Grupos


Sociología-Dinámica de Grupos(Interesante)


te
formamos parte de muchos grupos: la familia, los amigos, el grupo de trabajo, la comunidad de vecinos, la ciudad, el país... El hombre es un ser social que se integra en grupos. Sentimos la necesidad de estar incluidos en ellos porque precisamos en última instancia formar parte de algo mayor que nosotros mismos.
re



lo





so
Hay grupos naturales a los que pertenecemos ya al nacer y hay otros en los que intentamos entrar, no sin esfuerzo. Cuando llegamos a ciertos grupos se genera tensión, una tensión que cabe denominar como lógica. Algunos teóricos hablan de la lucha entre lo instituyente y lo instituido, es decir entre lo que ya estaba y lo nuevo que llega. Lo instituido, por inercia tiende a conservarse, mientras lo instituyente, por naturaleza pretende el cambio. Conservadores y progresistas se dan no sólo en política sino en otros muchos ámbitos, en la empresa, en un hospital, en una ONG y en el mismísimo Vaticano.ci







in






Todos solemos llegar a los grupos con tres necesidades individuales que satisfacer: la necesidad de inclusión, la necesidad de ocupar un lugar bien definido y la necesidad de afecto. Pero la satisfacción de las tres es un bien escaso y casi inevitablemente se generan conflictos. Hay grupos muy cerrados que desconfían de lo nuevo y que ponen todo tipo de trabas para la inclusión de otros miembros. Una vez dentro del grupo tenemos que ganarnos una posición, un rol, tenemos que desempeñar una función, un papel. Muchos quieren el de líder y a pocos les gusta bailar con la más fea. En los grupos buscamos en el mejor de los casos seguridad, bienestar, valoración y afecto, pero también prestigio, reconocimiento y un sinfín de cosas similares que alimenten esa fiera voraz que se llama vanidad.






o
En todo grupo lo suficientemente amplio asistimos a una dinámica en la que no faltan personajes como el jefe autoritario, el líder carismático, la madre protectora, la hormiguita incansable, el observador callado, el que no para de llamar la atención, el conciliador, el chivo expiatorio, el pelota adulador y el trepa. Y en todo grupo tenemos que estar atentos a lo latente que subyace a lo manifiesto. Hay que distinguir entre lo que aparece en la superficie, lo que emerge y lo que se mantiene debajo, oculto pero presente. Como en el iceberg, lo latente es mucho mayor que lo emergente. Y casi siempre brilla como huevos de serpiente algo en la oscuridad, un algo llamado poder.
esa






El rol es la conducta que se espera de quien ocupa una determinada posición en el grupo. También se le denomina papel o función y suele aplicarse tanto a la tarea como al modo de realizarla.

La estructura del grupo reflejará los roles y posiciones de sus miembros, ya sea porque el grupo se los atribuye o porque son asumidos personalmente. Cuando los roles no están definidos se producen tensiones, por lo que se hace imprescindible que cada miembro defina su posición.







Gia
Resumiendo, podemos decir que la posición es el lugar que la persona ocupa en la estructura social del grupo y el status es la valoración o estima que los miembros del grupo conceden a esa posición. El hecho de ocupar una cierta posición condicionará el desempeño del rol correspondiente.
NTE







Los roles o papeles más habituales en el grupo son los de líder (jefe, conductor, coordinador, etc.) y miembro activo, pero pueden coexistir con otros muchos según el tipo de grupo y las circunstancias en las que se desarrolle su actividad vital.







glamorosa_rock
En los grupos no existen personas neutras. Todos los miembros desempeñan algún rol, a veces por decisión personal y otras porque es el grupo el que se lo atribuye. En este último caso puede no concordar el deseo de uno mismo con las expectativas del grupo. Debemos diferenciar entre el rol que creo representar, el rol que me adjudican, el rol que realmente represento y el rol que los otros esperan de mí.
Sociología-Dinámica de Grupos(Interesante)







Citamos una serie de roles que suelen aparecer en todos los grupos:



te



-El creador: Sugiere ideas, proyectos, temas de discusión, formas de abordar los problemas, etc...


-El cooperador: Señala aspectos, objetivos, posturas, resume, relaciona,...

-El activador: Impulsa el grupo hacia la adopción de decisiones, insiste en el cumplimiento del programa. Induce a la acción.

-El sintetizador: Enunciar una cuestión o solución con fines de esclarecimiento.

-El estimulador: Busca que el grupo sea productivo.

-El interrogador: Formula preguntas, busca la solución o aclaración, solicita información.

