El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

leyendas (parte 1)

BUENO CHICOS AQUI LES TRAIGO UNAS LEYENDAS QUE ENCONTRE Y SE LAS QUISE COMPARTIR, BUENO QUE LAS DISFRUTEN

leyendas (parte 1)

LOCURA

Hace exactamente 20 años atrás, Sofía estaba dando a luz a sus mellizos, luego de dos arduas horas de parto, al fin los tuvo, era una hermosa niña, pero el pequeño, no era normal, era deforme, largo y flaco, el padre horrorizado le dijo a su esposa que el niño había muerto y apenas pudo, lo dejó a las orillas de un río a esperar que alguna fiera lo devorara, pero en vez de eso, una señora testigo de la cruel escena, se acercó a recoger al niño y aunque le causaba gran temor la cara de aquel bebé, se lo llevó a su hogar.

Pasaron los años y Henry, como lo llamaba su madre, había cambiado un poco, aún tenia esa temible cara deforme, pero al verlo causaba una ternura inigualable. Henry como acostumbraba fue a ver a su amor, Olivia, desde los 12 años estaba enamorado de ella y aún pasado 7 años sentía el mismo amor por ella, ese día no la encontraba por ningún lado y ya desesperado le preguntaba a todos si sabían algo de ella, pero la gente llena de temor se alejaba gritando, pero el no se rendía, cayó la noche y aún mas desesperado, sin pudor alguno entró al hogar a ver si la encontraba, pero lo único que halló fue una nota de los padres de Olivia:
Te hemos visto espiar a nuestra hija comenzó a leer, como crees que permitiríamos que tu, ser fofo e inerte, este con nuestra niña, te lo advertimos no nos busques, porque ahí recién conocerás la humillación.

Henry lleno de ira y, por consiguiente de locura, corrió hasta el puente, gritó el nombre de su amada y se suicidó. Se dice que allí ronda el espíritu de Henry que busca a su amada y, sin encontrarla, comienza a gritar mientras se desvanece

todo

EL ESPIRITU DEL NIÑO MUERTO

bueno

"Cuando ocurren cosas, normalmente es a una persona o un grupo de personas compartiendo la misma experiencia, pero esto que voy a contar sucede en un pueblo, y ocurre a todos sus habitantes, los cuales ya están acostumbrados... Pero yo, como visitante, y mis primas, hemos vivido unas experiencias que a la gente de allí les parece "normales".

Fuimos a ese pueblo donde mis tíos tenían en las afueras una casa cerca del pantano. Para ir al pueblo tenías que seguir un camino de tierra durante cuatro kilómetros hasta llegar.

Como en la casa de noche nos aburríamos, mis tíos nos acercaban al pueblo en coche para que pasáramos allí unas horas con los chicos del pueblo. Era verano y las noches invitaban
a pasarlas hablando y disfrutando de compañía.

Los chicos del pueblo al principio nos parecían muy fantasiosos o que nos querían meter miedo. Decían que algunas noches se oía el gemido de un niño pidiendo ayuda... pero no venía de ninguna parte, sino de todo el pueblo. Cada uno de los habitantes lo oía en su propia casa, en la calle, en la tienda, en el bar... partía de las paredes, del suelo... a veces incluso sentían un empujón violento que los lanzaba al suelo... Contaban que
incluso una mujer embarazada perdió a su hijo en la plaza una tarde en la que se encontraba hablando con unas amigas al sentir que unas manos aprisionaban su vientre con tanta fuerza que la hizo abortar allí mismo. Ella estuvo a punto de morir y cuando se recuperó, se fueron del pueblo y no volvieron a él.

Les preguntamos que quién podría provocar esas cosas... y que después de lo de la mujer ¿cómo es que la gente no se va del pueblo también? Entonces nos contaron una especie de leyenda y del por qué creen que "eso" atacó tan ferozmente a la mujer.

Hacía unos diez años, unos niños del pueblo decidieron irse una noche de verano a otro pueblo vecino. Para ello tenían que atravesar un campo donde en uno de los laterales estaba el cementerio que compartían los dos pueblos y que se hallaba justo a la mitad del camino.

Cuando ya estaban bien avanzados oyeron un crujido a sus espaldas. Era el hermano menor de uno de ellos. Le instaron a que se volviese a casa pues no querían cargar con críos y éste se negó en rotundo, más que nada es que le daba miedo volverse solo.

