Vampiros, mito o realidad?

Gente en este post todo acerca de los vampiros, mito o realidad?? nadie lo sabe...


Vampiros, mito o realidad?




Mito


Un vampiro es, según el folclore de varios países, una criatura que se alimenta de la esencia vital (usualmente bajo la forma de la sangre) de otros seres vivos para mantenerse activo. En algunas culturas orientales y americanas aborígenes el vampiro es una deidad demoníaca o un dios menor que forma parte del panteón siniestro en sus mitologías.
En la cultura europea y occidental, así como en la cultura global contemporánea, el prototipo de vampiro más popular es el de origen eslavo, el de un ser humano convertido después de morir en un cadáver activo o reviniente depredador chupasangre.




vampiros


Prácticas preventivas

Existen muchos ritos tradicionales para evitar que un muerto se convirtiera en un vampiro. Entre los celtas el enterrar el cuerpo cabeza abajo era una de las más extendidas, como también colocar hoces o guadañas cerca de la tumba, para evitar que los demonios poseyeran el cuerpo o para apaciguar al muerto y que no se levantara de su ataúd. Con igual propósito los tracios y bulgaros antiguos acostumbraban amputar las extremidades, o cortar los talones y tendones de las rodillas o perforar otras partes del cuerpo.
En Rodas y isla de Quíos (Grecia) se ponia una cruz de cera entre los labios del cadáver así como una pieza de cerámica con la inscripción "Jesucristo conquista" para evitar que se convierta en vampiro o vrykolakas.
En Europa Oriental, era frecuente introducir un diente de ajo en la boca, y a veces en los nueve orificios corporales, de los muertos así como atravesarles el corazón con un objeto cortopunzante, antes de inhumarlos. En las regiones sajonas de Alemania, se colocaba un limón en la boca del sospechoso de ser un vampiro. Los gitanos clavaban agujas de hierro y acero en el corazón del cadáver y colocaban pequeños fragmentos de acero dentro de la boca, sobre los ojos, en las orejas y entre los dedos durante el entierro. También se introducían espino en el calcetín del muerto, le clavaban una estaca de espino en las piernas o rodeaban la tumba con una barrera de plantas espinosas.



realidad




Talismanes, sustancias y objetos protectores

Variados objetos y sustancias, que varían de región en región, son mencionados en las leyendas sobre vampiros por su efecto apotropaico, es decir por tener la propiedad de alejarlos o destruirlos. En Europa se cree que una rama de rosa silvestre o de espino pueden dañar al vampiro, así como el ajo o el azufre y objetos sagrados como un crucifijo, un rosario o el agua bendita.
En algunas regiones de Sudamérica, cuando una mujer deja en la casa a su hijo dormido, pone sal y unas tijeras al lado del niño para ahuyentar a vampiros y brujas.
Otros métodos comunes en Europa incluían esparcir semillas de mostaza o arena sobre el tejado de la casa a proteger o en la tierra de una tumba sospechosa de contener a un vampiro para mantenerlo ocupado durante toda la noche contando los granos caídos. Historias chinas similares relatan que si un vampiro se encontraba con un saco de arroz, tendría que contar todos los granos uno a uno; es una temática que se puede encontrar en los relatos del subcontinente indio y en Sudamérica, sobre brujas y otros tipos de espíritus malignos o traviesos.
Aunque no se consideran como un objeto de protección, debido a que no se reflejan en ellos los espejos han sido utilizados para alejar a los vampiros cuando se situaban en una puerta, mirando hacia afuera.



destruccion:

En los Balcanes, existía el cazador de vampiros que podía ser un religioso o un dhampiro que según la tradición gitana es el hijo o descendiente de un vampiro con el poder de detectarlos, aunque fueran invisibles y destruirlos. Hasta principios del siglo XX, eran ofrecidos a los viajeros que iban a visitar Europa del este en particular, unos estuches o "kits" con las herramientas tradicionales para destruir vampiros y que ahora son propiedad de ciertos museos de curiosidades o de coleccionistas aficionados a lo esotérico.



Métodos:

* Clavar una estaca en el corazón de los cadáveres sospechosos de ser vampiros es el método más citado, particularmente en las culturas eslavas del sur. El fresno era la madera preferida en Rusia y en los estados bálticos, el espino en Serbia, y el roble en la región de Silesia. La estaca solía clavarse apuntando a la boca en Rusia y en el norte de Alemania, o al estómago en el noreste de Serbia. Atravesar la piel del pecho era una manera de "desinflar" al vampiro hinchado; es similar al acto de enterrar objetos afilados, como hoces, junto al cadáver y apuntando hacia él, de forma que penetrara en la piel si el cuerpo se hinchaba lo suficiente mientras el cuerpo se transformaba en un no-muerto.
* La decapitación era el método preferido en las áreas germanas y eslavas del oeste, enterrando la cabeza junto a los pies, tras las nalgas o alejada del cuerpo. Este acto se veía como un modo de acelerar la marcha del alma, que, en algunas culturas, se creía que permanecía en el cuerpo.
* La incineración completa del cadáver o del corazón y rociar agua hirviendo sobre la tumba eran las medidas mas acostumbradas en Grecia. También, sobre todo en casos recalcitrantes, se desmembraba el cuerpo y se quemaban las partes o se hervían en vino[6] . Los rumanos, eslavos y gitanos acostumbraban a preparar bebidas con las cenizas que suministraban a los familiares o victimas a modo de cura.
* Repetir el funeral, cambiando de lugar la tumba, rociando agua bendita sobre el cadáver, o con un exorcismo, era una medida propugnada en los Balcanes y especialemnte por la Iglesia en Grecia para evitar la incineración pues esta disminuía la posibilidad de salvación del alma.



