Buscar En La Basura Para Sobrevivir


basura

BUSCAR EN LA BASURA para sobrevivir: el lado oscuro del primer mundo


pobreza


Esto Es una parte de lo que ocurre en España, Pero la Realidad es asi en Nuestro pais También




EL LADO OSCURO DEL PRIMER MUNDO: BUSCAR EN LA BASURA PARA SOBREVIVIR

Se ha convertido en un elemento cada vez más habitual en nuestras ciudades: personas buscando comida en los contenedores de basura. Los vemos cerca de los supermercados o de las grandes superficies comerciales cuando se acerca la hora del cierre: la mayoría de ellos todavía con vergüenza, la mirada huidiza. “Estoy esperando a alguien”, es la excusa habitual cuando algún periodista en busca de reportaje les pregunta.

realidad


Aunque la picaresca también existe en una mínima parte de los que sacan comida de la basura y los hay que revenden lo que sacan en mercados clandestinos, la mayoría de los que están allí es por necesidad. La comida que se tira muchas veces está en perfecto estado, todavía sin caducar: a veces, tienen algún golpe en el embalaje que las hace “no adecuadas para la venta”, por ejemplo.

Nuestra


A pesar de que hay veces que hay verdaderas batallas por conseguir los alimentos, normalmente hay una solidaridad ejemplar en el reparto de alimentos: se comparte lo que se encuentra. Además, se esfuerzan por dejarlo todo lo más limpio posible, por cuanto no interesa a nadie que el ayuntamiento o el supermercado de turno tengan quejas.

comer


Hay muchas lecturas que se pueden hacer de éste tema. Una es la escandalosa injusticia de un sistema donde no se obliga a no tirar la comida perfectamente aprovechable a la basura. No estamos hablando de cosas podridas, estamos hablando de alimentos en buen estado. Es moralmente deplorable que no se haga algo para aprovechar estos alimentos: de hecho, la solución existe. El problema es que se infrautiliza de manera flagrante. Me refiero a los BANCOS DE ALIMENTOS.

Los bancos de alimentos nacieron en 1967 cuando un grupo de personas voluntarias empezaron a recoger comida de los supermercados. Hoy son un sistema extendido por todo el mundo con sede en prácticamente todas las ciudades importantes. Se dedican a recoger la comida y redistribuirla entre organizaciones de ayuda donde va a parar a las personas necesitadas. Tienen acuerdos estatales y con organizaciones privadas y son absolutamente fiables.

Ésta sería una manera adecuada de tratar el problema: lograr que no se desperdiciara comida de esa forma denigrante. Aunque hay Municipios que piensan que la solución está en criminalizar a los que van a los contenedores, se supone que porque les gusta: en Madrid hay multas de hasta 750 euros por rebuscar en la basura. La excusa es que ensucian la vía pública. Tremendamente sarcástico, ¿no es cierto? Gente que tiene que recoger comida de un contenedor de basura, condenada por ello a pagar una multa… y eso, por unas instituciones que en teoría están para defender sus derechos.

Otra forma de aproximarse al problema es la de los FREEGANS. Éste movimiento surgió en Estados Unidos y tiene como objetivo, aparte de recoger toda la comida aprovechable de la basura, denunciar a través de ese gesto a un sistema insolidario, apático y falto de iniciativa para solucionar sus graves problemas. Las personas que pertenecen a éste movimiento no buscan en la basura por necesidad: su objetivo es de remover conciencias. Cada vez están más extendidos por todo el mundo en contacto con otros movimientos antisistema.

Y finalmente lo ideal sería enfocar el problema desde su perspectiva fundamental: vivimos en un mundo cada vez más globalizado… pero erróneamente. Os presentaré un escenario: nosotros, el primer mundo, somos el supermercado. Somos los que tiramos energía, desperdiciamos toneladas de comida, permitimos que se gasten cantidades ingentes de dinero en actividades de ocio…. Mientras, en el tercer mundo, SE MUEREN DE HAMBRE. De hambre, de sida… de problemas que se podrían solucionar si nosotros, el primer mundo, nos preocupáramos realmente de ello. Pero en el fondo no nos importa.

¿Cómo nos va a importar que haya gente que se muere de hambre en Etiopía, si no nos importa que haya personas de nuestra calle que busquen comida en la basura? Si no nos importa lo más cercano, ¿cómo vamos a ser capaces de ser conscientes de lo lejano…? El lema de PIENSA GLOBALMENTE, ACTÚA LOCALMENTE toma en casos como éstos su plena realidad. Cuando alguna vez se ha preguntado a los responsables de los supermercados, ellos nos dicen que a los clientes nos gusta ver las estanterías llenas de productos, que no compramos nada que esté a punto de caducar…

¿Os acordáis de la excusa típica que suele dar las personas que rebuscan en la basura y todavía sienten vergüenza? “Estoy esperando a alguien”. Y no mienten. Nos están esperando a ti, a mí, a todos: como esperan los niños que vemos desnutridos en cualquier zona del tercer mundo por TV.

¿Cuánto tiempo tendrán que esperar todavía?


de

pobres










la




cruda


Me parecio Bueno crear un post en el cual podamos Tomar un poco de conciencia y mas despues de ver tantos post sin sentido comun ni motivo aparente
algo distinto no viene mal saludos!!


Buscar En La Basura Para Sobrevivir




basura
pobreza