[MegaPost] Historia de Rodrigo


Hola taringueros, este es mi post nº 198 y espero que lo disfruten.

EL POTRO CORDOBÉS

Historia de Rodrigo

cordobes

cantante

Rodrigo

historia

Historia de Rodrigo

Rodrigo Alejandro Bueno había nacido en Córdoba el 25 de mayo de 1973. A los 13 años abandonó la escuela primaria para dedicarse a la música. Admirador de Carlos la Mona Jiménez y de la música cuartetera cordobesa, comenzó como cantante del grupo Mantonegro y a los 17 años se transada a Buenos Aires para seguir con su carrera como solista. Transitó varios géneros musicales: melódico, baladas, salsas hasta que con su disco "Lo mejor del amor" retorna al cuarteto con temas que él mismo componía. Hacia 1997 realizaba numerosas y discretas presentaciones en el circuito de la bailanta cordobesa, vendiendo entre 600 y 1000 placas mensuales.

La explosión se produjo en Buenos Aires en 1999: la imagen de Rodrigo, como un torbellino, apareció con las tapas de revistas y los programas de televisión. El joven cuartetero batía récords de ventas, sus shows desbordaban de fans (entre ellos 13 presentaciones en el Estadio Luna Park) y sus temas eran cantados por miles de jóvenes. Los medios se ocupaban de sus romances, incentivaban rivalidades con la Mona Jiménez e impulsaban a la madre de Rodrigo, Beatriz Olave, a demostrar sus dotes artísticas. Los periodistas lo seguían en sus vacaciones por Miami, en su visita a Maradona a Cuba y lo reunían con actrices famosas para sesiones de fotos. En sólo ocho meses su vida se transformó radicalmente envolviéndolo en una vorágine de halagos, fama y dinero.

En la madrugada del 24 de junio de 2000 cuando regresaba de dar un recital en City Bell, su camioneta chocó contra el guardarrail y volcó en la Autopista La Plata-Buenos Aires. Rodrigo Fernando Olmedo, hijo del popular cómico, salieron dispedidos del auto y murieron al impactar contra el asfalto. El cantante tenía 27 años.
La imagen

Rodrigo irradiaba alegría y felicidad: "soy de la universidad de la alegría" solía afirmar. Carismático, loco lindo, desfachatado, era más imagen que canto. Admitía no ser un buen cantante pero se reconocía como un buen intérprete de sus canciones. Se diferenciaba notablemente del aspecto del resto de los cantantes bailanteros: prefería usar el pelo corto teñido de color celeste turquesa, vestir jeans y botas tejanas. Exhibía su cuerpo (cuidado en el gimnasio), tatuajes y un rosario alrededor del cuello.


Miles de peregrinos levantaron un improvisado santuario en el lugar del accidente
Diario Clarin del 2 de junio del 2000
Santuario

El césped, al costado del lugar del accidente en el km 26 de la Autopista La Plata-Buenos Aires, se convirtió en un santuario. Una gran cruz con su nombre acompañada de más de treinta cruces de diversos tamaños, cientos de cartas, carteles, banderas, botellas y latas llenas de cerveza, velas rojas y blancas, instrumentos musicales y cajitas de compaqs y cassettes, son las primeras manifestaciones del culto que se inicia.
Los seguidores llegan a cualquier hora, en auto, a pie, en bicicleta y en combis que anuncian con carteles "vamos al Santuario de Rodrigo". Hay gente que quiere besar el asfalto y cruzan peligrosamente la ruta.
El intendente de Berazategui dispuso hacer un monolito recordatorio al que se sumará un escenario -estilo anfiteatro- donde se harán recitales. Estará ubicado a 400 m de la autopista al que se accederá por un camino colector sin pagar peaje. Será una obra en hormigón armado celeste (color de la camiseta de su equipo de fútbol Belgrano de Córdoba), tendrá una estrella calada, una placa recordatoria y un receptáculo con vidrios blindados que guardará alguna pertenencia que dará la familia de Rodrigo. También el intendente decidió donar un lugar para hacer un museo.


Fans de Rodrigo a la altura del kilometro 26 de la autopista La Plata- Buenos Aires
Camino al cielo

La muerte de Rodrigo y el nacimiento de un nuevo santo popular fueron simultáneos. El camino fue abierto por Gilda, camino en el que transitan los "elegidos por Dios", los "ídolos cuya misión divina es traer alegría a la tierra" y que Dios se los lleva jóvenes para que en el cielo se transformen en Angeles Protectores. Este es el sentimiento de la gente que movida por legítimo dolor y por necesidad de consuelo se acercan al Santuario de Rodrigo con pedidos fundamentalmente de trabajo y salud.