Entonces decidieron despistarle. Al llegar a la altura del cementerio dijeron que iban a jugar para esconderse en él. Como había luna llena se veía bastante bien, este chico aceptó sin sospechar nada... Ya en el cementerio, uno contaba y los demás se escondieron todos juntos, mientras este chico se escondía en otro lado pensando que todos estaban haciendo lo mismo.

Cuando ya le perdieron de vista, los chicos se reunieron y salieron por una de las tapias dejando a este chico escondido. No podían evitar reirse de lo fácil que había resultado engañarlo hasta que oyeron un grito desgarrador... Al principio pensaron que se trataba de una broma, hasta que el segundo grito reaccionaron y volvieron a entrar en el cementerio... Estuvieron buscando por todas partes pero no le encontraron, gritaron su nombre, dieron vueltas y más vueltas y nada.

Al cabo de muchas horas, cuando ya despuntaba el alba decidieron buscar ayuda en el pueblo con la esperanza de que el chico les hubiese gastado una broma y se hubiese ido a casa.

Al llegar al pueblo, el hermano fue a su habitación, no había dormido allí, la madre le preguntó por su hermano pequeño y éste le tuvo que contar la verdad. La madre avisó al padre y éste a todo el pueblo... Salieron todos en busca del muchacho al cementerio.

Cuando llegaron allí, uno de los vecinos descubrió con terror que el cuerpo del chico se encontraba en una de las fosas que acababan de abrir días antes para un nuevo difunto... El chico tenía la cabeza reventada, los huesos de las piernas y de los brazos retorcidos en una figura grotesca, los ojos cristalizados por el pánico y la boca en una mueca de absoluto terror...

Fue un día negro en todo el pueblo, nadie se explicaba lo que había ocurrido allí. El hermano, con los años, fue internado en un psiquiátrico pues decía que su hermano se estaba vengando de él, le veía en todas partes, le pegaba... Los médicos le diagnosticaron neurosis obsesiva posttraumática, pero no podían explicar los contínuos moratones que aparecían por todo su cuerpo, incluso en la cara...

Al cabo de unos años, la madre de estos hermanos se quedó embarazada... y a los siete meses le ocurrió lo que ya contaron antes: Algo había provocado la muerte de su bebé y quizás su propia muerte de la que escapó por poco. Los chicos decían que los gritos que oían por las noches eran iguales que los que oyeron en el cementerio.

Oyendo esta historia la verdad es que les creímos... habíamos pasado un buen rato de miedo y nuestro tio nos vendría pronto a recoger para llevarnos a casa...

Cuando íbamos hacia el coche, sentí un golpe fuerte en mi espalda que me obligó a apoyarme en mi prima de una forma violenta. Casi nos vamos las dos al suelo... Miré hacia atrás, pero los chicos estaban hablando entre ellos a unos tres metros de nosotros.

Mi tío dijo que me había tropezado. Mi prima, sin convencerse del todo, fue hacia los chicos, cuando de repente volvió la cabeza hacia el otro lado de forma violenta... Dijo que alguien la había abofeteado... y tenía una mano marcada en la cara... una mano pequeña...

Nos asustamos muchísimo... y empezamos a gritar presas de la histeria... Los chicos vinieron a auxiliarnos mientras mi tío abría el coche rápidamente para meternos dentro. Los chicos hicieron una barrera con sus brazos protegiéndonos de lo que fuese y pudimos meternos en el coche. Por el cristal pude ver cómo golpeaban a algo invisible que les estaba atacando. Mi tio condujo a gran velocidad tocando el claxon como un loco. Al llegar a la casa llamó a mis otros tios y todos fueron al pueblo a ayudar a los chicos, pero ya todo había pasado. Éstos se encontraban agotados por la lucha, con arañazos, golpes... pero dijeron que estaban acostumbrados, que no pasaba nada.

Las agresiones en ese pueblo son esporádicas y no siempre a las mismas personas... pero ellos sienten que tienen que estar ahí para que ese niño que murió de forma tan violenta no esté solo... Llegará el momento en que pueda descansar en paz."