miedo





Origen de un vampiro

En el conjunto de creencias populares se pueden distinguir unas formas básicas, a veces complementarias entre sí, para que un ser humano se convierta en vampiro:

* Por predisposición desde el nacimiento: En Rumanía tenía más posibilidades de ser un strigoi, el séptimo o duodécimo hijo cuyos hermanos mayores eran todos del mismo sexo. O tener unas marcas de nacimiento como el hueso sacro pronunciado, abundante vello corporal y haber nacido encapuchado, es decir con la cabeza envuelta en parte de la membrana placentaria, o haber ingerido parte de la misma. Entre los eslavos también tenían mayor probabilidad de convertirse en vampiros los nacidos en Sábado Santo.
* Por muerte prematura o violenta: En la antigua Grecia en donde se denominaban vrykolakas o brucolacos a los así originados, al igual que entre búlgaros y eslavos, así como en ciertas culturas africanas y en Indonesia, se creía que los niños, adolescentes y en general las personas que habían tenido una muerte prematura o en circunstancias anormales, por suicidio o violencia, podían convertirse en fantasmas vagabundos o vampiros.
* Por incumplimiento de rituales funerarios y religiosos: En Grecia, Bulgaria y Rumanía también se creía que alguien se se convertía en vampiro después de morir si los que se debían ocupar de preparar y vigilar debidamente el cadáver no realizaban los rituales adecuados o no cumplían bien su tarea, como impedir que un animal, especialmente un perro o gato, e incluso una persona pasen a sobre el mismo. Esta creencia es similar a la de los hindúes que consideraban los espíritus o Pitrs que se encuentran a la espera de reencarnar pueden convertirse en vampiros si nadie les recuerda y realiza los rituales funerarios de rigor conocidos como shraadh y que son para facilitar su reencarnación.
* Como maldición por acciones criminales o sacrílegas: En la antigua China también se creía que se convertían en vampiros ciertos criminales, tradición similar a la existente entre los eslavos y los griegos, quienes creían que los vampiros eran brujas o personas que se habían rebelado contra la Iglesia mientras estaban vivos, vendiendo su alma al diablo y que al morir sus cuerpos podían ser poseídos por demonios. En la Europa cristiana y especialmente entre los griegos, esta creencia era reforzada con los conceptos desarrollados por el cristianismo basados en la idea neoplatónica de la vida después de la muerte y la idea de la supervivencia del alma hasta el día del Juicio Final a pesar de la corrupción del cuerpo, de aquellos que murieran arrepentidos de sus pecados y que hubieran recibidos los últimos sacramentos. Por eso, los griegos y eslavos, creían que todos aquellos que no fueran enterrados en tierra consagrada (en particular los suicidas y los excomulgados) o los que no hubieran recibido la extremaunción, tenían la mayor posibilidad de convertirse en espectros corpóreos vampiros o tympaniaios.
* Por mordedura de un vampiro: Según casi todas las tradiciones, especialmente entre los eslavos , aquella persona que moría después de ser mordida por un vampiro se convertiría a su vez en uno. Los escritores ocultistas aducen que esta manera solo es posible si hay aceptación por parte de la víctima. Los autores de literatura de ficción le han dado a esta manera una connotación sexual muy intensa, muy atractiva para propósitos dramáticos.



Vampiros, mito o realidad?





† Tipos de Vampiros †

Asambosan:
Es un vampiro Africano. Son vampiros normales sólo que ellos tienen ganchos en lugar de pies. Mordiendo a sus víctimas en el dedo pulgar.

Bahiíta:
Es el vampiro indio, su forma natural es mitad hombre, mitad murciélago, mide medio metro.

Ch'iang shih:
En China hay criaturas como Vampiros llamados Ch'Iang Shih, las creencias populares aseguran que si un gato salto por encima del cadáver de convertirá en un Ch'tang Shih .Son terriblemente pálidos y capaces de matar tan sólo con su venenosa respiración. Si un Ch'Iang Shih encuentra un montón de arroz, debe contar los granos antes de poder pasar. Su forma material es una esfera de luz.

Dhampir:
De acuerdo con la antigua leyenda de Transilvania , es el hijo de un vampiro, la única persona capaz de ver y matar a los vampiros invisibles, o lo que es lo mismo... un caza vampiros.

Ekiminu:
Ekiminus es alcohol maligno (medio fantasma, medio vampiro) no es causado por su propia muerte. Son naturalmente invisibles y son capases de poseer humanos. Se pueden destruir usando armas de madera o por exorcismo.

Itzpapalotl
Terrorífico demonio Azteca, mitad mujer mitad mariposa. Sus alas están rodeadas de cuchillos de piedra y su lengua era también un cuchillo. Tenía una capa mágica que usaba para transformarse en una bellísima mariposa.

Jaracaca:
Un vampiro brasileño con forma de serpiente.
Se decía que robaba la leche de la madre mientras esta alimentaba al hijo, al mismo tiempo el Jaracaca ponía la punta de su cola en la boca del niño.

Jigar-khor:
Era una de las muchas brujas bebedoras de sangre que se decía que encantaba las junglas de la India, eran espíritus femeninos que se suponía robaban los hígados de sus víctimas para contemplarlos mientras recitaban palabras mágicas.

Katalkanas:
El vampiro de Creta es como muchos de los originales, pero sólo puede ser matado haciéndole un tajo en la cabeza y echándole vinagre hervido.

Krvopijac:
Estos son vampiros búlgaros. Se parecen a los vampiros normales, pero tienen un solo orificio nasal y una lengua puntiaguda. Se pueden inmovilizar por poner rosas alrededor de sus tumbas. Puede ser destruido por un mago, que lo debe poner en una botella y tirarlo a una hoguera.

