé a SOLO es una errónea creencia, ya que las estadísticas así lo corroboran. Pues, en este campo, es necesario no guiarse por consejeros todo terreno, sino por gente idónea en el tema para juntos lograr una solución a tan basto problema. A lo largo de nuestra profesión y transitado este camino tan sinuoso y de peligrosas pendientes hemos encontrado gente que trabaja bien.

Liberar el miedo y la vergüenza, en este proceso resulta indispensable. De allí que es posible, con el debido asesoramiento obtener soluciones rápidas eficaces y debidamente instrumentadas como lo es exclusión del violento del hogar, el otorgamiento de la guarda de un hijo, alimentos para el violentado, prohibición de acercamiento a la víctima y a sus hijos en el caso que sea necesario.

Por la Dra. Gabriela Sciolla - Abogada especialista en derecho de familia


violencia




A lo largo de la historia siempre existió lo que hoy llamamos Violencia Familiar, pero no se la percibía como tal, porque estaba naturalizada, es decir se creía que la vida era así y no había cómo denunciar o cómo quejarse. Sobre todo porque las principales víctimas, las mujeres, las niñas y los niños eran considerados de una categoría inferior, carecían de derechos y, de acuerdo a las leyes, dependían de un varón: el padre o el marido, quien tenía el poder dentro de la familia y en las demás instituciones.

En nuestro país hasta 1983 no se pudo hablar de Violencia Familiar a pesar de que en otros países hacía muchos años que se investigaba y se trabajaba en este tema.

La época de la dictadura militar, la falta de garantías para los ciudadanos, las creencias impuestas por los que gobernaban fuera de la Constitución, impidieron que se revelara lo que sucedía en muchos hogares. Luego de las elecciones democráticas de 1983 se empezaron a instalar servicios de asistencia a Mujeres Maltratadas.
Al principio sólo unas pocas personas se ocupaban de este tema y no había ni conocimiento ni conciencia de que se trataba de algo tan grave y que afectaba a tanta gente.

Fue un esfuerzo muy grande ir sensibilizando al público, sobre todo a través de los medios de comunicación, de los libros que se fueron publicando, de charlas y actividades que se realizaron en distintas zonas del país, para que se convencieran de que el problema existía.

Los prejuicios eran muy grandes y nadie quería enterarse de cosas dolorosas y angustiantes que pasaban dentro de los hogares.

Sin embargo, la realidad se hizo cada vez más evidente e innegable: se fue perdiendo el miedo y la vergüenza, se multiplicaron las denuncias y los testimonios de las víctimas, cada vez más gente se preocupó por hacer algo hasta que, en la actualidad, los gobiernos, las instituciones, los organismos internacionales, se han convencido de que la Violencia Familiar es un grave problema social, que afecta la Salud Pública, los Derechos Humanos, la seguridad, la calidad de vida, la educación y hasta la producción económica o el gasto del Estado que se ven afectados por lo que le sucede a las personas que padecen malos tratos.
Hoy seguimos entre todos construyendo la historia del compromiso comunitario con la disminución de la violencia pues todavía es largo el camino a recorrer y hacen falta muchos recursos para asistir y prevenir tanto daño.


Cómo entender un asunto complicado

Si estudiamos la historia de la humanidad vamos a ver que desde sus comienzos hubo personas que tenían más poder que otras. Quiere decir que tenían privilegios y podían hacerse obedecer por otros.
Por ejemplo, había hombres que eran dueños de tierras y poseían esclavos que trabajaban para ellos. Por lo tanto, el dueño tenía más poder que el esclavo, quien sufría todo tipo de malos tratos para que obedeciera porque no se lo consideraba una persona: no tenía privilegios.
Una de las formas de tener sometido al esclavo era obligándolo a hacer lo que no quería o prohibiéndole hacer lo que él sí quería. O se lo hacía trabajar muchas horas y no se le daba suficiente descanso, o se le prohibía aprender a leer y escribir. El esclavo era como un objeto, no tenía ningún derecho, sólo obligaciones. Para que no se rebelara o escapara se lo mantenía asustado a base de castigos físicos y de humillaciones, sin tener en cuenta sus sentimientos. Podemos decir que en esa sociedad había personas más fuertes que otras porque tenían más poder, y ejercían el poder abusando de quienes no lo tenían.

El poder y los abusos de poder. Quiénes tienen el poder

Hoy en día las cosas han cambiado mucho. Sin embargo, sigue habiendo quienes tienen más poder que otros, aunque se trata de regular ese poder para que no se cometan abusos hacia las personas.
De hecho, un jefe tiene más poder que su empleado aunque eso no le da derecho a aprovecharse del trabajador. Si lo hace hay reglamentos, leyes o instituciones que lo protegen.
En nuestra cultura todavía se cree que un hombre tiene más poder que su esposa, aunque las leyes hablen de que al casarse forman una sociedad en igualdad de condiciones. También se cree que los padres tienen más poder que los hijos. Esto es adecuado para cumplir la función educativa. Por ejemplo, un papá tiene poder y derecho para pedirle a su hijo que haga la tarea escolar. Pero no tiene derecho a pegarle o insultarlo si no lo hace. ¿Por qué? porque el niño tiene derechos que deben ser respetados: a que se lo eduque y oriente con estímulos, dándole información y enseñándole a cumplir con sus obligaciones sin que tenga que someterse por miedo al sufrimiento de los castigos y humillaciones.

Las personas, cómo se las hace sufrir y el daño que reciben: abusos físicos, emocionales, sexuales y económicos.


