Jesuitas en Cordoba

Espero que les guste esta info, la idea que tengo es ir visitando las estancias y sacarles fotos a mansalva para compartirlas con ustedes, a ver si se animan y las visitan en persona. Eran re grossas estos chaboncitos de marron y es notable como se ve hoy el fruto de lo que hicieron y no me refiero solo a lo arquitectónico.

El notable legado de los jesuitas en Córdoba


El Complejo jesuítico en Córdoba
En el lapso de tiempo comprendido entre 1599, año de la llegada de la Orden a Córdoba, y 1767, cuando se produce su expulsión por el rey Carlos III de España, la Compañía de Jesús estableció un sistema socio-cultural, religioso, económico y territorial único en América hispana que marcó el desarrollo cultural, económico y territorial de la provincia.
El sistema, centrado en la Ciudad de Córdoba, se organizó alrededor de las empresas educativas y espirituales de la Compañía, dando origen al Colegio Máximo en 1610, a la Universidad en 1622, al Colegio Convictorio de Nuestra Señora de Monserrat en 1687 y al Noviciado.
Para asegurar el sustento económico de esos emprendimientos culturales, se organizó y consolidó un sistema de estancias, establecimientos rurales productivos situados en el interior de la provincia. Las seis estancias fueron Caroya (en 1616), Jesús María (1618), Santa Catalina (1622), Alta Gracia (1643), La Candelaria (en 1678) y San Ignacio (en 1725).
El carácter único y relevante a nivel internacional de esta experiencia y sus testimonios patrimoniales ha sido reconocido por la UNESCO, que ha incluido el «Camino de las Estancias Jesuíticas» y «La Manzana Jesuítica» en la Lista de Patrimonio de la Humanidad.
El «Camino de las Estancias Jesuíticas» constituye un itinerario turístico cultural que permite descubrir y conocer los valores patrimoniales y la importancia a nivel mundial de estos lugares históricos. Es la ocasión de descubrir paisajes, tradiciones y costumbres que marcan la identidad cultural y turística de Córdoba.

MANZANA JESUITICA

Viaje a un pasado de Esplendor

San Ignacio de Loyola, fundador de la Orden, nació en 1491 en el seno de una familia noble y militar. Hacia 1522 decide dejar las armas y sumarse a las huestes de la iglesia. Con sus estudios iniciados para ordenarse como sacerdote, conoce en París a Francisco Javier Diego Lainez, Pedro Fabro y Alfonso Samerón, con quienes compartiría la formación de una nueva orden, la Compañía de Jesús, bajo el lema "Para mayor gloria de Dios". Desde allí lucharían por la educación de la juventud y las misiones evangelizadoras en los nuevos territorios conquistados.
Desde entonces, la Orden de San Ignacio de Loyola sería conocida por el prestigio académico de sus colegios y universidades.


En 1599 los jesuitas se radicaron en Córdoba en los solares cedidos por el cabildo de la ciudad.
A partir de 1608 comenzaron las obras de edificación que darían forma a la actual Manzana Jesuítica. Sucesivamente se agregan las construcciones destinadas al Colegio Máximo (1610), Universidad (1622), Colegio Convictorio de Nuestra Señora de Monserrat (fundado en 1687 pero recién instalado en su actual emplazamiento en 1782, tras la expulsión de la Compañía) y Noviciado (hacia 1710). La Iglesia y la Capilla Doméstica fueron construidas entre 1644 y 1671. La ciudad de Córdoba tenía gran importancia, ya que era la capital de la Gran Provincia Jesuítica del Paraguay, que incluía territorios de Argentina, Brasil, Paraguay, Bolivia y Chile.
Tras la expulsión de los jesuitas en 1767, la manzana fue asignada a los franciscanos hasta que en 1853 regresó la Compañía y en 1854 se nacionaliza la Universidad y el Colegio de Monserrat.
La Manzana Jesuítica está ubicada en el área central de la ciudad de Córdoba, en la manzana delimitada por la Av. Vélez Sársfield y las calles Duarte Quirós, Obispo Trejo y Caseros.