Lamia:
Se supo de Lamia en la Roma antigua y Grecia. Son vampiros hembras, que a menudo aparecían mitad humano, mitad animal (a menudo la parte baja era una serpiente). Comen la carne de sus víctimas disfrutándolo tanto como cuando beben sangre. Se puede matar a un Lamia usando armas normales.

Mara:
Un vampiro danés que era una hermosa mujer de día y por las noches se bebía la sangre de los jóvenes. Todo el que se enamoraba de ella sufría terribles sentimientos de sofoco y estrangulamiento, pero se la podía asustar con un cuchillo.

Masan:
Vampiro de la India es generalmente el fantasma de un niño, que se deleita en atormentar y matar a otros niños.

Masani:
Vampiro femenino de la India, se dice que es el espíritu de la tierra de las tumbas. Su piel es de color negro y su cacería comienza en la noche generalmente por algún rezo a un difunto. Cualquier persona que pase por el sitio del entierro será atacada.

Mormo:
Este vampiro de la mitología griega es sirviente de la diosa Hecate y se cree que viene del submundo.

Moroii:
Un vampiro rumano en vida. Puede ser hombre o mujer, y muestra muchas de las características de un Strigoii.


Murciélago:
Los murciélagos vampiro viven en lugares oscuros como cuevas y árboles huecos, son criaturas nocturnas que viven de la sangre de otros animales y de pequeños insectos. Los murciélagos vampiro no atacan al hombre, pero como su mordisco no hace daño, pueden beber la sangre de un animal sin que éste lo note


Muroni:
Este vampiro se encuentra en la región de Valaquia en Rumania. Se dice que tiene la capacidad de cambiar en diversas formas animales. En una de estas transformaciones el Muroni puede matar con mayor facilidad.

Nachzeher:
Vampiro que se encuentra en Kashubes al Norte de Europa. Este vampiro tiene la capacidad de matar a sus parientes por medios psíquicos.

Nelapsi:
Este vampiro eslovaco puede causar un gran daño a los seres vivientes. Se dice que el Nelapsi ha devastado aldeas enteras. También tiene la capacidad de matar con un solo vistazo.

Nelapsi:
Vampiro alemán, considerado ser un gran portador de plagas.

Nosferatu:
Nosferatu es otro nombre para el vampiro original, que se llama también vampire o vampyre.

Obayifo:
Este vampiro viviente se encuentra entre la gente de Ashanti en la Costa de Oro en África. Se cree que puede ser tanto un hombre como una mujer y que por las noches deja su cuerpo humano para alimentarse. También se cree que le gustan los jóvenes y además puede causar daños en las cosechas.

Owengar:
Vampiros de Guinea en el oeste de Africa. Eran espíritus antecesores de malvados brujos o de brujos muertos que tomaban forma física.

Rakshasa:
Rakshasa es el vampiro indio con superpoderes siendo también un mago. Usualmente aparecen como humanos o se parecen a un animal (garras, colmillos, ojos, etc.) o como animales con rasgos de humanos (pies, manos, nariz, etc.). El lado animal es a menudo el de un tigre. Comen a las víctimas, descarnándolas además de beberse su sangre. Se puede destruir a un Rakshasa por la ardiente luz del sol o por exorcismo.

Striges:
Estos demonios griegos volaban por las noches. Tenían forma de pájaros y secuestraban niños de sus cunas para luego comer su carne y beber su sangre.


Strigoi:
Este es el vampiro Rumano. Strigoi es como mucho de los vampiros originales, pero les gusta atacar en bandadas. Se pueden matar poniendo ajo en su boca y posteriormente decapitándolos o arrancándoles el corazón.

Succubus:
Este es un vampiro europeo. La manera de alimentarse es teniendo relaciones sexuales agotadoras con la víctima, alimentándose de la energía sexual. Ellos pueden asumir la apariencia de otras personas. A menudo visitarán a la misma víctima más de una vez. La víctima de un Succubus experimentará las visitas como sueños.

Vlokoslak:
Vampiros Serbios también llamados Mulos. Normalmente aparecen como personas que llevan ropa blanca. Están activos tanto de día como por la noche pudiendo asumir forma de caballos y ovejas. Ellos devoran a sus víctimas y beben su sangre. Pueden ser matados cortando su dedo del pie, o apretando una uña en su cuello.

Upierczi:
Estos vampiros tienen sus orígenes en Polonia y Rusia llamados también Viesczy. Tienen un aguijón debajo de la lengua en lugar de los colmillos. Están activos del mediodía a la medianoche y pueden ser destruidos cuando su cuerpo es quemado. Cuando el cuerpo ya esta quemado estallará y aparecerán animales ( ratas, etc.). Si cualquiera de estas criaturas escapa, entonces el espíritu del Upierczi escapará y volverá para buscar venganza.




Mito



El mito del vampiro hoy.

