Muchas calles del país llevan su nombre, pero algunos no saben quién fué en realidad.
Aquí una breve historia de la vida de este personaje que se ganó su merecido lugar en la poesía argentina (uno de los mejores a mi parecer).
También algunas de sus poesías y descarga de dos canciones en las que se usaron sus letras


¿Quién fué Almafuerte?

Más conocido por su seudónimo "Almafuerte", Pedro Bonifacio Palacios nació en San Justo (Buenos Aires), el 13 de mayo de 1854 y falleció en 1917 en la ciudad de La Plata.

Pierde a su madre a los cinco años y su padre hace abandono del hogar. Su familia era muy humilde y desprovista de recursos, por lo que tan sólo alcanzó a realizar pocos estudios primarios. También fue deficiente la cultura que logró adquirir más adelante por su solo esfuerzo, ya que su vida azarosa y llena de privaciones no le permitió superar la categoría de un rudimentario autodidacto.
Es así como a partir de los siete años el niño vive en Buenos Aires en compañía de su tía, Carolina Palacios, y concurre a la escuela primaria. A los quince o dieciséis un hecho insólito lo aleja de quien para él fuera su segunda madre y comienza su labor solitaria. Es sucesivamente ayudante en la escuela donde había cursado sus estudios elementales, profesor de dibujo y declamación en Balbanera, aspirante a una beca para continuar sus estudios de pintura en Europa, fundador junto a algunos amigos de un club político...

Ejerció como maestro y director de escuelas durante la presidencia de Sarmiento; por causa de sus artículos y poemas, siempre combativos, los que provocaban apasionados ataques y defensas, llegó a ser dejado cesante en una escuela.

Pero debe alejarse de sus proyectos y aspiraciones, incluso de su novia (que le resulta infiel)... Parte al interior de su provincia natal y se desempeña como maestro rural en Mercedes, Chacabuco, Salto y Trenque Lauquen mientras que a su vez, alternativamente, se desempeña como periodista de combate en Mercedes, Chacabuco y La Plata. Su civismo se vigoriza desde los días iniciales de la Unión Cívica, le apasiona la revolución del '90, en 1904 apoya a Marco Avellaneda.

En 1896 queda cesante en su actividad por carecer de título habilitante (en Trenque Lauquen), y es designado prosecretario de la Cámara de Diputados bonaerense y más tarde bibliotecario-traductor de la Dirección de Estadística. Hacia 1902 vive en la Capital Federal con un puesto de cartero, al que renuncia cuando Quintana asume la presidencia. a fines de 1904 se instala en La Plata y allí continúan sus miserias, amarguras, protestas y rebeldías.

En la misma ciudad publica su libro de poemas Lamentaciones (1906) y proyecta sus obras completas. En 1913 ofrece en el Teatro Odeón de Buenos Aires un ciclo de lecturas de sus Poemas y Evangélicas, que extiende luego a otras ciudades y pueblos. El Congreso Nacional le acuerda en septiembre de 1916 una pensión vitalicia de 200 pesos mensuales, que no llegará a cobrar, pues muere en La Plata el 28 de febrero de 1917 en medio de la pobreza extrema. Su trágica existencia templó un espíritu luchador.

Su estilo poético, personal y extremadamente vigoroso, reflejando en cada obra, tumultuosa, apasionada, viril y rebelde; dejan entrever un alma virtuosa e inquieta. Por su muy original estilo es difícil incluirlo en una corriente literaria determinada. Su ética marcó a varias generaciones de autores y lectores sin perder nunca actualidad, de tono admonitorio y profético, de inspiración bíblica, con su remarcada vertiente social y humana le valieron los más altos elogios que haya recibido poeta alguno sobre estas tierras.

Sus principales obras son: Lamentaciones (1906), Evangélicas (1915), Poesías (1916), Poesías Completas (1917) y Nuevas Poesías (1918).

¿Quién fué Almafuerte?

Leé algunas de sus obras:


¡PIU AVANTI!

No te des por vencido, ni aun vencido,
no te sientas esclavo, ni aun esclavo;
trémulo de pavor, piénsate bravo,
y arremete feroz, ya mal herido.

Ten el tesón del clavo enmohecido,
que ya viejo y ruin vuelve a ser clavo;
no la cobarde intrepidez del pavo
que amaina su plumaje al primer ruido.