Horarios
Compañía de Jesús: lunes a viernes de 9 a 12 hs. y de 16 a 20 hs.
Informes: Caseros 141 - Córdoba -
Tel.: (0351) 4239196
Universidad Nacional de Córdoba.
Informes: Obispo Trejo 242 - Córdoba -
Tel.: (0351) 4334072
Colegio Nacional de Monserrat: lunes a viernes de 9 a 18 hs. Informes: Obispo Trejo 284 - Córdoba -
Tel.: (0351) 4332079 - 4332080

Jesuitas en Cordoba


Iglesia de la Compañía de Jesús (1640 – 1676)

La austeridad de la fachada contrasta con la rica ornamentación del interior del templo.
Esta construido en forma de cruz latina con una capilla a cada lado. Se destaca la bóveda construida en forma de quilla invertida, el friso de las empresas sacras, el retablo y el púlpito trabajado con la técnica del dorado a la hoja.

Capilla Doméstica ( 1644 – 1668)

Esta capilla de uso privado de los jesuitas es un fiel representante de la exquisitez estética en equilibrio con la precisión de ingeniería.
Su cubierta, al igual que la del templo principal y el retablo del periodo jesuítico, permiten apreciar en su máximo esplendor el barroco americano.

La Universidad Nacional de Córdoba

El edificio que constaba originalmente de una sola planta corresponde a la tipología del convento urbano. El patio mayor fue a su vez el primer jardín botánico. Ampliamente reformado a lo largo de los siglos, el 2000 lo enfrentó a la última intervención.

El Colegio Nacional del Monserrat

Este edificio, al igual que el de la Universidad, consta de un gran patio. En 1927 se reforma el edificio, modificando el patio y agregando la torre de reloj, hoy símbolo del Colegio en base al proyecto del arquitecto Jaime Roca en el Lenguaje neoplateresco.

La actualidad

El antiguo complejo de la Manzana Jesuítica fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, en noviembre del año 2000.

La Casa de Trejo es la primera Universidad de nuestro país, la segunda de sudamerica y la cuarta en América, constituyendo con sus 400 años de historia, uno de los focos de formación cultural más prestigiosos del continente.
La Orden de la Compañía de Jesús incorporó a la historia de América conocimientos tecnológicos. Por su notable influencia en la formación de los doctores, la ciudad de Córdoba detenta con gran orgullo el sello de “la docta”.
En esta casa de altos estudios se formaron personalidades de la talla de Vélez Sársfield, yo, Manuel Lucero y Santiago Derqui, entre otros se gestaron ideas que influyeron en el surgimiento de nuestra Nación.


El Museo Histórico de la Universidad


Hoy el edificio alberga al Museo Histórico de la Universidad Nacional de Córdoba, inaugurado el 8 de diciembre del 2000.

Los visitantes, al recorrer sus claustros y salas abovedadas, podrán maravillarse con la voluminosa librería jesuítica, apreciando las diversas ramas del saber de aquellos tiempos y valorando los minuciosos trabajos de imprenta, donde se podrá encontrar en los documentos del archivo general histórico de la universidad testimonios de hechos y sucesos que escribieron nuestra historia

En el Salón de Grados se podrá conocer las costumbres y las ceremonias académicas que tuvieron lugar en la universidad desde el período colonial.

En una de las antiguas galerías del Colegio del Monserrat, se exhiben instrumentos del siglo XIX que pertenecieron al gabinete de física y que atestiguan al alto nivel científico.