Hace unos ya tiempo me cuestionaron ¿Existen los vampiros?, e instintivamente conteste que no, pero ¿qué pruebas tengo de que no existen?, me volvieron a cuestionar; y la realidad es que, personalmente, no tengo pruebas para afirmar que no existen, más que lo que mayoría de las personas dice, que son tan sólo personajes de cuentos antiguos, pero tampoco tengo pruebas para decir que si existen, como otros creen.
En la actualidad hay muchos adolescentes y jóvenes que quieren aparentar la apariencia de los vampiros de los cuentos pues visten estrafalarias ropas de color negro, escuchan rock pesado, y en algunos casos hasta se maquillan la cara para verse más pálidos y se sombrean los ojos para verse más deprimentes, y la verdad muchos lo logran: se ven deprimentes. Pero por más que dicen venerar al arte gótico, que la mayoría de ellos ni saben en realidad que es el arte gótico, su apariencia vampiresca no es más que una farsa que ellos representan para escapar de la realidad de la vida que tanto temen y desconocen. Hay un juego de rol muy jugado por muchos jóvenes que maneja el tema de los vampiros, pero un juego de rol no es suficiente para cambiar la actitud de una persona y convertirla en una persona oscura y retraida.
Muchos de estos jóvenes tratan de mantener vigente al mito del vampiro, pues estos seres mitológicos representaban respeto, poder y autoridad, algo que ellos sienten no tener, pero que buscan por medio de su apariencia oscura. Y lo más curioso es que muchos de ellos creen en la existencia real de los vampiros, sin tener ninguna prueba ni indicio de que esto pueda ser, y por si fuese poco, su fantasía no termina aquí, algunos creen ser auténticos vampiros atrapados en cuerpos humanos y en algunos casos hasta practican "ritos de sangre" entre ellos.
Hace algunos años vi un documental por la televisión de un grupo que se denominaba "Instituto británico de vampirología", o algo así; y la verdad me llamó mucho la atención pues daban muchos datos sobre los vampiros, se podría decir que aterrizaban el mito y de criaturas malignas los dejaban como "una raza paralela a la humana", pero ellos afirmaban que eran reales. El conductor, un supuesto investigador caza-vampiros, comentaba que los vampiros sí se alimentan de sangre como el mito lo dice, pero no se convierten en murciélago como cuentan las leyendas.
Mencionaba que tienen una resistencia y fuerza física metahumana, y no resisten la luz solar más que un par de horas ya que les causa quemaduras en su delicada piel, pero si por alguna necesidad tienen que andar bajo la luz del Sol, lo hacen con lestes oscuros, sombrero y camisas de manga larga, de colores claros y no oscuros como algunos pensarían, para protegerse de la luz. Y aseguraban que son difíciles de eliminar, cuando llega a ser necesario.
En ese "documental" se exponía que hay dos tipos de vampiros, los que son carismáticos, aficionados a la buena vida, que pueden ser discretos o extrovertidos, su posición socioeconómica es media-alta, aunque no les gusta llamar demasiado la atención, y por lo general se alimentan de su circulo de "amigos", pero no los convierten con una sola mordida como muchos piensan, para convertirse, al parecer tienen que mezclarse las sangres. Y existen de los que actúan como "depredadores" que se comportan como el clásico vampiro de película que anda merodeando, acosando y atacando a personas desprevenidas y a animales de granja. Afortunadamente afirmaban que de estos hay pocos, pero eran muy peligrosos, y para enfrentarlos se necesita de un "cazavampiros bien capacitado". He buscado información sobre este supuesto Instituto británico de vampirología pero no he encontrado ninguna referencia de él.
También hace unos cuantos años supe de una organización cristiana "secreta" que se dedicaba a erradicar a "criaturas malignas" (vampiros, hombres lobo, hombres reptil, etc.), pero la diferencia era que no lo vi en televisión, por cuestiones originadas por un programa de radio que existía allá por 1998, me topé en persona con un joven que dijo ser uno de sus presuntos miembros, eso me dio mucho que pensar (fanatismo y/o fantasía pensé), no me dio datos de este presunto grupo de "caza-monstruos" , pero sinceramente espero que todo haya sido una mala broma. Hasta el momento no creo en los vampiros reales, los "homo hematofagus", y sinceramente diría "no creer hasta no ver", y espero nunca tener que creer, aunque temo, afortunadamente, que eso nunca sucederá.




vampiros





realidad




Aunque la lucha contra el vampirismo variaba en ciertos detalles según los lugares, siempre era drástica, y no podía ser realizada por personas medrosas. La técnica favorita consistía en clavar una estaca de madera o de hierro en el corazón del supuesto vampiro (método también utilizado en Gran Bretaña para impedir que los espectros de los suicidas vagaran por la noche). Con frecuencia, el vampiro así tratado despedía un hedor repugnante, cosa que nada tiene de sorprendente, y en un caso se describió un cadáver que «se hinchó como una gran sanguijuela a punto de reventar». Los procesos normales de descomposición, con los que muchos lectores modernos distan de estar familiarizados, justificarían a la vez el olor insoportable y esta hinchazón grotesca, pero los campesinos supersticiosos, aterrorizados como estaban, no se detenían a considerar este hecho cuando se trataba de eliminar por medios expeditivos al «vampiro». Otro informe manifiesta que «brotaba en cantidad una sangre fresca y de color escarlata, por la nariz, la boca y cierta parte del cuerpo que la decencia impide nombrar». Sin embargo, los que están familiarizados con los efectos físicos de la muerte -enfermeras, personal de las empresas funerarias y verdugos, entre otros- saben perfectamente que estas emisiones no son raras cuando se relajan los músculos después de la muerte, tanto antes de que se instaure el rigor mortis como al dejar éste de ejercer sus efectos. Con muy raras excepciones, los cadáveres se descomponen, pero no todos los cadáveres no descompuestos son vampiros.
Existen, sin embargo, detalles curiosos que parecen indicar que ciertos relatos referentes a los vampiros señalan hechos anormales y que merece la pena investigar. Se ha dicho que uno de los «no muertos» lloró y gritó con rabia cuando le fue clavada la estaca. Esto hubiera sido ciertamente notable de haber estado el hombre verdaderamente muerto, pero no resultaría tan extraño si hubiera sido enterrado vivo aunque todo pareciera indicar su muerte, es decir, en estado de catalepsia. Y parece ser que algunas de estas historias han exagerado el tiempo que llevaba el «vampiro» muerto y enterrado, como veremos seguidamente.


miedo


dom Calmet, experto vampirólogo del siglo XVIII

En 1746, el monje francés dom Calmet, una de las primeras autoridades en vampirismo, trató de mantener una actitud objetiva en su búsqueda de la verdad. Y esta verdad no siempre resultaba fácil de discernir bajo el peso de numerosas supersticiones y de unos relatos más que confusos por parte de los testigos. No obstante, se vio obligado a admitir:


Vampiros, mito o realidad?