También se sigue creyendo que es el hombre quien debe tomar las decisiones en una familia. Hay muchos hombres que, para mantener ese privilegio, adoptan conductas violentas con algunos de los miembros de su familia. Por ejemplo, castigan físicamente, gritan e insultan, critican y humillan a la esposa, a los hijos y a veces a sus propios padres si son ancianos y dependen de él. A este tipo de comportamiento, cuando es utilizado de manera habitual, lo llamamos Violencia Familiar: porque el hombre usa sobre los demás un poder de una manera que les causa daño y los hace sufrir.
Los estudios que se han realizado indican que es el hombre quien ejerce este tipo de violencia o abuso de poder en la gran mayoría de los casos y las mujeres, las niñas y los niños son las principales víctimas.
La conducta violenta puede ser la única manera que un hombre conoce para conseguir que los demás lo obedezcan y se haga todo como él quiere, sin que importen los intereses y sentimientos de la esposa o los hijos.
Esa conducta adopta diferentes formas a las que llamamos “abuso” porque pone a quien lo recibe en una situación de inferioridad, dejándolo vulnerable y temeroso. Esto significa que se ha causado un daño, por ejemplo, una herida emocional que traerá aparejado mucho sufrimiento, incluso hasta muchos años más tarde. Siempre que se maltrata se produce un daño emocional que deteriora la personalidad y la salud del que lo recibe. Ese maltrato puede ser por acción: se le hace algo que lo lastima, por ejemplo, se lo insulta o humilla frente a otros; o por omisión, no se hace algo que necesita, por ejemplo, no se le habla, no se demuestra cariño, se lo ignora.
Al abuso o maltrato emocional se le puede agregar o no el abuso o maltrato físico: golpes, cachetazos, patadas, empujones y toda una serie de acciones que pueden incluir el uso de armas y finalizar con graves lesiones o la muerte de la víctima. A veces algunos hombres matan a la novia o a la esposa y luego se suicidan. O pueden llegar a asesinar a toda la familia.
Además del abuso emocional y físico, también existe el abuso sexual. Las investigaciones indican que muchas niñas y niños son abusados sexualmente en su casa por algún familiar muy cercano como el padre, el padrastro, un abuelo, un tío, un hermano mayor o algún pariente o amigo íntimo de la familia.
Dentro del matrimonio también hay abuso sexual o violación cuando la esposa es obligada a tener relaciones sin su consentimiento, cuando es forzada o amenazada o cuando no se tiene en cuenta sus necesidades, sus sentimientos, lo que le gusta o le disgusta.
Existe otro abuso, que llamamos abuso económico, cuando un hombre cree que él es el único que puede manejar el dinero de la familia, le impide a su esposa tener o mantener un empleo para tenerla sometida y la obliga depender en lo económico de él. Cuando la fuerza a que le tenga que pedir o rogar por el dinero, en lugar de compartirlo con ella, la obliga a entregarle todo el dinero que ella gana, no le informa acerca de los ingresos familiares o no le permite disponer de ellos para sus necesidades y las de los hijos.
Otra forma de conducta violenta y abusiva consiste en romper los objetos —ropa, juguetes, fotos, plantas, elementos de estudio o trabajo, artefactos domésticos— que pertenecen a la esposa, a los hijos o son propiedad común de la familia. Revisar los cajones, cartera, agenda, sin respeto por la privacidad, controlar la correspondencia, los llamados telefónicos, las idas y venidas, los horarios, etcétera, de manera que nadie se siente libre ni con derechos pues está bajo el dominio de quien ejerce el poder en la familia.
Aunque existen hombres maltratados por su mujer y/o sus hijos, estos casos son poco frecuentes. Por lo general, el sector de la población que recibe más maltrato es el formado por las mujeres, las niñas, los niños y los miembros ancianos o discapacitados de la familia.

Las diferentes clases de Violencia Familiar: el maltrato infantil, las mujeres maltratadas, el maltrato y abandono a los ancianos y ancianas, el maltrato a los discapacitados y discapacitadas


La Violencia Familiar se puede clasificar en diferentes cuadros que tienen características y modos propios de presentarse:

1. MALTRATO INFANTIL: Son situaciones no accidentales en las cuales un niño o una niña sufre daño físico, es privado/a de la satisfacción de sus necesidades básicas de alimentación y cuidados, se lo/a abusa sexualmente, o cuando se le hace un daño mental como resultado de una acción u omisión por parte de quienes tienen funciones paternas, maternas o es cuidador o tutor responsable. Los niños y niñas maltratados comienzan a tener problemas de aprendizaje, de conducta y de salud que no siempre son detectados y/ o comprendidos en su significado por la gente que los trata como las maestras, los amiguitos o los médicos pediatras.

2. MUJER MALTRATADA: El maltrato emocional y/o físico, el abuso sexual, el abuso financiero, los insultos, el abandono, la infidelidad o la amenaza de realizarlos, aislarla de familiares y amigos, controlarla de manera posesiva, golpearla durante los embarazos, etcétera, son las formas más evidentes en que un marido puede ejercer violencia hacia la mujer. Este tratamiento da por resultado una mujer anulada que pierde la confianza en sí misma, en sus capacidades y un progresivo deterioro de su salud psicológica y física.
Por lo común, estas conductas se entremezclan con momentos de arrepentimiento o de tranquilidad y demostraciones de amor, lo que a veces dificulta tomar conciencia de que el problema existe. Aunque los insultos o ataques físicos ocurrieran solamente una vez u ocasionalmente, establecen un antecedente de futuras agresiones y permiten al hombre violento controlar progresivamente toda la vida de la mujer y su entorno, dejándola aislada socialmente pero también desautorizada y rebajada delante de sus hijos.

3. MALTRATO A ANCIANOS Y MALTRATO A DISCAPACITADOS: Los ancianos y los discapacitados, en razón de sus dificultades físicas y psicológicas, están expuestos a malos tratos ya sea en sus familias como, muchas veces, en aquellas instituciones que los albergan no suministrándoles los cuidados adecuados.
En ocasiones también sufren maltrato en lo económico pues, al ser sus familiares administradores de sus bienes, pueden hacer mal uso de los recursos o gastarlos en lugar de comprar los medicamentos o la vestimenta adecuada que requieren estas personas que, por sus dificultades, se encuentran en una relación de dependencia.

fuente


infantil




El perfil del hombre violento no puede ser categorizado por variables tales como: edad, clase social, nivel educacional, ocupación, religión, lugar de residencia, etc., debido a que puede configurarse con cualquiera de las variables mencionadas, lo cual no implica dejar de reconocer que, la asociación entre algunas de ellas, puede potenciar el riesgo de conductas violentas.
Investigadores de distintos países, incluido el nuestro, han elaborado importantes aportes a fin de ir conociendo el perfil del hombre violento. En tal sentido, pueden ser consideradas, a los fines analíticos, en cinco dimensiones:

-Dimensión comportamental: comprende la gama de conductas, amenazas, agresiones verbales y físicas que realiza una persona.

-Deseo de control : vive obsesionado por ejercer el dominio entre quienes lo rodean, especialmente hacia su mujer e hijos/as. Argumentan: “yo controlo todo, para vivir bien”, en proceso de recuperación reconocen: “tenía todo bajo control porque tenía miedo”.

-Celos: pueden convertirse en una obsesión. Sonkin señala: "Los celos deben entenderse como un indicador significativo de su potencial homicida".

-Doble fachada : por lo general, en público es seductor, simpático, amable, pero en la intimidad de su hogar puede llegar a ser muy agresivo y violento. No es extraño caer en la seducción de su discurso, incluso para jueces, policías, profesionales, amigos y parientes.

-Aislamiento : impone el aislamiento social de su entorno familiar, una vez que se ha cerrado el cerco se acrecienta el dominio sobre su víctima, y no es casual que la mujer exprese que su casa se convierte en una verdadera “cárcel”, se asegura que ella no se irá quitándole el dinero, las llaves del auto y dejándola encerrada hasta que él llegue, es decir prácticamente un secuestro en el propio hogar. Una mujer relata: llegó un momento que ni al almacén podía ir, otra comenta: antes de salir me dejaba desconectado el teléfono y me encerraba en casa, estaba embarazada y una vecina me alcazaba la comida por la ventana.

-Abuso de alcohol/drogas/medicamentos : cabe destacar que no es la causa de un comportamiento violento, a pesar de lo cual se ha comprobado una frecuente asociación, ya sea porque potencia el enojo y la peligrosidad o porque inhibe el autocontrol.