Las salas de exposición temporarias albergan exhibiciones referidas a la historia de la Universidad Nacional de Córdoba e importantes donaciones efectuadas por particulares que acrecienta el acervo cultural de la Casa de Trejo.
Las Estancias Jesuíticas

Córdoba está rodeada por una naturaleza deslumbrante y salpicada de elementos culturales que han merecido el reconocimiento internacional de UNESCO: las Estancias Jesuíticas de Santa Catalina, Jesús María, Caroya, Alta Gracia y La Candelaria.
De todo este conjunto, es de destacar la línea que une a la capital con Santa Catalina, el primer tramo del Camino Real, el sendero que transitaban los conquistadores españoles para llevar mulas y tejidos desde Córdoba hasta las minas de Potosí, Perú. Quedó allí una extraña y fascinante fusión de cultura y naturaleza, un perfecto encuentro que no deja de sorprender al visitante. En esta línea se pueden visitar las Estancias Jesuíticas Santa Catalina, Jesús María y Caroya.
Claro que se puede comenzar con un recorrido por la Manzana de las Luces, antes de salir de la urbe para comenzar a disfrutar la belleza natural de las sierras chicas, portadora de uno de los núcleos culturales más bellos de América Latina.
Esas estancias formaron parte de un gran proyecto de producción destinado a sostener las instituciones religiosas y educativas que fundó la Orden religiosa de los jesuitas en Córdoba. Distinguiéndose de las reducciones del Paraguay y el norte argentino, cuyo propósito era la reorganización social y educativa de los aborígenes, en las de Córdoba floreció la producción agrícola y vitivinícola, a la vez que se levantaban “algunas de las más bellas obras de arquitectura colonial del país", como se asegura en la Guía de Arquitectura de Córdoba editada en 1996 por las ciudades de Córdoba y Sevilla.
En esa obra se explica que las estancias responden al tipo de conjunto monástico instaurado durante siglos en Europa y luego trasladado a América: una iglesia, cementerio contiguo, claustros para residencia de los monjes y para talleres y vivienda de indígenas. "Las emparenta el ingenio y la capacidad de sus autores para adaptar las soluciones europeas a las condiciones tecnológicas y ambientales locales, de lo que han resultado obras de gran originalidad", sostienen los autores Marina Waisman, Juana Bustamante y Gustavo Ceballos. “Pero quizás el efecto más impactante y sugestivo se produce cuando, al transitar por un camino despoblado se descubren de pronto, elevándose por sobre la salvaje vegetación, las esbeltas torres de Santa Catalina coronadas por germánicos cupulines acebollados. Se experimenta entonces el asombro ante la grandiosidad de la aventura de aquellos monjes y la locura de su empresa, se puede intuir la fe y la energía que debieron impulsarlos a crear civilización en medio del desierto. Santa Catalina, con su iglesia de origen sur alemán y sus claustros italianos, con sus talleres en ruda mampostería de piedra, es sin dudas una de las más valiosas joyas de la arquitectura colonial de este país".

Estancia Santa Catalina: Santa Catalina fue fundada en 1622, en el mismo año que la actual Universidad Nacional de Córdoba, y es la más grande de todas las estancias jesuíticas declaradas Patrimonio Cultural de la Humanidad. En tierras de Calabalumba la Vieja, la Compañía de Jesús compra por cuatro mil quinientos pesos la Estancia de Santa Catalina. Tuvo miles de cabezas de ganado vacuno, ovino y mular además de su producción textil y del obraje de herrería, carpintería y sus dos molinos. Comprende una iglesia de imponente fachada barroca, una residencia con tres patios y locales anexos, las ruinas del noviciado, la ranchería con habitaciones para esclavos, el tajamar alimentado por aguas subterráneas y restos de acequias y molinos. Es sin dudas la obra más impresionante que nos han dejado los jesuitas radicados en estas tierras en 1599, quienes fueron expulsados en 1767. A causa de la falta de agua, los jesuitas debieron emprender una obra hidráulica: realizar conductos subterráneos por el cual el agua llegaba al lugar desde Ongamira. La Iglesia de Santa Catalina es muy admirada, como ejemplo del barroco colonial en Argentina. Esta estancia se halla en un paraje rural a unos 20 kilómetros al noroeste de la ciudad de Jesús María, a 70 kilómetros de la ciudad de Córdoba y por ruta nacional N° 9 hasta Jesús María y luego para llegar hay que transitar 13 kilómetros de camino de tierra desde la ruta que une Jesús María con Ascochinga.

