Pensamiento Político de Clase Media


Pensamiento Politico de la clase Media Argentina


Primeras décadas del Siglo XX, llegaba al Poder la UCR de la mano de Hipólito Yrigoyen, y con el aparecía un nuevo actor social, prácticamente desconocido en la Argentina, la Clase Media.
Pero, ¿Que es la Clase Media?, ¿Se puede establecer unas características económicas y sociales que establezcan quien pertenece a la Clase Media y quien no?, ¿Existe una identidad de clase media?
El término de Clase Media es muy abarcativo, pero existe un factor histórico que los agrupa, y ese es la Funcionalidad a los Procesos Oligárquicos, y el rechazo a lo Nacional y Popular, aunque su nacimiento y su apogeo hallan sido durante dos procesos históricos claramente identificados con esta vertiente ideológica, el Yrigoyenismo y el Peronismo, unificados por el Forja, fundado por el mayor critico a la clase Media Argentina, el gran Arturo Jauretche, quien popularizo varios términos que utilizaremos frecuentemente en el trabajo, como lo son “ Oligarca” , “Vendepatria” y “Medio pelo”.

Este ultimo termino es en el cual nos vamos a basar para analizar el Pensamiento Político de la clase media, según Jauretche, “En principio decir que un individuo o un grupo es de medio pelo implica señalar una posición equívoca en la sociedad; la situación forzada de quien trata de aparentar un status superior al que en realidad posee. Con lo dicho está claro que la expresión tiene un valor históricamente variable según la composición de la sociedad donde se aplica”
Partiendo de la definición tomada por Jauretche, se puede decir que el Medio Pelo es lo que hoy en día llamamos tilingo, ósea alguien que quiere aparentar mas de lo que es, algo totalmente aplicable al pensamiento mayoritario de la Clase Media Argentina, que históricamente a tomado pensamientos, actitudes y posicionamientos de la clase Alta, y esto se ve reflejado especialmente en el ámbito Político, algo que explico muy bien José Pablo Feinmann frente al posicionamiento a favor de la Sociedad Rural tomada por la clase Media durante el Lockout patronal, “La clase media teme “bajar” y ser clase baja, negrada, clase obrera o excluida social, quiere trepar y ser clase alta. La “unidad” del 2001 fue una ilusión híper-momentánea. “Piquetes, cacerolas, la lucha es una sola.” No, la lucha no es una sola. La clase media juega a favor del establishment porque ésa es su meta en la vida: trepar en la escala social. La unidad con los piquetes del 2001 fue una medida coyuntural de supervivencia. Ahora está donde quiere estar: caceroleando para los dueños de la tierra, para la Sociedad Rural, dándole cuerpo a la protesta, espesor, ruido y cierta masividad.”

Pero este apoyo de la Clase media por el reclamo de la clase alta no nace hace dos años, para entender el funcionamiento de la clase media, hay que remontarse a la llegada de Peron al Poder en 1945, el primer gobierno que toma una fuerte postura de representación de los intereses de las clases populares en Argentina, algo que no es visto con agrado por la clase media, que rápidamente toma una postura antiperonista, aunque durante este gobierno sea el momento donde se afirma como actor social importante y crece a niveles considerables en cantidad e ingreso, pero así como avanza la clase media, también sectores populares alcanzan ese status social, y eso es algo que les molesta, tomando una fuerte represalia a este avance social, utilizando el termino “Cabecita negra” para nombrarlos despectivamente a los simpatizantes peronistas, termino que en el siglo XXI seria reemplazado por el aun mas racista “ Negros de M….”.

Frente al Proceso Nacional y Popular del Peronismo, la clase media tomara el discurso de la oligarquía como propio, sin asco de defender a la Iglesia, la UIA, la SRA, Estados Unidos y demás, algo que no es exclusivo de la clase media “anti-política” o “derechista” , sino que también fue algo común en la llamada “izquierda caviar”, ósea la izquierda acomodada que veía con ojos esperanzadores al proletariado europeo , mientras al obrero argentino lo veía como un sujeto inculto y bruto, por eso se convierte en una anti-peronista acérrimo , totalmente critico del movimiento obrero formado por el peronismo.

