Hola amigos este es mi segundo post espero que les guste

El cirujano loco

Hace ya muchos años, en el departamento de piriapolis, uruguay, se dice que vivía en una casa normal y corriente un cirujano con la finalidad de hacer que la vida durase más. nadie lo conocía, ni él conocía a nadie de aquel pueblo, pero todos sabían que estaba en el sótano de aquella casa trabajando todo el tiempo, cuentan que se podía ver el resplandor de una luz todas las noches en aquel misterioso lugar y se cree que es cuando aprovechaba para investigar con órganos de personas asesinadas por él mismo.

una noche de verano, unos chicos por curiosos decidieron comprobar ellos mismos si la historia que contaba la gente del pueblo era real, así que fueron a visitar al cirujano, se acercaron al sótano y al llamar a la puerta se la encontraron abierta:
- ¿hola, hay alguien?, pero nadie contestaba...
uno de ellos vio una escalera hacia un subterráneo y éstos la siguieron decididos a investigar. bajaron cuidadosamente, muy poco a poco y a medida que avanzaban empezaron a vislumbrar el resplandor de una luz tenue, armados de valor y grandes dosis de curiosidad siguieron adelante, uno de ellos se asomó y vio al cirujano sacándole las tripas a un cuerpo de mujer, sorprendido y asustado se quedó inmóvil sin poder reaccionar, sólo el grito de atención de aquel despiadado ser los hizo reaccionar gritando llenos de pánico pero de nada les sirvió, el cirujano les atacó con su afilado bisturí y a uno le provocó cinco cortes pero consiguió escapar, el otro quedó adentro y en medio de la pelea por sobrevivir la casa se prendió fuego y allí quedaron para siempre el chico y aquel misterioso cirujano.

a la mañana siguiente cuando la policía fue a investigar encontraron el cuerpo sin vida del chaval pero ningún rastro había del cirujano.

años más tarde, el chico que supervivió creció y compró aquella casa con la estancia que a su alrededor quedaba, el hombre contaba que por las noches veía una imagen de persona con la cara quemada rondando los habitáculos y que al acercarse éste se desvanecía ante sus ojos.

hoy la casa está totalmente abandonada y todavía hoy se dice que el espíritu de aquel cirujano permanece entre aquellos muros y muchos aseguran ver algunas noches el resplandor de una tenue luz que sale del sótano…


La aparecida


Esto le sucedió a un chofer, él chofer manejaba camiones se dedicaba a transportar madera procedente de la selva del Perú y de ahí la llevaba hacía la costa. Una noche de fuerte tormenta, mientras conducía con gran precaución su camión cargado algo le sorprendió. Entre la espesura Salió una chica que le hacía señas para que parara su camión. El chofer frenó como pudo y consiguió, milagrosamente evitar un accidente fatídico.

La chica le pidió que la llevara a un pueblo cercano, como era ya tarde y estaba lloviendo mucho el chofer aceptó.

Cuenta él, que al subir la muchacha al camión sintió un extraño frío que le recorrió todo el cuerpo, pero él no le dio importancia y como la chica estaba totalmente mojada mi tío le prestó su casaca para que se arropara.

Al llegar al pueblo, ella señaló una casa y se bajo del camión.

El chofer continuó su camino algo sorprendido, esa chica tenía algo extraño.

Al entrar en la ciudad, recordó que como siempre debía entregar los documentos en un control y es ahí cuando se da cuenta de que no los llevaba encima, estaban en la casaca que había prestado a la muchacha que recogió en la carretera.

Al no poder pasar el control, decidió pasar la noche en el camión y salir a la mañana siguiente hacía la casa que señaló aquella misteriosa chica la noche anterior, cuando llegó, llamó a la puerta y abrió una señora.

Entonces el chofer amablemente le contó lo sucedido, pero la señora negó que llegara una muchacha empapada la noche anterior, es más allí no vivía ninguna muchacha.

Pero el chofer insistió, y la describió, la señora sorprendida y con cara de preocupación, sacó una foto de su cartera y se la mostró, mi tío afirmó que era aquella la chica que recogió en la carretera la noche anterior.

La señora, con lágrimas en los ojos le contó que esa era su hija, había muerto dos años atrás.

El chofer incrédulo, no le creyó y entonces la señora lo llevó al cementerio del pueblo. Allí estaba la lápida en forma de cruz y en el centro la fotografía de aquella preciosa chica, y colgada, la casaca que la noche anterior mi tío le dejó para que entrase en calor.

Nunca más, mi tío recogió a nadie.

¡A TODOS, NO RECOJAN A NADIE EN EL CAMINO PUEDE SER UN APARECIDO!


El arbol del vampiro

Cuenta la historia que en el siglo XVIII en la Guadalajara colonial llegó un misterioso hombre que venía de Europa y que se quedó a vivir en un pueblito llamado Belén, se llamaba Don Jorge y era uno de los más ricos hacendados del pueblo, sin embargo los habitantes del poblado le temían ya que acostumbraba a vestir siempre de negro y salir solo por las noches.
Al poco tiempo la gente se alarmó al ver que aparecían animales muertos, pero días después se encontraron cadáveres de personas sin una gota de sangre. Este hecho causó un gran temor en el corazón de aquellos humildes campesinos, los cuales se encerraban en sus casas antes del atardecer y rezaban temerosos por sus vidas.
Finalmente se reunieron y armados de valor, palos, antorchas y machetes decidieron ir en busca del asesino. Cerca del panteón oyeron gritos, y al llegar vieron con horror a don Jorge que estaba mordiendo el cuello de uno de los campesinos. Cuando el vampiro se vio rodeado huyó dejando a su víctima ensangrentada. Al día siguiente la gente fue a ver al cura del pueblo y le pidieron que les ayudara a detener al vampiro que los aterrorizaba.
Así llegaron a la hacienda de don Jorge y el cura le realizó un exorcismo y el vampiro retrocedió maldiciendo y jurando que se vengaría de todos ellos, entonces uno de los aldeanos le clavó una estaca en el pecho. Una vez muerto fue enterrado en el panteón de Belén.
Se dice que meses después la lápida se rompió y en su lugar nació un árbol de tronco grueso y de raíces profundas. Cuenta la leyenda que el día que el árbol sea cortado o las raíces rompan por completo la lápida don Jorge regresará para tomar venganza contra aquellos que lo apresaron.
Así que si se dan una vuelta por la republica mexicana, no olviden visitar en Guadalajara, un pobladito llamado Belén donde aun hoy se puede observar el magnífico árbol erguido sobre su tumba.


COMENTA O MUERE EL GATITO

Leyendas Urbanas Largas