Incubus y Sucubus



De entre los muchos demonios que atacan sexualmente a hombres y mujeres, los incubos y súcubos son los más fascinantes, unas terribles criaturas que vagan por el mundo desde la edad media envenenando la mente, extrayendo la energía sexual y espiritual, endemoniando, volviendo locos de terror y placer, incluso acabando con la vida de sus victimas, para así enviarlas al infierno.
Incubo: es un demonio con forma masculina que ataca a las mujeres por la noche, en la cama, mientras duermen. No es el íncubo necesariamente atractivo, puesto que no busca seducir, sino despertar los instintos sexuales de su victima. Según el país, se le representa como un enano, como un señor alto y delgado, como un joven apuesto o incluso como un pájaro de fuego, y siempre dotado con un miembro descomunal.
Atiende a diferentes nombres, entre los que están zabulón, leviatán, belaam o alpiel efelios, se supone que los incubos y los súcubos descienden de los nefelines, que son ángeles caídos que engendraron una raza degenerada.


El incubo se mete en la mente femenina y siembra la lujuria, provocando sueños húmedos, pensamientos desviados y exagerados, para pervertirla antes de atacar.
tras varias noches de preparación, el incubo se materializa y copula con la mujer en unos coitos tan salvajes que la victima se derrite entre los muchos orgasmos, a veces entre momentos de lucidez que derivan en horror. A la mañana siguiente la mujer no recuerda nada, solo que ha tenido un sueño perverso, brutal y extraño. Además, se siente debil y abatida ya que el incubo a empezado a robarle su energía.
Los incubos atacan a todas las mujeres, sin importarles edad, físico, estado civil, da igual si esta enferma o sana, lo único que le importa al incubo es que la victima tenga una mínima energía para robarsela y alimentarse de ella, mientras que su victima se debilita progresivamente, llegando incluso a la muerte.
En caso que la victima quede embarazada, puede dar a luz a bebés muertos o retrasados mentales, también a abortos con apariencia medio humana medio animal, criaturas deformes y perversas con inclinación por el mal. Se dice que el anticristo será engendrado por un demonio de estos. También hay teorias que dicen que de estas relaciones pueden salir seres incribles con poderes mágicos, tal como el mago merlín, hijo de un incubo y una prostituta.
Súcubo: Es un demonio con cuerpo femenino que ataca a los hombres durante la noche para robarles su semen. Adopta una forma atractiva y sexy. Algunas teorias hablan de demonios masculinos que toman la forma de mujeres muertas para consumir al hombre, otras de beldades que viajan en burro que poseen vaginas dentadas para castrar al hombre, otras, de mujeres aladas que se comen al hombre vivo durante el acto sexual, otras, de mujeres con cornamentas, colmillos, cascos de caballo y alas, como complementos a su extraña belleza.

los demonios del sexo,Incubus y Sucubus

incubus

demonios

Los súcubos responden a nombres como ábrahel, lilit, rusalka, florina, vasordiel o iutzi.
Su modo de actuar es similar al incubo, pero si precalentamiento, es decir, ataca directamente bajo una forma atractiva. Tras una noche de lujuria mezclada con miedo y vertigo, vendrá la mañana con debilidad, cansancio, recuerdos borrosos y morbosos.
Los súcubos atacan a todos los hombres, aunque prefieren artistas y religiosos. Estos demonios no derraman el semen de sus victimas, sino que lo recolectan para embarazar mujeres y crear monstruos.
La invocación de incubos y súcubos: Existen complicados ritos para invocar a estos demonios sexuales, entre ellos, a través de la gnosis liminal, es decir, un estado entre el sueño y la razón donde se puede controlar la acción onirica y hacer viajes astrales. En ciertas tribus hay brujos capaces de invocar a estos demonios dentro de un espejo para exterminarlos.

Sexo

incubo

sucubo