-Repetición del ciclo de la violencia: cuantas más denuncias y episodios de violencia en períodos más cortos de tiempo, mayor peligrosidad del agresor e indefensión en la mujer.

-Violencia hacia terceros : cuanto mayor desenfado e inhibición ante jueces, policías y terceros, más riesgo para la mujer y los/as hijos/as.

-Violentos con las mascotas : pueden llegar a recibir maltratos a causa de la ira del agresor.

-Violencia al volante : el auto puede llegar a convertirse en trampa mortal para sí y terceros, abusa del riesgo y la velocidad.

-Posesión de armas : se presenta en este perfil de hombre una mayor frecuencia en la posesión y uso intimidatorio de armas de fuego, no obstante lo cual cualquier objeto hogareño especialmente los cuchillos pueden convertirse en armas mortales, como así también utizar los puños y los pies u objetos como escobas, cinturones, almohadones ( para asfixiar), hierros calientes (planchas) cigarrillos . La peligrosidad aumenta cuando ya las ha usado o ha amenazado con ellas ha su entorno íntimo.

-Descencadenantes de la violencia : hechos triviales, que por lo general más tarde no se recuerdan.

-No cumple las promesas : ni los pactos, tiene dificultades para acatar normas y límites, incluso los impuestos por el juez.

-Conductas poco asertivas : es decir con dificultad para ejercer sus derechos sin atropellar los de los demás.

-Golpes físicos: algunos con marcas imperceptibles y otros llegan a ser invalidantes (especialmente en la cabeza, en el cuello, y área abdominal durante el embarazo.

-Cambio súbitos e impredecibles de humor : en un momento está bien y rápidamente explota. Al llegar al hogar la mujer y los niños comienzan a inquietarse porque ...hoy no sabemos como va a llegar papá.

-Destruyen objetos : principalmente aquellos significativos para la mujer y los chicos (Por.ej. romper los títulos originales de médica, abogada, destruir diccionarios y libros de texto a profesoras, juguetes a los hijos/as).

-Espionaje : en algunas ocasiones emplea tácticas de espionaje o contrata a terceros, graba las conversaciones o desgraba el contestador telefónico, controla las salidas y las amistades de su mujer a través de sus hijos, compañeros de trabajo, familiares y amigos.

-Autoreforzamiento del comportamiento violento : una vez iniciado se potencia a sí mismo, y no se sabe cómo puede terminar (Donald DUTTON).

-Inmadurez : por momentos sorprende por su agresividad y en otras ocasiones por sus conductas infantiles.

-Irregularidades en el manejo del dinero : desbordes de ganancias y pérdidas y/o estafas. Decisiones arbitrarias en la distribución de recursos, suelen no pagar con regularidad la cuota de alimentos, pero compran una computadora o proponen vacaciones en el exterior.

-Simulacros de irse ... y volver.

-Simulacros y/o amenazas de suicidio u homicidio hacia su pareja, sí mismo e hijos/as, situación extremadamente peligrosa.

-Amenazas: a fin de que sus comportamientos no trasciendan al exterior.

-No concurre a solicitar ayuda : por propia iniciativa, sino a pedido del juez o ante la posibilidad de abandono por parte de su mujer o ante una situación que percibe como límite.

-"Divide y reinarás": utiliza la estrategia de enfrentamientos a fin de obtener beneficio personal.

-Discrimina y genera competencia entre sus hijos/as.

-Familia de origen : cuando la mujer intenta averiguar, especialmente en el noviazgo acerca de las relaciones entre los miembros de su familia origen evita hablar de l tema o da una versión falaz .

-Mentiras: es frecuente que sus dichos no sean ciertos, sino adaptados a su conveniencia.

-Quiebran la conversación : pasando de un tema a otro.

-Mensajes telefónicos : no comunica los mensajes o los borra del contestador telefónico.

-Incapacidad de alternativas al conflicto : por lo general reacciona de inmediato y con violencia, con escasa posibilidad de recursos para soluciones pacíficas.

-Lenguaje confuso : a fin de poder engañar y desdecirse de sus dichos.

-Busca aliados : en su entorno hace proselitismo para su causa. Utiliza a los hijos de mensajeros o espías de las actividades de la madre. Trata de comprometer e intenta la complicidad de los profesionales y coordinadores de los grupos de ayuda mutua.

-Usa frecuentemente el sexo : como señal de poder, recriminando a la mujer lo que en realidad son sus propias falencias y/o problemas ( insultos frecuentes: frígida, lesbiana, puta, atorranta) . El lenguaje a menudo presenta un contenido sexualizado y cosificante hacia la mujer.

-Dificultades y conflictos en el ámbito laboral : con sus compañeros y/o personal jerárquico.

-Selecciona a la víctima: escoge el lugar y forma de ataque.

-Recurre al acoso : como una manera de tomar contacto con la víctima, y hasta persigue a la mujer en el trabajo o cuando está con sus amistades o nueva pareja.

-Anónimo : no siempre se identifica, a veces, recurre a terceros para enviar mensajes, o recurre a llamados telefónicos anónimos (o llama y cuelga), o envía misivas sin firmar.

-Regalos : obsequia regalos de manera interesada, inoportuna, y para lograr el perdón


2) Dimensión Psicodinámica : comprende las esferas psíquicas, conscientes e inconscientes. Integran esta dimensión los afectos, los sentimientos y las emociones.

-Baja autoestima : se sienten inseguros, tanto en el papel de hijos como en el de padre, amante y/o esposo.

-Pensamiento mágico : proyectos irreales, faraónicos, muchos de los cuales terminan en frustraciones. Cuando ingresan a un grupo psicoeducativos pretenden solucionar su problema con la violencia de manera rápida y definitiva.

-Expectativas irreales : esperan que sus esposas e hijos cumplan con sus deseos no explicitados, tienen dificultades para verbalizar sus sentimientos, y luego están, como ellos mismos, dicen “decepcionados”. (Por ejemplo planifican un viaje sin consultar a su esposa, y querer darle una sorpresa o comprar algo que no condice con lo que ella desea).

-Dificultad para expresar sus sentimientos : en algunas ocasiones lo hacen a través de sus conductas, “desde que se fue no fumo, no duermo bien..”.

-Desarrolla largos monólogos : pueden durar varias horas, especialmente en horarios nocturnos, pregunta y se contesta a sí mismo, no espera una respuesta, no escucha pese a decir que desean dialogar, se tornan situaciones prolongadas peligrosas e irritantes. Puede llegar a ser con el tiempo muy destructivo a nivel emocional para la víctima. Doble mensaje: “te hablo, te ignoro”. Aparentemente busca una solución consensuada, pero no se apartan de su rigidez conceptual.

-Omnipotencia: ¿Para que vas a ir al médico, si nadie te conoce como yo?. “Lo digo yo y basta”.

-Narcisismo : “se mira en el espejo y dice: mirá que lindo que soy tengo los ojos celestes, en cambio vos estás cada vez peor”.