Se puede decir que el peronismo fue de gran inspiración para la creación de Zonceras que todavía quedan en el imaginario colectivo, como decía Jauretche, “Las zonceras de que voy a tratar consisten en principios introducidos en nuestra formación intelectual desde la más tierna infancia —y en dosis para adultos— con la apariencia de axiomas, para impedirnos pensar las cosas del país por la simple aplicación del buen sentido. Hay zonceras políticas, históricas, geográficas, económicas, culturales, la mar en coche. Algunas son recientes, pero las más tienen raíz lejana y generalmente un prócer que las respalda. A medida que usted vaya leyendo algunas, se irá sorprendiendo, como yo oportunamente, de haberlas oído, y hasta repetido innumerables veces, sin reflexionar sobre ellas y, lo que es peor, pensando desde ellas.”

Pero hay una zoncera que pareciese que es la madre de todas las demás zonceras antiperonistas, esa es el pensamiento de que “Peron fue un formador de vagos, fue quien instauro la cultura del no trabajo”, algo totalmente carente de sentido, teniendo en cuenta que Peron llevo a cabo el mayor proceso de industrialización del país, y por ende, quien logro un aumento considerable en la clase obrera gracias a la aparición de nuevos puestos de trabajo, pero en el inconsciente colectivo de la clase media, el otorgar derechos a las clases populares, es igual a clientelismo y demagogia, además de formar vagos, algo que también se aplica a la concepción de la clase media sobre los Planes sociales del Kirchnerismo, tales como Argentina Trabaja o la asignación Universal por Hijo, dos grandes medidas, que la clase media repugna, utilizando una zoncera bastante repetida, “ Yo mantengo con mis impuestos a estos que no quieren trabajar”, o una variante aun mas graciosa, “Le quitan la plata a los jubilados para dársela a estos N. de M.”, la primera es totalmente falsa, porque la mayoría del presupuesto utilizado en gasto social sale de los impuestos como las retenciones a las exportaciones, y en todo caso, si se utiliza la caja obtenida de los impuestos de la clase media, no llegaría a usarse ni 5 centavos per cápita de cada aportante, la segunda zoncera es aun mas falsa, ya que lo que pocos Opinologos saben que solo el 40% de la caja del Anses, esta compuesta por los aportes jubilatorios, sino que la mayoría del capital proviene de distintos impuestos.

Pero igual, se ve claramente identificado el pensamiento elitista de la clase media en estas afirmaciones, es muy común ver a Doña Rosa quejándose de que le dan Plata a la “Negrada”, pero no realizan esa misma critica cuando la plata va como subsidios a grandes empresas y corporaciones, no es lo mismo un “Villero” que no trabaja, algo que les repugna, que un “Fort” que no trabaja, ente al cual quieren imitar y llegar a ser como el.

Una vez derrocado Peron por la “Revolución Fusiladora”, llegaron años donde la Clase media se vio fuertemente representada en la UCR, dirigida por Balbín, deja de lado las posturas populares del Yrigoyenismo para convertirse en un Partido de Clase media, ósea , partidario del consenso, del republicanismo, del dialogo, del pragmatismo, ósea de la nada misma, de la inacción. Y eso es lo que le gusta a la clase media, pareciese que cuanto menos ideas presenta un candidato, menos culpa les da votarlo, para después poder insultar con menor “Carga de conciencia”.
Pero así como la UCR fue su partido preferido, los golpes de estado a los presidentes radicales fueron de su total apoyo, y el economista predilecto de las FFAA, Álvaro Alsogaray, fue convertido en casi un “Héroe Nacional” para la clase media, identificando como una postura Glamorosa y Oligarca mostrarse como un fiel seguidor de sus ideas, de las cuales no tenían idea, pero sonaban bien.

Llega la época de los 70, con ella, las guerrillas revolucionarias a la argentina, y en especial, se acrecienta la militancia de la juventud, pero como siempre, la mayoría de la clase media se muestra alienada a este proceso, y gracias a la influencia de los medios, crece el temor del Medio Pelo Argentino hacia los militantes de izquierda y sus ideas locas, según la definición de este actor social, que veían a dichas ideas como una amenaza a sus pequeñas “quintas” , el avance social de las clases marginadas y los obligaban a tener que tener un mínimo compromiso político, algo que la Clase Media desconoce, es mas fácil insultar desde la tribuna que embarrarse corriendo en la cancha.

Por eso, le darían su apoyo en 1976 al golpe de estado llevado a cabo por las juntas militares, que veían como la única de restablecer el orden o más bien, como la opción que menos compromiso les requería. Con la llegada del régimen Represivo y Neoliberal que sacudió y dejo una herida muy profundo en nuestro país, también llego una de las zonceras mas paradigmáticas del Siglo XX, la tan conocida frase, “Algo Habrán hecho”, símbolo del descompromiso de la clase media, y el rechazo a la política que se vería reflejado luego en la década del 90, generando la idea de que la Política es mala, que no hay que meterse en esas cosas.