Se nos dice que los muertos vuelven desde sus tumbas, que se les oye hablar, que caminan, que atacan a hombres y animales cuya sangre arrebatan, haciéndoles enfermar y causando finalmente su muerte. Y la gente no puede librarse de ellos hasta que exhuman los cadáveres y atraviesan sus cuerpos con una estaca bien aguzada, o les cortan la cabeza, les arrancan el corazón, o queman los cadáveres hasta reducirlos a ceniza. Parece imposible no suscribir la creencia predominante según la cual estas apariciones proceden en realidad de sus tumbas.
Con todo, no es ésta una afirmación que soporte un examen minucioso. El relato de dom Calmet no es el de un testigo ocular, y su susceptibilidad ante la «creencia predominante» de su época hubiera podido convertirle en un cazador de brujas, un nazi o cualquier otro tipo de fanático sin la menor exigencia intelectual.
Sin embargo, el gran filósofo francés Jean Jacques Rousseau fue mucho más allá al afirmar audazmente: «Si hubo alguna vez en el mundo un hecho garantizado y probado, es el de los vampiros. No falta nada: informes oficiales, testimonios de personas de alta categoría, de cirujanos, de religiosos y de jueces; las pruebas judiciales son abrumadoras.»
Con todo el debido respeto a un gran hombre, Rousseau muestra mayor fe en las «personas de alta categoría» que en los vampiros. Y no es verdad -al menos en su declaración- que «no falte nada»; ciertamente abundan las pruebas a favor, pero Rousseau no podía tratar con tanta ligereza el tema del vampirismo.



El reverendo Neil Smith, conocido exorcista de Hampstead, en Londres, cree que incluso en la populosa capital existen vampiros. Según él, son mitad animal y mitad ser humano, y absolutamente malignos. Descarta la idea de que los ataques de los vampiros sean todos «fruto de la mente» de la supuesta víctima, y cita lo que para él constituye una prueba indiscutible de su existencia, pues asegura haber intervenido personalmente en varios casos de vampirismo. Una víctima le enseñó «las marcas en sus muñecas, que aparecían la noche en que le era extraída sangre, marcas casi iguales que las realizadas por los arañazos de un animal». Niega con vehemencia que estas marcas pudieran haber sido infligidas por la misma víctima, y cita otro ejemplo de un hombre en Sudamérica, que presentaba un fenómeno similar, «como si un animal le hubiera atacado y chupado la sangre».

Los romanos, pese a sus excesos en otros aspectos, se horrorizaban al oír las historias según las cuales los cristianos, como parte de su culto, comían carne y bebían sangre. De hecho, parece probable que una ínfima minoría de los primitivos cristianos, al confundir la naturaleza simbólica de la comunión con el pan y el vino, hubiesen recurrido al canibalismo. Pero beber sangre, por más que pueda antojársenos un acto repulsivo, es algo muy diferente del vampirismo sobrenatural, y todo ello parece hallarse a años luz de nuestro «ilustrado» mundo moderno. Con todo, en fecha tan reciente como 1973, y en un escenario absolutamente insólito para tales manifestaciones, el temor atávico al vampiro provocó la muerte de un hombre.

El hecho sucedió en Stoke-on-Trent (Staffordshire, Inglaterra) en el corazón del «distrito de las cerámicas», una localidad en otro tiempo pródiga en actividades comerciales y escándalos de nuevos ricos, pero que actualmente se distingue tan sólo por una grandeza decadente y una sensación de inútil despilfarro. Por consiguiente, la hilera de lóbregas casas de estilo gótico, conocidas como «The Villas», no parece fuera de lugar en este paisaje melancólico. Pero lo que sucedió en la casa número 3 no puede considerarse en absoluto como un hecho natural.

Demetrious Myicura murió allí en circunstancias tan extrañas como espeluznantes. Poco se sabía acerca del difunto, excepto que era un inmigrante polaco que había llegado a aquella región 25 años antes, y que desde entonces había trabajado allí.

Un buen día no compareció en su puesto de trabajo, y nadie le vio durante varios días; preocupados, los vecinos avisaron a la policía. John Pye, un policía joven e inteligente, realizó una investigación. Al parecer, Myicura sentía una extraña aversión a la electricidad, ya que en su habitación habían sido eliminadas todas las bombillas. Utilizando su linterna de bolsillo, John Pye examinó el lugar. En el suelo había periódicos esparcidos por doquier, así como una vieja sartén debajo de la cama en la que yacía el muerto, semicubierto por un montón de ropas viejas y mantas deshilachadas. Completamente vestido, con una mano debajo de la cabeza y la otra reposando sobre su cintura, daba toda la impresión de estar durmiendo, excepto por el hecho de que su boca estaba completamente abierta, lo que confería a su rostro una expresión de horror.