-Obsesividad : "Cuando llegaba a casa, lo primero que iba a controlar era que los soldaditos de colección estuvieran alineados".

-Emocionalmente empobrecido y vulnerable.

-Gran capacidad de persuasión.

-Dependencia emocional de la mujer : esta dependencia puede ser fatal cuando la mujer decide abandonarlo: “ella es todo para mi, si se va no respondo de las consecuencias”.

-Depresión : es frecuente que sufran estados depresivos.

fuente


maltrato




El concepto de mujer maltratada hace referencia específica al género femenino, en un contexto social en el cual la mujer reviste una posición de inferioridad, dado que aún hoy en la sociedad el hombre detenta el poder prevalente.

En tal sentido compete a la mujer demostrar a través de su capacidad personal que puede ocupar posiciones sociales de envergadura, mientras que al hombre las mismas le resultan adscriptas por su condición de género, sin necesidad de acreditación específica. Consecuentemente, de manera abierta o encubierta, el rol social de la mujer implica notorias desventajas, que la tornan susceptible de mayores abusos y malos tratos.

El concepto de mujer maltratada es una construcción teórica que permite un mejor enfoque de un serio problema social, tras el cual se congregan innumerables casos y secuencias personales, con matices muy particularizados, que sufren directa o indirectamente malos tratos, y también aquellos casos de evidente exposición a los mismos. Por ello este concepto no es una etiqueta estigmatizante que congela a un individuo en una posición social valiosa, sino una generalización definida, a partir de uniformidades evidenciadas en el reconocimiento de vastísimos casos particulares, que asegura un mejor análisis global, premisa indispensable para la evaluación de las perspectivas preventivas y correctivas pertinentes.

Dadas las condiciones sociales que enmarcan al problema, nadie puede perfilarlo como un tema ajeno, pues todos de alguna manera somos susceptibles de ser alcanzados por él.
En función de estas posiciones previas cabe explicarse los lineamientos generales que perfilan la “mujer maltratada”.

La psicóloga norteamericana Lenore E. Walker, precursora de los trabajos en esta problemática, en su clásico libro “The Battered Woman” (New York, 1979), la describe así: “Una mujer golpeada es una mujer que ha sido repetidamente sometida a coerción física o psicológica por un hombre para que ella hiciera algo que él deseaba, sin tomar en cuenta los derechos de ella. Mujeres golpeadas pueden ser esposas u otras mujeres con diferentes tipos de relaciones íntimas con los hombres. Para categorizar a una mujer como golpeada la pareja debe haber pasado por el ciclo de la violencia al menos dos veces. Cualquier mujer puede hallarse en una relación abusiva con un hombre una vez. Si ocurre una segunda vez, y ella permanece en la situación, se la define como mujer golpeada”.

La sola remisión a la fecha de publicación de esta investigación demuestra su carácter pionero en el tema de la violencia familiar, el cual se proyectó y aún continúa con su instituto, de reconocida trayectoria a nivel internacional; pero a la vez llama a reflexionar sobre lo novedoso del tratamiento de un tema que data desde la antigüedad.

La Dra. Walker se refiere a la “mujer golpeada”, concepto que, siguiendo a la Lic. Graciela Ferreira, se prefiere ampliar a “mujer maltratada”, ya que es más adecuado referirse a “maltrato”, en razón de que el mismo comprende todo tipo de abuso, que a la denominación golpeada, que remite a un encuadre directo de connotaciones físicas. Los tipos de coerción apuntados por la Dra. Walker se discriminan en físicos o psicológicos; pero pareciera más ajustado y actual ampliar su espectro, incorporando las categorías de coerción moral, religiosa, financiera y sexual, entre otras, sin que ello requiera plantearlas como categorías excluyentes, ya que pueden presentarse separadas o simultáneamente. Así el abuso físico por lo general va acompañado de coerción psicológica y puede o no presentar violencia sexual. Continuando con la definición, en la misma se hace referencia exclusiva al “hombre” como persona que ejerce coerción hacia la mujer; pero es precisamente a partir de la experiencia en el trabajo con mujeres que procede ampliarlo a las relaciones:

1) con personas del mismo sexo;
2) de los hijos hacia sus madres;
3) de ellas como víctimas de violencia hacia sus hijos; y
4) en sus familias de origen la violencia de los padres a sus hijas mujeres.

fuente



El abuso sexual infantil compromete la totalidad del desarrollo normal del niño, introduciendo en su vida elementos que le son ajenos a su mundo infantil .
A fin de ir perfilando las características del perfil del niño/a abusado, se desglosaran los aportes de las licenciadas Graciela ferreira e Irene Intebi, en cinco dimensiones que no son excluyentes, y se complementan

Dimensión comportamental: comprende la gama de comportamientos, es decir las acciones que realiza un niño/a.

-Juegos sexuales persistentes y no esperados para su edad y desarrollo.

-Manifiestan a través de sus juguetes lo que otras personas hacen con ellos.

-Expresiones y vocabulario con contenido sexualizado.

-Excesiva masturbación o autoestimulación.

-Conductas de flirteo precoces para su edad.

-Besos sexualizados con sus padres o amigos.

-Conductas sexuales compulsivas, incluso priorizarlas a otros intereses.

-Simular actos sexuales con hermanos o amigos.

-Drásticos cambios de conducta (no querer ir a la casa de alguien conocido).

-Conductas autodestructivas como automutilación, intentos de suicidio o escaparse de la casa.

-Reclamos indirectos de pedido de ayuda, principalmente a sus madres.

-Pesadillas, terrores nocturnos persistentes. Fatiga crónica.

-Demasiado obediente o demasiado agresivo.

-Volver a mojar la cama, cuando ya se había superado esta etapa.

-Búsqueda compulsiva de afecto y aceptación.

-Depresión crónica, ansiedad, conductas fóbicas.

-Perturbación sicosexual posterior.

-Preocupación excesiva por la higiene o arreglo personal.

-Abandono de hábitos y descuido.

Dimensión Psicodinámica: comprende las esferas psíquicas conscientes e inconscientes. Integran esta dimensión los afectos, los sentimientos y las emociones.

-Baja autoestima / pobre imagen de sí mismos.

-Volver a comportamientos de etapas previas.

-Abandono de los deportes.

-Pérdidas de ilusiones, cinismo, desinterés.

-Rebeldías, conflictos con la autoridad.

-Sumisión, o rebeldía extrema .

-Dibujos tenebrosos, remarcados, dramáticos, borroneados, tachados, a su vez, pueden ser destrozados con furia.

-Rebelión o enojo hacia la madre.

-Se esconden durante horas en armarios o rincones.

-Miedo (de ir a la guardería, club, casa de una amiguita, etc.).

-Sufrimiento y dolor.

-Terror (a ciertas cosas o características personales que persisten con el tiempo).


Posibles indicadores del perfil de un abusador.

No hay un arquetipo que lo retrate con rigurosidad, pero sí se pueden delinear características comunes. Tal vez una de las más significativas, según la Dra. Irene Intebi: “es todos los abusadores sexuales que traté revelaron episodios de traumatización sexual en la infancia por parte de hombres y/o mujeres”.

