Una mala persona.

Una mala persona.


….. Haberlas haylas !!! Una mala persona es una manzana podrida en un cesto de fruta fresca. Calificar a alguien de mala persona es lo peor que se puede decir o pensar del prójimo. Siempre me he resistido a calificar a alguien como de mala persona. Incluso, me he resistido a considerarlo de alguien. Siempre los he tachado de sinvergüenzas, pillos, bribones, rufianes, de pobres diablos…. o cualquier otro sucedáneo o apelativo, de mayor o menor grado, en función de las características y capacidad de hacer daño y engaño que tuviera el sujeto en cuestión. Pero calificar a alguien de mala persona en su esencia, con la gravedad que otorga carta de naturaleza, he de admitir que nunca he sentido la necesidad de pensar así de nadie. Una mala persona pertenece a otro orden de magnitud que la del simple malicioso.

Una mala persona.


Ese imperativo, esa casi necesidad, ha sido cosa relativamente reciente. Cuando he descubierto que una mala persona en esencia es alguien que no solo quiere hacer daño para sacar beneficio propio, sino que es aquel que quiere hacer daño por el propio motivo de hacer daño y perjudicar.

Ante la VERDAD, una mala persona es aquella que no tiene reparo en mentir para lograr lo que pretende, aquella que no tiene apego alguno por la verdad, sea esta la que sea. Alguien que no cree en cualquiera que pudiera ser esa verdad, que solo cree en el daño ajeno y no en la verdad de las cosas. Aquel que no tiene suficiente con mentir y necesita declararse y proclamarse como sincero. Esa es una mala persona.

reflexion


Ante la VIDA, una mala persona es aquella que, si considera conveniente disponer de las condiciones que permiten la vida de otro, o de miles de otros, porque así lo cree oportuno para sus propios fines, no se retrae en disponer de esos miles de vidas ajenas, y a otra cosa mariposa. Esa es una mala persona.

malas


Ante la JUSTICIA, una mala persona es aquella a quien la justicia de las cosas la siente como una complicación innecesaria, que le sobra y le molesta, que en todo caso la utiliza si ello le beneficia, pero que la ignora si le importuna en la vida. Esa es una mala persona.

personas


Ante la LIBERTAD, una mala persona es aquella a quien la libertad responsable también le sofoca y le ahoga. Aquella que, confundiendo la libertad con sus deseos y proyectos, la proclama por la mañana y la restringe por la tarde y por la noche. Aquella persona que la pregona en un lugar y la niega en otro. Aquella que la exige para unos y la niega para otros. Esa es una mala persona.

solitaria


Ante el BIEN, una mala persona es aquella que tampoco cree en la bondad, ni siente respeto alguno por el bien de los demás, que solo piensa en lo suyo y en el mal. Aquella que no sabiendo hacer otra cosa, influye en su entorno y en aquellos sobre quienes tiene ascendencia, alentándoles para que desarrollen una estructura de maldad, e imiten y multipliquen su perversidad. Aquella persona que destruye y destroza con su hacer, aquella que quiere disgregar y separar por mor de dividir y desunir, aquella que revive resentimientos pasados, y convierte cualquier creación en putrefacción. Aquella que colabora directa o remotamente en pervertir la educación con protervas aberraciones sexuales, ideológicas o de cualquier otro tipo, sofocando toda oportunidad de un recto crecimiento de la persona. Aquella que proclama la paz pero que busca tensión. Aquella persona que en vez de sumar resta, que en vez de multiplicar divide.


Una mala persona.


Una mala persona puede ser aquella que, refugiándose tras una mirada de aparente trasparencia, esconde el rencor y el odio en el sin fondo de sus falsas intenciones de lobo estepario. Una mala persona es aquella que, tras un rostro amable, puede esconder una mueca de hipocresía que solo busca el mal del prójimo. Una mala persona es aquella que sus aparentes buenas formas se quedan solo en eso, en apariencia y en formas, sin contenido de bien.

reflexion


Siempre me he resistido a calificar a alguien como de mala persona. Incluso, me he resistido a pensar de alguien que fuera esencialmente mala persona. Y, sin embargo, en la obviedad de las obras conocidas, de consentimientos, de colaboraciones y apoyos al mal; de la capacidad de mentir y propiciar la muerte, de restringir la libertad y deshonrar la justicia, de dividir y disgregar, me quedan pocas dudas, si alguna, de que una mala persona puede estar en el “buen camino” de lo peor que alguien puede llegar a ser. Una mala persona es el inicuo personaje que ya no es necesario pudrir porque está podrido en la ignominia de su propia esencia, es el inicuo personaje que ya no es necesario demonizar porque ya es maligno en su condición. Porque le gusta esa condición.

Oí decir una vez, con razón, que si las malas personas tuvieran aspecto repugnante y cara huraña, no podrían engañarnos. Oí decir una vez, con razón, que no hay maldad, sino malvados. Sí, quizá sea todavía difícil para algunos, cada vez menos, reconocer a una mala persona, a un personaje de protervos proyectos; a aquel que, para engañarnos, pueda esconderse detrás de una mueca sonriente y una mirada transparentemente sucia y glaucomatosa. Una mala persona es una manzana podrida en un cesto de fruta fresca. - Este tipo de personas organizan o colaboran con cosas como el 11-M, la corrupción y el aborto. Puede ser difícil reconocerlas, pero haberlas haylas !!!

malas

7 comentarios - Una mala persona.

@Yolanda_666
Muy bueno el post,verdad verdadera
@LaMala09
Si yo conozco un par...
@carloesa +1
la verdad as tocado un punto donde todos nos sentimos tocados , se puede ser mala persona por accion y tambien por omision en ambas se puede ser con conocimiento del mal o desconociendo, si este es el caso hasta se podria ver que es por falta de educacion . pero tambien por no tener sentimientos o sea un desamorado total , la mentira es la que delata ala persona en una de sus carencias o en varias ,,,,,,....... uf ;¡¿que tema. gracias por hacernos refleccionar......
@mundobn +1
Buen post,
No hagas a otros lo que no te gusataria que te hicieran a ti, sin malos no hay buenos, para ganar hay que perder.
@divalgo -1
estos robertos no paran de crapear