CIRCUNSTANCIAS SOSPECHOSAS

El informe del forense indicó que el hombre se había asfixiado al atragantarse con una cebolla en vinagreta. Por otra parte, no tiene nada de raro que la policía y los vecinos encuentren muertas a personas solitarias, algo excéntricas, que viven en un ambiente misérrimo. El incidente hubiera podido pasar prácticamente desapercibido de no haber intrigado a John Pye un par de detalles en aquella habitación caótica, detalles que ni siquiera valía la pena mencionar en los primeros momentos, porque no parecían guardar relación alguna con el fallecimiento del desdichado.
En primer lugar, la habitación había sido generosamente espolvoreada de sal. Entre las piernas de Myicura había una bolsa llena de este producto, y otra detrás de su nuca. Había también sal mezclada con orina en varios recipientes distribuidos por toda la habitación y un cuenco colocado boca abajo sobre la repisa de la ventana ocultaba una mezcla de excrementos... y ajo.
Estos curiosos y desagradables detalles recordaron a Pye algo que había oído o leído en alguna parte, y de pronto se le ocurrió lo que podían significar. Fue a la biblioteca y consultó La historia natural del vampiro de Anthony Master (1972). Sus sospechas se vieron confirmadas: la sal, la orina y el ajo constituían los elementos de un ritual antiquísimo para protegerse contra los vampiros.
Persuadió al juez de instrucción para que se examinara de nuevo la «cebolla en vinagreta», y resultó que, como John Pye había sospechado, se trataba en realidad de un diente de ajo. Myicura debía de haber sufrido terribles agonías de horror en su habitación, tan aterrorizado por los vampiros que llegaba incluso a dormir con un diente de ajo en la boca, y fue este «dispositivo protector» lo que finalmente le causó la muerte por asfixia.
Las obsesiones, especialmente entre las personas solitarias, adoptan formas diversas, y es evidente que ese hombre padecía la obsesión de los vampiros. Procedía de la Europa oriental, donde el miedo a los «no muertos» todavía es corriente; vivía solo, y bien cabe la posibilidad de que su mente estuviera desequilibrada.
Pero, aunque nadie sabrá nunca si estas abominables criaturas fueron alucinaciones o proyecciones de su mente, o bien la fantasía de un enfermo, el terror que inspiraban era real. Por tanto, no es erróneo decir que finalmente fueron los vampiros quienes acabaron con él.


Mito



CARACTERISTICAS:

La descripción de estas criaturas varía de autor en autor y de mitología en mitología. La mayoría de atributos de un vampiro que forman parte del folclore contemporáneo, que a veces incluso contradicen la naturaleza primordial del vampiro tradicional original, provienen de la literatura, sobre todo de la novela Drácula y las películas basadas en ella, así como de los cómics y videojuegos. Por eso, de las siguientes características, solo algunas son las esenciales o comunes en el folclore general o como parte de las creencias de ciertas regiones, y otras inventadas por los novelistas y libretistas de cine o diseñadores de videojuegos.

* Fueron humanos mortales, pero ahora están en un estado intermedio entre la vida y la muerte, de ahí que se les llame no-muertos, revinientes o redivivos. Esta naturaleza determina su aspecto básico:
1. Entre los eslavos, griegos y pueblos de Europa del este, un cadáver desenterrado era considerado vampiro si su cuerpo parecía hinchado y le salía sangre (presuntamente de sus víctimas) de la boca o la nariz. También si notaban que sus uñas, pelo y dientes eran más largos que cuando había sido enterrado e incluso poseía un aspecto más saludable de lo esperado, mostrando piel sonrosada y pocos o ningún signo de descomposición.
2. En Transilvania (Rumanía) se consideraba que los vampiros eran flacos, pálidos, y poseían unas largas uñas y largos y puntiagudos caninos (colmillos).
3. En Bulgaria y Polonia se les atribuye tener un solo orificio nasal así como una especie de aguijón en la punta de la lengua.
4. Según algunas culturas, tienen la posibilidad de transformarse en insectos, murciélago, rata, lobo o en niebla. La forma más mencionada en la cultura popular es la del murciélago.
* Se alimentan primordialmente de la sangre de sus víctimas aunque hay descripciones de que también son antropófagos y en algunas culturas se consideraba que la sangre no era la base de su sustento, sino el "fluido vital" humano o la energía psíquica.
* No se reflejan en los espejos ni tienen sombra, tal vez como una manifestación de la carencia de un alma. Este atributo no es universal, pues por ejemplo el vampiro griego vrykolakas/tympanios poseía tanto sombra como reflejo, pero es muy popular gracias a novelistas como Bram Stoker que lo menciona en su novela Drácula.
* Los vampiros, por su naturaleza demoniaca, no soportan los símbolos cristianos y por ello pueden ser alejados usando una cruz cristiana o con agua bendita y no pueden cruzar por terrenos consagrados como los de una iglesia.
* Son indestructibles por medios convencionales y son extremadamente fuertes y rápidos pero se debilitan junto a las corrientes de agua.
* Aunque en general se supone los vampiros son vulnerables a la luz del sol, entre los eslavos se creía que no solo pueden resistir la luz del sol, sino que en algunos casos podían viajar a otro pueblo y llevar allí una vida normal.

* Algunas tradiciones sostienen que un vampiro no puede entrar en una casa si no es invitado por el dueño; pero que una vez es invitado puede entrar y salir a placer.
* En algunas zonas de Europa del este, se cree que el vampiro es un ser lujurioso que vuelve al lecho conyugal a procrear con su esposa, criaturas con características especiales (que varían en cada región), que se conocen como dhampiros.
* Tienen una afinidad natural con la magia negra y concretamente con la necromancia, que dominan con mayor facilidad que el hechicero no vampiro más diestro.




vampiros





VAMPIROS EN LA EDAD MEDIA:

