Relatos e Historias para No Dormir





Relatos e Historias para No Dormir





El Misterio del niño y el Telefono Movil:

historias
Hace un par de meses, la amiga de mi sobrino (una madre soltera) obtuvo un nuevo teléfono móvil. Tras un largo día de trabajo, coloco su teléfono bajo la bandeja de la comida y comenzó a ver la televisión, entonces su hijo vino y le pregunto si podía jugar con su nuevo teléfono. Ella le pidió que no hiciera llamadas ni mandara mensajes, y el estuvo de acuerdo. Sobre las 11:20 de la noche, cuando empezaba a sentirse cansada, decidió meter al niño en la cama y acostarse ella también. Fue hasta la habitación del crío y vio que no estaba allí. Fue hasta su propia habitación y vio que estaba durmiendo en su cama con el móvil entre las manos. Echando un vistazo al móvil se percato de pequeños cambios como un nuevo fondo de pantalla, ventanas, etc… y se dirigió a la sección de imágenes. Empezó a borrar las imágenes que su hijo había tomado con el móvil hasta que llego a la ultima foto. Cuando la vio, no podía creerlo. Era su hijo, durmiendo en su cama, pero era como si la foto hubiera sido tomada por alguna otra persona situada por encima de el. La imagen muestra la mitad de lo que parece ser la cara de una vieja.


para







La Estatua del Angel.

Hace unos años, unos padres decidieron que necesitaban un descanso, por lo que planearon salir una noche de la ciudad. Llamaron a la niñera en la que mas confiaban. Cuando esta llegó, los dos hijos de la pareja estaban ya profundamente dormidos en la cama, por lo que la chica solo tenia que sentarse en el salón y asegurarse de que todo iba bien con los críos. Más tarde durante esa noche, la niñera se aburrió y quiso ver la televisión, pero no podía verla en la planta de abajo porque hasta allí no llegaba el cable de antena (los padres no querían que los niños vieran demasiada telebasura). Así que llamo a los padres y les pregunto si podía ver la tele arriba, en la habitación de ellos. Por supuesto, dijeron que no había ningún problema. Pero la niñera tenia una ultima petición: preguntó si podía cubrir con una manta o un paño la estatua de un ángel que se veía tras la ventana del dormitorio, o por lo menos cerrar las persianas, ya que la estatua la ponía nerviosa. En la línea telefónica se hizo el silencio por unos segundos, y el padre, que en ese momento estaba hablando con la niñera, dijo: “Coge a los niños y salid de la casa inmediatamente… vamos a llamar a la policía. No tenemos ninguna estatua de un ángel”.
Tres minutos después de la llamada, la policía encontró a los tres ocupantes de la casa muertos. Y jamas hallaron la estatua de un ángel.

no



La Sonrisa de Payaso.

La sonrisa del payaso, es el nombre al que se le conoce a una nueva tortura que utilizan algunos grupos de chicos para castigar aotros del bando contrario. Cogen a un chico o chica desprevenidos y les hacen primero unas cuantas de preguntas.

Elige entre las tres opciones que harán cambiar tú vida:

- Besas el suelo con los dientes
- Te violamos
- O …la sonrisa de payaso

Evidentemente hasta hoy nadie conocía realmente que quería decir “la sonrisa de payaso”, y la mejor opción de las tres parecía ser esa. En esos momentos nadie puede pensar con claridad, ya que te encuentras rodeado y sabes que de allí no vas a salir ileso.

Cuando dices con voz temblorosa la tercera opción, antes que te des cuenta y puedas reaccionar alguien te ha cortado con un cuchillo afilado la comisura del labio derecho hasta la mitad del pómulo. Y al intentar escapar de la situación otros dos te sujetan bien fuerte para que no te escabullas, mientras la misma persona realiza lo misma acción. Te raja el lado izquierdo del labio.

Todos se ríen de tu rostro desencajado por el dolor y lleno de sangre. Y ahora es cuando vierten en tus heridas alcohol para que cicatrice rápido y te quedes marcado con esa sonrisa macabra de payaso para el resto de tus días.
Si os llegase a ocurrir la mejor opción es salir corriendo y no parar hasta encontrar un lugar seguro. Pero intentar ir siempre acompañado de dos personas o más, y así hay menos posibilidades de que ocurra alguna desgracia.


dormir





¿Que Sucedió esa Noche?