XD

EL ANCIANO DE LA CASA BLANCA

es

Habia una vez un hombre que vivia en una casa blanca en cierta aldea y lo sabia todo sobre todos los que vivian en dicho lugar.
En la misma aldea vivia una mujer que tenia una hija de nombre Sally. Un dia le dio a Sally un par de guantes amarillos, amenazándola con matarla si los perdia.
Sally estaba muy orgullosa de sus guantes pero era tan descuidada que perdió uno de ellos. Después de haberlo perdido, la muchacha recorrió una hilera de casas de la aldea, preguntado en cada puerta si habian visto su guante. Pero todos contestaron negativamente y le dijeron que buscara al anciano que vivia en la casa blanca.
Asi que Sally se dirigió a la casa blanca y le preguntó al anciano si habia visto su guante. El anciano le dijo:
Yo tengo tu guante, te lo daré si me prometes no decirle a nadie donde lo has encontrado. No lo olvides: si se lo cuentas a alguien, te sacaré de la cama cuando den en el reloj las doce de la noche.
Y le devolvió el guante a Sally.
Pero la madre queria saber como habia perdido el guante y preguntó:
¿Dónde lo encontraste?
No me atrevo a decírtelo, contestó Sally, pues si lo hago el anciano me sacará de la cama a las doce en punto de la noche, ante esto su madre replicó:
Atrancaré todas las puertas y cerraré todas las ventanas. Luego hizo que Sally le contara dónde habia encontrado su guante.
Asi que la madre de Sally atrancó todas las puertas y cerró todas las ventanas. Sally se acostó a las diez en punto y se puso a llorar. A las once comenzó a gritar en voz alta y a las doce oyó una voz que le susurraba al oido pero que poco a poco aumentaba su intensidad:

Sally, estoy subiendo el primer escalón
Sally, estoy subiendo el segundo escalón
Sally, estoy subiendo el tercer escalón
Sally, estoy subiendo el cuarto escalón
Sally, estoy subiendo el quinto escalón
Sally, estoy subiendo el sexto escalón
Sally, estoy subiendo el séptimo escalón
Sally, estoy subiendo el octavo escalón
Sally, estoy subiendo el noveno escalón
Sally, estoy subiendo el décimo escalón
Sally, estoy subiendo el undécimo escalón
Sally, estoy subiendo el duodécimo escalón
¡¡Sally, estoy a la puerta de tu dormitorio!!
¡¡¡SALLY, TE HE COGIDO!!!
eso

LAS GEMELAS

leyendas (parte 1)

Esta es una leyenda muy popular, si, las gemelas, curiosamente han estado escribiendo muy seguido..

Un dia una señora iba con sus dos gemelas, casi siempre caminando a la escuela y asi las niñas iban jugando a las manitas como siempre. Ellas jamás peleaban o discutían. Eran muy felices, jamás se separaban. Pero esa carretera era muy peligrosa, ya que ahi ocurrian 2 accidentes cada dia (lo que es muy extraño).

Un día la mamá estaba en la puerta de su casa y recibió una llamada sobre el trabajo, que se tenía que presentar urgentemente. No hizo caso y siguió con sus hijas, pero de repente apareció un camion sin frenos, por salvarse la mamá dejó a sus gemelas en medio de la calle y las arrolló el camión.
La mamá se puso a llorar diciendose una y otra: ¡todo esto ah sido mi culpa, mi maldita culpa! no exactamente fue su culpa, pero si.

En el funeral el padre consolaba y consolaba a su mujer diciéndole que se calme, pero todo fue inutil.

6 años mas tarde la señora volvió a tener hijos, curiosamente gemelas, la madre no dijo nada sobre las hijas anteriores. Y con eso tuvo para olvidar aquel accidente trágico.

Un día la hisotira se volvió a repetir, venía un camión, pero esta vez las niñas le dijeron a su madre: No mami, no nos sueltes, no queremos morir otra vez.

todo

LA SANTA COMPAÑA

bueno

La leyenda sobre la Santa Compaña es una tradición que ha permanecido en la cultura tradicional gallega con el paso de los siglos y de la que aún quedan rastros, como los cruceiros en los cruces de caminos. La Santa Compaña es, en la mitología popular gallega, una procesión de muertos o ánimas en pena que por la noche (a partir de las doce) recorren errantes los caminos, los bosques, las cercanías de una parroquia o un pueblo. Lo tétrico de su procesión es que visitan todas aquellas casas en las que en breve habrá una defunción. Además de Santa Compaña también es conocida como "a procesión das animas" o simplemente "Compaña"…