En la edad media los vampiros empiezan a ser parte de mitos y leyendas relacionados con personajes reales o con sucesos e identidades míticas con algún trasfondo real.
En la Saga Eyrbyggja que data del siglo XIII, sobre la colonización de Islandia, se cuenta como un jefe normando, Thorolf, regresa de su tumba para aterrorizar a la población hasta que su cadáver es incinerado.
En Rusia las creencias sobre vampiros, ligada al culto a los antepasados como parte del paganismo eslavo persistente, eran motivo de preocupación entre los evangelizadores cristianos en el siglo XI, según se desprende de los comentarios del traductor al ruso de una homilía de San Gregorio Magno.
En la Grecia cristiana se creía también en los Vrykolakas o tympanios que atacaban a su familia y amigos después de muertos.
En Inglaterra Walter Map en su obra De Nugis Curialium (1190) y William de Newburgh en el libro 5 de su Historia rerum Anglicarum (1196), incluyen relatos tradicionales de vampiros.
En España, en la región catalana del Alto Ampurdán (Gerona), se originó en el siglo XII una leyenda un poco olvidada pero que quizá sea la más importante sobre vampiros en la península Ibérica, y es la del Conde Estruch, Estruc o Estruga, un anciano caballero feudal, defensor de la cristiandad que vivió en el Castillo de Llers, destruido durante la guerra civil española, y quien se dice que murió asesinado y, como consecuencia de una maldición por su represión de las costumbres paganas que persistían en la zona, se convirtió en vampiro, aterrorizando mucho tiempo a los habitantes de la comarca, seduciendo también a jóvenes mujeres que quedaban embarazadas para dar a luz engendros monstruosos que morían al nacer.
Igualmente en la población de Tarragona llamada Pratdip, nombre que en catalán significa “Prado del vampiro”, existe la leyenda de los “Dips”, unos perros vampíricos que asolaron la comarca y cuya figura aparece en el escudo de la población, así como en retablos de una ermita cercana dedicados a la patrona local, Santa Marina. En esa población existen también las ruinas de un castillo que la tradición oral local atribuye fue la morada de Onofre de Dip, otro señor feudal convertido en vampiro.
En Escocia existe una leyenda que se remonta al reinado de Jacobo VI de Escocia en el siglo XVI, sobre Sawney Beane quien conformó una salvaje e incestuosa familia de caníbales y vampiros que asoló la comarca de East Lothian durante 25 años, hasta que fueron descubiertos en la cueva en que vivían y ajusticiados en Leith Walk.


realidad



El vampiro en la edad moderna

Desde comienzos del siglo XVIII las menciones del vampiro pasaron de las tradiciones populares a las publicaciones periodísticas y eruditas en Europa, apareciendo descripciones y análisis de casos específicos, de los cuales el más emblemático es el de un hajduk serbio llamado Arnold Paole que motivó la inquietud de las autoridades del Imperio austrohúngaro hasta el punto que comisionaron sucesivas investigaciones conducidas por médicos militares autriacos que incluyeron la exhumación y examen de los cadáveres sospechosos. El 13 de febrero (1731), el padre de uno de los investigadores , el vienés Dr. Johann Friedrich Glaser, corresponsal del diario Commercium Litterarium de Núremberg, remitió al periódico una carta describiendo el caso tal y como se lo relató su hijo mediante una misiva fechada el 18 de enero. Mas tarde el médico Johannes Flückinger, quien condujo la segunda investigación, publicó en Belgrado la obra titulada Visum et Repertum (1732). Este libro, que circuló con profusión por Europa, popularizó el vocablo latino vampirus que no se empleaba con normalidad hasta entonces. y junto a la carta de Glaser fueron difundidos, citados y reproducidos en numerosos tratados (Ver El vampiro en la literatura) y artículos contribuyendo así a la propagación de la creencia en vampiros entre los europeos cultos. Los errores en estos informes médicos que dieron origen a la leyenda se explican hoy día por la poca comprensión que se tenía en la época sobre el proceso de descomposición de los cadáveres.
En el llamado Siglo de las Luces, cuando se propugna el triunfo de la razón y el desprestigio de las supersticiones, se trató de desvirtuar las leyendas sobre vampiros. En 1746 el monje benedictino Dom Augustin Calmet publicó su obra "Dissertations sur les apparitions des anges, des démons & des esprits et sur les revenans et vampires de Hongrie, de Boheme, de Moravie & de Silesie ..." con la intención de desacreditar el mito con argumentos cristianos. ; pero ésta con otras obras que nacieron a la sombra de la Ilustración en contra del mito de los vampiros, como la Dissertatione sopra i vampiri (1774) del arzobispo de Florencia Guiseppe Davanzati, sólo consiguieron incrementar aún más la creencia en ellos.


miedo



El vampiro en la edad contemporánea

El vampiro, que ya desde el siglo XIX es un icono universal en la literatura de ficción, sigue presente en crónicas periodísticas y en leyendas urbanas actuales. El caso más famoso en EUA en tiempos recientes y clásico en el folclore de Nueva Inglaterra, ajustado a los cánones del mito, es el incidente sucedido con Mercy Brown fallecida a los 19 años a causa de tuberculosis en Exeter, Rhode Island, y cuya exhumación en 1892 fue realizada ante el temor de que se había convertido en vampiro.
Igualmente es notable, en la Inglaterra del siglo XX, el caso del vampiro del cementerio de Highgate, en el suburbio londinense, que a finales de la década de los 60s fue el escenario de una leyenda urbana según la cual era rondado por un vampiro con características fantasmagóricas que cobró algunas víctimas antes de ser destruido con intervención de autodenominados cazadores de vampiros, que incluso llegaron a organizar una cacería la noche del 13 de marzo de 1970, cuando decenas de curiosos y ocultistas invadieron el cementerio en busca del supuesto vampiro.

En regiones de África postcolonial y en pleno siglo XXI, se siguen produciendo rumores sobre vampiros asociados a los colonos, misioneros o representantes de organismos europeos y adaptados a la modernidad, pues se mencionan vehículos automotores, sobre todo de los pintados de color rojo, usados para raptar a las víctimas y uso jeringas para extraerles la sangre



SUS ENEMIGOS NATURALES


Vampiros, mito o realidad?