Mi nombre es lo de menos , tengo ahora 47 años y hace unos 20 años atrás trabaje de vigilante jurado en un hospital de Bizkaia, trabajábamos a turnos, esa semana me toco el turno de noche ,de 22:00 hasta las 6:00 horas de la mañana, cubríamos el turno tres vigilantes, 2 de ellos hacían la ronda por el exterior y el interior del hospital y a mí me tocaba en base, que era una habitación donde nos cambiábamos ,comíamos y descansábamos de vez en cuando, desde aquí controlabas los pasos de los otros compañeros a atraves de los transmisores que cada uno llevábamos y de esta forma nos organizábamos.
2:00- 1 a base estoy en el sótano en vestuario de enfermería ,esta la puerta abierta , no hay luz y creo a ver oído algo.
YO- espera 1 mando a 2 y echáis un vistazo juntos.
1- no hace falta llevo linterna solo será un momento.
YO- Mantenme informado.
1- Ok
2:20-YO- 1 aquí base,¿alguna novedad?
-----silencio---
YO-1 aquí base ¿me escuchas?
------silencio-----
YO-Base a 2 , 1 esta en enfermería y lleva 20 minutos sin darme ninguna novedad, date una vuelta por allí.
2-De acuerdo
2:35- Base estoy en vestuarios, pero la puerta esta cerrada y no tengo llave, tal vez allá resuelto el tema.
YO-El tema es que no lo localizo, sube a la planta 10 y haz la ronda hacía abajo yo la haré desde abajo hacía arriba.
2-De acuerdo.
3:05- Nos encontramos en la plata cuatro sin rastro de 1.
-este espabilado se ha pirado a el bar o a casa,(risas).
YO- voy a pedir las llaves de vestuarios y echamos un vistazo.
3:20-Abrimos la puerta la luz funciona y aparentemente todo esta en orden.
3:40-YO-base a 1, ¿donde estas?
-----silencio----
4:00-Yo-Base a 2 ¿sabes algo de 1?
2- sin novedad, no le veo por ningún lado, he preguntado al personal si lo han visto y nadie sabe nada.
Ya me estaba preocupando el tema y no quería encontrarme con el relevo de las 6:00 y este sin aparecer y encima a ponerle la cara.
5:30-Comienzan a llegar los del turno de las 6:00, les comento lo de 1 y todo queda en risas al principio, pero como responsable debía informar a la empresa de lo sucedido y así lo hice hable con mí jefe y le comunique lo sucedido, me comento que tomaría cartas en el asunto y que ya se encargaría él.
15:30-estaba en lo más profundo del sueño cuando mí madre me despierta para pasarme una llamada de la empresa.
Empresa-Hemos intentado localizar a 1 y no le encontramos por ningún lado, por su casa dice su mujer que no a aparecido hoy, vamos a llamar a la policía por lo que intenta estar localizado.
YO-De acuerdo.
La comida ya no me sentó también como otros días, estaba nervioso por si algo le había sucedido a 1 y desaparecer en esas condiciones no es que seria muy normal.
20:30-Me llaman desde el hospital es mi jefe, me comenta que entre mas pronto al servicio, esta la policía y quiere hacerme unas preguntas.
21:15-llego al hospital y veo un par de coches de la policía, noto un cosquilleo en el estomago, tal vez le hayan encontrado de cualquier forma, no quiero pensar en nada solo quiero que esto acabe.
Allí se encuentra 2 al cual le están interrogando.
YO-Buenas noches ¿alguna novedad?
Jefe-seguimos sin saber nada es como si la tierra se lo habría tragado, ahora te van hacer unas preguntas la policía.
Después de un interrogatorio mas bien corto ya que tampoco había que contar gran cosa los agentes me facilitaron un numero de telefono para ponernos en contacto si sabíamos de alguna novedad.
Jefe- viene un nuevo compañero para cubrir a 1 esta noche.
YO-de acuerdo.
23.30-todo parece volver a su cauce y de nuevo nos encontramos realizando nuestras rondas.Eso si parece que yo y 2 somos reacios a ir a los sótanos.
2:00,nos encontramos en base los tres tomando un café y comentando todavía lo sucedido, cuando de pronto suena mi transmisor como si alguien intentaría comunicarse.
De nuevo un chasquido y esta vez con una voz clara y reconocible.