La maquinaria comercial tuvo la misma celeridad: la discográfica sacó a la venta "Un largo camino al cielo", los medios televisivos obtuvieron ratings impensados exhibiendo peleas entre familiares, entre ex-novias, entre conocidos abogados. Se realizan programas especiales especulando sobre la existencia de conspiraciones secretas para silenciarlo, sobre el destino de su patrimonio, sobre la continuación del conjunto. Las fotocopias de las primeras hojas del documento de identidad de Rodrigo se venden por $5.- y existen ofrecimientos al dueño del restaurante donde el cantante cenó por ultima vez, para comprarle la silla que empleara en esa ocasión.
Rodrigo marca el nacimiento de un nuevo santo, popular y mediático.

Historia

La música desde ’bebe’

Desde que era muy chico, Rodrigo, escuchaba sólo cuarteto. Los grupos que tarareó en su primera infancia fueron el Cuarteto de Oro, Berna y Leo. Además, como su madre era muy amiga de la ’Mona’ Jiménez siempre lo llevaba a ver los bailes del cantante.

Un tío carpintero, para su segundo cumpleaños le regaló un micrófono de madera. Rodrigo jugaba a ser cantante.

Su debut

Fue en el grupo Chévere, a los 11 años. Cuando Rodrigo, era reconocido en los bailes lo invitaban a subir al escenario y cantar. Muchos tienen la imagen de un chico era caradura y valiente a la vez: Siendo sólo un niño cantaba ante más de 5000 personas sin inhibirse.

Abandonó la escuela antes de terminar séptimo grado cuando un amigo lo fue a buscar a la salida del colegio para informarle que se haría un casting buscando cantante. Se retiró de la clase dejando la mochila con los útiles y no volvió más. Fue elegido por el grupo Manto Negro.

Allí fue donde cobró su primer sueldo como profesional.

La primera canción que compuso Rodrigo fue La foto de tu cuerpo, la escribió a los 15 años. El primer disco que grabó, en 1987, llevó el nombre de esta canción. Luego, emprendió su viaje desde su Córdoba Capital a Buenos Aires.

Aprendiendo a vivir fue el título del segundo disco, lo editó en 1988.

Ya en 1991, para ser más precisos un 5 de abril, en el escenario de Fantástico Bailable comenzó a provocar el delirio del público. Un año más tarde, grabó un video clip con ***.

Es sus discos incursionó en otros ritmos como la salsa y el merengue, prueba de ello sos sus producciones Muy bueno -de 1992- , Completamente enamorado -1994- y en 1995 Sabroso. Entre los temas más destacados de estas producciones podemos mencionar Negro Sabroso, Estrella, No me pregunten como es mi muchacha y De profesión tu amante.

También en 1995, edita Lo mejor del amor. Sonó en todas las radios y en todos los boliches la canción que llevaba el mismo nombre. Otras dos canciones de mucha repercusión fueron: Himno del cucumelo y El divorcio.

La felicidad de estos primeros éxitos se vio seriamente eclipsada cuando su padre – que era productor de varios cantantes famosos-, durante los preparativos para un recital del potro, se desvanece en sus brazos para no despertar. Rodrigo intentó cancelar el show, pero se lo impidieron. Cantó sabiendo que su padre acababa de morir. Ante estos acontecimientos pensó seriamente en abandonar su carrera artística.

En 1998 edita su primer disco grabado en vivo – en Metropolis Bailable-. Tenía como título: La leyenda continúa, una producción de buena calidad aunque sus temas no alcanzaron la repercusión de otras. Entre ellas destacamos a donde hay La chica de mi barrio, Amor de alquiler, El cuertetero y Mariana, La trampa y Lo mejor del amor – en vivo-.

Su segunda producción de 1998 fue Cuarteteando. Sus principales canciones son Si tú supieras, Lecho vacío , Y voló voló y En mi cama una cualquiera.

En 1999, editó un CD llamado El Potro. En él se destacan las canciones: El Potro, La chica de mi barrio, Ocho cuarenta, Ella toca el clarinete y Boby. Rodrigo a 2000 también fue grabado en 1999 y fue el trabajo que alcanzó mayor fama. Grandes hits están presentes en este último trabajo: Yerba Mala, Cómo le digo, Soy cordobés, Fuego y pasión, Amor clasificado, Qué ironía y El viaje entre otras.

La Tragedia

Una madrugada, bajo un cielo negro y con nubes, un muchacho cordobés de 27 años, quedó tendido y ensangrentado sobre el asfalto húmedo de una autopista solitaria.