Se descarta su etiquetamiento como enfermo mental, psicópata o degenerado de teorías que han pretendido explicarlo de manera unicausal, y sólo han conseguido la evasión de la responsabilidad individual sin avanzar hacia un exámen más integral de la problemática. La mayoría de estos estereotipos se ha demostratadoque son falsos y de baja incidencia porcentual.

En realidad el abusador no es el “otro” de afuera, en la mayoría de los casos es un miembro de la propia familia que duerme bajo el mismo techo que la víctima.

A fin de perfilar un acercamiento más ordenado a las características que lo identifican, se desglosarán en cuatro dimensiones.

Dimensión conductual

-Doble fachada: en su propia casa, o bien es un ser tímido y seductor que busca “ganar” y ser aceptado por su víctima, o bien es una persona autoritaria que ejerce fuertes patrones de exigencias de obediencia hacia su mujer e hijos.

-En el afuera en el mundo públicoes aceptado y respetado lo mismo en su medio laboral, por elloel relato de la víctima no resulta creíble, la mayoría de las veces.
Dificultades para aceptar límites y manipulan a las personas.

-Aislamiento social.

-Pueden ser generosos y estar muy atentos a todas la necesidades del niño, de manera de lograr su cariño, interés y lealtad.

-Rechaza las evidencias, se aparta de la acusaciones, presenta un comportamiento rígido que conspira con la resolución del problema. No se hace cargo de sus actos, busca la externalización de la culpa.


Dimensión Interaccional

-Posesivo: considera a su familia como de su propiedad, que puede hacer con ella lo que quiere.

-Dependiente: constituye vínculos simbióticos.

-Celoso: con un fuerte contenido asimétrico, que necesita para mantener la relación.
Descontrolado: con respecto a sus impulsos sexuales.

-Dificultades maritales y problemas interpersonales con su esposa, particularmente en cuestiones sexuales.
Confusión e inversión de roles, niñas ocupando el lugar de adultas.


Dimensión Cognitiva

-Pobre imagen de sí mismo, se ve como un fracasado y frustrado en la vida que pretende balancear con el acercamiento sexual.

-Predisposición a crisis.

-Inmadurez.

-Tiende a minimizar su culpa, así como pretende justificarse a través de estímulos externos (provocación) que desatan su conducta violenta.

-Constante proyección de la culpa y la responsabilidad sobre la víctima, negando su intervención en el delito.

-Severos problemas para admitir lo que hace, “ fué un juego”, “no es para tanto”.
Intebi, Irene. Ob.Citada.

fuente


familiar


A LO SIGUIENTE PRESTENLE ATENCION LAS ADOLECENTES, CNOCI MUCHAS CHICAS DE MENOS DE 18 QUE YA SON MALTRATADAS Y ME GUSTARIA EVITAR MAS CASOS COMO ESTOS, ASI QUE ESPERO QUE LEAN Y LES SIRVA



Cuando se forma una nueva pareja, se entrelazan dos historias diferentes. Cada uno trae consigo su manera de ver la vida, sus proyectos y la educación recibida, repleta de creencias acerca de lo que es el amor, la pareja, la familia...
Estas ideas provenientes de la Cultura se van adquiriendo en el contacto directo con familiares y amigos, al formar parte de distintas instituciones como la Escuela, Iglesia, Club; a través de los medios de comunicación, etcétera.


Los Novios, quienes se proponen un proyecto común de vida, generalmente no se detienen a pensar y a intercambiar cuáles son sus creencias. Comienza la relación y se van activando mecanismos donde "se sobreentiende" que el hombre debe hacer algunas cosas y la mujer algunas otras.
Al no tener la posibilidad de reflexionar acerca de estas creencias, generalmente se copia el modelo familiar de origen, se construye uno totalmente opuesto o la relación se convierte en una especie de "collage" entre lo que él y ella creen adecuado para ambos.

Pero, ¿existen acuerdos? Muchas veces una parte cede en función de la otra, para evitar discusiones, desgaste en la pareja, porque cree que eso es lo correcto, o por temor a ser agredido. Aquí comienza el PODER en la pareja, con la idea de que alguien debe mandar, y alguien obedecer.

De lo cotidiano surge que en el lugar del mando se ubica rápidamente el varón, mientras que en el de la obediencia, la mujer.


¿Qué sucede entonces?
Ese momento en el que pensábamos como de AMOR ABSOLUTO se convierte en un campo de batalla donde afloran, salen a la luz, las creencias de cada uno y sin mediar acuerdos, se ponen en acción.

El novio reproduce el modelo tradicional masculino (fuerte, imponente, dominante, protector...) y la novia acepta el rol pasivo femenino generándose entonces EPISODIOS VIOLENTOS dentro del Noviazgo. Abusos de poder del novio que se instalan en la pareja en forma cíclica y que producen serios daños de tipo físico, emocional, sexual y/o económicos de la novia.

Muchas veces las novias creen que, luego del matrimonio, esta situación cambiará. PERO NO ES ASÍ. Lo que irá sucediendo es un profundo deterioro en su persona que puede llegar a producirle graves daños. Si la Violencia está instalada en la relación de noviazgo, luego del matrimonio producirá VIOLENCIA CONYUGAL.

El ciclo de la violencia puede haber empezado durante el noviazgo donde él mostró conductas de control y autoritarismo que la mujer suele atribuir equivocadamente al excesivo amor. Piensa: “Va a cambiar con el casamiento, se va a tranquilizar”.
Estimamos de la mayor importancia aprender a detectar tales señales con fines preventivos.


PREVENCION DE LA VIOLENCIA DURANTE EL NOVIAZGO. CARACTERISTICAS A OBSERVAR EN LOS VARONES:

-El novio o acompañante de una muchacha controla todo lo que ella hace, exige explicaciones por todo y pretende conocer hasta su pensamiento más recóndito pues no quiere que tenga “secretos con él”.

-Quiere saber con lujo de detalles adónde va, dónde estuvo, con quiénes se encontró o a quiénes va a ver, los horarios y el tiempo que permaneció en cada lugar, cuánto tiempo estará afuera y el horario de regreso, lo cual comprobará con sucesivos llamados telefónicos o“pasadas” por la casa de ella.

-De manera permanente vigila, critica o pretende que ella cambie su manera de vestir, de peinarse, de maquillarse, de hablar o de comportarse.

-Formula prohibiciones o amenazas respecto de los estudios, el trabajo, las costumbres, las actividades o las relaciones que desarrolla la joven.

-Fiscaliza a los parientes, los amigos, los vecinos, los compañeros de estudio o trabajo, sospechando, desconfiando o criticándolos luego de querer conocerlos a todos para ver cómo son.

-Hace escándalos en público o en privado por lo que ella u otros dijeron o hicieron.

-Deja plantada a la novia en salidas o reuniones, sin explicar ni aclarar los motivos de su reacción.

-No expresa ni habla acerca de lo que piensa, lo que siente o lo que desea, pero pretende que ella adivine todo lo que le sucede y actúe de manera satisfactoria, sin que él deba molestarse en comunicar nada.