-1 a base todo en orden.
En un principio todo era confuso, era la voz de 1 contestando como si no hubiera sucedido nada.
YO-Base a 1 ¿dónde coño estas?
1-ya te he dicho que en vestuarios, sin novedad.
Me levante e invite a mis compañeros a que me siguieran.
Llegamos a vestuarios y nos encontramos con la puerta cerrada.
Yo-Base a 1 ¿donde estas ahora?
1-En vestuarios joder.
YO-ya vale de bromas tienes a todo dios desconcertado y buscándote y tu con bromitas, abre la puerta.
----silencio----
Yo- 1 ya vale de brom.. de repente un gran golpe sonó detrás de la puerta es como si la hubieran golpeado con una maza.
La verdad es que los nervios estaban empezando a hacer mella y las piernas casi no las podía mantener en pie.
YO-quedaros aquí voy a pedir las llaves.
Una faena no tener las llaves de todo el centro hospitalario pero hay zonas como vestuarios de médicos y enfermería a la cual no tenemos acceso.
YO-¿nada?
2- no se ha vuelto a oír nada.
Abro con mas miedo que ganas y total oscuridad.¿dónde esta el interruptor?
Me giro hacía mis compañeros y me encuentro con los dos mirando perplejos hacia en fondo de la habitación.
YO-¿que coño pasa?
Vuelvo a mirar hacia la habitación y nada, espera, una silueta en el fondo sentada en un banco ,el cuerpo se me paraliza las piernas se me quedan clavadas en el suelo y soy incapaz de reaccionar por momentos, no se como pero encuentro el interruptor doy la luz y la silueta desaparece, mi mente esta confusa no se si he visto algo realmente o ha sido tan solo mala jugada de la cabeza por los nervios.
YO-que demonios era eso..
Miro hacia atrás pero me encuentro solo, ninguno de mis compañeros se encuentran allí, corro como puedo y salgo de allí tan pronto como pueden mis piernas.Llego a base y me encuentro a mis compañeros sentados desconcertados.
YO-que demonios os pasa, me dejáis allí solo con toda la movida, ¿qué habéis visto?
2- no se , mas que ver, era una sensación de angustia un olor repugnante un frió que me recorría toda la columna vertebral, yo lo siento pero me voy de aquí.
YO-no me jodais, esperar al turno
1y2- ni hablar lo siento pero no puedo estar un minuto mas aquí.
Hasta las 5:30 que comenzaron a llegar el nuevo turno no salí de base, di parte de la marcha de mis compañeros, pero no supe que poner para explicar lo sucedido.
A partir de aquel día deje la empresa, de mis compañeros no volví a saber mas y de 1 solo se que sigue en paradero desconocido y no se ha vuelto a saber nada más
.




relatos



El Niño de Somosierra


Durante la noche de San Juan de 1986, se produjo la desaparición más enigmática acaecida hasta la fecha en España. La desaparición de un niño de 10 años, tragado por la nada, después de un impresionante accidente de tráfico entre las provincias de Madrid y Segovia, concretamente a la altura de Somosierra.
Un camión Volvo F-12, dispuesto a transportar una cisterna con 20.000 litros de ácido sulfúrico óleum, dispuso su marcha desde la localidad murciana de Las Cánovas hasta Bilbao, para desembarcar su mercancía en una empresa petroquímica. Al volante, el conductor profesional Andrés Martínez, al que acompañaban su esposa, Carmen Gómez, y el hijo de éstos, Juan Pedro Martínez Gómez.

El Volvo F-12 repostó en la venta del Olivo, muy próximo a la localidad murciana de Cieza, y emprendió la marcha hasta la localidad de Las Pedroñeras, en Cuenca. A las 0:12 horas, la familia fue vista por el personal de la gasolinera. Después de echar una cabezada en una zona de descanso, volvieron a la carretera nacional 301 hasta Madrid. A las 5:30 de la madrugada, realizaron su última parada. El lugar elegido fue el mesón Aragón, en el término de Cabanillas, a pie del puerto de Somosierra. A partir de ahí empieza el enigma.

El camión cisterna alcanza los 140 Km/h sin motivo aparente y en una de las variantes de la carretera nacional I, derrapó chocando frontalmente con otro vehículo de gran tonelaje. El camión se sale de la calzada y procede a impactar contra una hilera de vehículos que circulaban detrás.