Horarios
Verano: martes a domingos de 11 a 19 hs.
Invierno: martes a domingos de 10 a 18 hs.
Informes: Tel: (03525) 421600

arquitectura


Estancia Jesús María: La Estancia Jesús María data de 1618, siendo el segundo núcleo del sistema productivo organizado por la Compañía de Jesús. Implantó la vitivinicultura en estas tierras de tal manera que aún hoy la zona se caracteriza por sus bodegas, logrando vinos con personalidad propia. El lugar incluye la iglesia, la residencia y la bodega, los restos de los antiguos molinos, el perchel y el tajamar. La iglesia, de nave única abovedada, posee un exterior bellamente sobrio, con una destacada cúpula central, ornamentada con interesantes relieves y con una elegante espadaña de piedra que puede admirarse junto a la sacristía. Además del templo, hay una residencia cuyo patio principal se encuentra bordeado por dos galerías de planta baja y alta, con entrepiso de bóvedas y techo superior de cabreadas. Actualmente es el edificio portador del Museo Nacional que permite admirar distintas colecciones de elementos de época, documentos y objetos artísticos. Para llegar se deben transitar 48 kilómetros al norte de Córdoba, por la Ruta 9 N.

Horarios
Verano: lunes a viernes de 8 a 19 hs., sábado y domingo de 10 a 12 hs. y de 15 a 19 hs.
Invierno: lunes a viernes de 8 a 18 hs., sábado y domingo de 10 a 12 hs y de 14 a 18 hs.
Informes: Tel: (03525) 420126

iglesias



Estancia Caroya:
A pocos kilómetros podrá conocerse el primer establecimiento productivo rural de la Compañía de Jesús: la Estación Caroya, creada en 1616.
Fue adquirida en 1661 por el presbítero Ignacio Duarte Quirós (fundador del Colegio Convictorio de Monserrat), quien la donó para sostenimiento de dicho Colegio y para que la casa sirviera de residencia de vacaciones para los internos del mismo. Desde 1854 la propiedad fue del gobierno nacional. En el primer período fue una casa de vacaciones para los alumnos del Colegio de Monserrat de Córdoba, muchos de los cuales provenían de los actuales países vecinos de Argentina atraídos por la ya prestigiosa Universidad de Córdoba. Posteriormente, la casa se convirtió en Fábrica de Armas Blancas de la Guerra de la Independencia (1814-1816) y Posta del Camino Real para el Ejército del Norte. Finalmente, el gobierno nacional, a partir de 1878, dispuso que la antigua estancia sirviera de asentamiento a una colonia agrícola. Actualmente se ha instalado allí el Museo del Inmigrante, pero también da testimonio de la fábrica de armas. La Casa mantiene una estructura colonial con su gran patio central rodeado de arquería. A él se penetra, ya sea por una entrada lateral para carruajes, o por una especie de " patio de honor", sobre- elevado con dos cuerpos salientes que lo enmarcan.

Horarios
Martes a sábados de 10 a 17 hs.
Informes: Tel: (03525) 426701 / 420129

jesuitas


Estancia La Candelaria: se organizó en 1683. Tiene una capilla, la residencia y los locales anexos, ruinas de una ranchería, corrales, restos del tajamar, molino y acequias. Su tipología la ubica entre medio de un fortín y una residencia con santuario. La Estancia La Candelaria está enclavada en plena sierra.
Organizada y consolidada, constituyó el mejor ejemplo de un establecimiento rural serrano productor de ganadería extensiva, fundamentalmente mular, destinado al tráfico de bienes desde y hacia el Alto Perú. Junto a la estancia de Santa Catalina fueron las dos más grandes, sumando en su apogeo la módica suma de 400.000 has.
Esta estancia se ubica en el departamento Cruz del Eje, al noroeste del territorio provincial, aproximadamente a unos 88 km de Villa Carlos Paz tomando la ruta nacional Nº 28 de tierra desde Tanti, y unos 220 kilómetros de la ciudad de Córdoba por ruta nacional N° 38 y a 73 kilómetros de la ciudad de Cruz del Eje.