Aunque el aspecto de la Santa Compaña varía según la tradición de diferentes zonas, la más extendida es la formada por una comitiva de almas en pena, vestidas con túnicas negras o sudarios y capucha que vagan durante la noche con los pies descalzos. Cada fantasma lleva una vela encendida y su paso deja un olor a cera o incienso en el aire…

Además de estas visiones hay otras leyendas que dicen que se nota un frío intenso siempre que aparece, además del olor y el sonido de cadenas como que también se dice que los fantasmas son como una niebla…

La procesión va encabezada por un vivo (mortal), el cual precede a la procesión y que bien puede ser hombre o mujer, dependiendo de si el patrón de la parroquia es un santo o una santa…

Se cree que quien realiza esa "función" no recuerda durante el día lo ocurrido en el transcurso de la noche, y únicamente se podrá reconocer a las personas penadas con este castigo por su extremada delgadez y palidez. Cada noche su luz será más intensa y cada día su palidez irá en aumento. No les permiten descansar ninguna noche, por lo que su salud se va debilitando hasta enfermar sin que nadie sepa las causas de tan misterioso mal. Son condenados a vagar noche tras noche hasta que mueran u otro incauto sea sorprendido (al cual el que encabeza la procesión le deberá pasar la cruz que porta)…

Caminan emitiendo rezos (casi siempre un rosario) cánticos fúnebres y tocando una pequeña campanilla y a su paso, cesan previamente todos los ruidos de los animales en el bosque. Los perros anuncian la llegada de la Santa Compaña aullando de forma desmedida y los gatos huyen despavoridos.

Se dice que no todos los mortales tienen la facultad de ver con los ojos a "La Compaña". Elisardo Becoña Iglesias, en su obra "La Santa Compaña, El Urco y Los Muertos" explica que según la tradición, tan sólo ciertos "dotados" poseen la facultad de verla: los niños a los que el sacerdote, por error, bautiza usando el óleo de los difuntos, poseerán, ya de adultos, la facultad de ver la aparición. Otros, no menos creyentes en la leyenda, habrán de conformarse con sentirla, intuirla, etc.

En unas versiones se cuenta que la luctuosa procesión transporta un ataúd en el cual hay una persona dentro, la cual puede ser incluso la persona que sufre la aparición siendo su cuerpo astral el que está en el ataúd. Se pueden aparecer en diferentes lugares, pero predominan las encrucijadas y hay fechas concretas en las que se dice que tiene más incidencia las apariciones, como por ejemplo, la noche de Todos los Santos (entre el 1 y el 2 de noviembre) o la noche de San Juan (24 de junio).

En otras provincias adyacentes a Galicia como Asturias también hay esta tradición conocida como La Güestia o bona xente. Es un grupo de personas encapuchadas que se acercan a la casa de un enfermo moribundo, dan tres vueltas a la misma y el enfermo muere. Normalmente son conocidos del moribundo. Se dice que van exclamando "Andad de día que la noche es mía". Se cuenta el relato de una mujer que salió de su casa a por castañas pensando que ya era de día y un miembro de la procesión le dijo que era su padrino entonces ya muerto. Le tendió la mano dándole la vela encendida, ella la cogió, y al cabo de unos días enfermo y murió.

En Extremadura, aparece el Corteju de Genti de Muerti, que se compone de dos jinetes fantasmales que causan el pánico de madrugada por los pueblos ya que quien los ve puede resultar muerto. En Zamora se la denomina La estadea y es una mujer que vaga por los caminos y los cementerios. No tiene rostro y huele a la humedad de los sepulcros. Sólo se aparece a aquel que va a morir. En León se la llama La hueste de ánimas…

Las numerosas leyendas sobre esta compañía de difuntos en pena cuentan que se aparecen en los caminos cercanos a los camposantos o en los cruces de caminos en busca de algo o alguien, y que siempre auguran un desastre o maldición. Y es que, queridos amigos, como dicen las almas en pena: "Andad de día que la noche es mía…" Una cosa es que no creamos… y otra bien diferente… que existan…

BUENO ESO ES TODO ESPERO HABERLOS ENTRETENIDO, SE QUE SON POCAS PERO LUEGO LES TRAIGO MAS BUENO ESO ES TODO

Fuentes de Información - leyendas (parte 1)

Tags: todo | bueno | XD | es | eso

Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 484 Visitas
  • 0 Favoritos

1 comentario - leyendas (parte 1)