El Volvo F-12 se estrella posteriormente contra un árbol y se produce una brecha considerable en la cisterna, ésta acaba por desquebrajarse del todo y la totalidad del ácido es esparcido por toda la carretera, con el consiguiente caos circulatorio. La Guardia Civil después de presentarse en el lugar de los hechos y desviar el tráfico, comprueba la cabina del Volvo F-12 totalmente destrozada y dos ocupantes calcinados entre un gran amasijo de hierros. Estas personas, según los informes, son Andrés Martínez y su esposa, Carmen Gómez.

La noticia saltó pronto a los medios de comunicación de todo el país. Hasta ese momento nadie conocía la existencia de un tercer pasajero. Pero fueron los abuelos del chico, desde su domicilio de Las Cánovas y tras presenciar el trágico suceso en las noticias, quienes se pusieron en contacto con los Cuerpos de Seguridad del Estado. La pregunta era clara: “¿Dónde está nuestro nieto?


El nombre de Juan Pedro Martínez Gómez corrió como la pólvora en boca de todos. Había un tercer ocupante de aquel siniestro Volvo F-12. Un chico de 10 años y del que no se encontraban ni rastro por aquella zona. Sólo una goma de la zapatilla que según creen, llevaba el jovencísimo Juan Pedro en aquel desafortunado viaje.

Hacia las nueve de la noche, el cuerpo de bomberos abre la cabina del camión para encontrar alguna pista del niño, pero no logran dar con ninguna pesquisa que les pueda llevar hasta el crío. Al mismo tiempo, el ácido continuaba fluyendo por la carretera y sus proximidades, con la amenaza de alcanzar las aguas de los afluentes del río Duratón.

Al día siguiente la noticia era portada en toda la prensa del país, y casi todas con el mismo titular: “Alarma en Somosierra”.
El caso de Juan Pedro Martínez, es uno de esos misterios que a día de hoy y por más que pasan los años, no se encuentra una explicación. Se peinó toda la zona, se buscó por toda la cabina alguna mínima pista, se repartieron miles de carteles con la foto de aquel niño vestido de comunión, e incluso se experimentó con el ácido para comprobar si éste fue el causante de una hipotética disolución, a lo que los expertos negaron, puesto que según esas investigaciones, para que eso ocurra, el cuerpo debería haber sido expuesto a una bañera artificial formada principalmente por los amasijos de hierro de la cabina y que el fluido de ácido hubiese sido renovado constantemente, cosa que no ocurrió, y aun siendo así habría restos orgánicos en los fluidos de ácido.

Tras las primeras investigaciones de la Guardia Civil al llegar al lugar del accidente, se encontró en la cabina del camión de Andrés Martínez, el tacógrafo, el cual deja constancia de las paradas como de las aceleraciones cometidas por el vehículo, es decir, la caja negra del camión. En él se registro un cambio brusco de velocidad sin motivo aparente, llegando a los 140 km/h, dato al que nunca encontraron explicación alguna de por qué esa brusca aceleración.

Otro de los detalles, es la observación de una furgoneta blanca, tipo Nissan Vanette, delante del camión kilómetros antes de llegar al lugar de los hechos y a gran velocidad, según algunos testigos.

Pero el relato más curioso y enigmático del caso, es el de dos pastores de la zona, que fueron testigos del accidente y que así se lo hicieron saber a las autoridades. Estos dos vecinos de la zona atestiguaron que inmediatamente después del accidente y aprovechando la confusión y el caos propio del suceso, observaron a dos individuos de una altura considerable, de tez blanquecina y engullidos en unas batas blancas que les llegaban hasta los tobillos, sacar de la cabina del camión y posteriormente llevarse un gran bulto. De ser cierto, ¿quienes eran aquellos individuos? ¿Era ese gran bulto, Juan Pedro Martínez?

Posteriormente también se recibieron numerosas llamadas que afirmaban haber visto a Juan Pedro Martínez en diferentes puntos de la geografía nacional, sobre todo en Bilbao, donde se aseguraban que el “niño de Somosierra” vagaba deambulando por una zona industrial de la capital vasca. Posteriormente las investigaciones de la policía desecharon esos testimonios al no encontrar ninguna prueba de ello.

Han pasado muchos años, ha llovido mucho desde entonces, han corrido ríos de tinta sobre este conmovedor suceso y sobre todo muchas, muchísimas investigaciones, y todavía nos hacemos la misma pregunta que aquella noche de San Juan de 1986... ¿Qué fue de Juan Pedro Martínez Gómez, “el niño de Somosierra?
[/size]

Relatos e Historias para No Dormir

El Caminante de Boisaca.