-A veces da órdenes y otras “mata” con el silencio, con las actitudes hurañas, con la hosquedad o el mutismo, que no abandona aunque obtenga lo que esperaba o le hagan el gusto.

-Demuestra frustración y enojo por todo lo que no resulta como él quiere, sin distinguir lo importante de lo superfluo.

-Culpa a la novia de todo lo que sucede y la convence de que es culpable, dando vuelta las cosas hasta confundirla o dejarla cansada e impotente.

-No reconoce ninguna responsabilidad sobre la relación ni sobre lo que les sucede a ambos.

-No pide disculpas para nada.

-Compara a la muchacha con otras personas, dejándola incómoda y humillada. “Si te parecieras a fulana yo no tendría que...”; “Por lo menos mengana hace las cosas bien y no como vos que...”

-Impone reglas sobre la relación (días, horarios, tipos de salidas, etcétera) de acuerdo con su exclusiva conveniencia.

-Ejerce la doble moral “haz lo que yo digo pero no lo que yo hago”, reservándose el derecho de realizar cosas que le impide hacer a la novia.

-Obliga a la muchacha a formar una alianza con él para aislarse o enfrentar a los demás. (Puede llegar a proponer pactos suicidas).

-Ante cualquier pregunta o cuestionamiento de ella, declara que los parientes o amigos “le llenan la cabeza” contra él, que no lo quieren y que están “envenenando” el afecto entre ellos, que los otros “sienten celos” o envidia de su relación. Así desvía la cuestión y nunca responde por su conducta.

-Amenaza a su novia con abandonarla si no hace todo lo que él desea.

-Induce sentimientos de lástima, al justificarse o insistir con su vida desdichada o su infancia infeliz.

-No acepta formular o discutir planes para el futuro. No se compromete ni busca acuerdos para mejorar la relación.

-Recibe cariños, mimos y atenciones, pero nunca los retribuye.

-Pretende que lo acepten tal cual es y acusa de “castradora” o posesiva a la novia si hace alguna observación sobre sus actitudes.

-Nunca aprueba ni estimula de manera auténtica los actos o cualidades de la muchacha.

-Es poco sociable, se aísla y es desconsiderado con la familia y los amigos de ella.

-Es susceptible y está pendiente de lo que se diga o se comente sobre él. Se ofende rápido y cree que los demás andan atrás de lo que hace.

-Pone a prueba, con subterfugios y engaños, el amor de su novia, le pone trampas para ver si lo engaña, para averiguar si miente, si lo quiere, etcétera.

-Es caprichoso, cambiante y contradictorio, Dice que no se va a dejar dominar.

-Se niega a conversar o a discutir con franqueza acerca de los conflictos o los desacuerdos de la pareja.

-Mantiene en vilo a la novia en fiestas y reuniones, coqueteando con otras de manera abierta o solapada.

-Es seductor y simpático con todos, pero a ella la trata con crueldad.

-Decide por su cuenta, sin consultar ni pedir opinión a la novia, ni siquiera en cosas que le atañen a ella sola.

-Promete cambios y mejoras de sus defectos o de sus adicciones. Nunca cumple, pero siempre renueva sus ofrecimientos de modificarse.

-Piensa que las mujeres son inferiores y deben obedecer a los hombres. O no lo dice, pero actúa de acuerdo con este principio.

-Para obligarla a mantener relaciones sexuales, pone en práctica toda clase de artimañas: la acusa de anticuada, pone en duda sus sentimientos o su amor por él, la acusa de frígida, la avergüenza haciéndola sentir como un bicho raro, como si fuera la única en el mundo que no se acuesta con el novio, le reprocha que a ella no le interesa que él “se caliente y no pueda desahogarse”, amenaza con que se va a buscar a otras para acostarse con ellas, pone en duda su salud o su espontaneidad, dice que tiene “miedo de convertirse en mujer”, le critica su atadura a los principios de los padres o de una religión o por sostener —según él— una moral “inservible”.

-Se burla, habla groseramente o en términos agraviantes acerca de las mujeres en general. Es una amenaza velada, para que la novia no se parezca al resto de las mujeres y sea sólo como a él le gusta.

-Es bueno y cumplidor en el trabajo, pero con la novia siempre llega tarde, no cumple lo prometido y se muestra irresponsable por sus olvidos o descuidos.

-Transforma todo en bromas o utiliza el humor para cubrir sus actos de irresponsabilidad, restándole importancia a sus incumplimientos.

-Utiliza algún dato del pasado de la novia, o lo que conoce de sus otras relaciones, para efectuarle reproches o acusaciones o para probar su desconfianza en ella y en su amor.

-Exagera defectos de la chica haciéndola sentir culpable y descalificada.

-Deja de hablar o desaparece por varios días, sin dar explicaciones, como manera de demostrar sus enojos.

-Se muestra condescendiente y magnánimo, como si fuera un ser superior tratando con una nenita.

-No le presta atención a ella y con prepotencia asegura saber más o tener más experiencia.

-Se muestra protector y paternal. “Yo sé lo que es bueno para vos, quiero lo mejor para vos, hago lo mejor para vos”. (Acá hay que reemplazar el “para vos” por el “para mí” y se captarán las verdaderas intenciones.)

-Se irrita y tiene estallidos de violencia. Luego actúa como si no hubiera pasado nada y deja a todos desorientados y confusos.

-Se burla de los enojos de ella.

-Acusa injustamente a su novia de coquetear, salir o verse con otros hombres. La cela y acusa de “acostarse con otros”.

-Mezcla el afecto con las discusiones haciendo notar que, si ella no piensa como él, no podrá seguir queriéndola.

-Siempre da más importancia a lo que le pasó a él que a lo que le sucedió a ella.

-Utiliza nombres, diminutivos o términos que a ella no le agradan, porque siente que la disminuyen o ridiculizan.

-Tiene antecedentes policiales o se ha visto envuelto en asuntos un poco turbios o nunca aclarados del todo.

-Está convencido de que sus negocios, sus estudios o sus obligaciones son lo más importante del mundo y lo fundamental de su vida. Exige que la novia se adapte a eso.

-Su forma de expresarse es grosera; constantemente utiliza palabras vulgares y habla en términos de acciones violentas: “los reventamos; a esos los vamos a matar; si viene le rompo la cara; a esa habría que darle una paliza; éste se está buscando una piña; los jodimos, los cogimos, les rompimos el culo, le voy a cagar la vida, etcétera. Es fundamental recordar que un alto índice de violencia verbal pronostica actos de violencia física a corto o mediano plazo.

-Expresa prejuicios religiosos, raciales o sexuales y los fundamenta de manera colérica y encendida. Tiene rasgos de fanatismo.

-Es desconsiderado y violento al mantener relaciones sexuales. Se enoja si ella en algún momento no lo desea.

-Es impulsivo e intolerante. Impone su voluntad en el terreno sexual, sin tener en cuenta las necesidades femeninas.