Procede como Dios que nunca llora,
o como Lucifer, que nunca reza,
o como el robledal, cuya grandeza
necesita del agua y no la implora ...

¡Que muerda y vocifere vengadora,
ya rodando en el polvo tu cabeza!


LO QUE YO QUIERO

Quiero ser las dos niñas de tus ojos,
las metálicas cuerdas de tu voz,
el rubor de tu sien cuando meditas
y el origen tenaz de tu rubor.
Quiero ser esas manos invisibles
que manejan por si la creación,
y formar con tus sueños y los míos
otro mundo mejor para los dos.
Eres tu, providencia de mi vida,
mi sostén, mi refugio, mi caudal;
cual si fueras mi madre, yo te amo...
¡y todavía más!.

Tengo celos del sol porque te besa
con sus labios de luz y de calor...
¡del jazmín tropical y del jilguero
que decoran y alegran tu balcón!
Mando yo que ni el aire te sonría:
ni los astros, ni el ave, ni la flor,
ni la fe, ni el amor, ni la esperanza,
ni ninguno, ni nada más que yo.
Eres tu, soberana de mis noches,
mi constante, perpetuo cavilar:
ambiciono tu amor como la gloria...
¡y todavía más!.

Yo no quiero que alguno te consuele
si me mata la fuerza de tu amor...
¡si me matan los besos insaciables,
fervorosos, ardientes que te doy!
Quiero yo que te invadan las tinieblas,
cuando ya para mí no salga el sol.
Quiero yo que defiendas mis despojos
del más breve ritual profanador.
Quiero yo que me llames y conjures
sobre labios y frente, y corazón.
Quiero yo que sucumbas o enloquezcas...
¡loca sí; muerta si, te quiero yo!
Mi querida, mi bien, mi soberana,
mi refugio, mi sueño, mi caudal,
mi laurel, mi ambición, mi santa madre...
¡y todavía más!


SIN TREGUA

¡Levántate holgazán!... ¿Ves el conjunto,
la gloriosa verdad de las estrellas?
Pues sabe que sin ti, sombra, trasunto
dejarían de andar y ser bellas;
porque basta que ceda un solo punto
para verlas caer a todas ellas.

¡Levántate holgazán, vibre tu pulpa
peligra el Universo por tu culpa!

Nadie te dice, nadie, que no sueñes,
y la luz de otros tiempos no vislumbres,
que sin haber subido te despeñes,
y a vivir despeñado te acostumbres.

Que la visión angélica desdeñes
de la paz que sospechas en las cumbres,
¡más de tus sueños de holgazán no hables
porque tienen que ser muy miserables!

Llénate de ambición, ten el empeño
ten la más loca, la más alta mira,
no temas ser espíritu, ser sueño,
ser ilusión, ser ángel, ser mentira.

La verdad es un molde, es un diseño
que rellena mejor quién más delira,
¡Que la ciencia es brutal y que no sueña?
¡eso lo afirma el asno que la enseña!

Naciste en el peldaño de una escala,
no en el seno confuso de una nube,
con el cetro en las manos, o la pala,
pero raudo y audaz como un querubín.

Si no son los peldaños, es el ala
que te despierta y que te grita ¡sube!
¡sube sin timidez, no te abandones
si te asusta volar, hay escalones!

Comer bien, dormir bien, es lo de menos,
pero soñar lo menos es afrenta,
no es digno del dolor romper los frenos,
tan solo por la vianda suculenta;

¡Delante de un redil de vientres llenos
prefiero yo, la humanidad hambrienta!
ten una vez hermano, la inmodestia
de pensarte más hombre que una bestia.

¡Levántate holgazán, vibre tu pulpa
peligra el Universo por tu culpa!

¿Quién fué Almafuerte?

¿QUERES LEER MAS DE SUS POESIAS?
http://www.avantel.net/~eoropesa/html/poesia/afuerte1.html

DESCARGA LAS CANCIONES DE BANDAS QUE USARON LA POESIA DE ALMAFUERTE

Las Pastillas del Abuelo - Solo Dios
http://www.bestsharing.com/files/ECsMrH254973/Las%20pastillas%20del%20abuelo%20-%20Solo%20dios.mp3.html

Almafuerte - Como los bueyes
http://www.bestsharing.com/files/upOJm254974/Almafuerte%20-%20Como%20los%20bueyes.mp3.html