Cuenta la crónica periodística y policial, que el 5 de mayo de 1988, un joven salido de la nada fue arrollado por un ferrocarril en la vía Ría Altas de Galicia, España. Se dice que el individuo caminaba sobre las rieles de espaldas al tren agitando los brazos de manera incomprensible. Pese a las advertencias del maquinista, el extraño sujeto no reaccionó siendo arrollado por la pesada maquinaria ocasionando la partición total de su cuerpo. Como es lógico, este hecho dificultó luego la labor de los forenses y la policía para lograr la identificación de la víctima, siendo lo único que pudieron rescatar alguna de sus características físicas (como su talla mediana, su raza blanca, cabello negro y ojos castaño) y su vestimenta, que era sencilla, camisa gris azulada, pantalón negro y zapatillas deportivas blancas. A parte de esto, no se supo nada del sujeto.

Desde aquella fecha, diversas hipótesis rodearon la figura del hoy llamado Caminante de Boisaca, primero se dijo que probablemente sería un mendigo perdido, hecho que se descartó casi inmediatamente luego que la policía hallara en uno de los bolsillos de su pantalón una fuerte suma de dinero, luego, que era un enfermo mental que habría escapado de un sanatorio, hecho que también se descartó pues no había noticia de ningún paciente escapado de algún manicomio de la zona, y por último, y quizá la más sorprendente de todas, que era un sujeto perdido sí, pero no de algún lugar de España, sino, de otro mundo, de otra dimensión, de otro tiempo.
Esta hipótesis fue barajada en un principio por el periodista e investigador español, Íker Jiménez, quien en su libro “Enigmas sin resolver”, sostuvo que la extraña presencia de ese hombre y lo inusual de su accidente, se parecía mucho a un caso ocurrido en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, en 1950, cuando un comerciante de nombre Rudolf Fenz, apareció de pronto en una vía de la Quinta Avenida siendo atropellado mortalmente por un vehículo.


Lo misterioso de este caso no fue sólo su repentina aparición en aquella transitada vía estadounidense sino que las características de aquel sujeto evidenciaban que no pertenecía a ese tiempo. Es decir, que su atuendo parecía pertenecer al siglo XIX y el dinero que llevaba en sus bolsillos, ya no se hallaban en circulación en ese momento.

Cuando los agentes iniciaron las investigaciones basándose sólo con el nombre de la víctima se encontraron con una gran sorpresa, las características de aquel sujeto de nombre Rudolf Fenz, coincidían con la de un hombre, del mismo nombre desaparecido misteriosamente en 1876.

Según Jiménez, este hecho como el ocurrido en España, dejarían abierta la posibilidad de un supuesto “salto en el tiempo y el espacio” realizadas por personas (o viajeros) que al momento de sus respectivos accidentes aparecen “repentinamente en un lugar sin saber ni de dónde ni cómo han llegado allí”.

Esto se reforzaría con la versión de que al momento de su muerte, el llamado caminante de Boisaca, no pudo ser identificado y no fue reclamado por ningún familiar o amigo, tiempo después de su muerte.
Otro hecho curioso que le dio un aire mucho más místico al tema, fue que cuando la policía se acercó a la zona del accidente, a unos pasos de allí encontró una extraña formación circular hecha con rocas y piedras cuyo significado no pudo ser entonces descifrado por la policía.


En este último punto, el investigador español, Juan José Vallejo, las piedras tendrían un significado antropológico en donde los círculos significaban, en las antiguas culturas, un elemento de invocación mágica, en la que el doble círculo estaría vinculado al demonio. Según Vallejo, el joven bien pudo, momentos antes de morir, realizar algún tipo de estas invocaciones. Por otro lado, la leyenda urbana considera que esto pudo ser un supuesto mensaje o códigos de otro tiempo.
[/size]


historias

para







no

15 comentarios - Relatos e Historias para No Dormir

@MrFdx +1
A fav's !
@Ofutip +1
muy buenas jejejejeje
@evilazuli05 -3
algunas imagenes son gore jajajja
@nashi_jb +1
La primera me mato del susto D: La imagen mejor dicho
@pataleta2579
la primera foto esta buena, si es verdad esun cagazo terrible
@L33X
weee
@bIzArIn
muy buenas!! +10
@hildenbrand +1
muy todas buenas excepto la ultima
@Coenders +2
dormir
Me cague todo con esta historia