-Aunque sea una vez, le pegó una bofetada a la novia, le dio empujones, le retorció un brazo, le apretó el cuello o la tomó fuertemente de los cabellos.

fuente


mujer




1. Baja autoestima, sentimiento de desvalorización

2. Temor al abandono y otros temas relacionados con el abandono

3. Acting out de conductas. No saber cómo identificar, procesar y/o expresar sentimientos intensos de maneras más productivas.

4. Inexplicables temores de estar solo a la noche, pesadillas y/o terrores nocturnos.

5. Sentirse agradecido excesivamente por pequeños favores de los demás.

6.
Temas de límites: falta de límites, necesidad de controlar, temas de poder, temor a la pérdida de control.

7. Trastornos de la alimentación: anorexia, bulimia, exceso compulsión a comer.

8. Dolores de cabeza, artritis o dolores de articulaciones, desórdenes ginecológicos, dolores de estómago y otras sintomatologías somáticas.

9. Ataques de pánico inexplicables en presencia de gente conocida de la infancia.

10. Culpa y vergüenza extremas

11. Conductas obsesivo/compulsivas (no necesariamente trastorno obsesivo compulsivo).

12. Involucrarse en relaciones de violencia física, psicológica o emocional.

13. Recuerdos de violencia familiar en la infancia.

14. Acting out sexual, adicción al sexo, historia de prostitución, actuación en películas porno.

15. Imagen corporal pobre o distorsionada.

16. Hipervigilancia

17. Historia de relaciones ambivalentes o intensamente conflictivas

18. .Despersonalización. Sentir que uno es irreal y que todos los demás son irreales (o viceversa).

19. Bloquear períodos de la propia vida (generalmente entre los años 1-12), o una persona o un lugar en particular.

20. Historia de múltiple victimización de otros modos.

21. Exagerada o insuficiente exposición a lo riesgoso.

22. Obsesión con el suicidio en distintos momentos del año o después de eventos que sirven de disparador.

23.
Uso de varias capas de ropa, incluso en el verano, a consecuencia de temas relacionados con la imagen corporal.

24. Ansiedad extrema o evitación de exámenes ginecológicos.

25. Temores inexplicados a la sofocación.

fuente



Hombre


si sos victima de violencia familiar toma nota

Maltrato familiar, mujeres y niños golpeados

-Línea Mujer : 0-800-666-8537. Atención todos los días, las 24 horas

Ciudad de Buenos Aires

-Atención de emergencias: Carlos Pellegrini 211, 7º piso; 4323-8000 Int. 4392

-Consejo Nacional de la Mujer: Av. Paseo Colón 275, 5º; 4345-7384/7385/7386

-Programa para madres maltratadas por sus hijos: Hipólito Yrigoyen 3202; 4956-1768

-Grupo para hombres violentos: Hipólito Yrigoyen 3202; 4956-1768

Comisarías de la familia y de la mujer

-Almirante Brown, Andrade 98; 4238-9760

-Berazategui, 160 entre 24 y 25; 4395-1283

-Esteban Echeverría, Monte Grande, Benavides 221; 4296-5650

-Ezeiza, Tristán Suárez, Fariña 37;4234-3566/9332

-Florencio Varela, Sargento Cabral y Alfonsina Storni; 4275-7185/8208

-La Plata, 1 entre 42 y 43 Nº 523; (0221) 423-1826

-La Matanza, Ombú 3720; 4484-5826

-Malvinas Argentinas, Grand Bourg, rutas 8 y 197; (02320) 423-193

-General Pueyrredón, Mar del Plata, Independencia 2474, piso 2°; (0223) 492-0019

-Merlo, Juncal 363; (0220) 483-6060

-Morón, García Silva 923; 4629-6150/6171

-Quilmes, Pilcomayo 68; 4252-0033/6006

-San Isidro, Juncal 46; 4512-2345

-San Martín, Mitre 703; 4512-6712/6714

-Línea gratuita: 0-800-222-22876. Atención todos los días, las 24 horas


super_carancho



Aunque las estadísticas demuestren que la cantidad de casos es considerablemente menor en hombres que en mujeres, el fenómeno de la violencia familiar no está reducido a una cuestión de género y afecta cada vez más a los varones, que deben soportar todo tipo de maltratos de sus parejas.

La idea resulta extraña. ¿Cómo es posible que un hombre pueda ser golpeado por una mujer sobre la que tiene una superioridad física? La respuesta viene de la mano de la psicóloga Adriana Silva, asesora consultora en violencia familiar e institucional. En diálogo con LA NACION LINE , la especialista señaló: "Nosotros asumimos que porque el hombre es más fuerte debería poder defenderse más fácil. La realidad es que la fortaleza física, si no va acompañada de una cierta fuerza emocional, no funciona. La incapacidad es exactamente la misma que tiene la mujer. El hombre no puede reaccionar porque su autoestima está bajísima".

En este sentido, Silva consideró que en la falta de reacción del varón ante la agresión de su pareja intervienen también valores culturales relacionados con el mundo masculino como la "prohibición" de levantarle la mano a una mujer; la obligación de protegerla o el temor a lastimarla.

Asimismo, no hay que dejar de tener en cuenta que, a pesar de ser relaciones agresivas, los lazos que unen son tan fuertes y la mella que se ha ido haciendo sobre la personalidad es tan importante, que la víctima queda paralizada.

Sin embargo, la psicóloga reconoció que la violencia que ejercen las mujeres sobre los varones es diferente y que, en estos casos, el porcentaje más alto es de tipo emocional y psicológico. "Tienen que ver más con la manipulación, con el insulto, con bajar la autoestima. Además, la violencia física está reforzada generalmente por amenazas de hacerle perder los hijos, de muerte, cosas que de alguna manera paralizan", explicó.


Cuando hablar avergüenza

Débora Tomasini, coordinadora general de los programas de Asistencia Integral a la Violencia Familiar y Sexual de la Dirección General de la Mujer, señaló que, según los datos que manejan en la institución, se estima que en los casos de agresiones físicas en el seno de la familia el 93% corresponde a las mujeres, entre el 2% y el 3% a los hombres, y el resto a la violencia cruzada, es decir, cuando hay golpes tanto de uno como de otro lado.

Esto explica quizás por qué en la Ciudad de Buenos Aires no existen centros especializados en la problemática de la violencia familiar desde la perspectiva de los hombres.