Horarios
Martes a domingos de 11 a 17 hs

san ignacio



Estancia de Alta Gracia:
Esta estancia data de 1643. Ahora es la iglesia parroquial de la ciudad y en la residencia funciona el Museo Nacional “Casa del Virrey Liniers”. Se destaca el famoso tajamar. Tuvo producción textil, aunque la agricultura y la ganadería hayan sido la especialidad de la casa. Incluye una iglesia con fachada barroca, residencia con sus patios y locales anexos, el obraje, ruinas del molino, horno y acequias. Se ubica en el corazón de la ciudad, a 36 kilómetros de Córdoba por la ruta provincial Nº 5.

Horarios
Verano, Semana Santa y Vacaciones de Julio:
martes a viernes de 9 a 20 hs., sábado y domingo de 9.30 a 12.30 hs. y de 17 a 20 hs.
Invierno: martes a viernes de 9 a 13 hs., sábado y domingo de 9.30 a 12.30 hs y de 15.30 a 18.30 hs.
Informes: Tel: (03547) 421303

estancia


En 1767, cuando se produjo la expulsión de los Jesuitas, estos sitios pasaron a manos privadas.

Todas estas estancias están rodeadas con la infraestructura necesaria para hacer una inolvidable visita. En varias se puede apreciar el turismo rural apegado a la cultura local, incluso con opciones de hospedaje dentro de los mismos predios originales donde fueron fundadas, como es el caso de Santa Catalina, La Candelaria o Alta Gracia.

Otras construcciones destacadas

Aparte de lo mencionado arriba no deben dejar de visitarse la Cripta del noviciado viejo y la capilla de Candonga. La primera construcción se halla en pleno centro de la ciudad, en Colon y Rivera indarte, fue redescubierta de casualidad en la década de los noventa cuando estaban haciendo unas perforaciones de teléfono, creo. Este lugar estaba previsto para la educación y como refugio en el caso de que los jesuitas fueran expulsados de la manzana o perseguidos. La Capilla por su parte esta en la localidad de Candonga, a unos 15 km por camino de montaña de la ruta 53, a la altura de la localidad del mismo nombre. Esta dentro de la estancia de Santa Gertrudis, que no es jesuita. Ya van a tener un post de ambas con más info.

Fuentes:
www.cordoba.gov.ar
www.cordovavirtual.com.ar
www.carlospazweb.com
www.redargentina.com

10 comentarios - Jesuitas en Cordoba

@elmila
ese es mi colegioooO!!!!! AGUANTE EL MONSE CARAJO



MONSE \'07
@clandestino2045
Criminal macho, yo vivo en Colonia Caroya, a diez cuadras de la Estancia de Caroya, y sólo por eso (y porque sino se desperdician) te dejo +10 (y me voy al catre...)
@gastty77
gracias me sirvio lo de jesus maria y coloni caroyaa +10
@santi_s86
En la estancia de Alta Gracia compraban Negros para usarlos como esclavos, hay un museo de eso ahi.
@maliziapj20
santi_s86 dijo:En la estancia de Alta Gracia compraban Negros para usarlos como esclavos, hay un museo de eso ahi.

En todas las estancias pasaba eso, no sólo en la de Alta Gracia...
@mjcd6
# En la escuela me dieron un folleto explicándome todo esto, pero prefiero leerlo por aca!..jaja +10