La guerra entre licantropos y hombre lobo, desde el punto de vista antropologico e histórico es la representación de la guerra entre la nobleza y el pueblo...
Los vampiros son puestos como gente de piel clara y con elegantes vestimenta, puramente superficiales(nobleza, clero), mientras q los licantropos son bestias salvajes q , según los libros trabajan de esclavos a los vampiros y son incivilizados(el pueblo oprimido)...
Muchos relacionan el origen del hombre lobo con la mitogía griega: Lycaon, rey de Arcadia, fue convertido en lobo por Zeus tras intentar engañarle. Otros opinan que el mito del licántropo es una evolución de la figura de los Berserker, guerreros oso de la mitología nórdica. También en el Antiguo Egipto hay precedentes: el dios Osiris se transformó en lobo para proteger a su familia del maléfico Tifón, y Anubis, el dios con cabeza de perro, podría ser primo hermano de un hombre lobo...Pero esa ya es otra historia...




Mito



VAMPIROS EN LA FICCION:

Actualmente los vampiros estan de moda, muchas de las series mas exitosas en el mundo se basan en historias vampiricas, asi como tambien en el cine o en libros.
Es un fenomeno que crece sin fronteras y si bien en estas historias hay parametros diferentes, sus habilidades o debilidades no son las mismas, todas ellas son realmente interesantes.
Peliculas que recomiendo:
-Saga crepusculo
-Blade
-El diario de un vampiro
-Underworld
-Van Hellsing

Series:
-The vampire diaries
-True blood
-Buffy la cazavampiros



vampiros


realidad


miedo


Vampiros, mito o realidad?


Mito


vampiros


realidad








miedo




link: http://www.youtube.com/watch?v=NqvzF059aCc


link: http://www.youtube.com/watch?v=x44yAaeFE44&feature=related


link: http://www.youtube.com/watch?v=1z-ie1Jw8Gk&feature=related


ESPERO LES HAYA GUSTADO!

Vampiros, mito o realidad?

Fuentes de Información - Vampiros, mito o realidad?

Tags: Mito | vampiros | realidad | miedo

Dar puntos
78 Puntos
Votos: 11 - T!score: 7.5/10
  • 6 Seguidores
  • 15.793 Visitas
  • 18 Favoritos

21 comentarios - Vampiros, mito o realidad?

@jorgeba2010 Hace más de 3 años
Esperemos que mito
@Marper96 Hace más de 3 años
mito
@Screamxinxthexsilence Hace más de 3 años -2
тe ιnvιтo a qυe тe υnaѕ a la coмυnιdad de υn jυegazo de zoмвιeѕ onda cs pero con мejoreѕ grafιcoѕ y aмвιenтado en υna ιѕla paradιѕιaca!!™


http://www.taringa.net/comunidades/deadisland/


Mito
@agush_mantis Hace más de 3 años
@Nightrain_t Hace más de 3 años +2
Eso no se duda, realidad
@mateocapocrack Hace más de 3 años -1
ojala mito
@McBris3 Hace más de 3 años +1
donde hay una succubus ?
@ZiiraaxDeath Hace más de 3 años +1
McBris3 dijo:donde hay una succubus ?

como south park? jajajajajja
@LIKOT_STRIFE Hace más de 3 años +2
vampiros
@Nachooooooooooo Hace más de 3 años -2
Lo que queremos ver:
realidad

Lo que NO queremos ver:
miedo
@FelipeAioros Hace más de 3 años +2
Nachooooooooooo dijo:Lo que queremos ver:
Vampiros, mito o realidad?

Lo que NO queremos ver:
Mito

Hey qué te pasa, yo vi Crepúsculo y pensaba que era una mariconada, pero si bien lo es la peli es muy buena, no por ver Crepúsculo te conviertes en marica NO!
@render422 Hace más de 3 años +1
Esto no va mas alla de un antiguo mito. En la edad media aparentemente se origino una secta que bebian sangre humana. Hoy se ha descubierto ese fenomeno que paso a ser una enfermedad clasificada por la ciencia, un desorden psiquico que lleva a la persona a beber sangre para extender su vida, basado todo en los evangelios y el acto de beber y comer la sangre de Cristo.

La Inquisicion termino con estas practicas pero muchos poblados seguian manteniendo el mito a fin de de evitar meriodarores nocturnos que entraban a robar en los caserios. El solo hecho de pensar que habia vampiros los hacian desviar su camino. Es como el mito de los castillos embrujados o con fantasmas, era la forma de sus dueños evitar que entraran a saquearlos.

Hoy dia quedan algunas sectas ocultas y aberrantes que practican mas alla del acto de beber sangre, en Japon hace unos años se desbarato una secta que tenia por costumbre comer fetos humanos bajo la creencia de que el bebe muerto traia en si una carga de energia astral que se desvaneceria en el momento de su entierro.

Y para finalizar creo sinceramente que la persona que hoy beba sangre humana se juega la vida. Primero porque no tiene valor nutritivo y generara ulceras en el estomago y segundo que puede ver de una persona infectada por alguna enfermedad terminal que a la postre se lo llevara a el tambien.

Me recuerda la "Guerra de los Mundos" de Orson Wells donde los extraterrestres se alimentaban de humanos liquados y vaya que les fue mal porque fue una almuerzo que resulto ser fatal.

Mitos y nada mas que mitos.
@vic1988vic Hace más de 3 años +2
mmm...realidad!!!
@Bostero_CABJ Hace más de 3 años +1
Realidad :[
@lapomela Hace más de 2 años
segun el ultimo video,,,, minuto 0:33..

"...El 11 de diciembre del 2012, de escocia, Alan Memphis de 22 años, acabo con la vida de su amigo!!

busquenlo en el face y avisenle que dentro de un año lo mata Alan!!!
copda la info igual y muy completa!
@furioso500 Hace más de 2 años +1
Buenisimo post! +10
@David_Auditore Hace más de 10 meses +1
Lo Unico que podria Recomendar de Vampiros es TrueBlood y Los Libros de Anne Rice , Todo lo demas que he visto de Vampiros me a parecido reverenda Mierda!
@aaleroniediio Hace más de 9 meses
¿donde hay una sucubus?
@TaringMartt Hace más de 7 meses
realidad