En la nublada tarde del viernes 23, Rodrigo y su manager, José Luis Pepe Gozalo, definían cómo viajar al show que horas más tarde el cantante debía dar en la bailanta ’ Escándalo’ de City Bell, en la provincia de Buenos Aires. Era el único recital programado de una jornada atípicamente tranquila, y el Potro decidió ir en su 4×4 y llevar con él a su hijo, Ezequiel Ramiro, de 3 años.
En la noche de ese viernes fue a grabar el programa de televisión ’ La Biblia y el Calefón’ conducido por Jorge Guinzburg, y luego se fue a cenar al típico restaurante de la farándula ’ El Corralón’. Cuando llegó no había mesa disponible y el empresario Pepe Parada, que estaba cenando con Fernando Olmedo, lo invita a sentarse junto a él y su amigo.

Cenaron, conversaron sobre nuevos proyectos. Rodrigo jugó e hizo dibujos en las servilletas con su hijito. A pedido de todos tarareó la canción que había compuesto para la nueva publicidad de la cerveza La Diosa. Cuando se marchaba rumbo a su show se produjo un diálogo que resultaría clave en el desenlace .

- Che, me encantaría ver un show tuyo. A ver cuándo me invitan. Dijo Olmedo
La respuesta de Rodrigo fue inmediata:

- Venite ahora. Hago un show en La Plata y volvemos.

Olmedo, al principio, se acobardó:

- No. A ver si me dejan colgado en La Plata.

El Potro enseguida le ofreció.

- No te hagas problema, loco. Te traigo yo mismo en la camioneta.

A las tres de la mañana del sábado, Rodrigo, su ex mujer Patricia, su hijo Ramiro, Fernando Olmedo, Gustavo Cachi Pereyra (asistente de Rodrigo) y el Negro Moreno (productor de sus discos) se prepararon para regresar desde City Bell en la camioneta Ford Explorer roja de Rodrigo (era suya desde noviembre, cuando Pepe Gozalo, el dueño inicial, se la entregó a pedido del cantante).

Al salir de ’Escándalo’, Gozalo lo miró y le dijo:

- Ro, ¿por qué no lo dejás manejar a Claudito?. (Uno de los integrantes de la banda).

El Potro respondió tranquilo:

- No. Voy manejando yo. Quedate tranquilo, que está todo bien. Le dio un pico a Gonzalo, repitiendo un gesto de cariño y humor que incorporó desde su visita a Diego Maradona en Cuba y subieron a la camioneta.

Rodrigo al volante. Patricia y Ramiro en el otro asiento delantero. El Negro Moreno detrás de Rodrigo, Pereyra en el medio y Olmedo detrás del asiento del acompañante. Así partieron, apenas habían pasado las tres de la mañana.

De aquí en más el relato se apoya en diferentes testimonios:

Rodrigo habría llegado sin problemas al primer peaje, detrás de él venía otra camioneta con integrantes de la banda. Al pasar el peaje, habría aparecido una camioneta Chevrolet Blazer blanca que recorrió junto a la Ford Explorer los kilómetros previos al vuelco fatal. Cachi Pereyra, uno de los sobrevivientes, cuenta lo que ocurrió después: ?Veníamos muy tranquilos cuando la camioneta blanca nos pasó muy rápido, y después bajó la velocidad y se quedó taponándonos. Rodrigo le hizo luces para que se abriera y, cuando intentó pasar, la camioneta le cerró el camino. Entonces pegó el volantazo hacia la derecha, y ahí pegamos contra el guard rail, y empezamos a dar vueltas?. El testimonio de Pereyra es decisivo: iba en la camioneta y nunca perdió el conocimiento.

A 150 metros de la camioneta, un cuerpo se encontraba tirado casi de perfil, con las clásicas botas de cuero de serpiente todavía puestas, la campera cubriéndole la cabeza y un charco de sangre deslizándose sobre el asfalto.
Era Rodrigo, ya sin vida.

Otro cuerpo más yacería inmóvil, el de Fernando Olmedo.


Yo miro hacia atras y recuerdo que yo era muy chico cuando sucedio el accidente de Rodrigo. Recuerdo que ese dia no podia parar de llorar, por que el era mi idolo, mi gran amigo que me acompañaba todas las tardes escuchando su musica. La verdad que fui a Mar Del Plata todos los años solo para ver, a las personas que lo imitaban cantando, y hoy recuerdo a Rodrigo y me pongo Feliz. Rodrigo hizo historia, es historia, y va a ser historia SIEMPRE en nuestros corazones.

***************************************************************************************
Comenten..