-El informador: Aporta datos, hechos, experiencias

-El opinante: Apunta ideas, sugerencias sobre problemas o valores y ofrece su experiencia

-El crítico: Enjuicia, valora las ideas, las realizaciones del grupo. Ayuda con preguntas e intervenciones a estar en actitud crítica.





re






lo
Otros roles individuales que suelen aparecer son:
so

-El positivo: Siempre en actitud de hacer grupo, de aportar lo que puede. Sabe pedir disculpas y alegar su ignorancia. Da y recibe, no bloquea ni es el centro del grupo.

-El negativo: Rechaza ideas, discute en momentos inoportunos, es pesimista, no quiere cooperar.


-El indiferente: Se mantiene al margen, cuchichea y se aparta del tema.

-El hablador: Habla de todo y de nada.

-El ridículo: Su estilo de hablar da risa, pero no le molesta.

-El astuto: Actúa cuando considera que es el momento oportuno para lograr lo que se propone.


-El desagradable: Sólo ve su punto de vista.


-El sabihondo: Cree que todo lo sabe.

-El tímido: Interviene poco, aunque cuando lo hace, casi siempre acierta.

-El polémico: Se enzarza en ideas, aburre o intelectualiza todo.

-El agresor: Lucha por su posición, se jacta, critica a los demás, trata de llamar la atención, demuestra hostilidad hacia el grupo o hacia alguno de sus miembros. Pincha, molesta.

-El chivo expiatorio: Ante los fracasos del grupo, él mismo se acusa y carga con la culpa.

-El torpeador: Busca destruir la reunión o el grupo con distintos artilugios de sabotaje.

-El intimista: Utiliza el grupo para contar sus problemas, sentimientos y descargarse.

-El representante: Se alza como portador del grupo, del pensar y sentir de todos los miembros.

-El intérprete: Es el intermediario que sabe lo que otro dice. Su frase típica es: “Yo te entiendo, quieres decir que...”.

-El mirón: Sólo observa, mira sin hablar.

-El molestón: Hace comentarios en voz baja, cuchichea, es un incordio, molesta.

-El simpático: Aprovecha las oportunidades para hacer gracia y amenizar. Puede ser positivo si reduce tensiones, pero también hay quienes están ávidos de reconocimiento, de protagonismo y se sirven del grupo.

-El protector: Es detallista, cariños con cada uno. Se adelanta, previene.

-El organizador: Se ofrece para organizar actividades y al grupo mismo.

-El protagonista: Tiene que figurar y acaparar la atención.


-El vigilante: Guarda las normas y el orden.

-El moralista: Defiende siempre lo bueno, lo correcto, corrige, aconseja.






ci







Podríamos seguir con una enorme lista, pues hay muchos más roles, pero creemos que es lo suficientemente extensa como para hacerse una idea.





Para entender mejor el significado de cada uno de ellos es aconsejable ver en que medida nosotros mismos actuamos con ese rol o, para hacerlo más divertido, podemos observar a un grupo y fijarnos en cuándo, cómo y por qué determinadas personas usan determinado rol. Este ejercicio es práctico y útil y se ve la cantidad de estereotipos que funcionan en nuestra sociedad. También podemos pedir que sea otro el que nos diga que rol es el más cercano a nosotros.







in






El Educador debe tener en cuenta que durante el período de formación y estabilización del grupo hasta que cada uno se acopla a un rol determinado, las reuniones tienen unas especiales características: el diálogo es difícil porque cada uno está ansioso por tomar la palabra y demostrar su competencia, por lo cual difícilmente escucha a los demás. Además, cuando no habla tampoco escucha porque está pensando en lo que va a decir después para causar buena impresión.







o







esa
En todos los grupos encontramos ciertos miembros que no llegan a ser incorporados afectivamente como parte del grupo. Esos miembros aislados o rechazados pueden ser individuos con dificultades para el contacto humano o con una personalidad tímida, retraída, o bien personas arrogantes, agresivas o asociales, de modo que su conducta y su forma de ser no hagan apetecible su compañía.
Gia







NTE








Sin embargo, estas características pueden ser contrarrestadas por una buena eficacia en el desarrollo de las tareas mientras que un individuo afectivamente atractivo pero ineficaz puede ser también rechazado.


El Educador debe saber distinguir todos estos roles y tomas de posiciones y no extrañarse de que se originen discusiones acaloradas por asuntos sin importancia. Debe tener paciencia, observar y esperar a que llegue el momento en que las funciones queden establecidas y que se logre la paz en el grupo al poder actuar cada uno tal como es porque sabe que no pierde el prestigio si pregunta algo y que si alguien se opone a sus ideas no quiere decir que se oponga a su persona. A su vez, cada uno sabe que no necesita demostrar su capacidad y puede escuchar y colaborar.







Fuente






glamorosa_rock