Lo que obvia la clase media que según los documentos de las Fuerzas Armadas, los militantes de organizaciones guerrilleras llegaban al modesto numero de 2000 personas, y los desaparecidos en 1978 ya eran 22000, algo que la clase media pareciese no saber, es que acá el termino subversivo era muy abarcativo, “Primero mataremos a todos los subversivos, luego mataremos a sus colaboradores, después… a sus simpatizantes, enseguida… a aquellos que permanecen indiferentes, y finalmente mataremos a los tímidos.”

Y para ellos un Subversivo no era quien portaba un fusil, era quien iba en contra de los pensamientos cristianos y occidentales, eso abarcaba tanto al Militante de la Fede (Federación comunista juvenil) hasta una Testigo de Jehová, pasando también por la novia del militante de la Fede, el esposo de la testigo de Jehová, o un pobre perejil que estudiaba en la facultad de Filosofía y Letras.

Pero la Clase Media estaba a salvo, porque nunca tuvo compromiso político, por ende, no les molestaba su presencia a los militares, y viceversa. Remontándonos al presente, existe una zoncera basada en esta época, “Con los militares podíamos salir a la calle tranquilo, ahora salís y te matan por dos mangos”, pero los que repiten esta zoncera no saben que si existe la delincuencia en Argentina, en gran parte se lo debemos al “Proceso de Reorganización nacional” y la instauración del neoliberalismo como sistema económico, principal objetivo del Proceso y ejecutado por Martínez de Hoz, discípulo del ya mencionado Álvaro Alsogaray, quien se ocupo de desindustrializar el país y denigrar todo tipo de producción nacional, abriendo el mercado a los productos extranjeros e incentivando a la compra de los mismos, a través de propagandas emitidas por los distintos medios de comunicación, llevando a cabo un proceso de marginación social y empobrecimiento de la población nunca antes vivido en Argentina, llegando a pasar el tope del 10% histórico de población bajo la línea de pobreza, para llegar a puntos de 35% de la población en situación de pobreza, esto mas , la ineficiencia de Alfonsín y la profundización del modelo neoliberal de Menem, llevo al crecimiento de la delincuencia en argentina, ya que esta es producto de la marginación social, y la única forma de combatirla, es combatiendo las causas que llevan a dicha marginación, ósea la falta de educación, la pobreza, la discriminación y la sociedad consumista, algo que también contradice a otra zoncera muy actual, “ Mata a uno o dos y vas a ver como se dejan de joder los demás”.

Pero el Proceso de Reorganización Nacional, no fue el punto cúspide de complicidad con los procesos oligárquicos de la clase media, sino que, la década del 90 seria el momento en donde la clase media rompe totalmente las fronteras de la dignidad y se convierte en la principal base política de un gobierno oligárquico, tan payasesca es esta etapa de la clase media, que no hay mejor forma que definirla que esta: “Pizza con Champagne”, las acciones de la clase media llegaron a tal punto que le dieron la razón al Indio Solari , “ El lujo es vulgaridad” , no solo por el hecho de que el espíritu tilingo llego al punto de imitar con espectacular hasta el dialecto, la forma de vestir y el accionar de las clases altas, sino también por el hecho de que nos vendíamos como un país de primer mundo, mientras todos los días cerraba una fabrica nueva, y mientras viajábamos a Miami y comprábamos licuadoras en cuotas, también nos abastecíamos principalmente en pequeños negocios con gran fama en la época, llamados “ Todo por $2”,
Donde la mayoría de la mercadería era proveniente de países asiáticos y de muy mala calidad, pero también de muy bajo precio, un ejemplo fantástico del accionar de la clase media en los 90.

Como bien dijo J. P. Feinmann, lo del 2001 solo fue solo una reacción por conveniencia, fue un espejismo de unidad entre las clases trabajadoras y la clase media, luego de la reactivación económica, la clase media volvería a ser la misma de siempre, y volvería a tomar la postura critica hacia el nuevo proceso nacional y popular llevado a cabo por el Kirchnerismo, que con aciertos y errores supera al por mayor, las experiencias que tuvimos en las ultimas 3 décadas de neoliberalismo y opresión.

Fuente: Escrito por Mi.