Así como ciertos factores culturales influyen en la respuesta del varón hacia la agresión femenina, los hábitos y costumbres también intervienen en la decisión de hacer público el estado de violencia. Por el tipo de sociedad patriarcal en la que vivimos el rol de golpeada suele ser patrimonio de la mujer. "Así como hasta hace unos años a las mujeres les costaba muchísimo y aún les cuesta denunciar el tema por miedo, por vergüenza o por una cantidad de cuestiones, a los hombres todavía les cuesta mucho más porque culturalmente ellos no deberían ser quienes son maltratados", finalizó Silva.

fuente





Si sabes los numeros de tu pais para denunciar maltrato familiar por favor dejalos en los comentarios asi todos pueden verlos, quisas con eso logres ayudar a alguna persona desesperada



violencia familia... decile ¡NO! [editado]




violencia

ACA ABAJO TENES LA OPCION


PARA RECOMENDAR EL POST A


TUS SEGUIDORES DE TATINGA

47 comentarios - violencia familia... decile ¡NO! [editado]

@gian_depor
MUY BUENAA LA INFOO TE DEJO +5
@sergiosvaldo
Carancho igual no te iva a dar puntos por que no me quedán
@no_se_usar_el_paint_baneado_porqesi +1
te lo recomiendo caranchin...

me da bronca ver a veces a 1 mina maltratada por el novio o marido, y cuando saltas a defenderla con algo como " que haces flaco no le podes levantar la mano, es mujer, que te pasa? " la mina automaticamente te putea a vos....
@Tururu
Tal vez sean menores en número, pero existen también hombres víctimas de esta situación.
@girlbox
Te dejo 10, y ahora lo recomendaré, TOP???
@icolino
Pesima presentacion n_n ( soy honesto cheee )

Y sobre el post
@portus
recomende porque ya di los puntos. groso post , top seguro
@_Sub_Zero_
Pasate por el mio de violencia de género. Tal vez consigas mas info pra tu post
@no_se_usar_el_paint_baneado_porqesi
super_carancho dijo:
no_se_usar_el_paint_baneado_porqesi dijo:te lo recomiendo caranchin...

me da bronca ver a veces a 1 mina maltratada por el novio o marido, y cuando saltas a defenderla con algo como " que haces flaco no le podes levantar la mano, es mujer, que te pasa? " la mina automaticamente te putea a vos....

no tenes que meterte, tenes que ir y denunciar aveces meterte puede traerte mas quilombo a vos o poner en una situacion peor a la persona agredida

se capas que sea como vos decis...pero me da demasiada bronca ver como maltratan a las mujeres, y mas bronca cuando la mujer esta tan asustada del marido/novio que de una salta a putearte a vos por tratar de defenderla, no es de hombre pegarle a una mina
@cacciatore
super_carancho dijo:
Tururu dijo:Tal vez sean menores en número, pero existen también hombres víctimas de esta situación.

si tambien, pero no se encuentra mucha info ya que son pocos los casos y generalmente son peores los de las mujeres ya que les es mas jodido defenderse


No te creas, hace poco hubieron un par de casos bastante jodidos. A un tipo la mujer le prendio fuego porque la dejo.
Ademas, la mujer abusadora tiende a hacerse la victima y recurrir a "los hombres son culpables y las mujeres victimas" para defenderse.
Tambier hubiron muchos casos de madres que abusaban de sus hijos o maestras a sus alumnos, pero siempre sale a la luz la historia y despues todos se olvidan.
@Strange19_Audion
no_se_usar_el_paint_baneado_porqesi dijo:te lo recomiendo caranchin...

me da bronca ver a veces a 1 mina maltratada por el novio o marido, y cuando saltas a defenderla con algo como " que haces flaco no le podes levantar la mano, es mujer, que te pasa? " la mina automaticamente te putea a vos....

posta, minas de mierda GRRRRRRRRRRRR @
@gordio
solo una cosa, habla también de la violencia al Hombre... son menos los casos, pero los hay, y por machismo no se denuncian...

buen post pelao... seguí consiguiendo buena información para compartir.
@rock1punk1ska
excelente info y le servira a muchas personas, que desconocen del tema,buena esa de poner numero telefonico.
@abel_sc87
Excelente post...
Igual, no podes arrancar el post con dibujitos de DBZ XD
Muy bueno igual
@DrSheldonCooper
buen post, lo lei todo, despues te paso por privado un programa de tv para que agregues a tu post, es sobre este tema,muy bueno

ahora no me quedo claro esto "Síntomas Comunes en los Adultos Víctimas de Abuso Sexual Infantil dijo:"

osea que a los adultos los violo un infante???, o cuando eran pibe los violaron o abusaron y esos son los sintomas de grande de esas personas??

+10 y recomendado!

pd: al programa te lo paso cuando vuelva a casa que ahi lo tengo guardado, ahora toy laburando, (anoche me quede sin cable y sin internet por la puta nieve)
@Linksaver_
ok. buenisimo

recomendado.

y mis 10+
@lafirma13
muy bueno ,nada mas que decir

@DrSheldonCooper
lafirma13 dijo:muy bueno ,nada mas que decir


hola romiiiii!!! como andas pueh!! se te extraña!!!!
(carancho no te ortives deja que nos pongamos al tanto!!!!)
@DrSheldonCooper
super_carancho dijo:
DrSheldonCooper dijo:
lafirma13 dijo:muy bueno ,nada mas que decir
hola romiiiii!!! como andas pueh!! se te extraña!!!! (carancho no te ortives deja que nos pongamos al tanto!!!!)
pero po mp paja


ufa ehhh!!! jejej bueno ta bien
@ViTtO98
Muy buena info, muy ! lo único, como lo recomiendo el post?

Un saludo!
@mudotestigo
acabo de leer tu protesta, tenes razón, muy buen post, util, lo paso a mi grupo en face, sobre violencia, gracias
@ChamberDoor
Muy buen post. Muy informativo, especialmente en lo referente a las conductas a buscar, que podrían delatar a un posible abusador.
Recomendado.
@xMasterUserx -2
gran información.. gracias por compartir.. esta bueno pegarle más de una leida.. a favoritos
@after909 -1
muy buena información.
@mechonson +1
+10 y reco, ayudemos a difundir
@Juanito25666
el hombre deja de ser hombre en el primer momento que le levanta la mano a una mujer
@minibebe31
cacciatore dijo:
super_carancho dijo:
Tururu dijo:Tal vez sean menores en número, pero existen también hombres víctimas de esta situación.

si tambien, pero no se encuentra mucha info ya que son pocos los casos y generalmente son peores los de las mujeres ya que les es mas jodido defenderse


No te creas, hace poco hubieron un par de casos bastante jodidos. A un tipo la mujer le prendio fuego porque la dejo.
Ademas, la mujer abusadora tiende a hacerse la victima y recurrir a "los hombres son culpables y las mujeres victimas" para defenderse.
Tambier hubiron muchos casos de madres que abusaban de sus hijos o maestras a sus alumnos, pero siempre sale a la luz la historia y despues todos se olvidan.



super_carancho dijo:
shimani dijo:mi jermu me faja y no ando haciendo post sobre eso

y bueno capo, si te gusta que te caguen a trompadas es problema tuyo, mucha gente sufre para andar leyendo pelotudeces tuyas


no me quiero hacer la victima pero a mi mujer se le ocurre levantarme la mano a sabiendas de que no le puedo hacer nada por el hecho de ser mujer... LA VIOLENCIA SE DA EN TODOS LADOS...

Como pequeña aclaración ya la deje por que soy hombre si y me llegase a enojar demasiado podria hacer algo muy malo y es eso lo que se debe evitar...

Y buen post